Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

martes, 13 de julio de 2010

No desmayemos en nuestro andar cristiano.

Hebreos 12:5

Introducción:

En nuestra vida cotidiana, siempre hemos tenido problemas, angustias, sufrimientos. Problemas económicos, familiares, de salud, de seguridad etc. Cuando nos convertimos en cristianos y comenzamos nuestro andar cristiano, vemos que muchos problemas o sufrimientos continúan con nosotros, otros desaparecen y aparecen nuevos.
Tenemos problemas de diferente índole, algunos son pequeños otros son fuertes, algunos desaparecen rápido otros los tenemos por muchos años y desaparecen y otros tal vez nunca desaparecerán en toda nuestra vida. Algunos de estos problemas nos debilitan, físicamente, pero también espiritualmente, tambaleando nuestra fe o llevándonos a hacer cosas que son pecaminosas.
Muchas veces nos preguntamos por qué tantos problemas, ¿Por qué a mí?
¿Por qué Dios no me ayuda, porque no me socorre, porque no me protege, etc.?

1. El origen de los problemas y sufrimientos.

A. El hombre.
Las mayorías de los problemas los causas el mismo hombre, al tener el libre albedrío, hace las cosas como quiere, causando bienestar así mismo o a otros, o causándo daño y sufrimiento así mismo o a otros. El hombre mismo es la causa de la mayoría de los problemas que le aquejan.
Enfermedades obtenidas por vida desenfrenada, mala alimentación, etc. Y transmitidas de unos a otros. Aquellos que llevaron una vida de fiesta, trasnocho, bebida, cigarrillo, droga, o la mala alimentación en toda su vida hoy llevan sus consecuencias.
Problemas o adversidades creadas por uno mismo o creados por otros a uno. Delincuencia, accidentes, problemas económicos por mala administración, problemas familiares, mala educación de los padres hacia los hijos o la influencia del entorno que afecta a muchas personas, especialmente a los jóvenes y los lleva a causarse daño y hacerle daño a otros.

B. Leyes naturales de Dios.
El hombre ha de envejecer y morir, eso tiene sus consecuencias.

C. El diablo gobierna en la vida de los que no han obedecido a Dios, pero no gobierna en la vida del cristiano. Algunas veces nos puede causar problemas. Apocalipsis 2:10.
Pero debemos someternos a la voluntad de Dios, resistirlos y el huira. Santiago 4:7.

2. ¿Por qué Dios permite el sufrimiento a su pueblo?
Apocalipsis 3:19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
Estamos claros que muchas de las cosas que nos pasa, nosotros mismos la buscamos otras nos las acarreado otras personas.

A. Nos hace buscar a Dios.
Salmo 119:67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; Mas ahora guardo tu palabra.

Cuántos de nosotros, cuando estamos bien, cómodos, todo nos salen bien, empezamos a alejarnos de Dios, oramos mucho menos, estudiamos menos la palabra, nos metemos de cabeza en nuestros asuntos, en los negocios, en la familia, en el trabajo, en las atracciones del mundo, empezamos a descuidar los asuntos de Dios, nuestra vida espiritual.
Cuando nos vienen las adversidades, empezamos a buscar a Dios con muchas ganas de que nos escuche, de que nos ayude. Empezamos a orar más, nos humillamos ante Dios y reconocemos que necesitamos de Él. Empezamos a leer la biblia y a buscar repuestas de Dios, estamos dispuestos a hacer muchas cosas por la obra, con tanta comida sabrosa algunos hasta ayunamos.
Se acuerdan del hijo prodigo. ¿Que lo hizo regresar y buscar a su padre? El hambre, la miseria. Lucas 15:14-18

B. Nos corrige y nos hace madurar y alejarnos del pecado.

A Veces son necesarios los golpes de la vida, para corregirnos, para cambiar. A veces somos humillados para aprender la humildad y bajar la cabeza. A veces tenemos problemas económicos, y reconocemos que dependemos de Dios, pero también valoramos lo que teníamos, ya sea un empleo, un negocio o un familiar que nos sostenía o también nos enseña a hacer buenos mayordomos de lo que Dios ha puesto en nuestras manos. A veces ponemos a nuestra familia por encima de Dios, y ellos mismo nos lastiman.
En el sufrimiento aprendemos a tener Paciencia. Romanos 5:3, Santiago 1:2

3. No desmayes, Dios está contigo.

A pesar de los problemas no desmayemos, mantengámonos firmes, no dejemos que la duda, el temor y el desanimo llene nuestro corazón.
Dios está contigo, está con nosotros.
Podemos estar sumergidos en muchos problemas o sufrimientos, pero a pesar de todo eso, a pesar de la enfermedad, de la falta de dinero, problemas familiares, la delincuencia, etc. Dios está contigo.
a. Somos guardados por el poder de Dios. 1 Pedro 1:5
b. Tu fe está siendo fortalecida.1 Pedro 1:6-7
c. Estamos siendo disciplinado por nuestro Padre. Hebreos 12:6
d. Somos reconocidos como hijos de Dios. Hebreos 12:7-8
e. Los sufrimientos nos trae bendiciones. Santiago 5:11

Conclusión
Estimados hermanos, todos tenemos problemas y sufrimientos, pero debemos creer, tener la certeza de Dios está con nosotros, el nos ayudará a tener la fuerza y la paciencia para vencer las dificultades, digamos como el apóstol Pablo:
Romanos 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Nos desmayemos sigamos adelante a lograr nuestro corona de vida eterna.
Dios bendiga su palabra.

Mario Arellano

iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612. http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada