Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 3 de octubre de 2010

Jesús y la obediencia

Introducción:

El libro de Isaías da una de las mejores descripciones de lo que fue la vida de Jesús, de cuál fue el propósito de su venida y de lo que sufrió. Estas profecías fueron dadas muchos siglos antes de que Jesús naciera, pero Dios le revelo a Isaías lo que acontecería con el Mesías. Isaías 53:1-12
La vida de Jesús no estuvo llena de riquezas materiales o terrenales, de posesiones, de reconocimiento del mundo, etc. Sufrió mucho entre aquellos a quienes vino a salvar. Recibió burlas, menosprecios, humillación, persecución, golpes, tortura y finalmente la muerte.
No sólo sufrió físicamente, sino también emocionalmente. Su vida terrenal no fue nada fácil, sino dura, consiguió gran resistencia de parte del pueblo de Dios, su pueblo.
El sabía, que todo esto acontecería, pero obedeció hasta la muerte.
La vida terrenal de Jesús fue un ejemplo de obediencia perfecta a la voluntad de Dios. Como hombre permaneció firme en el propósito para el cual Dios le había enviado. Como dice Isaías: la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. Jesús vino a cumplir la voluntad de Dios y eso hizo.

1. ¿Qué es obedecer?

Rae: Cumplir la voluntad de quien manda.
Diccionario Vine: Dar oído, escuchar y obedecer una autoridad.
En nuestro caso obedecer, es escuchar y cumplir con los mandamientos de Dios, expresados en la biblia. Es cumplir la voluntad de Dios. Eclesiastés 12:13
El fin de toda la palabra de Dios, el propósito de toda enseñanza, es la expresada en el versículo anterior.

2. Jesús obedeció.

a. Se despojo de su grandeza.

NO le importo ser igual a Dios y se hizo hombre, siendo espíritu tomo forma de hombre, un estado inferior al que tenía en el cielo. Filipenses 2:5-8 Despojándose de su grandeza y obedeció hasta la muerte.

b. El sufrió.

Muchos piensan “Jesús es Dios, por eso pudo”, es verdad Él lo logro, pero le costó mucho, no fue nada fácil para Él. No fue sólo el dolor y el sufrimiento físico, sino también sufrió emocionalmente, sufrió desprecio, humillaciones, burlas y Dios tuvo que fortalecerlo antes de la crucifixión. Dios le envío ayuda para que lo animará, le diera nuevas fuerzas para poder soportar lo que le venía. Lucas 22:39-46
Fíjense que le pide a Dios que le quitará esa responsabilidad, la misión que le había dado. Estaba sufriendo, emocionalmente, estaba sufriendo, su angustia era una agonía. La agonía es un estado emocional o físico antes de la muerte. Cuando se dice que una persona está agonizando, se está diciendo que estaba muriendo. Ese era el estado en que Jesús estaba, estaba debilitándose en su ánimo para cumplir la voluntad de Dios, por lo cual busco a Dios en oración y Dios no le fallo, lo fortaleció, le dio animó para seguir su propósito. Lucas 9:51
Jesús en su angustia lloro, clamo, le rogo, le suplico a Dios y fue escuchado por Dios, quien lo ayudo. Hebreos 5:7 Jesús padeció y fue tentado en todo. Hebreos 4:15

c. Cumplió la voluntad de Dios.

Jesús guardo la palabra de Dios y cumplió su voluntad, se sacrifico por todos los hombres, para que aquellos que creen y obedecen obtuvieran una eterna salvación. Hebreos 5:8-9
Jesús sabía a que había venido a la tierra. Juan 6:38 Juan 4:34.
Su sacrificio no fue en vano, logro su objetivo, abrir un nuevo camino para que el hombre pudiera salvarse. Romanos 5:19 Juan 14:6

3. Y nosotros ¿Qué?

Qué bien lo que hizo Jesús, grande es, bendito sea, pero y ¿que con nosotros? Esta es la parte que a algunos de nosotros, nos no gusta. No nos agrada que nos digan lo que tenemos que hacer, lo que Dios nos pide que hagamos y seamos. Muchas veces no es agradable que nos mencionen lo que tenemos que hacer o tal vez lo que no estamos haciendo. Todas las cosas escritas, que oímos y estudiamos, fueron escritas para que creamos, pero también para que muchas de ellas las apliquemos en nuestras vidas. Esto quiere decir que nosotros también debemos obedecer, cumplir con la voluntad de Dios. Jesús fue muy claro: “si guardan mis mandamientos, que son los mismos de Dios, permanecemos en mi. Juan 15:10 1Juan 3:24
Hoy, Dios nos dice, lo mismo, que le dijo a Israel a través del profeta Samuel: 1Samuel 15:22
¿Bastará con venir los domingos y traer la ofrenda, o es necesario que obedezcamos la palabra de Dios, en toda nuestra manera de vivir, en cada día de nuestra existencia? Cada segundo de nuestra vida debemos procurar agradar Dios, obedeciéndole. 1Juan 2:3-6

Conclusión:
Como anduvo Cristo, así debemos andar nosotros, obedeciendo a Dios, en todo. Cristo cumplió con la voluntad de Dios, por eso pudo decir en el momento de su muerte: “consumado es”, otras versiones lo traducen: “todo se ha cumplido”. Juan 19:30
Lucas 11:28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan. Dios les bendiga.

Mario Arellano.

iglesiadepaloverde@gmail.comDirección: Caracas Av. Principal de Palo Verde, Edif. Paragua, Salón de reuniones. Domingo.9:00am. 0212-8339441 0212-4153385, 0416-2005034 04143225977 0416-8137612
http://solocristianosenvenezuela.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada