Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 16 de junio de 2010

Lo que somos para Dios.

Introducción:

Abraham fue un hombre especial para Dios, por su obediencia. No le importo abandonar su tierra o sacrificar a su hijo, confiaba en Dios. Por eso fue llamado amigo de Dios. Igual fue con Isaac, con Jacob, Moisés, Josué, etc. Hombres de Dios, obedientes, sumisos a la voluntad de Dios. Santiago 2:21-23.
Tenemos a Job, Dios habla muy bien de el, nadie como el en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Job 1:8.
El pueblo de Israel, la palabra dice que fue pueblo santo Deuteronomio 7:6-7. Tenemos muchos personajes bíblicos que fueron especiales para Dios, un tesoro especial.
¿Qué somos los cristianos fieles para Dios?

1. Somos la sal de la tierra.

¿Qué es la sal? Una sustancia que sirve para sazonar. La sazón tiene que ver con el gusto, con sabor. Esta metáfora muestra el significado de los cristianos para Dios, somos la sal que le da gusto a este mundo, nosotros hacemos que el mundo, con tanta maldad, le sea soportable a Dios. Mateo 5:13

2. Somos hijos de Dios.

Pertenecemos a su familia, somos hijos del Rey eterno, del Todopoderoso, Salmo 10:16, 1Juan 3:2. Nosotros pertenecemos al reino de Dios, en el entorno espiritual hay mucha actividad con respecto a nosotros, la palabra dice que los ángeles desean ver lo que pasa con nosotros.

3. Somos reyes y sacerdotes para Dios.

Gobernamos con Dios, recordemos que el reino de Cristo es un reino espiritual. Los reinados y gobiernos son dirigidos por hombres bajo ciertas reglas, estas personas gobiernan a través de leyes. Nosotros gobernamos a través de la palabra, cada vez que la anunciamos, que enseñamos, que predicamos o la aplicamos en nuestra vida estamos anunciando y ejecutando las leyes del Rey eterno, nosotros somos reyes y sacerdotes en nuestro entorno, acá en la iglesia, con el perdido cuando le anunciamos el evangelio, en nuestro hogar. Apocalipsis 1:6

4. Somos la luz del mundo.

La luz que reflejamos no es nuestra luz, es la luz de Dios en nosotros. Un ejemplo es la luna que no refleja su propia luz, sino la del sol, sin el sol la luna sería oscura, igualmente seríamos nosotros sin la luz de Dios, seríamos oscuros, estaríamos en tinieblas. Mateo 5:14-16, efesios 5:8.
Como luz del mundo debemos alumbrar con nuestras buenas obras, debemos ser visibles para el mundo. Juan 13:35, 17:21. 1 Pedro 2:11-12.

5. Somos pueblo santo y pregoneros de justicia.

Somos un pueblo apartado para Dios, para servirle a Él, para adorarle, y para llevar el evangelio a los perdidos y llevar la justicia de Dios, al alcance de estas personas.
1 Pedro 2:9, Romanos 10:13-15.

6. Somos amados por Dios.

Dios nos ha mostrado su amor de muchas maneras. Su hijo murió por ustedes y por mí para que ahora seamos para Dios un pueblo especial. 1 Juan 4:10-11

7. Somos especial tesoro para Dios.

¿Qué es un tesoro? Algo de mucho valor, que se guarda con mucho celo. Nosotros somos un tesoro muy especial para Dios. Malaquías 3:13-18
Conclusión:
Dios nos ama, somos algo especial para ÉL, somos sus hijos, sus amados, su pueblo santo, somos los que reflejamos su luz en el mundo, por nosotros es paciente, pero algún día cuando Cristo regrese entenderemos plenamente lo que somos para Dios, y la diferencia entre el justo y el injusto, de acuerdo a la profecía de Malaquías. Pidámosle como el salmista: “Guárdame como la niña de tus ojos” Salmo 17:8

Mario Arellano

iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Ppal. de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612
http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/


1 comentario: