Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 29 de noviembre de 2010

VESTÍOS, PUES, COMO ESCOGIDOS DE DIOS, SANTOS Y AMADOS.

Colosenses 3:12

INTRODUCCIÓN:
Dios siempre ha pactado con los hombres, Ha establecido convenios o pactos donde Él se compromete a cumplir con ciertas cosas, pero también exige o pide que los hombres con quienes pacta cumplan su parte del trato. El ejemplo de Israel, es uno de los más claros que hay en la relación de Dios con los hombres. Dios pacto con ellos y ellos se comprometieron a cumplir con el trato o pacto. Éxodo 19:5-8
Dios les dio sus mandamientos, leyes y estatutos para que el pueblo lo cumpliera. Ellos dijeron: “Todo lo que Jehová ha dicho, haremos”, pero vemos en el capítulo 32 de éxodo que no tardaron mucho en faltar al pacto con Dios, violaron el primer y gran mandamiento. Dios fue siempre fiel a su palabra para bien o para mal de Israel. Al final el pueblo de Israel fue desechado, como pueblo de Dios. Hoy Dios tiene un pueblo nuevo, una nación santa de sacerdotes redimidos por la sangre del cordero, ese pueblo santo somos nosotros, su iglesia. Al igual que hizo con Israel, Dios ha hecho pacto con nosotros. Y nosotros nos hemos comprometidos con Dios a cumplir su mandatos.

1. Lo que somos y hacemos es nuestra decisión.

En el mundo religioso, especialmente en aquellas sectas que surgieron en el tiempo de la reforma, existe la creencia de que el hombre cambiará porque Dios es quien lo cambia de una manera milagrosa. Por eso es que muchos siguen en sus pecados y desobediencia esperando que Dios “los toque”. Y mientras no suceda no cambiarán. Pero la biblia, nos enseña que lo que somos y hacemos es nuestra decisión, es nuestra decisión. Algunas cosas las aprendiste de Dios y otras las aprendiste del mundo, pero lo que tú eres hoy, es porque tú has decidido ser así. Nos dice la palabra vístanse, pónganse su traje de santos y amados, Es una decisión. Nuestra vida es un asunto de decisión. Colosenses 3:5-10

2. Con que debemos vestirnos.

Debemos tener templanza, dominio propio para poder cumplir la voluntad de Dios. Colosenses 3:12-17
Nuestra vestimenta cristiana debe llevar las siguientes partes:

a. Misericordia. Siempre debemos practicar la misericordia entre nosotros y con el prójimo. La misericordia es la compasión en acción, o activa, hacia los males de otros. La misericordia bíblica, se manifiesta con acciones de quien la ejerce hacia la persona que la necesita. Lucas 6:36

b. Benignidad. Afable, benévolo, piadoso, apacible. Algunos comentaristas los describen como dulzura de temperamento, genio agradable. La persona benigna hace que las demás personas se sientan cómodas con ellas, ellas saben que esta persona será gentil. La benignidad es una cualidad de Dios.

b. Humildad. La palabra en el griego original significa Humildad de mente, aquello que es bajo y no se levanta mucho de la tierra. El diccionario rae: f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.
c. Mansedumbre. Mansedumbre es humildad, con amabilidad, gentileza con la firmeza necesaria para corregir el error. Cristo era manso pero limpio el templo de los mercaderes, les hablo duramente a los fariseos y escribas, pero afable y amable con sus discípulos, con aquellos a quienes les predico y no eran duros de corazón.

d. Paciencia. La paciencia es dominio de sí mismo ante situaciones adversas. Debemos ser pacientes entre nosotros y antes las situaciones de la vida. Hebreos 10:36

e. Soportar a los otros. Aunque somos el pueblo de Dios somos diferentes y eso produce roce o muchas veces algunos son espiritualmente más maduros que otros, lo importante que debemos soportarnos unos a otros. Efesios 4:2

f. Perdón. Como podemos pedirle perdón a Dios y esperar que el nos perdone, si nosotros no estamos dispuestos a perdonarnos unos a los otros. Mateo 6:14-15.

g. Amor. Nunca debe faltar. Es la disposición mental y voluntaria de amar a Dios y amar y ayudar a otros. No importar sin son nuestra familia carnal o espiritual o extraños y aun enemigos. 1Juan 5:3 Juan 13:34

h. La palabra de Dios debe morar en nuestros corazones. La promesa que Dios le hizo al pueblo de Israel, fue que escribiría sus leyes en sus corazones y eso se cumplo en los cristianos. Hebreos 8:10

i. Agradecimiento. Una cualidad de los cristianos es el agradecimiento, siempre debemos estar agradecidos con Dios, ante cualquier circunstancia.1Tesalonisenses 5:18

3. Recordemos el ejemplo de Israel.

Israel le dijo si a Dios, pero sus actos fueron lo contrario, por lo cual fueron desechados. Ellos no cumplieron su parte del pacto. Igual nos puede acontecer a nosotros, podemos ser desechados por Dios. De manera individual o como iglesia. Individualmente podemos separarnos de Dios por el pecado al no obedecer su palabra, pero también podemos dejar de ser la iglesia de Dios, de Cristo Hebreos 10:26-29 Apocalipsis 1:20 Apocalipsis 2:5

Conclusión:

Tenemos un pacto con Dios, que debemos cumplir. Este pacto no sólo involucra venir los domingos y adorar, también involucra nuestro esfuerzo por cambiar y adaptarnos a la voluntad de Dios, es nuestra decisión si lo obedecemos o no. En el día final seremos castigados o recompensados de acuerdo a nuestra obediencia y ella de pende de cada uno. Recordemos que hoy somos el pueblo de Dios. 1Pedro 2:9-10

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada