Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

martes, 27 de abril de 2010

El dominio propio

2Pedro 1:5-7
Introducción:

Como cristianos debemos someternos a la voluntad de Dios, cumpliendo los mandatos que El ha establecido en su palabra. No obedecer uno sólo de ellos nos pondría en pecado ante Dios. 1Juan 3:4 Gálatas 6:2 Santiago 2:12 Santiago 2:10.
Hay mandatos en los cuales se nos pide que no hagamos ciertas cosas, pero hay otros donde se nos manda a que cumplamos con algunos. El dominio propio, es una de las tantas cosas que Dios requiere de nosotros. El cristiano debe tener dominio propio sobre sí mismo. El dominio propio tiene que ver con controlarse uno mismo, ser dueño de sí mismo. Tiene que ver con dominar los apetitos, deseos y pasiones. Tal vez muchos decimos yo si tengo dominio propio porque no mato, no robo, no soy codicioso, no miento, no fornico, no soy adultero, etc.

Pero, ¿podemos decir lo mismo?, en cuanto a:

1. ¿Tenemos dominio propio en el uso de la lengua?
La lengua nos sirve para hablar, pero hay palabras que nos pueden ayudar y otras que nos apartan de Dios Santiago 3:5-6, Santiago 3:8-10 Cuantas veces chismeamos o murmuramos de nuestros hermanos, o vecinos, etc. Santiago 4:11

2. ¿Tenemos dominio propio en la manifestación de la ira?
En la ira del hombre no hay sabiduría, no existe la justicia de Dios. Santiago 1:19-20 Se nos manda a dejar, a abandonar la ira, porque en nosotros los hombres nos es nada espiritual Colosenses 3:8 Efesios 4:31 ¿Será una condición normal en el cristiano, andar todo el tiempo enojado, amargado e iracundo? NO

3. ¿Tenemos dominio propio sobre la avaricia?
La avaricia puede ser notable en una persona, pero también puede pasar desapercibida. Por lo general, la avaricia tiene que ver con el deseo, el amor al dinero y también a lo que se puede obtener de él. Colosenses 3:5-7 Tal vez no amamos el dinero pero si amamos lo que podemos conseguir a través de él. Lo buscamos con afán Hebreos 13:5

4. ¿Tenemos dominio propio con la soberbia y el orgullo?
Soberbia significa aparentando estar por encima de los demás, arrogante, desdeñoso, altivo. La soberbia, el orgullo, la altivez es un pecado que desagrada a Dios. Proverbios 21:4 Santiago 4:6 Tal vez no nos percatamos de ese mal en nosotros mismos, pero si somos analíticos lo podemos detectar. ¿Cuando hablo de mi mismo, hablo de lo inteligente que soy, de mis logros, mi familia la ensalzo, pienso que soy mejor que los demás, etc.? Filipenses 2:3 Si aplicáramos esta sencilla regla, evitaríamos la soberbia y la vanagloria.

5. ¿Tenemos dominio propio evitando ser contenciosos?
Este es un pecado que difícilmente lo notamos en nosotros mismos, pero que los demás nos lo ve con mucha facilidad. Contender es reñir, es pelear. ¿Cuántas personas conocemos que son peleonas, contenciosas? Muchas. Estas personas siempre andan con espíritu de discusión, de contienda, nos les importa decir lo quieren decir. La contienda es obra de la carne, no es fruto del espíritu. Gálatas 5:19-20 2Timoteo 2:24 Cuando se es contencioso no existe la amabilidad, sino la división, el desacuerdo y el desagrado. El contencioso siempre causa problemas, tanto en el mundo como en la iglesia. Santiago 3:13-16 Compartir con una persona contenciosa no es fácil. La palabra contenciosa significa lo mismo que rencillosa. Proverbios 21:9 Proverbios 27:15

6. ¿Tenemos dominio propio siendo amables con nuestros hermanos?
Cuando hablamos de amabilidad, no sólo lo hacemos en el trato cotidiano entre nosotros y con los del mundo. Sino también, a la ahora de animar, exhortar o corregir un hermano o a varios. Muchas veces somos duros entre nosotros, no dominamos nuestro carácter. Eso no está bien. Tito 3:1 Gálatas 6:1

7. ¿Tenemos dominio propio evitando la envidia?
La envidia es mala voluntad por lo que posee otra persona, por el bien ajeno. Romanos 13:13 Gálatas 5:24

Conclusión:

Hermanos, el dominio propio debemos practicarlo, no sólo en estas cosas que he mencionado, hay muchas más que por falta de tiempo no podemos estudiarla hoy, tales como: La maledicencia, el juzgar a la ligera, lascivia, el perdón, el rencor, etc.
Tengamos dominio propio sobre nuestros pensamientos, nuestro carácter o genio, nuestra lengua, nuestro ego.

Dios les bendiga

Mario Arellano

iglesiadepaloverde@gmail.com
Dirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612
http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada