Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 13 de diciembre de 2010

El cielo, nuestra morada eterna.

Introducción:
Cuando emprendemos un camino o dirección, siempre sabemos a dónde llegaremos, el tiempo que posiblemente nos gastaremos, porque ya hemos ido o porque otra persona ya lo hizo y nos dice como es. Y cuando vamos por el camino vemos como es y tomamos decisiones de acuerdo a lo que vemos.
Nuestro camino cristiano, es definitivamente, por fe y no por vista, no es físico, no podemos ver o tocar el camino por donde vamos, no podemos evaluar nuestro camino espiritual de acuerdo a lo que percibimos con nuestros sentidos.
Esta senda espiritual es guiada por la palabra de Dios y nuestra mente, con la cual gobernamos nuestra vida y la llevamos por la senda que Dios nos traza.
El destino final de nuestro camino es vivir eternamente en el cielo. El cielo no lo podemos ver, pero por fe creemos que existe y sabemos que allí vivirán los que venzan a este mundo.

1. El cielo, la morada de Dios y de Jesús.

Por fe creemos que el cielo existe y que en el habitan Dios, Cristo y no solamente ellos sino muchos seres espirituales. Eclesiastés 5:2, 1Pedro 3:21-22

2. Viviremos en el cielo, nuestro destino final.

La palabra de Dios dice que el hombre no es dueño de su propio camino. Jeremías 10:23

Podemos como seres humanos decidir muchas cosas sobre nuestra vida y muchas la lograremos, pero como dice Santiago no sabemos que será el día de mañana. Tal vez con respecto al mundo hay muchas cosas que planificamos o queremos hacer, algunas las lograremos pero otras no, Pero si podemos decidir obedecer a Dios, y esforzarnos por alcanzar la vida eterna, si podemos decidir el camino que queremos seguir.

La promesa de Dios para los que le obedecen: vida eterna junto a Él en el cielo.1Pedro 1:3-5 Romanos 6:22-23

3. ¿Cómo es el Cielo?

La biblia da algunos detalles, que nos permiten visualizar con nuestra mente como es el cielo. Lo más seguro es que nos quedemos cortos en cuanto a lo que imaginemos, ya que nos podemos forma imágenes del cielo de acuerdo a lo que hemos visto en la tierra, pero la belleza del cielo supera con crece nuestra imaginación. Y por otro lado estamos hablando de cosas espirituales.
La biblia la describe conforme a la capacidad de visualización que tenemos.

3.1. Una hermosa ciudad.

La Jerusalén celestial es descrita con una belleza, grandeza y riqueza extraordinaria. Apocalipsis 21:10-22
Un descripción maravillosa, hay un detalle en esta narración, Juan vio descender del cielo la esta ciudad. Recordemos que esta ciudad es espiritual, aunque la descripción corresponda con materiales de este mundo, la ciudad es espiritual y una parte de ella está establecida en la tierra. Apocalipsis 21:9 2Corintios 11:2
La iglesia es parte de la Jerusalén espiritual. Hebreos 12:22-24

3.2. Un paraíso. La palabra paraíso para nosotros represente un lugar hermoso, lleno de paz y de cosas muy apreciadas por el hombre. Apocalipsis. 22:1-2 Apocalipsis. 2:7.

3.3. Un lugar de felicidad. Apocalipsis 21:4

3.4. Un lugar de seguridad. 1Corintios 15:24

3.5. Un lugar donde no abra ni sol, ni luna. Apocalipsis 22:5


4. Viviremos con cuerpo espiritual.

Dios nos dará un cuerpo incorruptible, espiritual.1Coritios 15:40-44 2Corintios 5:1-2

Conclusión:
La palabra nos describe como es el cielo y como será nuestra vida allá, la verdad que la promesa de Dios es maravillosa y el premio fabuloso. Mantengámonos firmes para que alcancemos la vida eterna y las promesas de Dios para nosotros. Apocalipsis 3:12 Apocalipsis 3:21
Aceptemos las palabras del apóstol Pablo: 2Corintios 4:16 “Por tanto, no desmayamos.”

¿Cómo visualiza usted el cielo? Descríbalo.

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada