Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 9 de agosto de 2010

La murmuración

Santiago 4: 11-12
Introducción:
Existen enfermedades ocultas, por ejemplo el cáncer, que va destruyendo el cuerpo, muchas veces el ser humano no se da cuenta de que tiene cáncer, hasta cuando se manifiesta y ya no hay nada que hacer. Hay personas aparentemente sanas, fuertes y en cuestión de meses muere, producto de una enfermedad. De igual manera, existen enfermedades espirituales, que son sigilosas, silenciosas, que va destruyendo el cuerpo, hablo del cuerpo espiritual, la iglesia, el cuerpo de Cristo. Estas enfermedades espirituales son muchas, pero una de las más peligrosas y dañinas, es la murmuración.
La murmuración es un pecado, detestado por Dios, como todo pecado. Sabemos que el pecado es la infracción de la ley de Dios. 1 Juan 3:4

¿Qué es la murmuración? Diccionario RAE: f. Conversación en perjuicio de un ausente.
Un murmurador Alguien que habla en contra, en el griego: un traidor, difamador:-murmurador.

¿Qué es el chisme? Según Rae: 1. m. Noticia verdadera o falsa, o comentario con que generalmente se pretende indisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna.

La murmuración es un pecado que va enfermando las partes del cuerpo de Cristo, a cada uno de sus miembros. Cuando muchos de nosotros caemos en la murmuración, estamos pecando y por lo tanto separándonos de Dios.

En Isaías 59:1-3 hablando al pueblo de Israel, Dios les dice que su iniquidad los ha apartado de El.
El problema de este pecado es que la mayoría de las veces, es difícil reconocerlo, cuando se murmura de otro hermano, siempre se dice: “La verdad es que no lo digo para dañar al hermano o hermana, pero como es cierto lo que digo, quiero comentarlo para que lo sepas, ya sabes, no vayas a decir nada”.
De esta manera se propaga la murmuración o chisme, cayendo los que participan en el, en condenación. Dios se entera y lleva registro de nuestros pecados, no reconocidos, no confesados y por lo tanto no perdonados, porque no ha habido arrepentimiento.
La lengua es miembro en nuestro cuerpo que nos sirve para hablar, pero hay palabras que nos pueden ayudar y otras que nos apartan de Dios y nos daña a nosotros mismos. Santiago 3:5-6,8-9.
Con ella oramos por nuestros hermanos y con ella murmuramos de nuestros hermanos. Con la lengua decimos que amamos a nuestros hermanos y con la lengua hablamos mal de ellos.
Pero, ¿En el murmurador habrá amor por su hermano? 1 Juan 3:10-11, 15

En romanos nos habla de aquellos que no quieren tomar en cuenta A Dios, y que practican (entre otras muchas) la murmuración, la detracción y la injuria, dice que son dignos de muerte. Romano 1: 28-32.
Dios siempre ha detestado el chisme o la murmuración, lo vemos como una ley en el antiguo testamento Levítico 19:16. Cuando uno tiene algo contra un hermano, la biblia nos enseña lo que debería hacer. Mateo 18:15-17.
Nuestro deber es hablar con el hermano directamente, Dios nos manda que nos amonestemos unos a otros con bondad y conocimiento. Romanos 15:14

Hermanos, la hipocresía es un pecado desagradable para Dios y para nosotros mismos, a la mayoría de nosotros nos desagrada, pero muchos la practicamos. Lucas 12:1-3

Conclusión:
Hermanos la murmuración o chisme es un pecado que nos va carcomiendo, que va destruyendo nuestro santidad, nuestra salvación y que puede dividir el cuerpo de Cristo que es la Iglesia, evitemos caer en este pecado. Evitemos la hipocresía y seamos honestos unos con otros, por que lo que se dice en lo oculto a la luz será manifestado, pero no sabemos las consecuencias que esto traerá. Reflexionemos sobre Mateo 24:51

Mario Arellano

iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612. http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

1 comentario:

  1. Buenas noches,trata de una forma bastante acertada este tema que es tan de común ocurrencia y tan peligroso para las congregaciones.Gracias por su estudio

    ResponderEliminar