Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 11 de enero de 2017

EL LIBERALISMO EN LA IGLESIA DE CRISTO

Apostasía y la autoridad bíblica
Parte I
Introducción:

Después del primer siglo, en  la iglesia, fue  avanzando con mayor fuerza la apostasía, ya no estaban los apóstoles, quienes fueron inspirados por el Espíritu Santo y eran defensores de la sana doctrina. Durante el segundo siglo y parte del tercero, se fueron introducción practicas y enseñanzas que no tenía ningún apoyo bíblico, ni fueron conocidas por la iglesia del primer siglo.
Los historiadores establecen que después de aproximadamente ciento veinte años de fundada la iglesia, se inicio la apostasía: viendo la necesidad de supervisar las iglesias en diferentes localidades, se nombro un obispo o anciano jefe, el cual tenía autoridad sobre los demás ancianos e iglesias de otras localidades.
Ya para el año 313 la apostasía ya había penetrado totalmente la iglesia. Esta iglesia ya se había apartado del patrón bíblico, por lo tanto ya no era una iglesia que se regía por la voluntad de Dios, sino la de los hombres. Ellos se hicieron llamar iglesia católica. Para el siglo tres empezaron a orar por los muertos, introdujeron la práctica de hacer la señal de la cruz, empanzaron a exaltar a María, a adorar a los ángeles, a los santos muertos, introdujeron velas en el culto de adoración, prohibieron que los sacerdotes se casaron, etc. 1 Timoteo 4:1-3  

Se apartaron totalmente de la sana doctrina y establecieron sus propios credos que tenían mayor autoridad  que la misma palabra de Dios. Se convirtieron en iglesias guiadas por doctrinas de hombres y no de Cristo. Dejaron de ser la iglesia que Cristo gano con su sangre. Lucas 6:46 

Después de esta gran apostasía, los cristianos que siguieron fieles a la palabra de Dios, siguieron adelante, pero durante 1500 años no se oyó hablar más de la iglesia de Cristo, porque todo el que se oponía a los credos de la iglesia católica, eran perseguidos y quemados vivos.   Por esta razón muchos cristianos creen que la iglesia de Cristo desapareció durante todos estos años, pero aunque no hay registros de su existencia, lo que sí es claro, es que nadie podría prevalecerse en contra de ella. Mateo 16:18   

Daniel profetizo que este reino no sería nunca destruido. Daniel 2:44  La iglesia es el reino de nuestro señor Jesucristo y nunca sería destruido. Entonces no podemos creer que su reino desapareció por más 1500 años.

Para la primera parte del siglo 18, un grupito de presbiteranos, comenzaron a hablar nuevamente de restaurar la iglesia que había sido establecida en el primer siglo y abandonar las prácticas no aprobadas por la biblia. Volvió a escucharse la iglesia de Cristo.
Hasta 1940 las iglesias de Cristo en estados unidos estaban unidas en cuanto a doctrina, y prácticas aprobadas por la palabra, pero a partir de esa década surgió la iglesia de Cristo “liberal”, la cual comenzó a introducir prácticas que no tienen aprobación bíblica, como la creación de instituciones humanas pagadas por las ofrendas, estas instituciones harían las obras que le corresponde a la iglesia o al cristiano como  evangelizar, preparar evangelistas o predicadores, sostener a evangelistas, o ayudar a las viudas y a los huérfanos. Para esto crearon la iglesia patrocinadora, la cual recibe las ofrendas de muchas iglesias del mundo y ellos determinan el uso que le darán al dinero. Esta iglesia patrocinadora también tiene ancianos que supervisan no solo la iglesia de donde son miembros sino que también supervisan otras iglesias.

Los cristianos que quieren obedecer la voluntad de su señor, saben que ni deben tener comunión con el error y deben combatirlo. Romanos 16:17  Judas 3-4 

Para poder justificar sus prácticas, tanto los hermanos liberales como todas las religiones del mundo han torcido las escrituras y le han dado una interpretación que les permitan tener sus conciencias tranquilas. Pero no han entendido que el primero en respetar la palabra es el mismo Dios y su hijo Jesucristo y que ellos nos apoyan la confusión, ni el desorden religioso. 1 Corintios 1:10  1 Corintios 14:33 

Para poder entender en donde reside el error y tener la seguridad de que estamos siguiendo correctamente la palabra de Dios es necesario entender cómo interpretar la biblia. Dios no dejo un libro difícil de entender, el problema de nosotros es que no estudiamos bien o buscamos la manera de interpretar la biblia para poder practicar lo que nos gusta y no lo que Dios quiere. Muchos hombres por su terquedad tuercen las escrituras y hacen que muchísima gente los siga. 2 Timoteo  3:16-17 

Dios nos enseña mediante su palabra, de varias maneras, pero es necesario que quien quiera entender a Dios tenga: -Una actitud humilde, sumisa, habiéndose despojado de todas esas ideas preconcebidas que impiden que vean la verdad.

-Que trate de usar el sentido común, razonar.

En la palabra vemos varias maneras en que Dios establece su voluntad, las cuales nos permiten comprender si debemos practicar u obedecer o estos fueron practicas solo para la iglesia del primer siglo.
La biblia no se contradice, lo que debemos entender es que debemos armonizar o desarrollar una enseñanza apoyándonos en varios versículos, estudiando el contexto, quien habla, a quien va dirigido, etc. Salmo 119:160 

Dios nos enseña y establece su voluntad de varias maneras. La autoridad bíblica para hacer ciertas obras o para no hacerlas se establecen de las siguientes maneras:

1. Declaraciones explicitas, claras y sencillas.
2. Mandamiento directos (puede ser genérico o específico)
3. Por ejemplo apostólico.
4. Por implicación, infiriendo o deduciendo o concluyendo la enseñanza o la voluntad de Dios.

1.  Declaraciones explicitas, claras y sencillas.
Hay enseñanzas que son claras y sencillas, que son fáciles de entender, si tenemos la actitud correcta hacia la palabra de Dios.
Hay muchos puntos a estudiar, pero solo tocaremos algunos.

a)  La existencia de Dios.

Dios existe y lo sabemos no porque lo sintamos, sino porque la palabra nos lo enseña. Toda la biblia nos enseña sobre Dios y su voluntad para con la humanidad. Nos enseña que es eterno.

b)  Dios es el creador,

La tierra, el cielo, los animales, las plantas, el sol, la luna, las estrellas, el ser humano fue creado por Dios.

Génesis 1:1-5   Todo el capítulo 1 de génesis, nos enseña todo lo creo Dios y que lo hizo en seis días.

c)   La creación se sostiene y funciona por la voluntad de Dios.

El salmo 104 nos muestra todo lo que Dios hace por su creación. Isaías 42:5 

d)  Jesucristo participo en la creación y por medio de él, las cosas subsisten.
Colosenses 1:15-17 

e)  El hombre creado para obedecer y adorar a Dios.

En toda la biblia vemos expresiones sencillas y claras de que Dios quiere que le adoren. Juan 4:23  Salmo 86:9 

Y que el gran conflicto de Dios con el ser humano ha sido el pecado, que no es más que la desobediencia a su palabra. 1 Samuel 15:22 

Y conseguimos muchas enseñanzas que nos permiten entender de donde surgen las cosas y porque existen y cuál es el propósito de Dios.

Conclusión

Hoy comenzamos a estudiar lo que ha sido la apostasía dentro la iglesia de Cristo y la división que hoy existe entre los hermanos que quieren sujetarse a la voluntad de Dios y aquellos que convierten en libertinaje la gracia de nuestro señor.
Para evitar torcer las escrituras y entender en donde se equivocan aquellos que apostatan, es necesario aprender como estudiar la biblia.
En el siguiente estudio continuaremos en cómo establecer la autoridad bíblica para entender que debemos practicar y que no debemos.


LAS IGLESIAS DE CRISTO Y LOS HERMANOS LIBERALES ¿SON IGLESIAS DE CRISTO Y SON NUESTROS HERMANOS?

Introducción:

La controversia y la división que se ha generado en las iglesias de Cristo, debido a doctrinas y prácticas que contradicen la voluntad de Dios, tiene muchos años. Esta controversia ha creado una división que es distinguida por los calificativos que se dan unos y otros, “conservadores o anti y liberales”.
Para las iglesias que se esfuerzan para sujetarse al patrón establecido por Dios en su palabra, reconocemos en nuestros hermanos liberales, la desviación en muchas doctrinas y prácticas. La libertad que Dios nos ha dado se ha ido convirtiendo en libertinaje.

Esto ha creado que en las iglesias del Señor, los “conservadores” consideran que los “liberales” están mal y muchos han concluido que ellos ya no son hermanos y que estas iglesias ya no son de Cristo. De la misma manera los hermanos “liberales”, no nos ven, a los “conservadores”, como hermanos ni a la iglesia como de Cristo. Muchos cristianos piensan que en las iglesias liberales, todos se van a perder.

Pero debemos tener cuidado, porque el único Juez que determinará quién es salvo y quien no, es Jesucristo.  Ante él compadecerán todos los hombres.  Santiago 4:11-12 
Existían algunos problemas por asuntos de y de creencias entre algunos hermanos en Corintos: Romanos 14:10 

¿Qué enseña la palabra sobre iglesias que se desvían de la voluntad de Dios y con respecto a sus miembros.

1.  La iglesia es de Cristo.

Cristo es quien gano la iglesia con su sangre, con su muerte, el sabe cuáles son sus iglesias y cuales han dejado de serlo. Hechos 20:28 
Su iglesia es su cuerpo y Jesús la cuida. Efesios 5:29-30 

2.  Jesús es quien añade a la iglesia.

Quien determina quién es parte de su reino y quien no pertenece a él, es el mismo Jesucristo. Él añade, agrega a su iglesia, aquellos que han de ser salvos. Hechos 2:47 

Jesús es quien sabe quiénes son suyos. 2 Timoteo 2:19

3.  ¿Las iglesias del señor que se desvían tras falsas doctrinas y prácticas pecaminosas, dejan de ser de Cristo?

Estamos hablando de iglesias que son de Cristo, no estamos refiriéndonos a sectas o denominaciones religiosas que su formación y origen, son de hombres y no de Dios. Es difícil determinar este punto, excepto por aquellas que se han desviado tanto que sus doctrinas y practicas no  son bíblicas. Pero es difícil. Sin embargo debemos tener cuidado, porque hay iglesias que pueden tener ciertos errores doctrinales y practicas erradas pero siguen siendo de Cristo.

Vamos a estudiar unos ejemplos. La iglesia en Corintos, tenían tantos errores y practicas equivocadas, que difícilmente consigamos una iglesia de Cristo tan desordenada, sin embargo era la iglesia del señor.  1 Corintios 1:1-3 

A que cristiano le gustaría ser miembro de una iglesia muerta, sin embargo esta era la condición de la iglesia en Sardis. Apocalipsis 3:1-3  

Lo que aprendemos de estos pasajes es que Cristo estaba en contra de las practicas pecaminosas que tenían estas iglesias, sin embargo les estaba dando tiempo y advirtiéndoles para que dejaran de hacerlo.

A la iglesia en Efesos, le advierte que le quitará su candelero, esto significa que dejaría de ser su iglesia. Apocalipsis 2:5 

Dios y Jesús son pacientes para con su pueblo y les da tiempo de arrepentirse. 2 Pedro 3:9 

4.  El hermano que se desvía de la verdad o se aparta, ¿Deja de ser nuestro hermano?

Esta es una gran controversia y practica de muchos de nosotros que señalamos a un hermano apartado o errado y “decimos, ese nos es hermano”. ¿Pero es así? ¿Cómo llegamos a ser hermanos?
Al oír el evangelio, creer en él, arrepentirse de su vida pecaminosa y apartada de Dios, confesar la fe en Cristo como hijo de Dios y nuestro salvador y bautizarnos sumergiéndonos en agua para el perdón de pecados, somos añadidos a la iglesia, nos convertimos en hijos de Dios, por lo tanto en hermanos. Gálatas 3:26-27 
En el bautismo somos revestidos de Cristo y llegamos a ser hijos de Dios. Hebreos 2:9-11 

Muchos creen que el que se aparta o se desvía de la fe deja de ser hermano, pero no es así, el hijo prodigo se aparto de su padre,  pero nunca dejo de ser hijo. Lucas 15:11-32, la oveja perdida, estaba perdida, pero seguía siendo oveja de su dueño. Lucas 15:6  Cuando Cristo enseño, que el hermano no arrepentido fuera tratado como publicano y gentil, se refería al trato que le daban los judíos a estos, no tenían ningún tipo de comunión con ellos, se apartaban de ellos. Ahora bien el versículo que nos permite entender que aquellos hermanos que desobedecen a Dios y se apartan o siguen falsas doctrinas, siguen siendo nuestros hermanos, es el siguiente:

2 Tesalonicenses 3:14-15  Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence. 15  Más no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano.

El hermano que se aparta, no obedece lo que dice la palabra, los hermanos “liberales” no obedecen algunos puntos de la doctrina, e inclusive la pervierten, pero debemos amonestarles como hermanos, porque siguen siendo nuestros hermanos.

5.  ¿Los hermanos que están en iglesias liberales se perderán?

Los que participan de estas malas obras y tienen conocimiento de que esas prácticas son erradas, saben que desobedecen a Dios abiertamente. Colosenses 3:16, Romanos 2:7-8 Sabemos que los que no obedecen se perderán.

Con estos hermanos no debemos tener ningún tipo de comunión y debemos señalarlos y corregirlos cada vez que nos den la oportunidad.  Pero en esas iglesias hay hermanos que no tienen conocimiento de que esas prácticas son pecaminosas, a pesar de que tienen la biblia, los responsables de edificarlos no les enseñan nada sobre esto, con estos hermanos debemos explicarles el camino correcto, si ya conociendo la verdad no quieren obedecer debemos apartarnos de ellos.
Si hay muchos que se les ha señalado el error, pero no quieren entender ni obedecer. Ellos rechazan la voluntad de  Dios.

Por ejemplo la iglesia en Sardis estaba muerta, esto significa que sus prácticas le hacían separarse de Dios, sin embargo Cristo la reconoce como su iglesia y a pesar de que era una iglesia muerta, en ella había unos pocos hermanos que serían salvos, eran dignos. Apocalipsis 3:4 

A la iglesia en Tiatira, Cristo le reclama que permitieran tener hermanos apostatas dentro ellos, como el caso de Jezabel, sin embargo, el estaba anunciando que la castigaría a ella, a sus hijos y a todos aquellos que tuvieran esas prácticas, sin embargo con respecto a los demás que no practicaban esto, no tenía nada que señalarle. Apocalipsis 2:24 

Cuando Cristo venga, vendrá por su iglesia, no por las iglesias locales, sino por todos aquellos que han sido añadidos a su iglesia, que han vencido hasta el fin, cuyos nombres siguen inscritos en el libro de la vida, estos cristianos estarán en diferentes localidades, pero pertenecen a la iglesia universal.

6.  Dios nos da instrucciones con respecto aquellos que se desvían de la verdad.

Sabiendo que la iglesia es de Cristo y él conoce a los que son suyos, sin embargo nos dejo las normas o mandamientos para determinar quienes no andan rectamente según su fundamento y lo que debemos hacer con respecto a estos hermanos. Romanos 16:17-18 
Aunque no debemos convertirnos en jueces que determinan quienes son salvos y quienes no, sin embargo si debemos evaluar, juzgar, quienes se están oponiendo a la voluntad de Dios, se nos manda a que nos fijemos, que miremos, que consideremos aquellos que ponen tropiezo, dificultades, objeciones, en contra de las claras enseñanzas que Dios nos da en su palabra y que nos apartemos de esas personas, esto implica no tener ninguna comunión social con ellos. Sin embargo, debemos tratarle como a hermano y buscar la manera de exhortarlo a que corrija. 2 Tesalonicenses 3:6 

Conclusión:

Hemos aprendido que nos hacemos hijos de Dios cuando obedecemos los pasos establecidos en la palabra para ser salvos, que eso nos convierte en hermanos. Un hermano apostata sigue siendo nuestro hermano y debemos apartarnos de él si no obedece la palabra.

También aprendimos que una iglesia de Cristo “liberal” es iglesia del señor, que dará cuentas a Jesús por su desobediencia y que en ellas podría haber hermanos salvos.


Jesús es quién sabe. Pero hemos aprendido que aquellos que no obedecen se perderán.

RESPONSABILIDAD Y OBRAS DE LA IGLESIA

Introducción:

La voluntad de Dios, es que la iglesia sea una en pensamiento, en doctrina, espera de sus hijos que todos crean la misma cosa, tengan el mismo sentir, el mismo parecer. 1 Corintios 1:10  Para Dios es importante, que no exista entre su pueblo división religiosa, ni rivalidades, sino que todos estemos unidos bajo su doctrina. Pero a pesar de la voluntad de Dios, de que no exista división en su iglesia, esta existe y  ha ido creciendo con los años. Esto constituye un pecado grave, porque cuando existe división uno de las partes esta aprobada por Dios y la otra no o podría estar ambas desaprobadas por Dios. 1 Corintios 11:18-19 

En la actualidad existe una inmensa confusión religiosa que promueve el desorden y la división, existen miles de religiones con diferentes doctrinas que confunden a millones de personas y las llevan por el camino de perdición.

Pero en la iglesia de Cristo, también se ha promovido la división entre hermanos por causa doctrinales, no tienen el mismo sentir, el mismo pensamiento y el mimo parecer. Hay división entre hermanos “anti”, “conservadores”, y los “liberales”, y también hay divisiones entre los mismos grupos, entre conservadores y entre liberales. La causa de la división es la interpretación incorrecta que se le da a la palabra de Dios, creando una división doctrinal entre hermanos. Hay muchos puntos por los cuales se produce la división entre hermanos y los iremos estudiando en varias lecciones. Uno de los puntos que produce la división. Es la misión, responsabilidad de la iglesia y que obras puede hacer y cuáles no.

La iglesia es de Cristo, él es su cabeza, su autoridad, Jesús determina que debe y que no debe hacer la iglesia. Los miembros de la iglesia pueden lograr que la iglesia se sujete a su dueño, obedeciendo su voluntad y allí radica el gran problema, muchos hermanos se han dedicado a mal interpretar la voluntad de Dios para justificar sus prácticas.  ¿Cuál es la misión de la iglesia, el reino de Dios en la tierra y hasta donde llega su responsabilidad?

1.  La iglesia es la casa de Dios.

La iglesia es la casa de Dios. 1 Timoteo 3:15 
Dios es espíritu, y la responsabilidad de la iglesia es mayormente espiritual. Es llamada casa espiritual. 1 Pedro 2:4-5 

Aunque la iglesia está en el mundo, su responsabilidad no tiene que ver con actividades y obras mundanas, sino espirituales, Jesús enseño que su reino no era de este mundo. Juan 18:36  La misión y obras de la iglesia son mayormente espirituales, usando los recursos del mundo que Dios nos ha dado. La iglesia es columna y baluarte (fundamento) de la verdad, Dios dejo su palabra, pero a los cristianos nos corresponde predicar y defender la verdad.

2.  Primera responsabilidad de la iglesia: Evangelismo

La responsabilidad de predicar el evangelio a toda criatura, recae primeramente sobre la iglesia y también sobre cada individuo. La iglesia tiene la gran responsabilidad de predicar la muerte, sepultura y resurrección de Cristo así como las bendiciones que acompañan estas enseñanzas para aquellos que creen y obedecen. que entiendadn que todas las personas que no pertenecen al reino de Dios, están perdidos, destinados a la condenación eterna. Efesios 2:1-3  Efesios 2:11-12 
El evangelio es el poder de Dios para salvación y para que ese poder actué es necesario anunciarlo, predicarlo, esta responsabilidad debemos cumplirla como iglesia y también individualmente. Romanos 1:16 

Hemos sido engendrados por medio del evangelio. 1 Corintios 4:15 
La iglesia es comparada con los obreros de la viña, que salían a buscar obreros. Mateo 20:1-7  

Vemos a la iglesia comisionando a ciertos varones para predicar el evangelio. Hechos 13:1-5  

La iglesia como columna y baluarte de la verdad tiene la responsabilidad de evangelizar, a través de sus miembros. La sabiduría de Dios es dada a conocer a través de la iglesia. Efesios 3:10 
Leemos del ejemplo de la iglesia de tesalónica, que a partir de ella se expandió el evangelio a muchos lugares. 1 Tesalonicenses 1:8 

3.  Edificar a los santos.

Mediante el evangelio, lo que creen y obedecen se hacen miembros del cuerpo de Cristo, conocidos como cristianos, santos, discípulos, etc. Jesús les ordeno a los apóstoles que aquellos que habían de creer y bautizarse que se le enseñare todas las cosas. Es responsabilidad de la iglesia enseñar la sana doctrina, edificando a los miembros como casa espiritual. Cuando nos reunimos como iglesia también es para edificarnos. 1Corintios 14:26  Edificar significa construir un edificio, sabemos que un edificio requiere de muchas cosas para poder formarse: Obreros, maestros, materiales, terreno, etc. Dios requiere que construyamos un edificio espiritual, que es la iglesia, donde cada miembro forma parte de ese edificio. Pero también, la edificación se refiere al crecimiento espiritual de cada uno de nosotros.  Dios ha dotado a la iglesia de miembros con diferentes talentos, que contribuyen o deben contribuir al crecimiento espiritual de ella.  Efesios 4:9-16

 Es responsabilidad de la iglesia cumplir con este deber. Romanos 12:4-8 

4.  La benevolencia, ayuda a los santos necesitados.

Una responsabilidad importantísima de la iglesia es ayudar, ministrar económicamente a aquellos miembros pobres o en necesidad. Dios estableció el recoger colecta o ofrenda cada primer día de la semana con este propósito. 1 Corintios 16:1-2  

Dentro del pueblo de Dios, siempre habrá necesitados y es responsabilidad de la iglesia ayudarlos. Romanos 12:13  Y Dios estableció las pautas de cómo llevar esta obra de misericordia, en este mandato no incluyo a los inconversos.

5.  Reunirse para adorar a Dios.

Otra responsabilidad de la iglesia es organizarse para ofrecerle culto de adoración a Dios. La iglesia se reúne el primer día de la semana, para participar de la cena del señor, ofrendar, orar, cantar y edificar a sus miembros a través de la enseñanza de la palabra. En esta reunión adoramos a Dios, cumpliendo su voluntad y levantado nuestras voces en alabanza. 1 Pedro 2:5 

Los discípulos se reúnen para hacer el memorial, partir el pan. Hechos 20:7.

Conclusión:
Las responsabilidades de la iglesia y como puede cumplirlas, ha sido establecido en la palabra de Dios, Dios nos ha dejado la necesaria información para saber que puede hacer la iglesia y que no debe hacer. No podemos aceptar que la iglesia cumpla con su responsabilidad con métodos que no son aprobados por Dios, ni realizar obras que no son responsabilidad de ella. La división se produce por aquellos que no se sujetan a la palabra de Dios, no por los que defienden la sana doctrina. 2 Juan 1:9 


miércoles, 26 de octubre de 2016

VUESTRA GENTILEZA SEA CONOCIDA DE TODOS LOS HOMBRES

Filipenses 4:5

Introducción:

El cristiano tiene la responsabilidad de dar a conocer la palabra de Dios, enseñando la sana doctrina, la mayoría de los cristianos han entendido y comprendido esta responsabilidad. Pero también la palabra  nos enseña que nosotros damos testimonio de la fe que poseemos y del  compromiso que tenemos hacia la voluntad de Dios, a través del buen ejemplo que mostramos mediante la manera en que vivimos. Podemos decir que predicamos o enseñamos a través de lo que decimos con nuestros labios y también con lo que demostramos con nuestra correcta manera de vivir. Pablo dice que somos cartas abiertas leídas por todos los hombres. 2 Corintios 3:2 

Nuestro ejemplo, los frutos que damos en nuestra vida, muestran y enseña a quien realmente estamos siguiendo.

Al bautizarnos y comenzar a aprender de Dios, sabemos que empezamos una carrera tenaz por cambiar, por dejar al viejo hombre lleno de vicios y pecados. Cuando éramos del mundo vivíamos y actuábamos según lo que habíamos aprendido del mundo, llevados por los deseos de la carne. Siendo cristianos ya no debemos seguir actuando y viviendo de la misma manera, debemos ir transformándonos de acuerdo a la voluntad de Dios. Efesios 4:22-24 

Dentro de nuestras muchas fallas que arrastramos del mundo aún algunas persisten y tienen que ver con nuestro carácter y la manera como reaccionamos antes ciertas circunstancias, como también el uso que le damos a la lengua, a la hora de dirigirnos a otras personas. En el mundo nos acostumbramos a gritar, a hablar toscamente o bruscamente, a dirigirnos a  las personas con poca amabilidad, no nos medíamos en la manera de hablar, no teníamos restricciones. Y siempre pensábamos entre nosotros o lo decíamos “yo soy así y no quiero cambiar”, a muchos no les importa si su manera de dirigirse no le agrada a los demás.

Pero como cristianos, ya no podemos seguir siendo iguales, toscos, bruscos, altaneros, peleones, groseros, rudos, antipáticos y desagradables. Dios nos manda a que seamos gentiles, amables, bondadosos en nuestra manera de vivir y de hablar a los demás. Filipenses 4:5 

NVI Filipenses 4:5 Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca.

BLS Filipenses 4:5 Que todo el mundo se dé cuenta de que ustedes son buenos y amables. El Señor viene pronto.

1.  El mal uso de la lengua crea conflictos entre las personas.

Santiago nos enseña que en la lengua hay un mundo de maldad, porque con ella alabamos a Dios y con ella maldecimos a los hombres. Santiago 3:6-10 
También dice que inflama la rueda de la creación, una expresión confusa pero que se refiere a los efectos que produce el mal uso de la lengua en la vida cotidiana de las personas.

NVI Santiago 3:6 También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.

La buena relación entre las personas y también en la hermandad es afectada por la manera en que nos dirigimos a otros o lo que decimos de otras personas Hay personas que son cuidadosas en como hablan y en lo que dicen pero también hay muchas que hablan lo que piensan y no se miden como lo dicen y si ofenden o lastiman a otras personas. Este tipo de personas siempre tienen problemas con los demás, producen roces, conflictos, discusiones y no les importa o no se dan cuenta porque están acostumbrados a hacerlo. Algunas veces piensan que los demás no le tienen paciencia. Proverbios 18:21 

Si nos acostumbramos a hablar bruscamente, toscamente debemos entender que siempre tendremos problemas con los demás. Proverbios 12:18 

La manera como dicen las cosas, el tono de voz, las palabras que usa son como el golpe que da la espada, hiere, lastima, duele.

2.  Es mandamiento ser amables con nuestro prójimo.

Si realmente tenemos morando el Espíritu Santo en nosotros seremos benignos, bondadosos y amables con nuestro prójimo. Gálatas 5:22-23 

NVI Gálatas 5:22-23 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.

La amabilidad es uno de los frutos del Espíritu. ¿La poseemos? El cristiano debe ser amable, sufrido capaz  de aguantar aún lo que le estén diciendo en su contra y enseñar, exhortar y decir las cosas con amabilidad, con mansedumbre, con paciencia. 2 Timoteo 2:24 

El ser amables, gentiles son cualidades de la sabiduría divina. Santiago 3:17 

Debemos ser benignos, amables, gentiles con todos los hombres y mayormente con nuestra familia en la fe, aunque siempre debemos decirnos las cosas, debemos hacerlo de la manera correcta. Gálatas 6:10 

3.  La gentileza, la amabilidad, muestran que se posee mansedumbre y especialmente amor.

En el mundo aprendimos a ser pendencieros, pero en el reino de Dios, debemos ser amables, gentiles. Tito 3:2 
La persona pendenciera es aquella que su manera de actuar, de hablar y hasta de mirar produce conflictos, riñas. Pero los de entrañable misericordia son pacientes, benignos, amables. Colosenses 3:12-13 

NVI Colosenses 3:12-13 Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia, 13 de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.

La persona mansa, cuida su manera de hablar, sabe cuando callar y cuando hablar, y la manera correcta de decir lo que quiere expresar. El amor a nuestro prójimo, a nuestro hermano en la fe, nos ayudara a no dirigirnos a ellos, con una actitud o con palabras altaneras, bruscas, sin ninguna amabilidad.

Cuando realmente amamos no seremos bruscos, ni toscos con nuestro prójimo, sino que seremos amables. 1 Corintios 13:4-7 
El amor es benigno, es amable, gentil, bondadoso en el trato con su prójimo. Y por ello no hará nada indebido, indecoroso, ofensivo, etc.

NVI 1 Corintios 13:4-7 El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. 5 No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. 6 El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. 7 Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Conclusión:


Todas las personas que nos conocen, que nos tratan, nuestras familias, nuestros hermanos en la fe, todos los hombres deben dar testimonio de nuestra gentileza, de nuestra amabilidad en el trato con ellos.

lunes, 24 de octubre de 2016

EL AMOR AL PROJIMO: EL BUEN SAMARITANO

Lucas 10:25-37

Introducción:

Uno de los temas más  importantes en la palabra de Dios, es el amor. Sabemos que Dios es amor y lo ha demostrado sobremanera a través de sus obras. 1Juan 4:8 

Nos creo, nos dio vida, creo un mundo donde podemos vivir, procrearnos y disfrutar de él, nos da vida, nos da sustento y su amor fue inclusive superior, porque  envió su hijo al mundo para poder salvar a la humanidad Juan 3:16-17 

Nos ha amado tanto que nos ha dado oportunidad de vivir con él por la eternidad. Su amor no es de solo palabras, como mucho de nosotros lo practicamos, no, su amor es demostrado con obras.

Del mundo hemos aprendido del amor como un sentimiento que surge en el ser humano hacia otra persona, inclusive cosas o animales. Este sentimiento produce en el ser humano el deseo de estar, ayudar y cuidar a esa otra persona. Pero el amor que Dios demuestra y practica es superior al amor sentimental, es un amor de decisión, es un amor voluntario aún sin existir ningún sentimiento. De la misma forma, Jesucristo mostro su amor para con los seres humanos, porque se despojo de su grandeza y vino a salvar, inclusive a aquellos que le asesinaron.
Siempre hemos estudiado del amor a Dios y del amor a nuestros hermanos, pero descuidamos un mandamiento muy importante, que es el amor al prójimo. Mateo 22:37-40 

Quien ama a su prójimo no le hará daño de ningún tipo. Romanos 13:9 

Jesucristo queriendo enseñar al intérprete de la ley, a los demás oyentes que tenía en aquel momento, como también a todos los que leemos su palabra y mayormente aquellos que somos sus discípulos, lo que realmente es amar y a quien amar, narro la historia del buen samaritano. Lucas 10:25-29   

Como muchos que se han querido justificar por su falta de amor al prójimo, el intérprete pregunto: ¿Y quién es mi prójimo?

De esta historia podemos aprender como un cristiano debería amar su prójimo.

1.  El hombre herido.

Este hombre iba de Jerusalén a Jericó, un camino que según los historiadores de la época, era muy peligroso, por ello era conocido como el camino de sangre, de aproximadamente 32 kilómetros. Lucas 10:30  La palabra despojándole, significa que le quitaron la ropa, le hirieron y lo dejaron medio muerto. Se asume que este hombre era judío, por lo que la parábola da una enseñanza profunda.

2.  El sacerdote y el levita judío.

El sacerdote pertenecía a la elite o mayores cargos que había dentro del pueblo judío, y especialmente dentro de su religión. Un sacerdote estaba autorizado por Dios para servir en el templo de Dios. Conocedor de la ley y los profetas, debía respetar la palabra de Dios, siendo primeramente ejemplo de buenas obras y debió haber mostrado compasión por este hombre mal herido. De igual manera, la tribu de los levitas, eran a los que Dios permitía que llegaran a ser sacerdotes y ayudan en todos los servicios de la adoración a Dios en el templo. Pero ambos en vez de acercarse al herido, la palabra enseña que se alejaron, se desviaron del herido y siguieron su camino. Lucas 10:31-32 

3.  El samaritano.

Los samaritanos eran despreciados por los judíos, no se la llevaban bien, por lo general tanto los judíos como los samaritanos se rechazaban mutuamente. Juan 4:9  
Los samaritanos es el resultados de la mezcla de judíos que fueron deportados en el tiempo cuando Asiria ataco a Israel y los esclavizo y los saco de la tierra, luego repobló esa tierra con personas de otros sitios, con diferentes razas y religiones. 2 Reyes 17:2-28 

Este hombre despreciado por los judíos, fue y ayudo a este hombre, mostro compasión, misericordia. Lucas 10:33.

4.  Lo que hiso el prójimo del hombre herido.

Este buen samaritano nos enseña lo que es el amar al prójimo y como el amor es más que palabras o emociones.

a)  Mostro misericordia.

Mostro compasión, misericordia, su conciencia, su mente, su corazón fue movido a demostrar misericordia a este hombre herido. La misericordia debe ser una característica de todo cristiano, la misericordia se manifiesta por nuestras acciones, actitudes, manera de expresarnos de otras personas, la paciencia que mostramos, etc. Santiago 2:13 

Si queremos misericordia de Dios, en nuestras vidas, ante nuestros errores, practiquemos la misericordia. No solamente con nuestras familias, porque que merito tiene que seamos misericordiosos con nuestros hijos, padres, nietos y familiares, ¿los incrédulos no hacen lo mismo?  Mateo 5:46-48 

b)  El prójimo lo ayudo, en su necesidad.

El samaritano no se conformo como muchos, que dicen que Dios le ayude, pero no mueven un dedo para ayudar.

Cuando mostramos el amor al prójimo, le ayudamos. De acuerdos a nuestras capacidades ayudamos al prójimo que necesita nuestra ayuda. Gálatas 6:10 
A la hora de ayudar al prójimo, siempre es muy importante predicarle el evangelio, pero eso no es todo. Es necesario hacerle el bien. Lucas 10:34-35 

c)   Utilizo su tiempo para vendarle sus heridas y ayudarlo.

Muchas veces, no estamos dispuestos a utilizar nuestro tiempo para ayudar a otros, porque tenemos que hacer cosas para nosotros. A veces nos molesta que tengamos que dejar de hacer lo que estamos haciendo para ayudar a otro. El samaritano no comenzó a decir que primero muestre su obediencia si quiere que le ayude, que vaya primero al templo para después ayudarlo. No se pregunto ni cuestiono ni pensó, a quien iba ayudar: “este es un sinvergüenza que le dieron su merecido o seguramente es una persona que no respeta a Dios, si Dios lo castigo, porque lo voy ayudar”  No busco excusas para ayudar a su prójimo, sólo fue y lo ayudo. Mateo 5:43-45

¿Cómo puede uno amar a su enemigo o quien nos odia o un extraño? Sentimentalmente no podemos amarlos, pero voluntariamente podemos decidir amarlos, demostrándolo por la ayuda que le damos, por los favores que le hagamos, aunque no se lo merezcan.

d)  Gasto sus recursos, provisiones y dinero, para ayudar a su prójimo.

Gasto su dinero, su aceite y su vino para socorrer a su prójimo. ¿Nos parecemos al samaritano o al sacerdote?
Hoy con tantas personas pidiendo ayuda en la calle, es difícil diferenciar al que realmente necesita de quien se aprovecha de los demás. ¿Cómo hacemos? Mateo 5:42 

¿Está bien que nos rehusemos a ayudar a quienes nos piden ayudan?

¿En qué parte Jesús o Dios ha exigido que individualmente ayudemos y amemos a nuestros prójimos, sólo después de que hayan venido a la iglesia y se haya hecho cristiano?
En ninguna parte. Si somos hijos del reino estaremos siempre dispuestos a ayudar a nuestro prójimo.

5.  ¿Quién fue el prójimo del que ayudo al herido?

¿Quién se rehúsa ayudarlo? ¿Quién no muestra misericordia? ¿Quién no está dispuesto a gastar su tiempo ni sus recursos para ayudarlo?  No, ese no es el prójimo, quien hacen eso no ama a sus prójimos Lucas 10:36-37 

El prójimo es el que uso de misericordia y le ayudo. El que la puso en práctica, “no aquel que dice pobrecito, Dios le ayude”, pero no hace nada para ayudarlo.  Aquel que cierra su corazón contra su prójimo no esta demostrando amor ni misericordia.

6.  Enseñanzas adicionales de la parábola.
7.   
Hermana, hermano ¿quién es tu prójimo? Aquel que necesita tu ayuda. Puede ser tu enemigo, un amigo, un familiar o un hermano en la fe. ¿Cómo demuestras que tienes amor por tu prójimo? Cuando lo ayudas. Aún con tu tiempo y tus recursos. Proverbios 3:28 

8.  Amar a tu prójimo como a ti mismo.

Jesús con la parábola del samaritano, estaba enseñando lo que significa amar a tu prójimo como a sí mismo. Por nosotros mismos, estamos dispuestos hacer de todo, dinero, alimentos, medicina, ropa, etc. De la misma manera debemos preocuparnos por amar a nuestro prójimo.

Conclusión: 


La parábola del buen samaritano es una enseña, mediante la cual Jesús nos muestra cómo debemos amar a nuestro prójimo. ¿Tenemos un corazón lleno de misericordia o  no lo tenemos? ¿Estás dispuesto ayudar a tu prójimo en la medida de nuestras fuerzas? o ¿Hacemos como el sacerdote, desviamos nuestra mirada y nuestra atención y pasamos de largo? Santiago 1:27