Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 29 de agosto de 2010

En Cristo, somos más que vencedores.

Romanos 8:37

Introducción:

Las tribulaciones, la escasez, las enfermedades, los conflictos familiares, etc. son problemas que afectan a la mayoría de las personas y que traen mucha angustia, tristeza, desanimo. Desde la caída de Adán, la humanidad ha vivido con estos problemas que afectan su existencia y su felicidad.
Los cristianos, también sufrimos de estos problemas, que afectan nuestra existencia y que en muchos casos nos desaniman o nos apartan del camino de la salvación. Muchas veces nuestra fe es bombardeada, atacada por personas que conocen nuestra situación y piensan y nos dicen: “tu estas equivocado, mi Dios me prospera, me sana, los cristianos tenemos que conquistar riquezas, posición, estar completamente sanos, etc”. Pero no es así.
Dios nos ha dado preciosas promesas que no tienen mucho que ver, con este mundo, sino con la vida venidera. A pesar de las tribulaciones, en Cristo, somos más que vencedores y este pensamiento y esta fe debe siempre acompañarnos en todos los días de nuestra vida.

1. En el mundo tendremos aflicción.

Jesús se lo dijo a sus discípulos y para nosotros es igual. Juan 16:33 A pesar de nuestra vocación también sufrimos con estos problemas, muchas veces creados por nosotros mismos o por otras personas. Mala formación de nuestros hijos, una vida de excesos en la alimentación, etc., poca responsabilidad en los trabajos o en los negocios, mala administración, etc.
En las aflicciones nuestra fe es fortalecida y maduramos espiritualmente, las pruebas nos ayudan a crecer espiritualmente hablando.1Pedro 1:6-7 Entonces siendo cristianos vamos a sufrir, ¿qué consuelo tenemos?

2. Nuestro consuelo: en Cristo, tenemos muchas bendiciones y promesas.

En Jesús tenemos muchas bendiciones espirituales y materiales, cuando nos bautizamos y nos hacemos seguidores de Cristo nos hacemos dueños de estas.
2.1. Dios nos adopta como sus hijos.
Somos hijos del dueño de todo, de quien creó todo lo que existe, del Dios todopoderoso. 1Juan 3:1 Gálatas 3:26-27 En el bautizo nos revestimos de Cristo y nos hacemos hijos de Dios.
2.2. Nos ha dado el Espíritu Santo.
Que bendición tan grande para nosotros, tenemos el Espíritu de Dios con nosotros. Nos fue dado y fuimos sellados con Él en el bautismo. Hechos 2:38 Efesios 4:30 El mora en nosotros, intercede por nosotros, 1Corintios 3:16 Romanos 8:26 Debemos estar felices y contentos con tan grandes bendiciones.
2.3. Somos herederos de nuestro Padre.
Tenemos una herencia prometida por Dios y El nos la dará. Romanos 8:17 Heredaremos una gloriosa vida en el cielo, que en nada se compara con nuestra vida actual. Romanos 8:18
BLS Romanos 8:18 Estoy seguro de que los sufrimientos por los que ahora pasamos no son nada, si los comparamos con la gloriosa vida que Dios nos dará junto a él.
Una vida eterna llena de alegrías, de paz y de amor. Tito 3:7
2.4. Dios nos ama.
1Juan 4:10-11 Dios nos ha mostrado su amor, lo ha manifestado en sus obras.
2.5. Ya no somos condenados.
Nosotros, que seguimos firmes en el evangelio, ya no estamos condenados como todos aquellos que no han obedecido a Dios conforme a su palabra. Romanos 8:1 Reflexionemos: ¿Andamos conforme a la carne o conforme al Espíritu? ¿Nuestra fe y nuestras obras son más del mundo que espirituales o es al revés?
2.6. Dios nos guarda y nos bendice en el mundo.
A pesar de todo lo que nos esté ocurriendo: Dios nos protege, El quiere que nos salvemos. La fe es la conexión con Dios para recibir sus bendiciones.1Pedro 1:3-6 Mantengamos nuestra fe limpia con la palabra de Dios, no con herejías destructoras.
Dios nos ha prometido que el cuidará de nosotros, que nos preocupemos por buscar el reino y su justicia y todo lo que necesitamos, será añadido, no riquezas, sino lo que necesitamos para poder vivir. Por eso nos dice que no nos afanemos por nuestra vida, Él está a cargo. Mateo 6:25-34

Conclusión:
Podemos tener muchos problemas pero no perdamos la fe, nuestra esperanza, si estamos con Dios, podemos decir lo que dice:

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Romanos 8:35

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Romanos 8:37

Nosotros somos más que vencedores en Cristo Jesús.

Mario Arellano.

iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612
http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada