Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Debemos cambiar

Efesios 4:22


Introducción:

Antes de iniciar nuestra carrera cristiana, unos de los pasos previos es el arrepentimiento, donde damos un viraje a nuestra manera de pensar y comprender nuestra vida. Entendemos que debemos cambiar nuestra manera de pensar y de vivir, y adaptar nuestra acciones a lo que la palabra de Dios nos manda o nos prohíbe. La mayoría de la veces, después de nuestro bautizo, nuestros cambios no son muchos, ni son profundos, pero comenzamos a caminar la senda que Cristo nos trazo. A medida que pasan los meses, los años, vamos madurando espiritualmente, mediante el ejercicio y aplicación de la palabra de Dios a nuestra vida. En el camino dejamos lo que a Dios le desagrada y nos vamos fortaleciendo en el hombre interior y pareciéndonos más a Jesús. Pero, hay cosas no queremos cambiar, no nos da la gana de cambiar, nos resistimos a Dios. Sencillamente no obedecemos. Somos hombres y mujeres que mantenemos defectos y pecados del viejo hombre, nos agrada ese viejo hombre.

1. Dios nos manda a cambiar.

No podemos negar que Dios nos manda a cambiar. Lo hemos leído y nos lo han dicho. Cuando nos paramos a predicar es para edificarlos, es para advertirles, es para hacerlos pensar. Nosotros no podemos cambiarlos a ustedes y Dios tampoco, son ustedes los que deben determinar si quieren obedecer o no. Efesios 4:22

Cada uno de nosotros debemos decidir si vamos a cambiar o no, por eso se nos dice despojaos, eliminen el viejo hombre. Colosenses 3:5 Colosenses 3:9 1Pe 1:14-15

Dios nos manda a cambiar.

2. No queremos cambiar.

Tal vez no hay lascivia en nosotros, pero si hay: Altivez, Ira, enojo, palabras soeces, amargura, gritería, maledicencia, malicia, soberbia, orgullo, tibieza espiritual, o no hay: Misericordia, benignidad, mansedumbre, paciencia, amor. Mujeres que no se sujetan a sus maridos o maridos que son ásperos con sus esposas, hijos desobedientes o padres que exasperan a sus hijos. Cristianos amantes del mundo.

El problema de no querer cambiar, es que somos desobedientes a Dios, no respetamos la palabra de Dios. ¿Cuántos años más necesitamos para cambiar? 1Corintios 15:34
Lucas 21:34

Acaso no sabemos que la tibieza espiritual es un grave pecado, por el cual Cristo nos vomitará. Sabían hermanos que la tibieza, Dios la valora por nuestras obras. De tal manera que, nosotros podemos auto-examinarnos y determinar si somos tibios y corregirnos y cambiar. Hay tantas actitudes y comportamientos, que sabemos que están mal, en cada uno de nosotros, pero, adivinen que:

NO QUEREMOS CAMBIAR.

¿Cuál es el peligro? En vez de una vida eterna maravillosa, se ganará una vida de tormento eterno en el infierno. Lucas 21:35-36

¿Podremos decir que no lo sabíamos? No podremos, nos han advertido, lo hemos leído en la biblia. Para que Dios nos perdone, debemos reconocer nuestros pecados, arrepentirnos y pedir perdón. Pero si no nos damos cuenta de nuestros pecados ¿Cómo podremos arrepentirnos? ¿Cómo podremos ser perdonados? De ninguna manera.

3. Debemos cambiar.

Para poder ganar la vida eterna debemos cambiar. Quitar la tibieza espiritual, la flojera en los asuntos de Dios, ya eso es un pecado. Sólo eso es una mancha en nuestra carrera espiritual, ya no somos irreprensibles antes Dios e inclusive muchas veces antes los hombres. 2Pedro 3:14
Cuantas personas de las que nos conocen, de las que saben que somos cristianos, pueden dar testimonio de lo que somos. Cuántos de nosotros no somos ejemplos para nuestros mismos vecinos, compañeros de trabajo o peor aun para nuestros hijos o para nuestros esposos o esposas. ¿Podemos decir que somos irreprensibles ante ellos? O tal vez somos tropiezo por nuestra mala actitud ante ellos.
Cambiemos obedeciendo a Dios y a su palabra. Vístanse con el nuevo hombre, es una decisión personal. Efesios 4:23-24
Mostremos a Dios que le amamos. 1Juan 5:3
La ira de Dios se manifiesta sobre los hijos desobedientes: Colosenses 3:6
Seamos diligentes en la obediencia a Dios y a su palabra. Hebreos 2:1-3

Conclusión:

Hermanos cambiemos, no hay excusas, cambiemos, es obligatorio cambiar, o corremos el riesgo de perder nuestra carrera.


Dios les bendiga

Mario Arellano.

iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612
http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada