Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

jueves, 23 de diciembre de 2010

El poder de Dios, en nuestras manos.

Muchos al escuchar este título, se emocionarán y dirán ¡aleluya! ¡Sí! nosotros tenemos el poder de Dios para gobernar, para conquistar riquezas. Pero no me refiero a ese poder, que es sólo de Dios.
El poder a que me refiero hoy, es el poder de Dios para salvación, el evangelio.
Romanos 1:16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

Este poder está en nuestras manos, con este poder, muchas personas podrían salvarse, si fuéramos diligentes para transmitir, divulgar este poder.
La iglesia de Cristo y cada cristiano de manera individual somos administradores, somos los responsables de guardar y difundir el evangelio de Cristo.
Dios nos ha dado una gran responsabilidad y debemos cumplir con ellas.
Romanos 10:13-16 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. 14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito!:Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! 16 Más no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada