Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 6 de junio de 2010

Segura y firme ancla del alma.

Hebreos 6:17-19

Introducción:

Es indudable que el ser humano posee fe, todos tienen fe. Algunos tienen fe en sí mismo, otros tienen fe en ciertos personajes, por ejemplo: los católicos a la virgen María, o a ciertos hombres que ya murieron, pero que ellos los llaman santos, otros en buda, otros tienen fe en los maestros ascendidos, en el “poder” de ciertas llamas, etc.
Estas creencias o sistemas de fe están fundamentados en enseñanzas de hombres, doctrinas de demonios. Aunque muchos dicen ser cristianos, en realidad no son seguidores de Cristo sino de hombres. 1Timoteo 4:1
Tenemos un firme ancla, que nos ayuda a no ir a la deriva, el consejo de Dios, su palabra, la cual produce en nosotros nuestra fe. Hebreos 6:17-20

1. La palabra de Dios.

Es imposible que Dios mienta, lo que Dios ha prometido, lo cumplirá. Sin embargo el hombre no le cree a Dios. La palabra de Dios ha sido atacada y ha sido invalidada por el mismo hombre, no sólo por los incrédulos, sino también por aquellos que llamándose cristianos, tuercen la voluntad de Dios. Muchos inclusive dicen que la biblia ya no tiene ninguna vigencia para nosotros hoy en día, que Dios aún en estos tiempos sigue revelando cosas a través de hombres, las cuales se deben seguir aunque contradiga la biblia. Jesús les dijo a sus apóstoles que el Espíritu Santo les enseñaría toda la verdad. Juan 14:26 Juan 16:13
Y el Espíritu Santo cumplo con su parte, Él revelo toda la verdad a los apóstoles. Otros dicen que los apóstoles enseñaron sus propias opiniones o creencias, pero no la voluntad de Dios. 2Pedro 1:21
Pablo recibió toda la revelación de Dios y se lo enseño a las iglesias y también lo escribió. Hechos 20:26-27 2Pedro 3:15
La palabra de Dios sigue vigente para nosotros, ella es nuestra guía, nuestra firme ancla.

2. Diferentes tipos de fe.

Hay diferentes tipos de fe, unas son objetivas y otras subjetivas. Las objetivas son aquellas que están fundamentadas en verdades concretas y las subjetivas son aquellas que se fundamentan en nuestras creencias, pero sin ningún fundamento.

3. ¿Qué es la fe?

La misma palabra de Dios nos define lo que es la fe. Hebreos 11:1

Certeza: Seguridad, confianza, bien fundamentada y basada. Lo que se espera: La venida de Jesús, la vida eterna, bendiciones espirituales, el cuido y protección de Dios, etc. Pero también destrucción del mundo y de todo lo que hay, condenación eterna para los que no obedecen o se apartan de la voluntad de Dios, etc. Convicción: Convencidos, persuadidos. De lo que no se ve: Dios, Jesús, El Espíritu Santo, los ángeles, nuestra morada eterna el cielo, etc.

4. Como nace nuestra fe

Nuestra fe, nace, va creciendo, va madurando por el aprender de la palabra de Dios y poner en práctica su voluntad. Romanos 10:17
La palabra de Dios es la que produce nuestra fe.
Nuestra fe es la completa seguridad de que lo que Dios a dicho en su palabra lo cumplirá, que sus promesas de vida eterna son para nosotros y estamos convencidos de que Dios existe, de que Jesús murió por nosotros y que fue resucitado de igual manera como lo seremos nosotros.
Por ello, nosotros vivimos conforme a lo que creemos. 2Corintios 5:7

5. Bendiciones por nuestra fe.

Somos justificados y tenemos paz con Dios. Romanos 5:1-2

Somos hijos de Dios. Gálatas 3:25-27

Por la fe, Cristo habita en nuestros corazones. Efesios 3:16-17

Por la fe podemos protegernos, es nuestro escudo y nuestra coraza. Efesios 6:16 1Tesalonisences 5:8

Por nuestra fe podemos vencer al mundo. 1Juan 5:4

Tenemos la salvación. 1Pedro 1:9

6. La fe sin obras es muerta.

Nosotros podemos tener mucha fe, pero si en nuestra vida cristiana no hacemos las obras que son conforme a la fe, pues nuestra fe está muerta, es inútil. Tenemos fe pero no somos generosos, no compartimos de nuestro bienes, no practícanos el amor, no anunciamos las virtudes de aquel que nos salvo, no cuidamos del cuerpo de Cristo, etc. Nuestra fe debe ir junto con nuestras obras. Nuestra fe debe incitarnos ha realizar obras conforme a la voluntad de Dios. Santiago 2:15-24,26

Conclusión:

Dios nos guarda por su poder, mediante nuestra fe, para que podamos alcanzar la corona de vida, La mayor manifestación de su poder para nosotros está en su palabra, el evangelio. 1Pedro 1:5-9 Romanos 1:16

Dios les bendiga.


Mario Arellano

http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/
iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada