Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 24 de octubre de 2010

OS HAGA APTOS PARA TODA BUENA OBRA

Hebreos 13:20-21
Introducción:
Muchos hombres se preguntan por qué existimos, cual es el propósito de Dios para los hombres. Nos preguntamos ¿Qué espera Dios de los hombres? ¿Qué espera de su pueblo? ¿Qué espera de mí y de ti? Proverbios 16:4 La palabra de Dios nos muestra que Dios tiene muchos propósitos, para con los hombres y en especial para su pueblo. Hebreos 13:20-21 En estas palabras, Pablo, pide que Dios nos prepare, nos haga aptos, útiles, para realizar las obras que Él desea realizar en nosotros y a través de nosotros. Podemos determinar qué:

1. DIOS NOS CAPACITA.

Dios nos puede hacer aptos, nos puede preparar. De hecho, nos dejo su palabra escrita, para que a través de su lectura o de escucharla, podamos entender cual son sus propósitos para con nosotros. Dios hizo los arreglos para que nosotros dispusiéramos de lo necesario para estar preparados o capacitados para hacer lo que Él desea de nosotros. Les revelo a los apóstoles toda la verdad e inclusive permitió que fuera escrito. Cristo en su vida terrenal les prometió a sus seguidores que el Consolador les revelaría toda la verdad. Juan 14:26
El Espíritu Santo sería el responsable de enseñarles toda la verdad inclusive lo que Cristo les había enseñado. Juan 16:13-14
Esto lo confirma Pablo al decirles a los obispos de la iglesia en Éfeso: "porque no he rehuido anunciaros TODO EL CONSEJO DE DIOS" Hechos 20:27
No sólo recibieron toda la revelación de la voluntad de Dios, sino que también la misma biblia ratifica que fue escrito: Juan 20:31 2Pedro 3:15-16
Pero ¿para qué nos sirve la palabra? 2Timoteo 3:16-17 es útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.
Pero ¡No sé leer! o ¡Leo la biblia pero no entiendo! Dios también ha hecho arreglos para esta situación. Efesios 4:10-13 Existen hombres idóneos para edificar al pueblo de Dios.
Dios hizo los arreglos necesarios, para que estemos preparados, aptos para hacer lo bueno según su voluntad. Ahora bien Dios no lo puede hacer sólo es necesario que nosotros nos esforcemos, sea en la lectura y meditación de la palabra de Dios, así como asistir y aprovechar lo mejor posible los estudios o sermones de los varones que se dedican a enseñar. Porque si oímos y no retenemos somos oidores olvidadizos, siempre seremos niños de pecho. Y si oímos pero no hacemos tenemos un sistema de creencia inútil para nosotros mismo, esto es nuestra fe es vana y somos desobedientes.

2. PARA HACER LO BUENO SEGÚN SU VOLUNTAD.

Toda la preparación que recibimos de parte de Dios, tiene un objetivo: que hagamos lo bueno, buenas obras según su voluntad, esto es, conforme a lo que Dios quiere y manda. ¿Cuáles son las buenas obras, que debemos hacer?

2.1. Anunciar las virtudes de aquel que nos llamo. Predicar el evangelio, es nuestra obligación, es una de las buenas obras para las cuales Dios nos prepara.1Pedro 2:9 Hablar de aquel que nos salvo y nos redimió con su sangre y de aquel que no escatimo a su propio hijo.

2.2. Adorar a Dios. Dios está buscando verdaderos adoradores que lo adoren en espíritu y en verdad. Dios nos capacita, a través de la biblia, para adorarlo como Él quiere que se le adore. Debemos glorificar y amar a Dios con toda nuestra vida, con todo nuestro ser y para esto es necesario que guardemos su voluntad. 1Juan 5:3

2.3. Llevar una vida santa, apartada para Dios.1Pedro 1:15 Esto implica alejarse del pecado, de todo aquello que viola la ley de Dios, inclusive: “aquel que sabe hacer lo bueno y no lo hace, comete pecado”.

2.4. Amar al prójimo y a sus hermanos. Esta es otra buena obra para la cual Dios nos prepara, para manifestar el amor entre nosotros, sus hijos y hacia todos los demás. Cristo dijo: “Un mandamiento nuevo les doy, que se amen unos a los otros, como yo les he amado”. En este mandamiento está incluida benevolencia, paciencia, comunión, asociarse, exhortarse, animarse, preocuparse, etc. Vemos que la preparación que recibimos involucra un accionar de parte de nosotros, que son las obras que Dios espera que hagamos conforme a la fe que tenemos.


3. Y A TRAVÉS DE JESÚS, HACER EN NOSOTROS LO QUE LE AGRADA.

¿Hoy en día podemos pensar que Dios no actúa? Si actúa. Dios está en plena actividad, por ejemplo el diablo no nos puede tocar, no porque él no quiere, sino porque Dios se lo impide, sino ya hubiésemos sido destrozados como le paso a Job. 2Tesaloniceses 1:11-12
Cuando nosotros hacemos la voluntad de Dios, El esta actuado a través de nosotros y se agrada de eso. El recibe la gloria, la alabanza cuando nosotros actuamos conforme a su voluntad. Por ejemplo cuando aplicamos la benevolencia o la misericordia, que sucede, la persona que la recibe cree que eso viene de parte de Dios y lo glorifica. 2Corintios 9:11 .Hebreos 13:16

CONCLUSIÓN:

Dios tiene el deseo de cumplir su voluntad a través de usted y de mí. Dejemos que Dios actué en nosotros obedeciendo su palabra y haciendo la obras que le agradan. No seamos siervos inútiles sino comprometidos en agradar a Dios en todo. Tenemos promesa de Dios: 1Juan 3:22 Dios les bendiga.

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada