Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 12 de febrero de 2018

EL PELIGRO DE LAS FALSAS ENSEÑANZAS O RELIGIONES

LA ADVERTENCIA DE PEDRO
2 Pedro 2: 1-22
Introducción:
Después de casi 2000 años desde la ascensión de Jesucristo al cielo y del establecimiento de la iglesia, el número de religiones con creencia cristiana es enorme, existen miles de religiones, que se dicen ser seguidores de Cristo.
El fundamento de estas religiones es en parte en la fe en Cristo y cuando se les escucha hablar y enseñar da la impresión de que siguen a Jesús con sinceridad.
Pero esto solo es en apariencia, porque cuando empezamos a analizar y revisar sus enseñanzas con relación a la biblia, nos damos cuenta de que mucho de lo que enseñan y hablan es mentira, son falsas doctrinas fundadas en creencias de hombres.
Enseñan y hablan como si sus enseñanzas vinieran de Cristo pero no es así, porque muchas de esas enseñanzas no tienen ningún fundamento bíblico, son perversiones y malas interpretaciones de las enseñanzas dadas por Jesús o por los apóstoles. Lucas 6:46 
La gran confusión religiosa que tenemos hoy en día, es un problema grave  En el primer siglo los mismos apóstoles combatieron fervientemente contra las falsas enseñanzas o la apostasía, un mal que estaba con muchos cristianos del primer siglo. Una vez que los apóstoles murieron   la apostasía fue incrementándose y pervirtiendo la fe de muchos cristianos hasta que la iglesia se desvió de la verdad por causa de los mismos ancianos o pastores que tenían que cuidarla.
Pablo advierte a los ancianos de Efeso  y todo cristiano en todos los tiempos; de cuidar al rebaño, a la iglesia. Hechos 20:28-30 
Después de casi 2000 mil años tenemos este gran desorden religioso, que impide que las personas que sinceramente quieren seguir a Dios, distingan y consigan la verdadera iglesia del señor. Y aun muchos consiguiendo la verdadera iglesia del señor, después de hacerse cristianos no entienden y otros no quieren aceptar que las otras religiones no son de Dios.
Pedro como Judas nos enseña y nos advierten del peligro que representa para nuestra salvación, no cuidarnos de las falsas religiones y de sus falsas enseñanzas.
1.  Falsos profetas y falsos maestros que introducirían falsas enseñanzas.
En todos los tiempos ha habido y habrá falsos maestros. 2 Pedro 2:1   Pero Pedro le da una advertencia a los cristianos, porque estas falsas enseñanzas o herejías destruyen la fe y por lo tanto la salvación. Dicen ser del señor pero con lo que enseñan lo niegan y lo contradicen. Ellos recibirán la condenación eterna.
DHH 2 Pedro 2:1  Hubo también falsos profetas entre el pueblo de Israel; y así habrá falsos maestros entre ustedes. Ellos enseñarán con disimulo sus dañinas ideas, negando de ese modo al propio Señor que los redimió; esto les atraerá una rápida condenación.
2.  Sus falsas enseñanzas arrastraran a otros a la perdición eterna.
Ellos enseñan la mentira y muchos les creen y van a condenación, porque no siguen la verdad sino la mentira. El camino de la verdad será difamado, desvirtuado, blasfemado. 2 Pedro 2:2 
NVI 2 Pedro 2:2 Muchos los seguirán en sus prácticas vergonzosas, y por causa de ellos se difamará el camino de la verdad.
3.  Dan apariencia de piedad, pero su propósito es hacer mercadería de las personas que les creen.
Muchas religiones se han convertido en grandes negocios para estos falsos cristianos y maestros. Hoy vemos organizaciones poderosas, hombres y mujeres muy ricas sacando provecho de las personas ingenuas que creen que obedecen a Dios, cuando a quien están obedeciendo es a estos hombres u organizaciones. 2 Pedro 2:3 
DHH 2 Pedro 2:3  En su ambición de dinero, los explotarán a ustedes con falsas enseñanzas; pero la condenación los espera a ellos sin remedio, pues desde hace mucho tiempo están sentenciados.
El peligro es para aquellos que creen a sus enseñanzas y le siguen.
4.  Dios ha demostrado su severidad y su capacidad de castigar.
Pedro habla de la severidad que Dios ha tenido en el pasado con aquellos que han vivido pecaminosamente.
No perdono a los ángeles que abandonaron su posición en la organización de Dios y pecaron. 2 Pedro 2:4 
Destruyo a la humanidad con el diluvio.  2 Pedro 2:5 
Destruyo a Sodoma y Gomorra por sus maldades. 2 Pedro 2:6-8 
5.  Pero también demostró su amor para con aquellos que le respetaban.
El destruyo a todas estas personas por sus pecados, pero salvo a hombres como Noé y Lot, a quienes les libró de la destrucción. Mostrando que a quien peca los destruirá y quien le obedece le dará vida. 2 Pedro 2:9 
Nos ayuda a librarnos de las consecuencias de la tentación.
6.  Nos advierte del castigo que dará Dios en el día del juicio a los desobedientes.
Es una advertencia para nosotros los cristianos si caemos en el pecado y especialmente en este caso, el de permitir que nos engañen con falsas enseñanzas o el tener comunión con estas falsas religiones, que no siguen  Cristo  e inclusive creer que ellos  son nuestros hermanos. Pedro los describe. Andan según la carne, no temen hablar mal de las potestades superiores y desprecian el señorío. 2 Pedro 2:10-12 
Hoy muchas personas insultan, amenazan al diablo, a los ángeles caídos, a los demonios. A pesar de que ellos están destituidos y condenados, sin embargo los seres humanos debemos comprender que ellos son más poderosos que nosotros y están en otro rango. Judas nos habla del ejemplo del arcángel Miguel, un ángel muy poderoso dentro de la organización de Dios, sin embargo no se atrevió a decir nada malo en contra del diablo. Judas 1:8-10 
7.  A algunos cristianos les gusta relacionarse y tener comunión con ellos y hasta creer que ellos están bien con Dios.
Muchos cristianos por falta de conocimiento y otros porque no son firmes sino inconstantes, creen que estas religiones están bien y el estar allí también se está bien. Pero no es así. Siempre andan vagando en sus mentes, creen y no creen, al final son incrédulos  2 Pedro 2:13-14  Seducen a las almas inconstantes, que no son firmes, pero ellos no pueden engañar a las personas que están firmes y entienden y creen Ellos usan la astucia, la palabrería, palabras fingidas, ellos ofrecen bendiciones, libertad del pecado, de las enfermedades, de los problemas, pero ellos están hundidos dentro de aquello que ellos les ofrecen libertad a otros. 2 Pedro 2:15-19 
DHH 2 Pedro 2:17-19  Esos maestros son como pozos sin agua, como nubes llevadas por el viento; están condenados a pasar la eternidad en la más negra oscuridad.  18  Dicen cosas altisonantes y vacías, y con vicios y deseos humanos seducen a quienes a duras penas logran escapar de los que viven en el error. 19  Les prometen libertad, siendo ellos mismos esclavos de la corrupción; porque todo hombre es esclavo de aquello que lo ha dominado.
8.  Consecuencias terribles para el cristiano que se aparta tras el error, las falsas religiones.
Haber conseguido el camino estrecho de la salvación y haber obedecido a la fe, conlleva grandes responsabilidades para con Dios, las cuales Dios exige. Obedecer la fe y luego irse tras el error es despreciar a Dios y a su palabra. Y el castigo será mayor que para un incrédulo. 2 Pedro 2:20   Y les aplica dichos que son fuertes. Queriendo decir que los cristianos que se apartan tras estos falsos maestros o enredándose en los pecados mundanos vienen a compararse  al perro que vomita y se come lo que vomito y a la puerca que la lavan pero siempre prefiere la suciedad. 2 Pedro  2:21-22   
Conclusión:

Hubo falsos maestros en el pasado y hoy también existen falsos maestros, no nos dejemos engañar por el error, por las falsas  doctrinas, por las religiones que practican estas Falsas enseñanzas, porque las consecuencias serían terribles para nosotros.

HERMANOS, NO MURMURÉIS LOS UNOS DE LOS OTROS.

Santiago 4:11-12
Introducción:
Uno de los pecados más peligrosos que afecta nuestra santidad, es la murmuración. Este pecado es condenado en la palabra de Dios y muchos cristianos practicamos regularmente este pecado.
La murmuración ha afectado al pueblo de Dios siempre y por lo general los murmuradores no se sienten culpables por hacerlo y piensan que hacerlo es correcto.
Pero creer esto es engañarnos, la murmuración es pecado y cuando la practicamos cometemos otros pecado.
La murmuración involucra juzgar incorrectamente, hipocresía, chisme, difamación, etc.
Es un pecado dañino que perjudica y daña a otra persona pero que afecta la salvación de quien lo practica. Santiago 4:11-12 
1.  La murmuración.
La murmuración según Dios es un poco diferente a la definición que les dan los hombres, la definición según los hombres es:
Diccionario Rae
-          Hablar entre dientes, manifestando queja o disgusto por algo.
-          Conversar en perjuicio de un ausente, censurando sus acciones.
Entonces murmurar es hablar a espaldas de una persona quejándose o disgustado por las acciones que esa persona ha hecho, esto a sabiendas de que esto le causa un daño o perjuicio a dicha persona.
Muchas veces esta murmuración puede tener buenos fundamentos, razones solidas por las cuales se murmura, pero el problema está en que se hace a espaldas y no se le dice directamente a la persona y segundo en que se le causa un daño intencional o no a la reputación de dicha persona.
La murmuración definida por Dios es muy similar, pero más clara y profunda.
La biblia latinoamericana ofrece una buena traducción de los versículos de Santiago.
BL95 Santiago 4:11-12 Hermanos, no se critiquen unos a otros. El que habla mal de un hermano o se hace su juez, habla contra la Ley y se hace juez de la Ley. Pero a ti, que juzgas a la Ley, ¿te corresponde juzgar a la Ley o cumplirla? 12 Uno solo es juez: Aquel que hizo la Ley y que puede salvar y condenar. Pero, ¿quién eres tú para juzgar al prójimo?
Dios extiende, amplía la definición de murmuración:
La palabra griega katalaléo significa difamador, calumniador, ser traidor. El murmurador según la biblia es aquel que difama, levanta calumnia en contra de su hermano.
El que murmura en contra de su hermano: lo critica, lo difama, levanta calumnia en su contra con el deseo de perjudicarlo.
2.  El murmurador se convierte en Juez.
El murmurador se convierte en juez, y el juez es quien absuelve o condena, y los murmuradores no absuelven sino siempre condenan.
La maledicencia que es hablar mal es igual a la murmuración.
Cuando nos hacemos jueces de nuestros hermanos, tenemos un gran problema con Dios.
Primero debemos esforzarnos por llevar una vida obediente a la palabra, debemos ser ejemplos. Porque  si nos convertimos en jueces y llevamos una vida desordenada, con malos testimonios, cada vez que juzgamos nos condenamos más. Mateo 7:1-4 
La advertencia que nos da Jesús es que con el juicio conque juzguemos, seremos juzgados.
¿Somos pacientes con nuestros hermanos a la hora de juzgarlos?
¿Somos inmisericordes, duros? ¿Somos de los que condenamos?
La medida que usemos será usada en nuestra contra. Santiago 2:13 
Antes de juzgar a otro hay que quitarse las grandes fallas que tenemos cada uno de nosotros. Condenamos hermanos por errores pequeños que cometen pero no nos damos cuenta de los grandes errores que cometemos. Sus pecados son gigantescos, los nuestros son pequeños.
Pero Jesús dice lo contrario los nuestros son tan grandes como un enorme tronco en nuestro ojo comparados con la pequeñez de una paja en el ojo del hermano.
Algunos hermanos se dan a la tarea de buscar, detectar y evaluar los errores o fallas en los hermanos para luego cuando murmuran engrandecerlos.
Algunos hermanos traicionan la confianza de los hermanos, son invitados a nuestras casas, y luego salen murmurando de las cosas que vio en nuestra casa y que a su juicio están mal.
Esto es un pecado grave, porque no son murmuradores o difamadores compulsivos sino que deliberadamente buscan las fallas en los hermanos para luego criticarlos. Y no se da cuenta que ellos tienen más fallas que aquellos a quienes critican.
Son jueces implacables y condenan, porque ellos mismos se separan del hermano. Pero les aplica los que dice Pablo en romanos. Romanos 2:1-3   Cuando andamos pecando y hacemos el papel de jueces, al juzgar a otro nos estamos condenando nosotros mismos.
3.  El murmurador es un hipócrita.
El murmurador practica el pecado de la hipocresía. Y esta es pecado.1 Pedro 2:1 
El hipócrita es un engañador, un mentiroso. El hipócrita no es sincero, siempre trabaja en las sombras, a espaldas de aquellos que confían en él.
La hipocresía es pretender demostrar cualidades o sentimientos que realmente no se tienen, por lo cual estas personas caen en la simulación o fingimiento.
Jesús condeno la hipocresía. Lucas 12:1  
El hipócrita viola varios mandamientos, tales como.
Finge sentir amor, pero no es verdad. Romanos 12:9 
Posee sentimientos negativos hacia sus hermanos. Proverbios 26:24  Mateo 15:19 
El murmurador es cobarde
4.    El murmurador se convierte en calumniador y chismoso.
El diablo siempre ha sido difamador, chismosos, un acusador de los santos. Muchos actúan como si fueran discípulos del diablo, difamadores, calumniadores.
La palabra griega diabolos es utilizada para referirse al enemigo de Dios y de sus santos. Es traducida como diablo y significa  acusador, calumniador.
Esta palabra es relacionada con Satanás, porque él a usado su posición ante Dios y su lengua para acusar, difamar al pueblo de Dios.
El busca los defectos de las personas que tienen una relación cercana a Dios y engrandecía el defecto acusándolos delante de Dios.
El diablo siempre buscaba calumniar a los santos de Dios, haciendo ver sus defectos o errores como inmensos delante de Dios.
Por ejemplo el acuso a Job, diciéndole a Dios que Job le era fiel por las bendiciones materiales que le había dado. Job 1:8-10 
El diablo siempre ha buscado las fallas o pecados de los santos y si no la tienen la inventa, para acusarnos ante Dios, algunos hermanos actúan igual.
5.  El murmurador genera contiendas.
El propósito del murmurador o chismoso es perjudicar a la persona de quien habla. Levíticos 19:16 
Y algunas otras veces lo que quiere es separar a los hermanos, como el diablo quiere separar al santo de Dios. Provoca contiendas entre hermanos.  Proverbios 26:20  Proverbios 6:16-19 
6.  El cristiano murmurador saldrá perjudicado.
Los hermanos que siempre andan criticando a los hermanos, buscando sus defectos, están buscando su propia perdición y ruina. Proverbios 17:20 
Conclusión:
Debemos evitar la murmuración, siempre hablar directamente con el hermano lo que hemos visto incorrecto en él.

No actuemos como hipócritas, falsos, etc.

LA IGLESIA DEL SEÑOR, LA CUAL ÉL GANÓ POR SU PROPIA SANGRE.

Hechos 20:28
Introducción:
Sabemos que Cristo murió para darles la oportunidad a todos los hombres, de ser salvos. Sacrifico su vida, para que la humanidad tuviese la oportunidad de reconciliarse con Dios, de poder escapar de la ira venidera. 1 Timoteo 2:4-6.
Pero a pesar de su gran misericordia y amor para con la humanidad, pocos quieren aceptar la verdad y obedecer.
Entendemos que la salvación es individual, porque cada uno daremos cuenta a Dios, por nuestra obediencia. Pero lo que muchas veces cuesta entender  es que muchos perderemos la vida eterna, por no darle la importancia y la atención que debe tener la iglesia.
Todos los que hemos obedecido, Dios nos adoptado como sus hijos, viniendo a hacer parte de un pueblo.  Este pueblo es la iglesia la cual Cristo gano, compro, adquirió por su propia muerte, por su propia sangre. Hechos 20:28 
DHH Hechos 20:28  Por lo tanto, estén atentos y cuiden de toda la congregación, en la cual el Espíritu Santo los ha puesto como pastores para que cuiden de la iglesia de Dios, que él compró con su propia sangre.
1.             La iglesia. ¿Qué es?
La iglesia es el grupo de personas que han sido llamadas mediante el evangelio, y que al obedecer y bautizarse, han salido del mundo, de las tinieblas y han sido agregados al reino de Dios, al cuerpo de Cristo. 2 Tesalonicenses 2:13-14 
La iglesia son el grupo de personas que han sido llamadas por Dios mediante el evangelio, para salir del pecado y de las tinieblas a la luz admirable.
La palabra iglesia es usada en el nuevo testamento, en dos sentidos:
a.        Todos los llamados en el mundo para servir a Dios, en todas partes, le decimos la iglesia universal. Mateo 16:18  Jesús habla  de su iglesia de manera universal, general.
b.        A los llamados a servir a Dios en un lugar especifico. Pablo se dirige a la iglesia ubicada en Corinto o la de tesalónica. 1Corintios 1:2 
¿La iglesia existe solo los domingos? No. La iglesia siempre existe, cuando nos reunimos como cuando no estamos reunidos. 1Corintios 11:18  Hechos 12:5 
2.             La iglesia es muy importante para Jesucristo.
Es tan importante la iglesia que Cristo siendo en forma de Dios se hizo hombre para poder dar su vida  como pago para comprar la iglesia, para adquirir la iglesia. No pago con dinero, ni con propiedades, sino con su propia vida, con su sangre derramada en la cruz del calvario.
Jesucristo ama a la iglesia y la cuida. Efesios 5:28-29 
Dios ama a la iglesia y su propósito eterno es adquirir un pueblo santo a través de su hijo, pueblo que venciera al pecado y viviera eternamente con él. 1 Pedro 2:9-10  
La iglesia un pueblo que le pertenece a Dios. Y Jesús lo compro para sí mismo y para Dios.

¿Nosotros los cristianos le daremos la misma importancia a la iglesia que le da Cristo?
Algunos si otros no.

3.             La iglesia es el cuerpo de Cristo.
La iglesia y su relación con Cristo son descritas como un cuerpo humano, compuesto de una cabeza, que es Cristo y un cuerpo compuesto de muchos miembros que se sujetan a la cabeza.
Esto debemos comprenderlo, nosotros la iglesia somos el cuerpo de Cristo en este mundo, el actúa, el obra y enseña es a través del trabajo que hace su cuerpo en este mundo. Colosenses 1:18  

Si la iglesia está compuesta por miembros obedientes y que hacen las obras que Dios ha establecido para ella, dará gloria y victoria a Cristo. Pero si es una iglesia compuesta por miembros perezosos, poco esforzados y desobedientes, la iglesia traerá vergüenza al nombre de Cristo.

La iglesia es como son sus miembros, miembros laboriosos y esforzados, iglesia laboriosa y esforzada, miembros perezosos y desordenados, iglesia perezosa y desordenada.

Los miembros deben esforzarse por ejercer su función dentro del cuerpo de Cristo, siendo útiles. Miembros inactivos y desobedientes, perjudican la función de todo el cuerpo.  Efesios 4:16 
Cada miembro debe tener una actividad propia, la cual ejecuta en la iglesia. Romanos 12:4-8 
4.             La iglesia es la casa de Dios, columna y baluarte de la verdad.
Dios tiene casa en este mundo, pero no es un edificio, es un grupo de personas que viven y actúan conforme a la voluntad de Dios, La iglesia. Dios mora en su iglesia, no hay otro sitio en que Dios more en este mundo, sino en su iglesia, en los corazones de sus hijos. 1 Timoteo 3:15 
NVI 1 Timoteo 3:15 si me retraso, sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad.
La iglesia es columna y fundamento de la verdad en este mundo, una iglesia verdadera enseñara y defenderá la verdad. La iglesia no está destinada a hacer obras del mundo, sociales, políticas, etc., la responsabilidad y obras de la iglesia tienen que ser espirituales.
5. La iglesia es la Jerusalén celestial.
La  Jerusalén antigua era la capital de la nación Judía. Pero la biblia nos habla de otra Jerusalén, la Jerusalén celestial. Apocalipsis 21:2 
La iglesia es la Jerusalén espiritual, la Jerusalén de arriba. Gálatas 4:21-26 
Cristo es el esposo de la iglesia. 2 Corintios 11:2 
Nosotros nos hemos acercado, porque formamos parte de ella. Hebreos 12:22-24 
5.             La iglesia es el reino de Jesucristo.
Cuando el ser humano oye el evangelio, lo cree, se arrepiente de sus pecados y se bautiza es añadido a la iglesia. Hechos 2:41  ¿A dónde los añadía? Hechos 2:47 
Los que se bautizan son añadidos a la iglesia, que es el reino del señor Jesucristo. Colosenses 1:12-13 
Conclusión:
Cristo compro con su vida la iglesia, el precio que pago fue muy alto, esto nos permite entender lo importante que es para Dios, la iglesia.


¿Le damos el valor que se merece en nuestras vidas? 

domingo, 11 de febrero de 2018

Y LOS LIBROS FUERON ABIERTOS, Y OTRO LIBRO FUE ABIERTO

Apocalipsis 20:12
Introducción:

Los cristianos han esperado el regreso de Jesús y el fin del mundo, desde hace muchos años. El mundo religioso entiende que Jesús ha de regresar y que en ese día habrá el juicio final. El juicio final será un evento de grandes bendiciones para los que obedecieron a Dios y terribles castigos para los desobedientes e incrédulos.
La biblia nos enseña lo que ocurrirá ese día, en que Jesucristo regrese, resurrección de los muertos, transformación de los que estén vivos, el regreso de Cristo en las nubes y todo ojo habrá de verlo, el juicio final, los libros serán abiertos y seremos juzgados por las cosas que estén escritas en esos libros y luego vendrá la sentencia final.
La palabra nos enseña un poco sobre los libros que Dios usará en el día final. En estos libros Dios tiene toda la información necesaria para dar su sentencia.
El punto es que Dios en su palabra menciona ciertos libros que serán abiertos, en el día cuando se dé el juicio. Apocalipsis 20:11-12   
Se menciona el libro de la vida y otros libros, ¿cuáles son estos libros? Podemos identificar algunos de los libros que serán abiertos.

1.  La palabra de Dios.
Dios nos ha dado su voluntad escrita para que el ser humano pudiera entender y obrar de acuerdo a lo que Dios quiere que haga. Todos vamos a ser juzgados por lo que la biblia dice. En ella Dios ha establecido su voluntad, sus mandamientos. La palabra de Dios es nuestra guía para poder agradar a Dios y obtener la vida eterna. Santiago 1:21-22 
Por la palabra de Dios hemos sido renacidos y transformados. 1 Tesalonicenses 2:13 
Dios nos juzgará por aquello que nos pidió y nos enseño en su palabra y no será por nada fuera de ella. Hebreos 2:1-4 
Pablo siempre expresaba su anhelo de que el cristiano se aferrará a la palabra de Dios Filipenses 2:16 
La palabra de Dios incluye lo que Cristo enseño durante su estadía en la tierra. Juan 14:21-24 
La palabra de Dios será unos de los libros que serán abiertos y usados en el día del juicio final. Tanto las que enseño Jesús directamente como aquellas que fueron enseñadas por el Espíritu Santo. Juan 12:47-49
Seremos juzgados por la voluntad de Dios establecida en el nuevo pacto. Juan 16:13-14 

2.  El libro de la vida.

El libro de la vida, es el libro donde están inscritos los nombres de los que se salvarán. Es un registro de los salvos de todos los tiempos.
En el tiempo de Israel, Dios hace mención a un libro de memoria, en el cual estaban aquellos que temían y pensaban en Dios. Malaquías 3:16-18  Dios ha llevado un libro de memoria de aquellas personas que le obedecen.
En el nuevo pacto se nos menciona el libro de la vida. En él, están los nombres de los que serán salvos. Filipenses 4:3 
Todos los que hemos nacidos de nuevo en el bautismo por la palabra de Dios, nuestros nombres fueron agregados al libro  de la vida. 1 Pedro 1:23 
Los que estamos luchando en este mundo por alcanzar la vida eterna y ser hallados dignos de vivir en el cielo, Dios ha inscrito nuestros nombres en el libro de la vida. Solo los que estén registrados en el libro de la vida podrán entrar en el cielo, en la Jerusalén celestial. Apocalipsis 21:27 
Pero hay una advertencia para aquellos cuyos nombres están el libro de la vida, pueden ser borrados, si no perseveran hasta el fin. Si se apartan, si desmayan, si viven desobedeciendo a Dios, sus nombres serán borrados del libro de la vida. Apocalipsis  3:5 
Las consecuencias de que nuestros nombres no estén en libro de la vida son terribles. Condenación eterna. Apocalipsis 20:15   

3.  Hay registros de las obras de todas las personas.

La palabra nos enseña que seremos juzgados y daremos cuenta por nuestras obras, buenas y malas. 2 Corintios 5:10 
Seremos juzgados por lo que hayamos hecho mientras estuvimos en este mundo. Romanos 2:5-8 
En apocalipsis 20:11 nos habla del juicio que se hará por las obras escritas en estos libros  que han de ser abiertos. Apocalipsis 20:12 

NVI Apocalipsis 20:12 Vi también a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono. Se abrieron unos libros, y luego otro, que es el libro de la vida. Los muertos fueron juzgados según lo que habían hecho, conforme a lo que estaba escrito en los libros.

BL95 Apocalipsis 20:12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante el trono, mientras eran abiertos unos libros. Luego fue abierto otro, el libro de la vida. Entonces fueron juzgados los muertos de acuerdo con lo que está escrito en esos libros, es decir, cada uno según sus obras.

Conclusión:

Es importante entender que en el día del juicio final, Dios tomará en cuenta tres puntos por los cuales todos seremos juzgados:
Su palabra: la biblia.
El libro de la vida; en el cual aparecen los nombres de los que se salvarán y serán condenados aquellos que no aparecen allí.
Registro de todas las obras de cada ser humano, obedientes a Dios o desobedientes.
Esforcémonos porque nuestros nombres estén y permanezcan inscriptos en el libro de la vida.

viernes, 2 de febrero de 2018

LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO

Introducción:
El pecado ha sido el causante de los grandes males de la humanidad. El pecado es la causa por la cual Dios ha dejado a la mayoría de la humanidad en sus propios caminos. Por el pecado Dios destruyo a la humanidad en los tiempos de Noé, por el pecado muchas personas han sufrido, sufren y sufrirán de aflicciones, por el pecado muchos no tienen comunión con Dios,  por el pecado muchos serán condenados al infierno. Indiscutiblemente el pecado ha sido un mal para todo ser humano.
Y aunque los cristianos y la humanidad hablan y enseñan mucho sobre el pecado, sin embargo aun muchos no entienden las causas y las consecuencias del pecado.
La biblia nos enseña que Dios es amor y muy misericordioso, pero también nos enseña que es un Dios severo y castigador.  Job entendía esto muy bien. Job 5:17  Dios corrige y disciplina a sus hijos, porque esa es su voluntad, para que abandonemos el pecado y para que participemos de su santidad.
A los hijos de Dios nos cuesta entender lo que es el pecado y las consecuencias que este trae en nuestra vida. Muchos pensamos que podemos estar pecando libremente, que podemos vivir como mejor nos parece y que no habrá consecuencias, que nuestras iniquidades no van afectar nuestras vidas. Pero no es así.
Cuando se nos dice que Dios nos disciplina, nos está hablando de corrección, y en la corrección se puede llegar hasta el castigo. Jesús nos advierte en apocalipsis lo que es capaz de hacer con aquellos a quien el ama.  Apocalipsis 3:19 
Muchos vivimos tentando a Dios, pecando siempre en lo mismo, desobedeciéndole siempre en lo mismo y nos no importa lo que su palabra dice o pide. Lo mismo que le ocurrió al pueblo de Israel, siempre andaban tentando a Dios con su desobediencia. Salmo 78:56 
Por esta razón Jesús le dice a uno que sano, que no pecará más para que no le sucediera algo peor. Juan 5:14.
NVI Juan 5:14 Después de esto Jesús lo encontró en el templo y le dijo: —Mira, ya has quedado sano. No vuelvas a pecar, no sea que te ocurra algo peor.
Pecar tiene consecuencias negativas no solo para nuestra salvación sino también para nuestra vida en este mundo.
1.  El pecado es desobedecer.
La definición más sencilla del pecado es el acto de desobedecer los mandamientos o la voluntad de Dios. 1 Juan 3:4 
2.  Dios es amor pero también es severo.
Este es uno de las características o cualidades de Dios, que la mayoría de las personas no quieren entender. Que Dios es severo y que cuando es necesario  castigar a sus hijos lo hace y a veces de una manera dura.
Como todos sabemos que Dios es muy paciente, confundimos esto con el hecho de que Dios nos dejará pasar nuestras iniquidades sino nos arrepentimos.
El pueblo de Israel dejo de ser el pueblo de Dios por su incredulidad, Dios los desecho como su pueblo y mostro su severidad para con ellos y su bondad para con nosotros los gentiles que creemos y obedecemos, que hemos sido hechos su pueblo. Romanos 11:20-22  Pero también podemos ser desechados.
La palabra nos enseña que Dios es celoso, vengador, fuego consumidor, Nahúm 1:2-3  Fuego consumidor Hebreos 12:29 
3.  El pecado nos perjudica en nuestra vida después de la muerte y también en nuestra vida en el mundo.
Muchos hemos entendido que si nos mantenemos pecando corremos riesgos de perder nuestra salvación, pero muchos no entienden que también les afecta su vida terrenal.
Afecta nuestra salvación porque sabemos que los que practican el pecado no heredaran el reino de los cielos. Gálatas 5:19-21  1 Corintios 6:9-10  Santiago 5:9  1 Juan 3:15 
Dios y Jesús nos advierten de la corrección que ellos nos infringen, para que combatamos contra el pecado y podamos participar de su santidad. Esta corrección no es solo verbal a través de su palabra sino que también puede venir de situaciones que impliquen sufrimiento.  En la enseñanza sobre la cena, el apóstol Pablo nos muestraa que Dios nos castiga con el propósito de que no seamos condenados con el mundo. 1 Corintios 11:31-32 
La palabra castigados es usada de varias maneras en la palabra de Dios, algunas veces tiene el significado de enseñar, instruir adiestrar como a los niños, pero en otros tienen connotación de corrección física.
Dios nos corrige, nos disciplina, nos azota. Hebreos 12:4-11 
Los desobedientes, los cristianos que persisten en el pecado atraen sobre sí mismos la ira de Dios. Colosenses 3:5-6  En el antiguo pacto podemos aprender de lo que le pasó Adán, a Caín, a Sansón, a Saúl, a David, al mismo pueblo de Israel, en el nuevo pacto Judas, Ananías y Safira,
Por ejemplo Jezabel, que por su fornicación y desobediencia fue arrojada en cama y en gran tribulación, y no solo a ella sino a todos a los que con ella adulteraban. Y sus hijos iban a ser heridos de muerte. Apocalipsis 2:20-23 
Todo esto le iba acontecer y le aconteció por causa de sus desobediencias.
4.  Dios nos promete muchas cosas en su palabra, pero estas promesas son para aquellos que le obedecen, no son para los desobedientes.
Dios tiene promesas maravillosas para la vida en el cielo o terribles para los que van a condenación, sin embargo también nos da promesa que tienen que ver con nuestra vida en esta tierra.
Y Dios cumplirá estas promesas si nos esforzamos por obedecerle, vivir en santidad y apartarnos del pecado. Pero si somos desobedientes, obstinados, rebeldes y no nos da la gana de obedecer ni de cambiar nuestra manera de  ser, ¿Podemos culpar a Dios si viene sobre nosotros las calamidades? NO podríamos inclusive si aun anduviéramos rectamente.
¿Como Dios cuidaría de nosotros si somos desobedientes, si no queremos humillarnos a su palabra, a su voluntad? 1 Pedro 5:6-9 
Cuando somos desobedientes, rebeldes no tenemos temor de Dios y ¿como Dios puede cumplir sus promesas? Salmo 33:18  Salmo 103:13-18 
Conclusión:
Cuando persistimos en el pecado, estamos exponiéndonos a la ira de Dios, a su disciplina, a su castigo, a ser azotados por Él.
¿Hasta dónde llegaremos?

Temamos a Dios, respetemos sus mandamientos y esforcémonos por mantener una buena relación con Él.