Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 8 de enero de 2018

EL COMPROMISO DEL CRISTIANO

Introducción:
El ser humano sabe que tiene derechos los cuales deben ser respetados por las demás personas. Hoy el mundo aboga por los derechos de todas las personas. Se ven movimientos que defienden los derechos de la mujer, de los niños, de los homosexuales, de los criminales, etc. Pero en cuanto a los deberes u obligaciones que las personas deben cumplir hacia los demás, no existe la misma presión o exigencia.
Las personas quieren que satisfagan sus derechos pero no quieren cumplir con sus obligaciones.
Todos tenemos obligaciones y debemos cumplir con ellas, estas obligaciones son contraías en algún momento de nuestras vidas. Por ejemplo cuando nos casamos contraemos obligación con nuestro cónyuge, con nuestros hijos, etc.
Cuando creímos al evangelio y nos bautizamos, contrajimos obligaciones para con Dios y para con nuestros hermanos. Estas obligaciones debemos esforzarnos por cumplirlas. Muchos cristianos han entendido este compromiso que asumieron con Dios y tratan de cumplirlo pero también hay cristianos que no respetan el compromiso que han asumido con Dios y con su reino. El cristianismo sin compromiso, no es cristianismo, el cristiano que no quiere compromisos debe entender que cuando se bautizo los acepto y si nos los cumple esta desobedeciendo a Dios.
1.  ¿Qué es un compromiso?
La definición es obligación contraída, también se conoce como deber, convenio, pacto, responsabilidad, etc.
Los cristianos hemos asumido responsabilidades, deberes con Dios mediante aceptar su pacto. Estas obligaciones debemos cumplirlas para que podamos disfrutar de las bendiciones del pacto.  Hebreos 9:15  O el castigo por no cumplirlo. Hebreos 10:29 
2.  Compromisos u obligaciones contraídas por el cristiano.
Son muchas las obligaciones que tenemos los cristianos solo mencionaremos las más importantes.
a)  Negarse a sí mismo.
Uno de los mandamientos más difícil de cumplir, toda persona siempre vive, trabaja y se esfuerza en la vida para satisfacer sus necesidades y deseos. Siempre su prioridad es para si mismo. Pero Jesús nos pide que nos neguemos a nosotros mismo. Mateo 16:24-25  Negarse es entender que debemos desechar de nosotros lo que es pecaminoso, lo que a Dios desagrada, que primero debe estar Dios que nuestra propia satisfacción, que nuestra propia vida, que nuestra familia, etc. Si queremos seguir dándole importancia a nuestra vida carnal, perderemos al vida eterna. Lucas 14:26-27 
b)  Amar a Dios con todo su ser.
Dios debe ser siempre nuestra primera prioridad. Cumplir su voluntad por encima de la nuestra. Marcos 12:30 
c)   Amar a su prójimo como a sí mismo.
No solo debemos amar a Dios sino  a nuestro prójimo tanto como nosotros mismos nos amamos. Este mandamiento es difícil, pero debeos esforzarnos por cumplirlo. Cuando se trata de nuestra familia carnal damos la vida por ellos, por nuestros hijos, por nuestros nietos, por nuestros padres, por nuestros hermanos. Esta actitud debe ser igual con el prójimo que no forma parte de nuestro entorno familiar. Lucas 10:27  
d)  Abandonar nuestro viejo ser pecaminoso: nuestra obligación a cambiar.
Después de bautizarnos comienza nuestra lucha con nuestro ser carnal, con el ser que siempre hemos sido. Debemos esforzarnos por deshacernos del viejo ser lleno de vicios y pecados. Algunos cristianos son  comprometidos y tienen temor de Dios y logran avanzar rápido, pasan de ser un ser carnal y pecaminoso a un cristiano espiritual maduro. Por el contrario hay muchos otros que pasan los años y no cambian mucho, su avance ha sido lento. Muchos creen que es porque no han entendido, pero no es así, por lo general es que no tienen temor de Dios y en su corazón endurecido no se someten a la voluntad de Dios. Efesios 4:22-24 
Algunos dicen háganlo poco a poco, Dios dice esfuércense, procuren con diligencia. 2 Pedro 3:11-12  2 Pedro 3:14 
e)  El compromiso de crecer en la palabra.
Debemos ser diligentes en estudiar la palabra, de retenerla y de crecer espiritualmente en ella. Colosenses 1:10 
El crecimiento no es solo adquirir conocimiento, sino también ponerlo por obra. Viviendo como es digno de nuestro Dios y siempre esforzándonos por agradarle. No debemos ser oidores olvidadizos ni obreros que tenemos fe, pero no tenemos obras. Santiago 2:26  Las obras es aquello que DIOS demanda de nosotros y que debemos cumplirlas.
f)    El compromiso de trabajar en el reino de Jesús.
Todo cristiano debe trabajar en el reino de nuestro señor Jesucristo, en su iglesia. Cada quien de acuerdo a su capacidad debe trabajar. Ese compromiso es el usar los talentos y nuestras habilidades en beneficio de la iglesia. Romanos 12:11 
g)   El compromiso de amar a sus hermanos y ayudarlos.
El amor a hacia nuestros hermanos debe ser genuino y no hipócrita, ni fingido. Romanos  12:9 Debemos aprender amar a nuestros hermanos. Romanos 12:10 
h)  El compromiso de estar contento con lo sé que tiene y ser agradecido en todo.
El cristiano está contento con lo que tiene sea poco o mucho y siempre está agradecido con lo que Dios le provee. No es avaricioso. Hebreos 13:5  Muchos en las situaciones malas se desaniman y se entristecen, pero no debe ser así. 1 Tesalonicenses 5:18 
i)    El compromiso de guardar la sana doctrina y no permitirse creer en la mentira.
Hoy gran cantidad de personas anda perdidas creyendo en Jesucristo. Y andan perdidas porque aunque creen en Jesús su fe esta trastornada por falsas doctrinas. 2Timoteo 4:3-4  La apostasía es un problema grave, basta que creamos en una sola mentira y ya estamos perdidos.
j)    El compromiso con la casa de Dios: la iglesia.
En la antigüedad Dios fue severo con el pueblo de Israel, porque ellos velaban por sus propios intereses y se esforzaban por sus propiedades, pero no hacían lo mismo por el templo de Dios. Dios les reprendió y les castigo por eso. Hageo 1:4-10 
Hoy no es diferente, la iglesia que es la casa de Dios, no es valorada por muchos cristianos. Andan preocupados, afanados, trabajando por su vida, por cubrir sus necesidades, por satisfacer sus deseos, no le dan importancia a la casa de Dios. No trabajan por ella ni en ella, no asisten regularmente, NO QUIEREN COMPROMISO. 1 Timoteo 3:15  Pablo en esta carta a Timoteo le dice la voluntad de Dios para su iglesia, lo que él debe hacer y que debe hacer los cristianos que pertenecen a ella. 1 Timoteo 4:11 
La iglesia son los miembros que la conforman. La iglesia no es un edificio, sino todas las personas que han obedecido al llamado por el evangelio y han  salido de las tinieblas y se han unido al reino de Jesús. Y la iglesia local es el grupo de cristianos que se reúnen en un lugar. Con ese grupo de cristianos, con esa iglesia local, tenemos compromisos, obligaciones, responsabilidades. Algunos no quieren cumplirlos. Cada miembro tiene una actividad que cumplir. Efesios 4:16  ¿Cuidamos de la casa de Dios? Hebreos 10:24-25
Conclusión:

Como cristianos tenemos deberes, obligaciones, compromisos que cumplir. Debemos aprender cuales son y esforzarnos por cumplirlos, porque de ello dependerá la vida eterna.

LAS DISPENSACIONES DE DIOS PARA CON LOS HOMBRES IV

Parte IV
La dispensación cristiana: la iglesia
Introducción:
Dios ha tratado con los hombres de diferentes maneras a través de los tiempos desde la creación del primer hombre. En todas las dispensaciones Dios ha exigido a los hombres que crean en Él y obedezcan sus mandamientos. Eclesiastés 12:13 
La voluntad de Dios es la obediencia a sus mandamientos, que respeten su voluntad.  Deuteronomio 10:12 
Esa ha sido su exigencia en todos las épocas. Hebreos 12:28 
Aunque esa ha sido la voluntad de Dios, debemos entender que sus mandamientos han sido diferentes en diferentes momentos, los pactos con los hombres han sido diferentes. A Adán le dio mandamientos diferentes a los de Noé o los de Abraham,  los mandamientos para el pueblo de Israel fueron diferentes que los dados a la iglesia. Esta diferentes épocas son llamadas dispensaciones de Dios para con los hombres.
Aprendimos de la dispensación patriarcal, la dispensación de la ley de Moisés y los profetas, la dispensación cristiana en su primera parte que corresponde al tiempo de Jesús en la tierra. Donde quienes creyeron en Cristo fueron salvos y los que no creyeron se perdieron. Juan 3:36 
También estudiamos la parte donde la iglesia se estableció, en el día de pentecostés con la venida del Espíritu Santo y aprendimos que Pedro enseño el evangelio, la muerte y resurrección de Cristo y que además de creer en Jesús era necesario arrepentirse y bautizarse. Hechos 2:38  Y analizamos que estábamos bajo una nueva dispensación, donde Dios había abolido el antiguo pacto y dio inicio al nuevo. Este nuevo pacto no fue revelado de inmediato sino que a través de los años, se fue dando los mandamientos y las promesas de Dios para su iglesia, el reino que Cristo vino a establecer sobre la tierra.
1.  La transición
Una vez establecida la iglesia, donde se le dio entrada a judíos como a gentiles, hubo un tiempo de transición entre la ley de Moisés y el nuevo pacto, el pacto de la gracia. Mientras se iba revelando la nueva voluntad de Dios para los hombres muchos dentro de la iglesia aun se sujetaban al antiguo pacto, específicamente los judíos, ellos seguían guardando la ley.
Durante ese tiempo hubo algunas confusiones de estos hermanos, que fueron paulatinamente aclaradas y corregidas. Ellos exigían que los gentiles debían guardar la ley, pidiendo que se circuncidaran. Hechos 15:1-2  
Y reunida toda la iglesia de Jerusalén junto con los apóstoles, ellos seguían exigiendo la circuncisión: Hechos 15:5  Hasta los mismos apóstoles practicaron la ley, mientras se aclaro la voluntad de Dios para la iglesia. Hechos 18:18  Hubo un período en que la iglesia se le fue revelando toda la voluntad de Dios, por el Espíritu Santo a través de los apóstoles, y se fue diferenciando lo que debían hacer los cristianos gentiles a diferencia de los cristianos judíos, que seguían practicando la ley y específicamente con respecto a la circuncisión de los gentiles. Hechos 15:19-21 
La presión de los cristianos judíos para que los otros cristianos guardaran la ley, fue uno de los errores que se cometió en la iglesia primitiva. Hechos 15:22-24 
Los apóstoles, especialmente Pablo enseño que la circuncisión para Dios no era necesaria, era parte de la ley de Moisés y no del nuevo pacto. A los hermanos de Galacia se les reprendo duramente por dejar que le pervirtieran la doctrina, tenían una gran presión para que se circuncidaran. Gálatas 3:1-5  
La iglesia se inicio con judíos y estos influían fuertemente en la doctrina, sin embargo el Espíritu Santo corrigió este problema, inspirando al apóstol Pablo para que enseñara lo correcto.  Gálatas 5:1-2   .
2.  Las enseñanzas de los apóstoles.
Dios uso a los apóstoles para revelar el nuevo pacto y fueron inspirados por el Espíritu. 2 Pedro 3:1-2  
A ellos les fue revelada toda la verdad, responsabilidad del Espíritu Santo. Los apóstoles recibieron por inspiración las enseñanzas y mandamientos de Dios para su nuevo pacto para con los hombres. Juan 14:26 
Durante el tiempo que los apóstoles enseñaban, recibieron mucha oposición, y Dios les dio poder y la capacidad de hacer milagros, señales y prodigios para que confirmaran sus palabras. Hechos 2:43  Hebreos  2:3-4 
Y no solo a los apóstoles, sino que dio dones y poder a otros cristianos, para confirmar sus palabras. Hechos 8:6  Muchas religiones se han equivocado al no entender porque Dios daba capacidad para hacer milagros y señales a los hombres, y que su propósito principal era confirmar las palabras que eran enseñadas por estos hombres, estas enseñanzas eran el nuevo pacto que Dios había prometido que haría y que fue sellado con la sangre de Cristo. Hechos 14:3 
Los apóstoles enseñaron el nuevo pacto y mientras la iglesia maduraba, ellos enseñaban lo que Dios quería que hicieran para cumplir su voluntad. Iglesias como la de los corintios, la de gálatas,  cometieron muchos errores y fueron corregidos.
El nuevo pacto fue escrito paulatinamente a través del tiempo, y a medida que avanza el tiempo, los cristianos iban comprendiendo completamente el propósito de Dios para su nuevo pueblo. La palabra fue lo perfecto que llego a la iglesia y una vez que la palabra fue revelada completamente ya no fueron necesarios los dones milagrosos. Los cristianos tenían todo lo necesario de la voluntad de Dios para madurar espiritualmente. 1 Corintios 13:8-12 
Dios fue revelando paulatinamente su voluntad, apocalipsis es el último libro en ser revelado y escrito y en el revela y describe la grandeza de su propósito y la grandeza del cielo. Y allí nos describe el fin de todas las cosas.
Cuando cesaron los milagros, la iglesia es guiada solo por la palabra de Dios. Después del primer siglo, la biblia es la que nos guía para obedecer y agradar a Dios. 1 Pedro 1:25   
Por la palabra es que somos renacidos, renovados, transformados. 1 Pedro 1:23 
Obedecer a la palabra, es obedecer Dios, obedecer a Dios, es obtener la vida eterna. Santiago 1:21  En la palabra esta el poder para salvación.
En el tiempo de la iglesia, podemos salvarnos sin oímos y creemos al evangelio, nos arrepentimos de nuestros pecados, confesamos nuestra fe en Cristo, nos bautizamos en agua y guardamos la voluntad de Dios. No hay otra manera.
Conclusión:
Estamos en la dispensación cristiana, en el tiempo de la iglesia, donde los mandamientos para los cristianos, el pacto que Dios le ha dado es diferente al pacto que hizo con Israel, o con los patriarcas.

No debemos confundir lo que Dios le exigió a Israel con lo que nos exige a nosotros, estamos bajo el pacto de la gracia, del Espíritu y no bajo el pacto de la ley. 

LAS DISPENSACIONES DE DIOS PARA CON LOS HOMBRES III

Parte III  
La dispensación cristiana
Introducción:
En la palabra de Dios, aprendemos que Dios ha tratado con los hombres de diferentes maneras en diferentes épocas. Muchas religiones se equivocan y mal interpretan la voluntad de Dios, por no discernir la diferencia entre todas las épocas. En todas las épocas la coincidencia es que Dios requiere obediencia a su voluntad, y de esa manera las personas tenían una buena relación con Dios, donde Dios cumplía las promesas que les hacía.
Primeramente vemos la época o la dispensación patriarcal donde Dios se relaciono desde Adán hasta Jacob. Durante esta dispensación Dios daba directamente las instrucciones al patriarca.  Estudiamos anteriormente unos ejemplos, los mandamientos que Dios le dio a Adán, a Noé, Abraham fueron diferentes, aunque en todos exigía obediencia. Después vino la dispensación que se conoce como la época de la ley de Moisés y los profetas. Inicialmente trato con Moisés y a través de él con un enorme pueblo, el pueblo de Israel que había salido de la esclavitud en Egipto.  Mediante Moisés le dio a este pueblo la ley. Conocida como la ley de Moisés, entendimos que sólo a este pueblo le fue dada esta ley y a ningún otro pueblo.  Salmo 147:19-20 
Durante el tiempo de la ley, Dios se comunico con el pueblo primeramente a través de jueces y luego a través de profetas. Por ello se conoce como la ley y los profetas. El pueblo de Israel  siempre tuvo la responsabilidad de guardar la ley y oír a los profetas. Por su desobediencia Dios lo entrego a cautiverio y esclavitud nuevamente.
1.  La dispensación cristiana: primera etapa: ministerio de Jesús.
La dispensación cristiana comenzó cuando Jesús comenzó su ministerio. Y estudiamos la primera parte que corresponde a los 3 años y medio durante los cuales Jesús predico el evangelio del reino. Mateo 4:23 
Los profetas de la ley, profetizaron hasta Juan, hasta que Jesús apareció y comenzó a predicar el evangelio del reino.  Lucas 16:16  Mateo 11:12-13 
A partir de este momento Jesús comenzó a predicar los fundamentos del reino de los cielos. Por ejemplo el sermón del monte fue dado para el reino de Dios, su iglesia aún antes de que la iglesia estuviera establecida. Todas las enseñanzas de Jesús iban dirigidas a lo que debía hacerse en el reino, lo que enseñaba era nuevos mandamientos, nuevas enseñanzas que no pertenecían a la ley de Moisés.
Jesús les decía: “oíste” y luego les decía “pero yo os digo”, lo que él les decía era: así les fue enseñado y mandado, pero ahora yo les digo, no será de esa manera sino de esta manera. Jesús hablaba con autoridad. Por ejemplo: Mateo 5:31-32  Sin embargo Jesús vivió bajo la ley y la obedeció perfectamente, la cumplió. Mateo 5:17 
Sin embargo estaba enseñando lo que sería las normas de su reino: la iglesia. Muchos mal interpretan las palabras de Jesús en cuanto a que no desaparecería ni una letra de la ley. En esas mismas palabras le estaba poniendo fin a la ley. Mateo 5:18 
NVI Mateo 5:18 Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido.
La ley dejaría de ser cuando todo fuera cumplido. Y todo se cumplió cuando Jesús murió en la cruz, por esta razón su muerte es tan importante, por ello cuando se habla de ella se está hablando del poder de Dios para salvación: el evangelio. Juan 19:30   NVI Juan 19:30 Al probar Jesús el vinagre, dijo: —Todo se ha cumplido. Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.
Al morir, la ley fue abolida, fue clavada en la cruz y se dio paso al nuevo pacto, a la nueva ley, la ley de la libertad. Ya Jesús había dado una parte de ese pacto. (Los 4 evangelios) Ahora bien, durante el tiempo de Jesús Dios solo requería de los hombres que creyeran en Jesús, Dios no exigía nada más. Todo aquel que creía en Jesús era salvo. Bastaba con creer y se era salvo. Juan 6:40  
2.  La dispensación cristiana: la segunda parte: la iglesia.
Al morir Jesús, la ley de Moisés fue abolida. Y comenzó el nuevo pacto que Dios había prometido mediante el profeta Jeremías. El libro de los hechos relata la historia de los inicios de la iglesia, como fue que se estableció y como se fue expandiendo. Los inicios del nuevo pueblo de Dios.
El capítulo 2 del libro de los hechos, relata lo que aconteció en el día de pentecostés. En ese día se estableció el reino que Jesús había anunciado en vida.
Lo primero que aconteció ese día fue la llegada o venida del consolador que Jesús había prometido: El Espíritu Santo.  En la antigüedad el Espíritu Santo siempre estuvo con algunas personas, pero a partir de este momento el Espíritu Santo estaría en cada persona creyente y obediente. Hechos 2:1-4  Inicialmente vino sobre los apóstoles.
La acción del Espíritu hizo que los judíos que estaban  allí pensaran que estaban borrachos. Hechos 2:5-13 
Pedro se levanta junto con los otros apóstoles y da su primer discurso. Y les explica que no estaban borrachos sino que era la acción del Espíritu de Dios. Hechos 2:14-21 
La promesa Dios se la había dado al pueblo de Israel, y ellos fueron los primeros en recibir el evangelio. Hechos 2:22-24 
Pedro les hablo de la muerte y resurrección de Jesús, el evangelio, el poder de salvación. Pedro inspirado por el Espíritu, les cita a los judíos lo que decía la ley con relación al Cristo, al mesías mediante David. Hechos 2:25-35 
Y les recalca, ustedes los crucificaron, pero Dios lo ha hecho señor y Cristo. Señor y salvador. Hechos 2:36 
Veamos que Pedro les habla de Cristo, de su muerte por causa de ellos y de su exaltación a la diestra de Dios. ¿Cuál fue la reacción de los judíos? Arrepentimiento, tristeza por lo que habían hecho, rechazar y asesinar al Cristo, al Mesías tan esperado. Y preguntaron qué podían hacer. Cuando se predica el evangelio, esta es la reacción que debería haber en algunos, arrepentimiento y la necesidad de saber qué hacer. Hechos 2:37 
Pedro les dio la solución: arrepiéntanse y bautícese, en el nombre de Cristo, para que le sean perdonados sus pecados y además recibirán el don del Espíritu Santo. Hechos 2:38 
Podemos ver que hay un cambio, en lo que se debe hacer para ser salvo, no basta con creer en Jesús, no basta con creer en el evangelio, también es necesario arrepentirse y bautizarse. Lo que enseña Pedro es contrario a lo que enseña muchas sectas en estos tiempos: que dicen que con solo creer se es salvo, recibe perdón de pecados y se les da el Espíritu. Pedro enseña que para recibir el perdón de pecados, primero debe haber arrepentimiento y bautismo. Pedro les exhorta y les recuerda que la promesa era para ellos, para lo judíos. Hechos 2:39-40 
Ese mismo día se bautizaron y se añadieron como tres mil personas. Hechos 2:41-42 
Notemos que los primeros cristianos, perseveraban en las enseñanzas de los apóstoles. ¿A donde fueron añadidas estas personas? A la iglesia, al reino de nuestro amado Jesucristo.  Hechos 2:43-47 
De esta manera comenzó la iglesia, el pueblo de Dios, ya no era el pueblo de Israel, sino aquellos judíos que recibieron el evangelio y se bautizaron.
Posteriormente la salvación fue ofrecida a los gentiles, aquellos que no eran judíos y estos también vinieron hacer parte del mismo pueblo: la iglesia. 1 Pedro 2:9-10 
A través del apóstol Pedro, Dios les dio la oportunidad a los gentiles de ser salvos, y comenzó con la conversión de Cornelio, su familia y sus allegados. Hechos 10:25-28 
Pedro les predico el evangelio, les hablo de la muerte de Jesús y de su resurrección. Hechos 10:39-42 
Les bautizo y los gentiles comenzaron a ser agregados a la iglesia. Hechos 10:47-48   
Conclusión:
De esta manera, comenzó el tiempo de la era o dispensación cristiana, la iglesia, en la cual Dios le dio la oportunidad al pueblo judío como a todos los pueblos del mundo la oportunidad de ser parte del reino. Una oportunidad que anteriormente nunca se les había ofrecido.  Efesios 2:12 

Estaban bajo un nuevo pacto, pero aún este pacto no se había revelado en su totalidad.

LAS DISPENSACIONES DE DIOS PARA CON LOS HOMBRES II

Parte II.
La dispensación cristiana
Introducción:
Las diferentes dispensaciones o épocas en que Dios ha tratado con los hombres, nos permite comprender que debe obedecer el cristiano en estos tiempos y que no debe obedecer.
Cuando Dios a tratado con los hombres, su determinación es que le obedezcan, que los hombres cumplieran con sus mandamientos y Dios cumplía con las promesas que les había hecho. Si el hombre le desobedecía venía el castigo de Dios sobre ellos.
Hoy cuando los hombres leen la palabra de Dios, la biblia, en su mayoría tienden a confundirse creyendo que los mandamientos y promesas dadas por Dios a ciertos hombres o al pueblo de Israel también son para la dispensación o era cristiana.
Anteriormente estudiamos algunos ejemplos de cómo Dios se relaciono con los patriarcas: Adán,  Noé, Abraham y observamos que los mandamientos dados a estos hombres no eran muchos y hasta parecían muy sencillos. Esta época se conoce como la dispensación patriarca.
Por ejemplo a Adán le mando: procrear hijos con Eva para llenar la tierra y multiplicar la raza humana, debía sojuzgar, dominar la creación de Dios.  Debía labrar el huerto  y cuidarlo y no podía comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. Génesis 1:28-30, Génesis 2:15-17. 
A Noé le ordeno: Primeramente construir el arca, luego llenarla y después del diluvio le mando que se dispersaran y se multiplicaran Génesis 6:17-22  Génesis 8:15-17  Génesis 9:1-7
Abraham le mando: Le pidió que abandonara su tierra, la tierra de su padre. Génesis 12:1-3   Génesis 13:14-18 
Posteriormente estudiamos la dispensación con el pueblo de Israel, la dispensación de la ley de Moisés y los profetas.
En esta época Dios trato con el pueblo de Israel, primeramente a través de Moisés, por intermedio de quien les dio la ley y los guio a  través del desierto.
Solo al pueblo de Israel se le dio la ley de Moisés, no fue para ningún otro pueblo. Salmo 147:19-20 
El pueblo de Israel se comprometió a cumplir la ley y Dios les daría las bendiciones que les había prometido. Ningún otro pueblo sobre la tierra disfruto de este pacto o relación con Dios. Solo a Israel le ofreció la tierra que fluía leche y miel. Las promesas o bendiciones y las maldiciones de Deuteronomio 28.
Al morir Moisés, Dios trato con el pueblo a través de jueces y posteriormente se dirigió al pueblo a través de profetas, exhortándolos a que obedecieran la ley.
En el tiempo del profeta Jeremías,  Dios les anuncio que les daría un nuevo pacto,  no como el que hizo con sus padres cuando los saco de Egipto. Cuando Dios dice un nuevo pacto, esta hablado de uno diferente. Este nuevo pacto corresponde a la dispensación o era cristiana.
En la dispensación cristiana, se diferencia 2 épocas, una es el tiempo de Jesús en la tierra y la otra es el establecimiento y desarrollo de la iglesia, el nuevo pueblo de Dios. Dios estableció el nuevo pacto con la iglesia, conformada por judíos y no judíos.
1.  El tiempo de Jesús en la tierra.
Cuando Jesús estuvo en la tierra, la ley de Moisés seguía en vigencia. Y Jesús la cumplió cabalmente.  Mateo 5:17 
Por ello nos dice la palabra que Él fue sin pecado. Si Incumplía la ley en un punto se hacía culpable de todos Santiago 2:10 
Y Jesús fue sin pecado, obedeció perfectamente la ley. Hebreos 4:15 
Jesús comprendía perfectamente la responsabilidad que tenía con Dios y la ley. El les dice que no pasaría la ley hasta que todo se hubiese cumplido, cuando dice “hasta que todo”, le estaba poniendo un límite de tiempo y estaba hablando de que algunas cosas que debían ocurrir. Mateo 5:18 
NVI Mateo 5:18 Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido.
Pero mientras cumplía la ley, Jesús estaba enseñando cosas nuevas que no pertenecían a la ley de Moisés. Por ejemplo: el sermón del monte.
Jesús enseño nuevos mandamientos sobre el matrimonio, sobre la venganza y el trato a los enemigos, sobre el amor al dinero, sobre los juramentos, sobre la ansiedad, sobre hacerse tesoros en los cielos, y muchos más, todos eran diferentes a los que judíos practicaban y tenían en la ley de Moisés. Por ejemplo: Mateo 5:38-39 
Mientras Jesús estaba predicando, enseñando, estaba estableciendo nuevos mandamientos, que no pertenecían al antiguo pacto sino al nuevo pacto. Estos mandamientos eran para aquellos que habrían de ser parte de su nuevo pueblo, su reino. Jesús comenzó a predicar algo nuevo. Marcos 1:14-15 
Jesús anunciaba que el reino se ha acercado, lo decía porque aun no se había establecido. Jesús estaba estableciendo las bases de ese reino. El reino de Dios había llegado a través de Jesús. Mateo 12:28 
Jesús le advirtió a los judíos, que si ellos no daban los frutos, no hacían las obras del nuevo reino les sería quitado y se lo daría a aquellos que si dieran frutos y esto fue lo que paso solo unos pocos judíos creyeron en Jesús y gran parte del pueblo lo rechazo y lo crucificaron, el reino fue quitado del pueblo de Israel y dados a otros.
Jesús en sus enseñanzas mostraba lo que estaba ocurriendo, el cumplimiento del propósito de Dios. El mismo cumplió la ley hasta su muerte en la cruz, sin embargo enseña que el tiempo de la justificación, la salvación por la ley de Moisés y el tiempo de los profetas del antiguo pacto, fue hasta el tiempo de Juan. Lucas 16:16 
Mateo 11:12-13  Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. 13  Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.
Cuando apareció Jesús ya la salvación, la justificación no era por la ley, sino por creer en Jesucristo.
No se necesitaba nada más sino creer en Jesús como el mesías, el hijo de Dios, y se era salvo. La obediencia exigida era creer en Jesús, nada más.
Las personas en ese tiempo veían a Jesús, veía las señales y milagros que él hacía y creían en sus enseñanzas y en que era el hijo de Dios y eran salvos. Juan 6:47 
La salvación se obtenía con tan solo creer en Jesús. Juan 11:25-26 
El que creía en Jesús, también le estaba creyendo a Dios. Juan 12:44-45 
El propósito de Dios era darle salvación a la humanidad a través de Jesús, primeramente mientras estuvo en la tierra y después mediante su muerte. Juan 3:16-19 
Solo era requerido para obtener la salvación, creer en Jesús. Juan 6:40.
El ladrón en la cruz se salvo, porque en su agonía, creyó en Jesús, que era el único requisito para ser salvo, no se necesitaba nada más. Juan 3:36 
Este malhechor creyó en Jesús y Jesús le comunico que ese mismo día estaría con él, en el paraíso.  Lucas 23:41-43 
Entonces, tenemos a Jesús estableciendo las bases del reino que se había acercado, estableciendo nuevos mandamientos y nuevas promesas, pero al mismo tiempo él estaba cumpliendo con la ley de Moisés. Sin embargo Jesús anuncio el tiempo hasta que la ley de Moisés, ya no sería más, sería cuando todo se cumpliera.
Mateo 5:18  Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.
NVI Mateo 5:18 Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido.
¿Cuándo se cumplió todo? ¿En qué tiempo la ley de Moisés ya no tuvo más vigencia?
Juan 19:30  Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.
NVI Juan 19:30 Al probar Jesús el vinagre, dijo: —Todo se ha cumplido. Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.
DHH Juan 19:30  Jesús bebió el vino agrio, y dijo:  –Todo está cumplido.  Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.
Consumado: Diccionario Strong  terminar, i.e. completar, ejecutar, concluir, descargar (una deuda):- pagar, satisfacer, terminar, acabar, consumar, cumplimiento, cumplir.
Jesús antes de morir, dijo todo está cumplido.
Lo que el vino a hacer en la tierra lo había cumplido hasta el final. El propósito de Dios de que Jesús viviera según la ley y trajera salvación a los hombres y muriera en la cruz y Jesús lo hizo, lo cumplió. Por eso dice consumado es, todo está cumplido.
La ley de Moisés fue derogada, se dio por vencida, ya se estaba estableciendo el nuevo pacto.
Cuando Jesús dijo que ni un tilde de la ley pasaría hasta que todo se hubiera cumplido se estaba refiriendo ha ese tiempo en el cual él ya había cumplido a lo que fue enviado.
La muerte de Jesús abolió la ley de Moisés y dio paso al tiempo de la iglesia, el reino de Dios establecido.  Hebreos 9-14  Colosenses 2:13-14  Efesios 2:13-15 
Conclusión:

En la dispensación cristiana podemos diferenciar dos partes. En este estudio analizamos la primera parte, que es el tiempo del ministerio de Jesús en la tierra,  lo único que Dios le exija a las personas para ser salvos es que creyeran en su hijo, no requería otra cosa. Por esta razón muchos fueron salvos. Mateo 9:20-22  

miércoles, 15 de noviembre de 2017

LAS DISPENSACIONES DE DIOS CON LOS HOMBRES I

Parte I
Introducción:
Dios es el creador de la tierra, del universo, de los animales, de las plantas, del ser humano. Dios como creador a establecido las leyes o normas para que exista orden en su creación, por ejemplo tenemos leyes naturales que funcionan constantemente permitiendo que su creación funcione perfectamente: la ley de la gravedad, la rotación sobre su propio eje y traslación de la tierra, que permite que las diferentes zonas de la tierra puedan recibir la luz del sol durante cierto tiempo,  lo que permite  las diferentes estaciones que dan calor, lluvia y ayudan a mantener la vida sobre el planeta.
Dios es muy ordenado y quiere que su creación funcione de la misma manera. Con respecto al ser humano, su creación hecha a su imagen, Dios le dio libre albedrío, para que tuvieran la capacidad de tomar decisiones para que por su propia voluntad decidieran obedecer a Dios. Dios queriendo que el ser humano supiera como obedecerle, a través de los años se ha relacionado con el ser humano y le ha dado instrucciones, mandamientos, normas para que pudieran guiarse y saber cómo podían agradarle.
Cuando estudiamos la palabra podemos observar épocas diferentes donde Dios se relaciono con las personas de diferentes maneras. Aunque en todas Dios ha exigido la obediencia, sin embargo sus mandamientos, normas, leyes han sido diferentes a través del tiempo.
Las dispensaciones son las diferentes épocas en que Dios se ha relacionado con los hombres y les ha dado a conocer su voluntad.
1.  Dios ha buscado que el ser humano le reconociera como Dios y le obedeciera.
En algunas épocas sus mandamientos eran pocos y en otras fueron muchos, sin embargo Dios siempre dio instrucciones para que se pudieran relacionar bien con él. En algunas épocas se dirigía a  un solo hombre, en otras a todo un pueblo. Específicamente Dios se ha relacionado con aquellas personas que han tenido la disposición de obedecerle.  
Aquellos que no han querido darle gloria y obediencia los ha dejado en sus propios caminos. Hecho 14:16 
Sin embargos no dejo de dar testimonio de su existencia y de su benevolencia, a todas estas personas que anduvieron y andan en sus propios caminos. Hecho 14:17  
DHH Hechos 14:17  nunca dejó de mostrar, por medio del bien que hacía, quién era él; pues él es quien les manda a ustedes la lluvia y las buenas cosechas, y quien les da lo suficiente para que coman y estén contentos.
Y a través de su propia creación el da testimonio de su existencia, de su grandeza, de su poder y de su bondad. Romanos 1:19-25 
2.  Dispensaciones o épocas bíblicas.
Hay varias épocas o dispensaciones que se pueden diferenciar en la palabra, en cada una de ellas Dios se relaciono de diferentes maneras con las personas. Sus mandamientos, sus promesas, bendiciones y castigos eran diferentes para cada época.
Es importante reconocer estas épocas, porque el mundo religioso de hoy en día, tiene una enorme confusión porque mezclan la voluntad de Dios de cada época y la aplican para la época de los cristianos.
a)  La época o dispensación de  los patriarcas.
Esta época se reconoce desde Adán hasta Moisés. Abarca el libro de génesis.  Dios se comunicaba directamente con el varón cabeza de familia y le daba sus mandamientos directamente.
i.        Adán.
Por ejemplo el primer varón fue Adán y  a él le dio directamente sus mandamientos. Estos mandamientos eran sencillos y claros. Adán debía procrear hijos con Eva para llenar la tierra y multiplicar la raza humana, debía sojuzgar, dominar la creación de Dios. Génesis 1:28-30
Debía labrar el huerto  y cuidarlo y no podía comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. Génesis 2:15-17 
Esto fue lo que Dios le exigió a Adán, pero él le fallo y sabemos las consecuencias, fue echado del Jardín del Edén e introdujo el pecado en el mundo.
ii.        Noé.
Después de muchos años el mundo se corrompió y Dios se arrepintió debe haber creado al hombre y decidió destruir la raza humana que se había pervertido. Génesis 6:5-7 
La palabra dice que Noé hallo gracia, el favor de Dios. Génesis 6:8 
Dios le dio mandamientos que cumplir. Primeramente construir el arca. Génesis 6:13-15  Luego llenarla. Génesis 6:17-22  Génesis 9:1-7  
iii.        Abraham
Con Abraham Dios también se comunico y le dio instrucciones y promesas. Le pidió que abandonara su tierra, la tierra de su padre. Génesis 12:1-3   Génesis 13:14-18  Y Abraham le creyó a Dios, de que su descendencia sería grande a pesar de que, él y su mujer eran ancianos. Por eso vino a ser Padre de los que andan por fe y padre del pueblo de Israel.
Y Dios trato así con los patriarcas, con Isaac, con Jacob. Los mandamientos, las promesas eran para estas personas. Muchos se equivocan invocando las promesas a estos hombres como si también fueran para los creyentes de estos tiempos.
b)  La época o dispensación de la ley de Moisés o del pueblo de Israel.
Abarca desde Éxodo hasta Malaquías, esta dispensación fue para el pueblo que surgió de los lomos de Abraham, Isaac, Jacob y de los hijos de Jacob, no era para otro pueblo, sino sólo para Israel, no involucraba otros pueblos de la época. Salmo 147:19-20 
Primeramente Dios se comunicaba con Moisés y a través de él con el pueblo. A través de Moisés fue dada toda la ley. Mientras Moisés estuvo vivo fue  mediador entre Dios y el pueblo de Israel.  La ley fue dada en el monte Sinaí. Éxodo 19:3-9 
Al morir Moisés, la ley ya estaba establecida, ya el pueblo tenía conocimiento de los mandamientos de Dios, de sus promesas, de sus bendiciones y de sus castigos. Dios le dio jueces con los cuales se comunicaba y a través de ellos le daba libertad de sus enemigos. Esta época abarca desde Josué hasta Samuel. Abarca los libros de Josué hasta segunda Samuel
Durante los reyes estaban bajo la ley de Moisés y Dios se comunicaba con ellos a través de profetas.
Esta época o dispensación fue solo para el pueblo de Israel y no fue para otro pueblo. Por ejemplo en la ley de Moisés fue cuando Dios exigió los diezmos. Levíticos 27:30  34
Hoy en día el mundo religioso toma las bendiciones que Dios le ofreció al pueblo de Israel, como si fueran también para estos tiempos de la gracia.  Y no es así, a Israel les prometió una tierra que fluía leche y miel, serían bendecidos multiplicando sus ganados, sus cosechas, sus hijos. Nadie podría hacerle frente si permanecían en obediencia, Dios derrotaría sus enemigos, etc.
A los cristianos no les hace esas promesas, no son para la iglesia, fueron solo para el pueblo de Israel y no fueron para otro pueblo. El pacto que Dios hizo fue para el pueblo de Israel y Dios anuncio mientras este pacto estaba en vigencia que haría un nuevo pacto. Jeremías 31:31-34 
El pacto con Israel, la ley de Moisés, duraría hasta cierto tiempo, hasta que fuera establecido ese nuevo pacto. La dispensación o era cristiana comenzó con la venida de Jesús y el establecimiento del nuevo pacto cuando murió en la cruz del calvario. De esto hablaremos en el próximo estudio.
Conclusión:

Las dispensaciones o diferentes épocas en que Dios pacto con los hombres es importantísima reconocerlas y entenderlas para poder comprender la voluntad de Dios y no equivocarnos creyendo que lo que Dios le prometió e exigió a los patriarcas o al pueblo de Israel aplica para nosotros los cristianos.