Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 23 de abril de 2018

EL PODER DE LA ORACIÓN

Lucas 18:1-8
Introducción:
Creemos en Dios, como el Todopoderoso, todo lo puede, su poder no puede ser medido, ni entendido por el ser humano. Lo poco que hemos podido entender es que por su voluntad y su palabra, ha creado al universo, los cielos, los ángeles, a los seres humanos y todo cuanto existe conocido por el hombre e inclusive lo desconocido.
Lo que si entendemos es, que es Todopoderoso. A pesar de su grandeza, Él nos ha adoptados como sus hijos, nos ha hecho su familia y nos da la gran bendición de poder dirigirnos a Él, en oración y tener la total seguridad de que nuestras oraciones son oídas por Él.
Los cristianos aunque sabemos lo que es la oración, sin embargo pocos son los que aprovechan al máximo la bendición y beneficios de la oración. La oración es nuestro canal de comunicación con Dios, en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier circunstancia. La oración es poderosa, no porque pronunciemos palabras que pensemos que se han de ejecutar, sino porque Dios es Todopoderoso, y según su voluntad Él actuará a lo que le estemos pidiendo.
Desde la antigüedad leemos en la palabra, el poder de la oración. Hombres lograron grandes hazañas. Santiago 5:17 
Muchos de nosotros desaprovechamos la oración, no porque no oremos, sino porque oramos muy, muy poco, muchos le dedican pocos minutos al día y de esa manera desperdician la bendición de la oración.
Jesús les enseño a sus discípulos a orar, pero también en muchas oportunidades les enseño lo que podían lograr a través de la oración. Les enseño una parábola con el propósito de que oraran constantemente sin desmayar, sin desanimarse. La parábola de la viuda y del juez injusto. Lucas 18:1 
NVI Lucas 18:1 Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse.
1.  Orar siempre sin desmayar
Muchos se desaniman cuando no le son respondidas las oraciones, o cuando no se dan las cosas como piden. Jesús hace mención a no desmayar, a no desanimarse y persistir en la oración. Tesalonicenses 5:17  Debemos orar  sin cesar, insistentemente, en todo momento.
La parábola tiene como propósito animar al discípulo de Cristo a perseverar en la oración, a que entendamos que Dios nos escucha. Que si un Juez injusto que no tenía temor de Dios, le hizo justicia a una viuda, porque esta le molestaba constantemente, cuanto más hará Dios por sus hijos. Lucas 18:2-6 
La viuda era perseverante, paso tiempo importunando al juez para que le hiciera justicia, hasta que su insistencia obligo al juez ha hacerle justicia. El mensaje es que busquemos a Dios, en oración, pidiéndole, insistiéndole, no desmayar, ni darnos la posibilidad de ser perezosos en la oración. Romanos 12:11-12 
Mantenernos alertas, orando en todo tiempo. Jesús les dijo a sus discípulos orar para que fueran dignos de escapar de todo lo que pasaría en la destrucción de Jerusalén y también para que fuéramos dignos de estar de pie en el día del juicio final.  . Lucas 21:36 
2.  Dios oye nuestras oraciones.
Aun cuando nos pareciera que Dios no escucha nuestras oraciones, debemos estar muy seguros de que si las escucha y no solo las escucha sino que las toma en cuenta y las retiene. El no es como nosotros que nos piden algo y se nos olvida, nuestras oraciones suben a su presencia y son tomadas en cuenta. Apocalipsis 8:3 
Debemos tener  la total seguridad de que nuestras oraciones son recibidas y recordadas por nuestro Dios. 1 Pedro 3:12 
El juez atendió la oración de la viuda porque ella le molesto en varias oportunidades, pero Dios nos escucha cada vez que oramos.
3.  Dios, nos responde de acuerdo a su voluntad.
Muchos somos impacientes y cuando Dios no responde nuestras oraciones rápidamente, nos desanimamos e inclusive pensamos que Dios no nos escucha. Pero debemos entender que Dios es la misma sabiduría, y Él sabe cuándo debe responder nuestras oraciones, en qué momento es más conveniente para nosotros, que es lo más convenientes para nosotros. El tiempo para responder es de Él. 1 Juan 5:14-15 
¿Cuando él nos responderá? Entre más fervientes, constantes seamos en la oración la repuesta llegará más rápido. Todo va a depender de nuestra insistencia y nuestra dedicación a la oración. Lucas 18:7-8 
A sus escogidos que claman día y noche, ¿se tardará en responderles? no se tardará, pronto les hará justicia. Hermosa promesa, pronto nos hará justicia.  ¿Qué debemos hacer los cristianos? Orar día y noche y tener fe. Muchos pierden la fe cuando no reciben repuesta a sus oraciones.
4.  Dios quiere darnos lo mejor.
Dios quiere darnos la vida eterna, darnos el cielo como nuestra morada eterna, pero también quiere bendecirnos en este mundo, no necesariamente con riquezas sino con todo lo requiere nuestra vida. 2 Corintios 9:8-11 
Por ello debemos persistir en la oración, porque Dios nos oirá y nos ayudará. 1 Pedro 5:7 
Entendamos que Dios responderá según su voluntad y no de acuerdo a como nosotros lo solicitemos. La repuesta de Dios puede ser diferente a los que pedimos en oración. Romanos 8:32 
Podemos estar seguros que nos responderá. Filipenses 4:6  1 Pedro 5:7 
5.  ¿Los perezosos o los desanimados, Dios los escuchará, recibirán algo?
Quien no le dedica tiempo suficiente a la oración, tiene un grave problema, el afán del mundo no le permite tener tiempo para orar, o por la pereza o el desanimo tampoco se esfuerzan en orar. ¿Escuchará Dios a los perezosos? Proverbios 13:4  Proverbios 20:4  Hebreos 12:2-4 
¿Hallará Jesús fe en cada uno de nosotros?
Conclusión:
La oración es poderosa, no porque nosotros seamos poderosos, sino porque al orar nos comunicamos con Dios, quien es poderoso para transformar, para cambiar, para ayudarnos.
Debemos ser constantes, firmes en la oración confiando en que Dios nos escucha y que nuestras oraciones serán respondidas de acuerdo a lo que Dios determine.





lunes, 9 de abril de 2018

EL NOMBRE DE DIOS ES BLASFEMADO ENTRE LOS GENTILES POR CAUSA DE VOSOTROS

Romanos 2: 17-29
Introducción:  
La palabra de Dios está llena de muchos ejemplos que sirven para nuestra edificación, para nuestra enseñanza, para nuestra amonestación. Tenemos buenos ejemplos como los de Noé, Abraham, Moisés, Jesús, Pablo, Pedro, etc. Y muchos malos ejemplos como los de Adán, Caín, Esaú, Saúl, el pueblo de Israel, Los fariseos, Judas, etc. Tanto los buenos como los malos ejemplos sirven para nuestra edificación y enseñanza. 1 Corintios 10:11 
En el tiempo de Jesús los fariseos fueron un mal ejemplo, ellos parecían o aparentaban ser celosos de la ley, pero la verdad es que ellos querían que los demás la respetaran pero ellos no, respetaban algunos mandamientos y otros no. Jesús los señalo como hipócritas y advirtió a sus discípulos que no siguieran el ejemplo de los fariseos y escriba.  Mateo 23:2-3 
Pablo también señalo a los judíos por sus malas acciones, por sus malas obras, acusándolos de que el nombre de Dios era blasfemado entre los gentiles por causa de ellos, de sus malas obras, Romanos 2:24 
BLS Romanos 2:24 Tiene razón la Biblia cuando dice: "La gente de otros países habla mal de Dios por culpa de ustedes mismos".
DHH romanos 2:24  Con razón dice la Escritura: "Los paganos ofenden a Dios por culpa de ustedes."
¿Por qué estudiar este tema? porque de la misma manera como muchos judíos traían ofensa y vergüenza sobre el nombre de Dios, muchos cristianos traen blasfemia sobre el nombre de Jesús.
1.  Llevan el nombre de judío. (en nuestro caso Cristiano).
Los judíos se sentían orgullosos de hacerse llamar judíos, un sobrenombre, se sentían orgullosos de que a ellos se les hubiese confiado la ley, de que fuesen conocedores de la voluntad de Dios y se jactaban de ello. Romanos 2:17-18 
NVI Romanos  2:17-18  Ahora bien, tú que llevas el nombre de judío; que dependes de la ley y te jactas de tu relación con Dios; 18 que conoces su voluntad y sabes discernir lo que es mejor porque eres instruido por la ley;
Lo mismo pasa con nosotros los cristianos nos gozamos de ser hijos de Dios y tener la sana doctrina, sin embargo algunos de nosotros por nuestras malas obras, por nuestra vida desordenada ante los incrédulos, traemos blasfemia sobre el nombre de Jesús, vergüenza, deshonra.
2.  Los judíos se creían guías, instructores, maestros y luz de los incrédulos, de los indoctos, confiaban en el conocimiento de la palabra de Dios.
A los judíos le había sido dada la ley, y ellos la conocían, la entendían y la enseñaban, pero muchos la desobedecían.
Los cristianos tenemos el nuevo pacto, conocemos la sana doctrina y sabemos que somos guías, maestros de todas las personas a quienes enseñamos, de aquellos que no conocen correctamente la palabra de Dios o no conocen nada.  Romanos 2:19-20 
3.  Eran buenos para enseñar a otros pero no para enseñarse a sí mismo.
Eran buenos para enseñar a otros y exigirles el cumplimiento de la palabra, pero ellos no se enseñaban así mismos, no eran respetuosos de la ley. Romanos 2:21-22 
Algunos cristianos también hacen lo mismo creen en que son hijos de Dios, de que conocen la sana doctrina y algunos hasta creen que la cumplen, pero la realidad es que muchas veces no es así, respetan lo que quieren y lo que no, no lo guardan.
Su si no es si, su no, no es no, son mal hablados,  groseros, iracundos, perezosos, piden y no pagan, desordenados, etc.
4.  Avergonzaban y traían blasfemia sobre el nombre de Dios.
Los gentiles se burlaban de los judíos porque decían tener la ley pero no la cumplían, los gentiles no creían que fuesen el pueblo de Dios. Los judíos traían vergüenza y blasfemia sobre el nombre de Dios. Romanos 2:23-24 
Con sus acciones deshonraban a Dios. Ellos enseñaban la ley, y lo mismo que enseñaban lo desobedecían.
Los cristianos somos la luz del mundo, pero siempre hay cristianos que no arrojaban luz, sino tinieblas. No nos cuidamos de ser mal ejemplo entre los hombres. No brillamos en el mundo. Filipenses 2:15 
 Antes éramos del mundo, pertenecíamos a las tinieblas, pero ya no deberíamos seguir actuando como éramos antes. 1Pedro 2:11-12 
Es necesario mantener buena, correcta, ejemplar, nuestra manera de vivir entre los gentiles, entre los que no son de Dios. Filipenses 3:17-19 
5.  Ser judío (o cristiano) de nada sirve si no se respeta la voluntad de Dios.
Pablo les dice a los judíos que la circuncisión es útil, si guardan la ley, pero si no la obedecen su circuncisión no tiene ningún valor, son como si fueran incircuncisos, gentiles.
Lo mismo pasa con el cristiano, nos hemos bautizados, pero si seguimos actuando como éramos en el mundo, estamos actuando como aquellos que no han obedecido la fe. Romanos 2:25 
NVI Romanos 2:25 La circuncisión tiene valor si observas la ley; pero si la quebrantas, vienes a ser como un incircunciso.
6.  Pablo compara a los gentiles que guardaban la ley como si estuvieran circuncidados.
Pablo comienza una comparación entre los gentiles con una vida ejemplar, que guardaban la ley aunque no la conociera, en comparación con los judíos que conocían la ley pero no la guardaban.
Estos gentiles iban a condenar a los verdaderos judíos, porque su vida era más ejemplar que la de ellos. Romanos 2:26-27 
Muchas personas del mundo llevan una vida más ejemplar que muchos cristianos, en muchos aspectos. Estas personas no conocen la sana doctrina, pero sin conocerla respetan más la palabra de Dios en muchos aspectos que algunos cristianos. Algunos cristianos conociendo la voluntad de Dios la transgreden.
7.  La advertencia para nosotros los cristianos.
No es judío el que fue circuncidado en la carne, sino aquel que lo es en su interior, ¿Por qué? porque es respetuoso de la palabra de Dios.
Podemos habernos bautizados, sin embargo si llevamos una vida desordenada, nuestro bautizo no sirve de mucho, venimos a ser peor que cuando éramos incrédulos. 2 Pedro 2:20-22  Romanos 2:28-29 
NVI Romanos 2:28-29 Lo exterior no hace a nadie judío, ni consiste la circuncisión en una señal en el cuerpo. 29 El verdadero judío lo es interiormente; y la circuncisión es la del corazón, la que realiza el Espíritu, no el mandamiento escrito. Al que es judío así, lo alaba Dios y no la gente.
Somos discípulos de Cristo, hijos de Dios, pero debemos anhelar en nuestro corazón ser obedientes a Dios y esforzarnos por poner por práctica ese nuevo hombre creado según Dios. Efesios 4:22-24 
Conclusión.

Nosotros que conocemos la sana doctrina, respetémosla, seamos ejemplo para la gente del mundo, no traigamos vergüenza sobre el nombre de Cristo, ni el de Dios.

RECONÓCELO EN TODOS TUS CAMINOS, Y ÉL ENDEREZARÁ TUS VEREDAS

Proverbios 3:6
Introducción:
Estamos concluyendo un año más, un año más que Dios nos permitió vivir, un año de momentos buenos y de momentos no tan buenos. Un año lleno de vida, de sustento, de oportunidades, de salud, de cuidado y protección, etc. Pero también en algunos momentos con dificultades económicas, con escasez, con enfermedades, con problemas familiares, etc. Pero a pesar de los momentos difíciles, debemos reconocer que Dios no nos ha desamparado, no nos ha abandonado, sino en cumplimiento de sus promesas, nos ha ayudado grandemente en nuestras vidas y en las de nuestras familias.
Día tras día nos ha bendecido, nos ha ayudado a resolver las dificultades, nos ha ayudado a tener sustento, abrigo, un techo bajo el cual refugiarnos, nos ha dado salud a pesar de las enfermedades, ha llenado nuestras vidas de esperanzas, de gozo, de paz.
Y estamos por empezar un nuevo año, un año en las cuales nosotros nos hemos fijados metas, objetivos por lograr, por alcanzar. Un año que se vislumbra complicado y difícil para este país, por la grave situación económica que atraviesa. No podemos negar que la grave situación económica ha afectado y afecta la vida de los mismos cristianos, sin embargo los cristianos, debemos dejar de poner nuestra confianza en los hombres e inclusive en nuestras propias fuerzas.
 Debemos aprender a depositar nuestra confianza en Dios, en su poder, en su misericordia, en su providencia para sus hijos y eso lo logramos no sólo creyendo en Dios, sino también entender que debemos tomarlo en cuenta en nuestra vida, ser obedientes a su palabra, reconocerlo en todos nuestros caminos. Proverbios 3:5-6 
DHH Proverbios 3:5-6  Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia. 6  Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y él te llevará por el camino recto.
1.  Confiar más en Dios que en los hombres.
Un grave problema que afecta a la humanidad, es que confían más en el hombre que en Dios, y hay cristianos que actúan de igual manera, confían más en el hombre que en Dios.
La ignorancia de la humanidad los lleva a cometer este grave error, pero en el cristiano no es justificable,  porque conocen a Dios, conocen su voluntad, sin embargo no les importa, su confianza y su esperanza es mayor en los hombres que en Dios. Jeremías 17:5-6  .
DHH Jeremías 17:5-6  El Señor dice: "Maldito aquel que aparta de mí su corazón, que pone su confianza en los hombres y en ellos busca apoyo. 6  Será como la zarza del desierto, que nunca recibe cuidados: que crece entre las piedras, en tierras de sal, donde nadie vive.
El cristiano que pone su confianza en los hombres por encima de Dios, confía más en los hombres para que le resuelvan su vida, que en Dios, será como una planta o un arbusto en lugares secos, no ve cuando le llega el bien, no recibe cuidados, su vida es seca, de limitaciones, etc.
Pero el cristiano que toma en cuenta a Dios y a su voluntad para ponerla por obra, recibe la ayuda de los hombres, pero su confianza no está en ellos sino en Dios, su vida recibirá la ayuda, la providencia, el cuidado de Dios, que es más poderoso que todos los hombres juntos, que todos los gobernantes, etc. Jeremías 17:7-8 
El cristiano que reconoce a Dios en sus caminos, confiando siempre en él, será como un árbol junto a corrientes de agua, nunca sufre de sequía, de calor, sus hojas no se secarán y siempre darán frutos.
2.  Esforcémonos por agradar a Dios en toda nuestra manera de vivir.
Esforzarnos por entender la voluntad de Dios y ponerla por obra, no conformarnos solo por aprender sino también en practicar.
Como hijos de Dios, comprender que debemos vivir siempre para agradar a Dios y no para satisfacer nuestros propios deseos, no vivir solo para nosotros y no para Dios. 1Tesalonicenses 4:1
NVI 1Tesalonicenses 4:1 Por lo demás, hermanos, les pedimos encarecidamente en el nombre del Señor Jesús que sigan progresando en el modo de vivir que agrada a Dios, tal como lo aprendieron de nosotros. De hecho, ya lo están practicando.
Preocuparnos por cambiar, dejar ese viejo hombre, no satisfacer la carne.
Preocuparnos por poner nuestros talentos al servicio de Dios.
Preocuparnos por amar lo que Dios ama, a sus hijos.
Preocuparnos por aprender la voluntad de Dios y esforzarnos por ponerla en práctica.
Cuando hacemos estos estamos reconociendo a Dios en todo lo que hacemos. Porque estamos poniendo en primer lugar el reino de Dios y su justicia que nuestra propia vida. Mateo 6:33 
Tengamos confianza en Dios, confiando que el cuida de nosotros. Filipenses 4:6 
Las personas andan buscando satisfacer su carne, de conquistar riquezas, de ganar bienes, su primera prioridad es su bienestar físico. Para nosotros nuestra prioridad debe ser nuestro bienestar espiritual sin descuidar el deber que tenemos de trabajar para tener todo lo necesario.
3.  Estemos conforme con lo que logremos y seamos agradecidos.
Aprender a estar contentos con lo que tenemos ahora, y también con lo que Dios nos permita tener sea mucho o poco, siendo siempre agradecidos. Estamos prosperando seamos agradecidos, no nos esta yendo bien seamos agradecidos. Tenemos salud seamos agradecidos, estamos enfermos seamos agradecidos. Cualquiera que sea nuestra situación seamos agradecidos y estemos contentos. Hebreos 13:5
No permitir que la angustia more en nuestros corazones. Colosenses 3:15.
4.  Tomemos a Dios en cuenta en todo lo que emprendamos.
Que la soberbia nunca llene nuestros corazones pensando que podemos lograr muchas cosas sin tomar en cuenta a Dios, todo lo que nos propongamos a hacer o lograr sea puesto en Dios, para que nos ayude a lograrlo. Santiago 4:13-16
Conclusión:

Reconozcamos a Dios en toda nuestra vida, en todos nuestros caminos, en todo lo que emprendamos y confiemos en Él. Proverbios 16:9  Proverbios 16:7  

sábado, 7 de abril de 2018

ID, Y HACED DISCÍPULOS A TODAS LAS NACIONES

Mateo 28:19-20
Parte II
Introducción: J
Jesucristo les pidió a sus discípulos que fueran por todas las naciones e hicieran discípulos. Expresando su voluntad de que toda persona se convirtiera en su discípulo, dándole esa oportunidad a través de la predicación del evangelio. Mateo 28:19-20 
Estudiamos que predicarle el evangelio a toda criatura involucra la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, pero también otras enseñanzas que debe recibir cada persona para poder comprender lo que Dios le pide.
En la historia del eunuco y Felipe comprendemos que el evangelio que predico Felipe abarcaba mucho más información que la muerte de Cristo, sepultura y resurrección, estudiamos que le hablo el evangelio de Jesús desde el profeta Isaías hasta enseñarle sobre el bautismo, sobre la deidad de Cristo. Hechos  8:34-37.
Ser discípulo de Cristo involucra una gran responsabilidad para el nuevo creyente pero también para quien le enseña.
Aprendimos que un discípulo, es un cristiano, no se es discípulo si no ha obedecido la voluntad de Dios.
¿Cómo una criatura de Dios, llega a ser discípulo de Cristo? Es necesario que oiga, aprenda de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús, de su significado, pero también debe aprender lo que Jesús ha establecido en su palabra para aceptarlo como discípulo.
Hoy muchas religiones predican de la muerte de Jesús, pero se equivocan en muchos puntos de las buenas nuevas de salvación que deben ser predicadas. Marcos 16:15-16  
1.  Para llegar a ser discípulo, debe creer.
La primera obra de obediencia es creer. Cuando creemos a la palabra, al evangelio, comenzamos nuestro camino de obediencia. Cuando se cree al evangelio, nace la fe, necesaria para que podamos permanecer en obediencia a Dios. Romanos 10:17 
Dentro de las enseñanzas del evangelio se debe hablar de la deidad de Cristo, el hijo de Dios que se hizo hombre. Los judíos no creyeron en Jesús, pero los nuevos discípulos deben creer en la Deidad de Cristo. Los judíos entendieron que Jesús se hacía igual a Dios, al decir que era el hijo de Dios, muchas religiones modernas no entienden la deidad de Cristo. 1 Juan 5:5  Colosenses 2:9 
Muchos que creen que son discípulos de Jesús, creen en Jesús, pero no creen en sus enseñanzas, en las enseñanzas de los apóstoles, no creen a la palabra de Dios en algunos puntos.
Creen que son creyentes, pero no creen a muchas enseñanzas bíblicas. Jesús estableció el bautismo como necesario para la salvación, pero muchas religiones creen lo contrario, creen que el bautismo no es para salvación, se atreven a contradecir al mismo Jesús.
Este es uno de los puntos que impiden a muchas personas obedecer la fe, creen que son salvos, sin obedecer a Jesús y ha sido tropiezo para muchos cristianos que aunque aceptaron bautizarse, sin embargo no lo hicieron convencidos. Es necesario creer a Jesús y no a los hombres. Muchos dicen creer en Jesús, ¿pero será verdad?
¿Cómo puedo creer en Jesús y no creer a sus enseñanzas, ni en las de los apóstoles?  Juan 12:44-50 
Muchos creen en Jesús pero rechazan las enseñanzas de los apóstoles, al hacerlo están rechazando a Cristo.
Pablo les advierte a los corintios que deben retener las palabras que él les había enseñado. 1 Corintios 15:2 
Los apóstoles fueron comisionados por Cristo para enseñarles todas las cosas a quienes le predicaran, hoy no viven los apóstoles pero tenemos sus enseñanzas en la palabra. Su deber era enseñarles a los nuevos discípulos todas las cosas que deben guardar, porque él las había mandado. 2 tesalonicenses 2:15 
2.  Para llegar a ser discípulo, debe arrepentirse.
El arrepentimiento debe ser predicado, porque es necesario que todo discípulo de Cristo pase por el arrepentimiento.
Los primeros cristianos se compungieron de corazón, se afligieron profundamente por su incredulidad y por haber rechazado a Jesús y haber consentido en su muerte. Hechos 2:36-37 
El arrepentimiento es unos de los mandamientos donde más fallan los nuevos creyentes. Muchos aceptan bautizarse, pero no creen que estén en pecado, no creen que estén apartados de Dios, no creen que estén mal con Dios.
Pedro les dijo a los primeros judíos que se arrepintieran para bautizarse y fueran perdonados sus pecados. Hechos 2:38 
Algunos no se arrepienten, pero se bautizan. Están saltando un mandamiento importante.
El arrepentimiento es muy importante tanto que fue predicado inicial por Juan el bautista, quien vino antes de Jesús para preparar el camino de Jesús. Marcos 1:1-4  
Parte de las instrucciones dadas por Jesús en la gran comisión era predicar el arrepentimiento y perdón de pecados. Lucas 24:46-48 
¿Qué es el arrepentimiento?
Diccionario Vine pensamiento posterior, cambio de parecer, arrepentimiento del pecado o del mal.
Arrepentimiento es un cambio de pensamiento, de parecer, de actitud y de comportamiento. Es un giro de 180° contrario a la dirección, comportamiento, actitud que se estaba teniendo.
La persona arrepentida se da cuenta que estaba actuando mal, se entristece por su pecado y cambia su actitud.
Pero cuando la persona se lamenta de sus pecados pero no cambia su actitud ni sus obras, no hay arrepentimiento.
Para poder arrepentirnos se debe entender que se estaba en pecado, que estaba desobedeciendo a Dios, y por lo tanto estaba destituido de la comunión con Dios.
El arrepentimiento es difícil de aceptar porque todo el mundo cree que tiene a Dios y que están bien con Dios. Les cuesta entender que son pecadores, desobedientes a la voluntad de Dios y que no son hijos de Dios. 1 Juan 3:8 
Inclusive no se arrepienten de haber creído a la mentira, a falsas doctrinas, que también es un gran pecado. 2 Juan 1:8-9 
Es necesario que a toda persona que quiera obedecer, enseñarle que es el pecado y el porqué ellos están en pecado, para que tengan la oportunidad de arrepentirse.
3.    Para llegar a ser discípulo, es necesario confesar su creencia en Jesús como hijo de Dios.
Es indispensable este paso, debe confesar su creencia en Jesús como hijo de Dios. 1 Juan 4:15  Esta es la enseñanza que nos da el ejemplo del eunuco y Felipe. Romanos 10:8-9.
4.    Para llegar a ser discípulo, debe ser bautizado.
El bautismo lo pide el nuevo creyente, él es quien decide bautizarse, y quienes le predicamos debemos asegúranos de que haya entendido los pasos anteriores. El carcelero de Filipo se bautizo después de creer. Hechos 16:30-33 
Los primeros 3000 se bautizaron,  Hechos 2:41 
Y todos los relatos del libro de los hechos los nuevos creyentes se bautizaron. Hechos  8:12  Hechos  9:18 
Todos los nuevos creyentes después del pentecostés se bautizaron. El bautismo es el único acto de obediencia donde nos asemejamos a la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. Romanos 6:3-4 
Sin el bautismo no hay salvación, no hay perdón de pecados, no tenemos a Dios. 1 Pedro 3:21 
5.    El discípulo, debe entender el costo de seguir a Cristo y el debe ser obediente a la palabra.
Debe entender que debe poner a Dios y su voluntad por encima de su propia vida. Lucas 14:26-27 
Conclusión:

La palabra de Dios nos enseña cómo podemos llegar a ser discípulos de Cristo, como podemos llegar a ser cristianos, debemos ser obedientes a la voluntad de nuestro rey y entender que si no queremos obedecer la voluntad de Jesús entonces tampoco somos sus discípulos. Lucas 6:46  

ID, Y HACED DISCÍPULOS A TODAS LAS NACIONES

Mateo 28:19-20
Parte I
Introducción:
Jesucristo después de su resurrección y antes de subir al cielo instruyo a sus discípulos de ir por todo el mundo e hicieran discípulos de todas las naciones.
Él personalmente instruyo y preparo a los primeros discípulos, los apóstoles, para que después de su ascensión hiciesen discípulos a todas las naciones. Durante 3 años y medio los apóstoles fueron instruidos, enseñados, preparados por el señor Jesucristo para la obra de la predicación. Lucas 9:1-2  Tambien preparo y envió a setenta discípulos, para la misma obra.  Lucas 10:1-2.
El propósito de Dios y por el que Jesús vino al mundo a cumplir su voluntad, era darles la oportunidad primeramente a los judíos y posteriormente a los gentiles, a la humanidad de poder reconciliarse con Dios, de poder obtener la salvación eterna. Dios quiere un pueblo santo, verdaderos adoradores, que le adoren en espíritu y verdad.
Jesús vino a salvar a las personas, a liberarlas del pecado, de la condenación eterna. Su muerte tenía como objetivo lograr esto. Darles a las personas la oportunidad de salvarse. 1 Tesalonicenses 5:9-10 
Hacer discípulos es más que predicar solamente el evangelio y que las personas crean. En estos tiempos la responsabilidad de hacer discípulos, es de todo cristiano.
Las religiones han confundido lo que la biblia nos muestras de cómo hacer discípulos, pero también dentro de la hermandad pasa lo mismo, muchos no comprenden la enorme responsabilidad de hacer discípulos según la voluntad de Dios y no según lo que nosotros creamos.
Hay religiones que enseñan que las personas deben creer en Jesús como su salvador y acéptalo en su corazón y ya son salvos. También hay quienes creen que con predicarle el evangelio y hablarles un poco de palabra y bautizarlos, ya están preparados para ser discípulos, otros creen que es necesario un curso de 6 meses para que puedan entender y hacer seguidores de Cristo.
¿Pero que enseña la palabra de Dios?, ¿Qué enseño Jesús sobre como los hombres podían llegar a ser sus discípulos? Mateo 28:19-20 
NVI Mateo 28:19-20 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.
1.  Discípulo.
La palabra tiene el sentido de hacer alumno, hacerlo erudito, docto, para esto es necesario instruirlo, enseñarlo.
Algunos piensan que hacer discípulo es solamente instruir antes de ser cristiano,  pero no es así el discípulo de Cristo es aquel que decide seguir a Cristo, obedecerle.
El discípulo de Cristo es un cristiano. El que no es cristiano no es discípulo de Cristo. Hechos 11:26 
El discípulo de Cristo ofrenda. Hechos 11:29 
El discípulo de Cristo se reúne para celebrar la cena del Señor. Hechos 20:7 
2.  ¿Cómo se hacen discípulos de Cristo?
Como comentamos anteriormente hay muchas ideas, enseñanzas, algunas son ciertas pero muchas otras son falsas. Es un punto es muy importante, porque dependiendo del cumplimiento de la palabra de Dios, la persona llegará a ser realmente un discípulo de Cristo o sencillamente no lo será.
El que predica, el que enseña, el que instruye a la persona que quiere seguir a Cristo, tienen una enorme responsabilidad, porque si no obedece las instrucciones de Jesús, ni enseña correctamente, puede llevar a una persona a la condenación eterna, haciéndole pensar que es discípulo de Cristo, cuando realmente no lo es.
Podemos seguir el ejemplo de los fariseos que ni entraron en el reino del señor ni dejan que otros entraran. Mateo 23:13-15 
Debemos tener cuidado de que enseñamos al nuevo creyente y debemos preocuparnos para que entiendan a quien están creyendo y que están obedeciendo.
a)  Deben escuchar el evangelio.
La fe nace de escuchar la palabra de Dios, Jesús mando a que se predicará el evangelio a toda criatura. Marcos 16:15 
El evangelio son las buenas nuevas de salvación Romanos 10:15  Romanos 1:16 
Y hemos aprendido que el evangelio es la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo.
Ahora bien la palabra evangelio en corintios 15 se usa con relación a la muerte de Cristo, pero la palabra evangelio también se usa con relación a todo lo que se le debe enseñar a la persona para ser salvo.
Para ser salvo no basta con oír el evangelio, es necesario que el nuevo creyente cumpla con otros mandamientos que el Señor establece.
Hechos 8:29-35  Felipe le anuncio al etíope el evangelio de Jesús, desde el profeta Isaías. El etíope pidió ser bautizado, y lo hizo porque entendió que era necesario cumplir con el bautismo e inclusive comprendía que Jesús era el hijo de Dios. Hechos  8:36-37 
En este pasaje podemos entender que el evangelio de Jesús abarcar muchos más que explicarle la muerte, sepultura y resurrección de Jesús.
Lo mismo ocurrió con Pedro, el les predico el evangelio, pero eso no fue lo único, enseño muchas cosas más. Hechos  2:38-42 
El evangelio de Dios, abarca la palabra de Dios en el nuevo pacto. 1 Timoteo 1:8-11 
Los hermanos Judíos estaban pervirtiendo el evangelio de Jesús, pero no estaban desvirtuando la muerte de Jesús, lo que ellos estaban desvirtuando del evangelio era lo que debían practicar los gentiles, que debían obedecer. Gálatas 1:6-10 
Ellos estaban desvirtuando una parte del evangelio de Jesús en cuanto a lo que debían obedecer los gentiles.  Gálatas 2:1-7 
El evangelio involucra mandamientos como la responsabilidad de ofrendar. 2 Corintios 9:12-13 
Por el evangelio seremos juzgados, por la palabra seremos juzgados. Romanos 2:16 
Predicar el evangelio involucra más que la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo. Involucra enseñarles que deben obedecer. Hechos 8:12 
Para hacer discípulos debemos enseñarle los pasos, los mandamientos que deben obedecer para poder llegar a ser discípulos de Cristo. Marcos 16:15-16 
Conclusión:
Para hacer discípulos para Cristo debemos enseñarles todo lo necesario para que puedan convertirse en cristianos.
Es responsabilidad de nosotros asegurarnos que toda persona que enseñamos, que evangelizamos entienda que es lo que esta obedeciendo.