Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

viernes, 24 de febrero de 2017

PUES EL QUE NO AMA A SU HERMANO A QUIEN HA VISTO, ¿CÓMO PUEDE AMAR A DIOS A QUIEN NO HA VISTO?

1 Juan 4:20-21
Introducción:

Cuando nos preguntan si amamos a Dios, todos respondemos que sí.

¿Pero realmente amamos a Dios?

Podemos tener sentimientos e inclusive creer que si amamos a Dios, pero nuestras acciones y obras dicen lo contrario, con el corazón y con la boca expresamos nuestro amor por Dios, pero nuestras obras declaran que no es verdad, no le amamos.

El apóstol Juan, quien ha escrito mucho sobre el amor, nos exhorta y nos hace reflexionar y preguntarnos, ¿realmente amamos a Dios?

¿La manera en que vivimos, la dedicación que le damos al reino del Señor, la iglesia y el amor que manifestamos a los hermanos, demuestran nuestro amor por Dios?

1 Juan 4:7  Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

La voluntad de Dios, es que nos amemos los unos a los otros y nos da una razón del porque debemos hacerlo: porque el amor es de Dios, y Dios quiere que también aprendamos amar como él lo hace.

Cuando realmente amamos, es porque hemos nacido de Dios, hemos sido engendrados por él, hemos sido regenerados por Dios y esto mediante su palabra. Cuando no amamos, la palabra de Dios no nos ha regenerados, no hemos sido plena transformados por ella, sino que somos simples oyente pero no la ponemos por practica.

Cuando amamos verdaderamente hemos conocido a Dios, hemos entendido, hemos comprendido y sabemos quién es y cómo es Dios.

1 Juan 4:8  El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Aquel que cristiano que no ama, y siempre está hablando de sus hermanos en la fe, no ha conocido, no ha entendido quien es Dios y no comprende lo que significa que Dios es amor.
Porque el mensaje, en toda la biblia, de una manera indirecta y directa es que Dios es amor, y lo ha demostrado mediante sus obras desde antes de la creación del mundo. Él nos amo primero.

1 Juan 4:9  En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

En esto, dice la palabra, se mostro el amor de Dios, ¿en qué?, en que obro, enviando a su hijo unigénito, (quien posee las misma cualidades divinas de Dios, el único en el cual reside toda la plenitud de la Deidad) para darnos vida mediante él.

1 Juan 4:10  En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

Dios manifestó su amor en que hizo algo muy importante por todos nosotros, envió a sus hijos para que pudiéramos recibir perdón de pecados y pudiéramos reconciliarnos con Dios.

1 Juan 4:11  Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.

Si Dios nos ha amado de esta manera, que envió a su hijo a morir por nosotros y a darnos libertad, sacrifico a alguien muy importante para Él, a su hijo, debemos también, esto quiere decir que debemos imitar esa manera en que Dios ama, no solo de palabras sino de hecho, amándonos unos a otros.

1 Juan 4:12  Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

Ningún ser humano ha visto a Dios, pero a pesar de que no hemos visto a Dios. Si nos amamos, Dios permanece, habita, vive entre nosotros. Y su amor se ha manifestado plenamente entre nosotros.

DHH 1 Juan 4:12  A Dios nunca lo ha visto nadie; pero si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros y su amor se hace realidad en nosotros.
1 Juan 4:13  En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.

Su amor lo ha manifestado no solamente enviando a su hijo a morir por nosotros y a darnos vida en abundancia, sino que nos ha dado un don maravilloso, al consolador, El Espíritu Santo, quien está con nosotros. Estas verdades enseñadas en la palabra, nos permite conocer, entender, comprender que si Dios habita entre nosotros, también vivimos en Él.

1 Juan 4:14  Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.

Los apóstoles vieron y fueron testigos de que Dios envió a su hijo, el salvador de la humanidad. Y nosotros por fe testificamos que Dios envió a su hijo para traer salvación.

1 Juan 4:15  Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.


Cuando Juan escribió esta carta, había hermanos que creían en el gnosticismo, quienes no creían que Jesús había venido en carne, porque ellos creían que la carne era corrupta y nada divino podía venir en ella y si Jesús había venido en carne, entonces no era divino, no era el hijo de Dios, entonces Juan argumenta que todo aquel que confiese que Jesús es el hijo de Dios, Dios permanecía en él, los hermanos gnósticos, no podían creer en esto, por lo cual Dios no permanecía, no habita en ellos.

1 Juan 4:16  Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

Juan dice nosotros, incluyendo a todos los cristianos que si creen en la divinidad de Cristo y han entendido el amor que Dios ha tenido para con todos.

Concluye en este versículo, Dios permanece, vive en el cristiano y el cristiano en Dios, si permanece, vive en amor. ¿Amor a quien?  A sus hermanos en la fe.

Si amamos a nuestros hermanos, Dios habita en nosotros y nosotros en él.

Si no amamos a nuestros hermanos, Dios no habita en nosotros, ni nosotros en él.

1 Juan 4:17  En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.
NVI  1 Juan 4:17 Ese amor se manifiesta plenamente entre nosotros para que en el día del juicio comparezcamos con toda confianza, porque en este mundo hemos vivido como vivió Jesús.

Se nos enseña en esto verso la importancia de amar verdaderamente a nuestros hermanos.
El amor se ha perfeccionado, se ha manifestado plenamente, claramente entre nosotros, de tal manera, que podemos estar confiados, seguros de que estaremos bien ante Dios, porque hemos vivido amando como Jesús lo hizo.

1 Juan 4:18  En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Cuando comprendemos lo que es amar, y practicamos el amor, el temor se va de nosotros, porque tenemos seguridad, confianza en el porvenir, de que estaremos con Dios. Cuando hay temor, la persona no ha aprendido amar.

1 Juan 4:19  Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Esta es una gran verdad, nosotros le amamos, porque él nos demostró amor primero, cuando entendimos su gran amor, empezamos  amarle.

1 Juan 4:20  Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?

Juan nos viene hablando de amor, de que Dios es amor, de que nos amo primero, de quien ama permanece en Dios, Dios en él. Juan nos viene enseñando lo importante que es el amor, para nuestra salvación y para que realmente podamos tener una verdadera comunión con Dios, pero en este versículo, nos sacude y nos hace reflexionar en cuanto a decir que amamos a Dios, pero no amamos a nuestro hermano, sino lo aborrecemos, le odiamos, o sentimos un sentimiento de rechazo hacia él.

Le llama mentiroso, como puede mentir de esta manera, decir que ama a Dios y menosprecia o rechaza a su hermano. Es un mentiroso. ¿Por qué? porque realmente está mintiendo cuando dice que ama a Dios, la verdad es que no lo ama.

Y es un mentiroso porque  como es que puede amar a Dios a quien no le ha visto, ni a hablado ni compartido con él, como lo ha hecho con su hermano, que siempre lo ve, le saluda, hasta ha compartido con él, y no le puede amar, sino que tiene un sentimiento de rechazo.

Así como no ama a su hermano, tampoco ama a Dios.

1 Juan 4:21  Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano. 

El mandamiento es: si quieres realmente amar a Dios, también ama a tu hermano. Si no amas a tu hermano, tampoco amas a Dios y estas en pecado, eres desobediente a Dios, eres rebelde y no quieres cambiar tu comportamiento, no tienes arrepentimiento.

Conclusión:

Si sientes rencor, desagrado, rechazo, desprecio  hacia tu hermano, estas en problemas, le estás diciendo a Dios que en realidad no le amas y que tampoco quieres obedecerle.

Prefieres perderte antes de perdonar y reconciliarte con tu hermano y amarlo como Dios quiere que le ames. 

jueves, 23 de febrero de 2017

SOMÉTASE TODA PERSONA A LAS AUTORIDADES SUPERIORES

Romanos 13:1
Introducción:

La historia nos enseña que  la iglesia del primer siglo y la vida de los cristianos, estuvo llena de una gran fe, de convicción y de firmeza, a pesar de la gran persecución a que fueron sometidos en muchas oportunidades.
El imperio romano, por órdenes de Nerón, ejecutó una gran persecución sobre los cristianos, mostrando una enorme crueldad. Muchos cristianos  fueron quemados vivos, comidos por los perros, etc. Nerón como muchos emperadores fueron crueles, malignos y destruyeron la vida física y familiar de muchos cristianos.
En esa época llena de persecución con gobernantes malignos, El espíritu Santo por intermedio del Apóstol Pedro manda a los cristianos a someterse a toda institución humana. 1 Pedro 2:13 
Y esto ya había sido establecido por el mismo Espíritu a través de Pablo, unos años antes. Romanos 13:1  La voluntad de Dios es que nos sometamos a las autoridades superiores.

NVI  Romanos 13:1 Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él.
Dios ha creado tres instituciones, cuyo propósito ha establecido. El primero fue la unión de un hombre y una mujer, el matrimonio, el segundo es el gobierno y el tercero es la iglesia. Cada uno de ellos tiene su  misión u objetivo.

1.  Dios establece los gobiernos.

La voluntad de Dios, es que entre los seres humanos también halla orden y justicia, con este propósito ha establecido el gobierno. Si no existiera instituciones y autoridades, el mundo sería una barbarie, lleno de salvajismo, donde los criminales, los delincuentes y los más abusadores someterían a las personas pacificas, responsables, trabajadoras y moralmente buenas.
Desde la antigüedad Dios ha levantado reinos y reyes con propósitos que van de acuerdo a sus planes, Dios ha utilizado y utiliza gobernantes y autoridades que cumplen con sus propósitos. A través de ellos a bendecido o a castigado. Y así como los levanta también los quita. El rey Nabucodonosor aprendió una dura lección por no reconocer el dominio de Dios. Daniel 4:17  Daniel 4:32 

Dios no está inactivo, Él está cumpliendo su propósito. El ha levantado naciones y reyes y también ha castigado a muchas. Habacuc 1:6-11  Isaías 10:5-6 

El pueblo de Israel en varias oportunidades fueron sitiados, destruido su reino y esclavizados por reinos levantados por Dios con ese propósito.

2.  Los gobiernos se rigen por leyes, normas, que deben ser cumplidas por todos. Al no cumplirlas nos resistimos a Dios.

Para poder cumplir con su propósito tanto los gobiernos como los pueblos han establecido sus propias reglas de convivencia, que son sus leyes. Los gobernantes se someten a estas leyes pero también los ciudadanos, eso permite que se pueda vivir relativamente bien unos con otros. Aunque el ser humano siempre busca la manera de romper las leyes, no debe ser así con los cristianos, los cristianos están obligados por mandamiento de Dios a sujetarse a las instituciones humanas y estas se rigen por leyes, de tal manera, que cuando irrespetamos una ley, estamos desobedeciendo a las instituciones humanas y a nuestros gobernantes. Romanos 13:2 

NVI romanos 13:2 Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden recibirán castigo.

Quien no se somete a las autoridades, recibe doble condenación o castigo, el que proviene de los gobernantes y también el que proviene de Dios, porque se está resintiendo a las autoridades, pero también a Dios. Tito 3:1   Cumplir las leyes, es obedecer a nuestros gobernantes.

3.  Los gobiernos están establecidos con un propósito principal.

A pesar de que los gobernantes y autoridades de Dios no son seguidores de Cristo, sino incrédulos, aun así deben cumplir con el propósito con el cual Dios los ha establecido. Romanos 13:3-4 
Las autoridades son servidores de Dios para el bien de las personas y esto incluye a los cristianos. Cuando los gobiernos no cumplen con ese propósito pues no están cumpliendo con el objetivo de Dios.
Dios les ha dada autoridad de castigar como ellos determinen con las leyes que establezcan, incluyendo la pena capital, por ello llevan la espada. Cuando las personas desobedecen las leyes acarrean para ellos castigo de las autoridades, sea incrédulo o cristiano. 1 Pedro 2:13-14 

La responsabilidad primordial de los gobiernos es castigar al malhechor, al criminal, al desordenado y beneficiar y proteger a quien lleva su vida según las leyes.

4.  ¿Por qué debemos someternos a las leyes?

Los gobiernos están para cumplir la ley y también para hacer que sea cumplida por el pueblo. Debemos respetar las leyes, primero por causa de Dios y del señor, porque es su voluntad que obedezcamos a las autoridades, segundo por causa del castigo, porque podemos sufrir las consecuencias de la desobediencia y tercero por cuestiones de conciencia, porque sabemos que estamos obrando incorrectamente. Romanos 13:5 

5.  Debemos someternos a todas las leyes que no vayan en contra de la voluntad de Dios.

Todas las leyes deben ser respetadas por los cristianos excepto aquellas que vayan en contra de la voluntad de Dios. Hechos 4:19  Hechos 5:29  Hay leyes que los cristianos no respetan, y deben rectificar.

a)  Impuestos.

Muchos cristianos evaden los impuestos, operan con negocios no legales. Romanos 13:6-7  Muchas veces las autoridades no cumplen con sus responsabilidades y se hacen los desentendidos, ante ciertas prácticas no correctas. Por causa de la voluntad de Dios, por causa del castigo y por causa e conciencia debemos pagar los impuestos.

b)  Leyes de inmigración

Este es otro factor que afecta la vida espiritual de algunos cristianos y es un problema que afecta a muchos en todo el mundo, cristianos que no están legalmente en un país. Siempre habrá causas que lleven a algunas personas a irrespetar las leyes de inmigración. Pero una vez que se entiende que no es correcto, debe buscarse la manera de resolverlo.

6.  No suframos por malhechores, seamos ejemplos de buenas obras.

El cristiano debe esforzarse por llevar una vida correcta y ajustada a las leyes y evitar ser juzgado por obrar incorrectamente y no respetar las leyes. 1 Pedro 2:12 
Esa es la voluntad de Dios que seamos ejemplo para el mundo. 1 Pedro 2:15-16 

Conclusión:


La voluntad de Dios es que nos sometamos a nuestros gobernantes, y estos se rigen por las leyes, cuando respetamos las leyes, estamos obedeciendo a nuestros gobernantes. 

LOS QUE RECHAZAN LA GRACIA DE DIOS

Hebreos 12:12-29

Introducción:

En la palabra de Dios leemos las historias de grandes hombres y mujeres, que lograron buen testimonio, por su fe y obediencia a Dios. En hebreos se nombran muchos hombres y mujeres de Dios que alcanzaron reconocimiento de parte de Dios, por su perseverancia y obediencia. Estas personas a pesar de las dificultades, de las persecuciones, de los sufrimientos, nunca desmayaron en la fe ni se apartaron. Para ellos cumplir la voluntad de Dios era su prioridad y a pesar de que no recibieron lo que esperaban recibir de Dios, aún así murieron agradando a Dios. Hebreos 11:1-2  
Y alcanzaron buen testimonio, no solo porque no perdieron la fe, sino porque obraron, vivieron obedeciendo a Dios. Hebreos 11:13 
Muchas personas son nombradas: Abel, Noé, Abraham, Sara, Isaac, Jacob, Moisés, etc. Todos ellos alcanzaron buen testimonio por su fe y obras. Hebreos 11:39 

Pero también la palabra está llena de personas que alcanzaron mal testimonio, por su falta de fe. Por su desobediencia y por su terquedad u obstinación. Una de estas personas se llamaba Esaú. En el nuevo pacto se nos llama la atención a que no seamos como Esaú, porque él fue como muchos hombres y también cristianos que no le dan importancia a las promesas y bendiciones de Dios. Hebreos 12:16 
Esaú alcanzo mal testimonio porque rechazo las bendiciones que Dios le concedía por ser hijo primogénito de Isaac. Y es una advertencia para todo cristiano en todo tiempo, porque muchos son dados a despreciar la gracia de Dios por sus vidas, por su comodidad, etc.

1.        Enderezar nuestro vida cristiana,

A pesar de ser seguidores de Cristo muchos de nosotros solo andamos afanados por nuestras vidas, o andamos satisfaciendo los deseos de la carne y no le damos importancia a la voluntad de Dios. Después de advertirnos de la disciplina que Dios nos impone como Padre que quiere que sus hijos sean obedientes, nos anima a enderezar nuestra senda. Hebreos 12:12-13  Haciendo referencia a las palabras dichas por el profeta Isaías, se nos enseña que a pesar de la situación difícil por la que estemos pasando, enderecemos nuestro cuerpo y sigamos caminando firmes, animemos nuestros corazón y nuestra mente. Isaías  35:3-4

2.        Sin la santidad no veremos a Dios.

Enderezando nuestra senda abandonando el pecado, la rebeldía, la pereza, etc., viviremos en santidad y podremos ver a Dios algún día, de lo contrario nos perderemos. Hebreos 12:14 

3.        Nos advierte de no seguir el mal ejemplo de Esaú, quien desprecio las bendiciones de Dios.


Muchos venden las bendiciones de Dios por un plato de comida: su trabajo, su comodidad, su familia, su satisfacción carnal, etc. Hebreos 12:15-16  Algunas veces produce amargura las situaciones que se viven a diario, pero ello no debe quitarnos el gozo que como hijos de Dios debemos tener. Esaú regresaba cansado de su trabajo y sintió hambre, su cansancio, su amargura y su necesidad de satisfacer su apetito lo llevo a tomar una mala decisión.

4.            La advertencia: después de pecar, quiere arrepentirse y corregir su error pero ya no hubo oportunidad.

Esaú como primogénito tenía grandes bendiciones, pero las desprecio. De la misma manera los cristianos tenemos grandes promesas y grandes bendiciones esperándonos en el cielo, pero muchas veces las despreciamos por nuestra desobediencia. Hebreos 12:17 .

5.        Las bendiciones de los cristianos, son grandiosas y no debemos depreciarlas.

Los cristianos a pesar de que aún no recibimos las bendiciones en el cielo, sin embargo en la tierra tenemos muchas bendiciones y grandes privilegios que no lo tienen el resto de las personas. Eso es lo que quiere transmitirnos el escritor del libro de los hebreos. Hebreos 12:18-24  Nos hemos acercado al cielo, a la Jerusalén celestial, a la ciudad del Dios vivo y a Jesús nuestro salvador. Esto que se nos enseña acá, nos es cualquier tontería, es una gran declaración que debe fortalecer nuestra fe, fortalecer nuestras rodillas y enderezar nuestro camino.

6.        Cuidemos de no desechar a DIOS.

La desobediencia a Dios, la rebeldía, la falta de amor por su reino nos llevara al infierno. La advertencia es que no desechemos lo que Dios nos dice a través de su palabra, porque hoy nos habla a través de ella. Cuando no le damos importancia a la palabra, como hizo Esaú con sus bendiciones, simplemente estamos rechazando, desechando a Dios. Hebreos 12:25  Hace referencia a los que desecharon a Moisés y sufrieron las consecuencias de su desobediencia. Muchos murieron cuando levantaron un becerro de oro, otros murieron en el desierto por rebeldes y muchas situaciones que vivieron por su duro corazón. Pero si desechamos, esto es, si no le damos importancia a la voluntad de Dios, no pensemos que escaparemos de la ira de Dios.
Esta parte de la escritura va en contra de una falsa creencia, de que Dios es tan bueno y misericordioso, que no tomara en cuenta la desobediencia y por esa razón no hacen ningún esfuerzo por cambiar, por trabajar en el reino de Dios, ponen en primer lugar sus vidas, sus familias que a Dios. También va en contra de la falsa creencia que no importa todo lo malo que pueda hacer un cristiano, al final siempre será salvo. No es así, Dios nos advierte que  podemos perder la vida eterna.
Muchos cristianos desechan a Dios día a día cuando se mantienen practicando el pecado, cuando no hacen nada por el reino de Dios, por sus hermanos, por el perdido, ¿Será que escaparan de la ira de Dios? Si no escaparon ellos, mucho menos nosotros.

7.        Seamos agradecidos y sirvamos a Dios con todo nuestro ser.

Se nos manda a que seamos agradecidos, porque por lo general le damos gracias a Dios con nuestros labios, pero nuestras acciones u obras demuestran un falta de gratitud hacia a Dios y lo que hace por nosotros.
Entendiendo lo que Dios ha hecho por nosotros y lo que hará debemos ser agradecidos y demostrarlo sirviendo al señor, como él quiere que lo hagamos. Hebreos 12:28 

NVI  Hebreos 12:28 Así que nosotros, que estamos recibiendo un reino inconmovible, seamos agradecidos. Inspirados por esta gratitud, adoremos a Dios como a él le agrada, con temor reverente,

Nuestro deseo debe ser agradar a Dios en todo, en toda nuestra manera de vivir, siendo útiles en su reino. El servir a Dios, trae grandes bendiciones. 1 Juan 3:22 

Nuestra primera prioridad en la vida debe ser agradar a Dios y serle útil en todo. Hebreos 13:16 

Fortalecer nuestra fe y no desmayar en ella. Hebreos 11:6
 
Porque si retrocediéramos no agradaríamos a Dios. Hebreos 10:38 

A medida que pasa los años en nuestra fe, debemos esforzarnos cada vez más en agradar a Dios. 1 Tesalonicenses 4:1   Sirviéndole siempre con respeto y reverencia.

8.        La advertencia: Dios es fuego consumidor.

Si despreciamos las bendiciones y promesas de Dios, por el mundo, por nuestra vida en el mundo, por satisfacer los deseos de la carne, recordemos que tenemos un Dios severo que es fuego consumidor. Hebreos 12:29 

Horrenda situación sería caer en la ira de Dios, ¿que sería de nosotros?. Obedezcamos a Dios con temor y reverencia. Hebreos 10:31

Conclusión:

No despreciemos la gracia de Dios, no la rechacemos, sino démosles el valor que se merece y vivamos conforme a esto. No vendamos las bendiciones que Dios nos ofrece por un plato de comid


EL LIBERALISMO EN LA IGLESIA DE CRISTO IV

La autoridad bíblica
Parte IV

Introducción:

El liberalismo en la iglesia del señor, ha producido que muchas iglesias se hallan apartando del patrón bíblico, ellos argumentan que no existe ningún patrón bíblico y por consiguiente tienen libertad para las prácticas que han fomentado.

Siempre han existido personas que no les agrada estar limitados por leyes, normas y reglas. Este tipo de personas no quieren ser limitadas y se oponen, quieren y luchan por tener la “libertad” de practicar lo que no se le permite. En la sociedad han existido muchos movimientos que se oponen a las restricciones, el movimiento feminista, los hippies, el movimiento gay, el aborto, etc. No quieren ser limitados por la sociedad ni por sus leyes.

Dentro del pueblo de Dios, también han surgido hermanos que no se han conformado con las normas o reglas que Dios ha establecido en su palabra, quieren “libertad” para practicar lo que Dios no aprueba y por ello tuercen las escrituras. 2 Pedro 3:15-16  

Estos hermanos que argumentan que hay libertad para ciertas prácticas por que la biblia no lo prohíbe o no lo define claramente, son llamados “liberales”. Existen diferentes grados de liberalismo entre la hermandad. Esto ha generado una gran controversia entre los hermanos que quieren seguir el patrón bíblico y estos hermanos que creen que tienen libertad para sus prácticas. Es necesario corregir y señalar a estos hermanos que han torcido las escrituras. Romanos 16:17-18 

Iniciaremos un análisis de sus prácticas liberales, la argumentación que manejan y lo que realmente enseña la palabra. Sus errores son muchos pero estudiaremos los más importantes.

1.        Misión y obra de la iglesia.

La iglesia es una institución creada por Dios y ganada por Cristo con su muerte, Dios nos ha enseñado en la palabra cual es la misión y obra de la iglesia y como debe ser llevada a cabo, aunque nos ha dejado cierta libertad para ejecutar la misión, es claro que nos ha dado restricciones o limites que no deben ser traspasados. Anteriormente estudiamos que la obra misión de la iglesia está conformada por la adoración, la benevolencia a los santos, la edificación de los santos y la evangelización. En la palabra vemos un patrón claro y sencillo de cómo la iglesia lleva a cabo estas responsabilidades, estos hermanos no se han conformado con dicho patrón, sino que han ido más allá.

a)  La evangelización.

La iglesia tiene la responsabilidad de predicar el evangelio a toda criatura y en la palabra vemos la forma como fue hecha esta labor. La gran comisión nos dice: Mateo 28:19  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Los hermanos liberales argumentan que Jesús no dijo cómo hacerlo, por lo tanto hay libertad para hacerlo de cualquier manera.

Es cierto que Jesús no dijo acá como hacerlo, pero si tenemos otros versículos que nos enseñan cómo se evangelizaba. Bajo esta premisa los hermanos se han sentido con la libertad de crear empresas o instituciones que se encargan de esparcir el evangelio en todo el mundo. Han creado casas de publicaciones: que publican libros, folletos, revistas, radios que esparcen el evangelio, escuela de predicadores, etc.

Las iglesias cooperan con dinero, para crear y mantener estas instituciones o  empresas. ¿Pero es correcto que estas instituciones  prediquen el evangelio? Para saberlo, debemos estudiar como la iglesia del primer siglo predico el evangelio.

I.        los apóstoles.

Primeramente Jesús les dio la gran comisión a los apóstoles y ellos la cumplieron. Por ejemplo Pablo viajo mucho por diferentes sitios predicando, convirtiendo y estableciendo iglesias.  Romanos 10:18  Colosenses 1:23 

Esta labor fue realizada directamente por los apóstoles, no por una empresa o institución humana. Romanos 15:19 

II.        Los cristianos.

Los cristianos también esparcieron el evangelio, y lo hicieron individualmente, ellos entendían cual era su responsabilidad y la cumplieron. No dejaron la responsabilidad a empresas para que lo hicieran.  Hechos 8:4 

III.        Las mismas iglesias.

Ellas no dejaban su responsabilidad a cargo de una institución, ellos mismas trabajan por llevar el evangelio a toda criatura. 1 Tesalonicenses 1:8  La misma iglesia hace los arreglos para cumplir con esta responsabilidad imprime folletos, organiza campañas, estimula a su miembros, estudios en la calle, etc. Pero lo hace ella  a través de sus miembros.

IV.        El evangelio social.

El otro error que han cometido es que han pervertido el evangelio de Jesús por un evangelio social. Donde ponen énfasis en buscar el bienestar físico o social de las personas y no en buscar su salvación mediante el evangelio puro. Su objetivo es mejorar las condiciones sociales de las personas. Combaten la pobreza, las enfermedades, etc. Por ello crean instituciones que cumplan con esta función de ayudar a mejorar la vida del incrédulo, con el objetivo de “ganarlo” para Cristo. Han formado clínicas, universidades, escuelas, seminarios, asilos para ancianos y para niños, salón de recreo y esparcimiento para jóvenes, etc. Los hermanos liberales piensan que las buenas obras que debe hacer la iglesia es crear instituciones para ayudar al prójimo.
¿Cómo puede ayudar la iglesia al incrédulo? Predicándole el evangelio para que tenga la oportunidad de salvarse. Romanos 1:16  
Mediante el evangelio podemos llegar a ser hijos de Dios. 1 Corintios 4:15 
Dios le hace el llamado al incrédulo mediante oír el evangelio y eso los lleva a querer a obedecer a Dios. 2 Tesalonicenses 2:13-14 
El evangelio social, es practicado por algunas iglesias directamente haciendo eventos con comida, para tratar de atraer a las personas, pero eso no es correcto.

2.        La ofrenda para los santos en necesidad.

Este es un punto muy controversial con las iglesias liberales. Los hermanos liberales argumentan que la iglesia puede recoger ofrendas para cualquier causa, que no solo es para los santos en necesidad. Recogen ofrendas para todas estas instituciones que han creado que son para beneficio del incrédulo. Finalmente las ofrendas son usadas para pagar los gastos de las instituciones o empresas, beneficiando a incrédulos como a cristianos.
Cuando estudiamos como la iglesia ayudaba al cristiano en necesidad, vemos ejemplos que muestran claramente como se hacía.

i.        Las cristianas viudas pobres.

Ellas eran ayudadas y alimentadas directamente por la iglesia, la iglesia designaba hermanos aprobados que se encargaban de cumplir con el servicio de repartir los alimentos a las viudas. No usaban instituciones para hacer esta labor y tampoco se incluían viudas incrédulas. Hechos 6:1-6  

ii.        Los santos en necesidad.

La ofrenda fue recogida para ayudar a los pobres que había entre los hermanos. No eran para cualquier necesidad. Romanos 15:25-26  La ofrenda era para el uso de los pobres que había entre los hermanos. No era para ser usada para incrédulos. Los hermanos liberales mal interpretan varios versículos para justificar sus prácticas, ellos no solo usan las ofrendas para los incrédulos, sino que usan las ofrendas para hacer actividades sociales dentro de la iglesia, cena de fin año. Almuerzos de la tercera edad, del día de las madres, de los jóvenes, paseos, eventos sociales, eventos deportivos, etc., por lo cual han pervertido el uso bíblico de las ofrendas.

-          Hacer limosnas a mi nación.
-           
Pablo fue a Jerusalén a hacer limosnas a su nación. ¿Esto incluía a los incrédulos? Los hermanos liberales argumentan que sí, que Pablo llevo ayuda de la ofrenda también para judíos no cristianos. Pero no es así, leímos en romanos que el llevo las colectas u ofrendas enviadas por los hermanos a los santos pobres en Jerusalén. Hechos 24:17  La responsabilidad que se le había dado a Pablo, descrita, en hechos y  2 corintios 8 y 9 y para ayudar a los hermanos, y Pablo no falto a esa responsabilidad, el no la dio para los inconversos.

-          En cuanto a la ofrenda para los santos.
-           
Los hermanos liberales argumentan que en 1 corintios 16:1-4 hay mandamiento de recoger la ofrenda el primer día de la semana, pero en cuanto a que es para los santos ya no es mandamiento.

-          Vuestra contribución para ellos y para todos.

Este versículo es mal interpretado para los hermanos y argumentan que la contribución de la ofrenda es para los santos y también para los incrédulos. 2 Corintios 9:13  Por el contexto de la ofrenda, sabemos que inicialmente fue recogida para ayudar a los hermanos en Jerusalén, este mandamiento no es solo para ellos, también es para todos los demás santos.

Conclusión:


Estudiamos algunos errores de interpretación bíblica y de prácticas erróneas que tienen nuestros hermanos liberales, analizando los versículos que ellos mal interpretan.