Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 16 de mayo de 2010

VIVIENDO EN EL ESPIRITU

Romanos 8:9

Introducción:

El Apóstol Pablo, en la carta que le escribió a la iglesia ubicada Roma, habla mayormente sobre el pecado, la vida carnal, la vida espiritual, el justo juicio de Dios y la justificación en Cristo Jesús. El hombre es culpable de pecar ante Dios y no hay ni uno justo, por ello debemos entender que lo que somos y obtendremos se lo debemos al sacrificio de Jesús, por lo cual nuestra vida debemos dedicársela a agradarle, a seguirle, eliminando el pecado que nos accedía, obedeciendo su voluntad y viviendo en el Espíritu.

Vivir en el espíritu tiene una meta sublime, maravillosa, el vivir conforme a los preceptos de Dios, que es espíritu.

1. Tus pensamientos. ¿Mayormente, en que los ocupas?

En nuestro diario vivir, en que pensamos, cuánto tiempo gastamos pensando en las cosas de la carne o en las cosas del espíritu. En que se nos va nuestro tiempo, reflexionando en la palabra Dios, o en como obedecer a Dios o que debemos cambiar en nuestras vidas para agradarle o como organizamos nuestra vida para servir más en su reino. O pasamos la mayoría de nuestro tiempo pensando en cómo satisfacer nuestra carne, los deseos de la carne y nuestros afanes en este mundo. Diversión, posesiones, comodidad, agradarnos a nosotros mismos, estudios, trabajos, negocios, familia, etc. Romanos 8:5-6
Si nuestros pensamientos mayormente están enfocados en lo terrenal, aún permanece en nosotros el viejo hombre y no hemos renovado nuestra mente o pensamientos. Efesios 4:22-23
No nos conformemos a las costumbres, modas del mundo. Romanos 12:2
Elevemos nuestro nivel espiritual, pasemos a pensamientos espirituales. Filipenses 4:8-9

2. Tu vida. ¿En que la ocupas?

Obviamente si nuestros pensamientos están enfocados en lo terrenal, en los deseos de la carne, pues nuestra vida, nuestro día a día también estará enfocado en satisfacer los deseos de la carne. Gálatas 5:16:
Si hemos muerto con Cristo, pues hemos crucificado nuestra carne y sus deseos junto con El. Pero ¿será así? Gálatas 5:24-25
Podemos nosotros los ciudadanos del reino, asegurar que no andamos como el hombre no espiritual, llenos de vanidad Efesios 4:17-18
Utilicemos bien el tiempo, entendiendo y aplicando la voluntad de Dios en nuestras vidas. El deseo de Dios es nuestra salvación, que venzamos a este mundo, no que seamos parte de este mundo y perezcamos con el. Efesios 5:15-17
Amamos las cosas del mundo y vamos tras ellas. 1Juan 2:15 Santiago 4:4-5
Entreguemos nuestro cuerpo a Dios, como ofrenda agradable, como parte importante de nuestra adoración. Romanos 12:1

3. Elevando nuestra vida de una vida terrenal a una vida espiritual.

Este proceso ya lo iniciamos desde el momento que nos bautizamos. Nuestra vida cristiana es una senda por la cual vamos dejando el hombre terrenal y nos vamos transformando en uno espiritual, conforme a la voluntad de Dios. En el camino nos vamos despojando de toda la basura que hemos adquirido en el mundo. Cada uno de nosotros debemos evaluarnos, como vamos en nuestro caminar espiritual: ¿Vamos a buen paso? ¿Hemos bajado la velocidad? ¿Nos estamos distrayendo con la propaganda del mundo? ¿Hemos detenido nuestro caminar espiritual? ¿Ya no estamos creciendo espiritualmente? ¿Estamos disfrutando del mundo? ¿Estamos regresando a nuestra vida anterior, poco a poco? ¿Le dedico poco tiempo a las cosas de Dios? Reflexionemos. Cuanto le dedicamos a Dios. ¿Hora y media quincenal? 0 ¿semanal? ¿De las 720 horas mensuales que vivimos? Le dedicamos a Dios 3, 6, 10,24, 100,200 horas. Revisando este tiempo, podríamos decir que mi vida es ¿espiritual o es más carnal? Hebreos 12:1-2

En nuestro caminar espiritual, tenemos varias metas:

3.1. Alcanzar la perfección, esto es la madurez espiritual. Cada vez debemos ser más espirituales y menos carnales. Efesios 4:13 Hebreos 6:1

3.2. Obtener mayor conocimiento de la voluntad de Dios. Esto requiere que estudiemos y analicemos la palabra de Dios, avanzando en discernir entre el bien y el mal. Hebreos 5:11-14


3.3. Alcanzar la vida eterna. Mateo 25:46

Pero para elevar nuestra vida espiritual, debemos practicar lo que Dios nos pide en su palabra. 2Pedro 1:3-11

Conclusión:

Vivamos en el espíritu, dediquemos más tiempo a los asuntos de Dios, hagamos lo agradable para Dios, demostrémosle que lo amamos, dedicándole más tiempo de nuestra vida a las cosas de Dios, que al mundo. Vivamos como hijos de luz. Efesios 5:8-10

Dios bendiga su palabra.

Mario Arellano.

iglesiadepaloverde@gmail.com
Dirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612
http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada