Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

jueves, 23 de diciembre de 2010

¿Son adúlteros los que son amigos del mundo?

Santiago 4:4 ¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios.

El adulterio es una relación sexual entre una persona casada con otra persona que no es su cónyuge.
Para Dios el matrimonio es un pacto que no debe ser irrespetado por ninguno de los cónyuges, el pacto puede ser deshecho por la muerte de alguno de los cónyuges o por la fornicación de algunos de los dos. Este último es un pecado.
Romanos 7:3 Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera.
Pero Dios también ha usado esta palabra para describir la adoración a dioses falsos por el pueblo de Israel y los describe como adúlteros ya que han violado el pacto de Dios con ellos y han desechado a Dios y se han ido tras dioses hechos de mano al igual que una mujer casada se va tras un hombre que no es su marido.
Ezequiel 16:15-16 Pero confiaste en tu hermosura, y te prostituiste a causa de tu renombre, y derramaste tus fornicaciones a cuantos pasaron; suya eras. 16 Y tomaste de tus vestidos, y te hiciste diversos lugares altos, y fornicaste sobre ellos; cosa semejante nunca había sucedido, ni sucederá más.

Pero también llama adulteras aquellas personas que tienen amistad con el mundo, que aman al mundo. Hoy vemos que muchos cristianos están tras el mundo y sus cosas.
En apariencia parecen ser seguidores comprometidos en cumplir la voluntad de Dios y ayudar en el reino de Dios (su iglesia) pero en la realidad gran parte de su vida se la dedican al mundo. Andan afanados tratando de alcanzar cosas materiales o disfrutando de ellas y terminan dejando a Dios a un lado. Desde su conversión hay traicionado a Dios con el mundo, amando al mundo y yendo tras él. A estos cristianos Dios los llama almas adulteras.
Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada