Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 20 de marzo de 2011

EL TALENTO QUE DIOS TE HA DADO

Mateo 25:14-26


Introducción:

El evento que los cristianos han esperado por siglos, es el regreso de Jesús. Aun que no se sabe el día, ni la hora, esperamos que en cualquier momento volverá. Mateo 24:36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

La biblia describe muchas de las cosas que acontecerán en su venida. Lo que sí está claro es que volverá y ese será un día de felicidad para muy pocas personas y de gran tristeza, vergüenza para la mayoría. Mateo 24:30-31

Es necesario estar preparados para su regreso pero la palabra también nos enseña que es necesario usar nuestras habilidades para el servicio a Dios. Esto es, debemos trabajar.

En el juicio final seremos juzgados por nuestras obras por las buenas y por las malas. Tendremos que rendir cuentas ante Jesús.

La parábola de los talentos, nos muestras precisamente una de los factores por los que seremos juzgados: El uso que demos de los talentos que Dios nos ha dado.

En el mundo religioso cuando hablan de esta parábola la aplican a la conquista de riquezas, títulos, cosas materiales, negocios, etc. Pero pierden de vista que el reino de Jesús es espiritual y no físico. Mateo 25:14-30

1. Contexto en que desarrolla la parábola.

Esta parábola es dada por Jesús, después de enseñar que el regresaría y cuando esto ocurriera era necesario que sus siervos estuvieran preparados. Mateo 24:44
Y luego da la parábola de las diez vírgenes, cinco prudentes y cinco insensatas, las diez esperaban a su esposo, pero sólo cinco estaban preparadas. Y sólo ellas pudieron entrar a la boda. Mateo 25:1-13
Para hacer entender a sus discípulos y a nosotros, que no basta con estar preparados sino que es necesario trabajar por el reino, dio la parábola de los talentos.
Posteriormente describe como hará en el día del juicio, serán separados dos grupos. Mateo 25:31-46 Los preparados y los que han usado los talentos que Dios nos les ha dado trabajando para su reino serán puestos a un lado.

2. Descripción de la parábola.

Identifiquemos los puntos principales de la parábola:
a. Un hombre yéndose lejos.
b. Tres siervos.
c. Les dio sus bienes. Talentos.
d. Los repartió de acuerdo a la capacidad de cada siervo.
e. Algunos siervos trabajaron otros no.
f. El Señor de los siervos regreso.
g. Arreglo cuentas con ellos.
h. A cada siervo dio la recompensa que merecía.

3. Aplicación para nosotros.

Esta parábola tiene una aplicación para nosotros, nos advierte del debe de trabajar usando las habilidades y destreza que Dios nos ha dado para su servicio, no solamente para el nuestro.

a. Un hombre yéndose lejos.

Ese hombre es Jesús, ya el no está físicamente en la tierra, pero él está gobernando sobre su reino y la iglesia es parte de su reino. Colosenses 1:12-13

b. Los tres siervos.

Sus siervos somos los cristianos, los miembros que pertenecemos a su reino, a su cuerpo, a la iglesia. Hemos sido trasladados del reino de las tinieblas al reino de Jesús. Romanos 6:22

c. Les dio sus bienes. Les dio talentos.

En la época de los apóstoles a los discípulos les fue dado dones o habilidades milagrosas además de habilidades naturales, hoy sólo tenemos habilidades naturales, que la hemos desarrollado a través de nuestra vida y muchas de ellas las tenemos desde nuestro nacimiento. Estas habilidades la tenemos gracias a Dios. El nos ha dado la vida, nos ha dado oportunidades, nos dado una creación que nos permite desarrollar habilidades y destrezas.
Ejemplo de algunas de ellas: Habilidad de pensar, de hablar, la capacidad de movernos, de escuchar, de ver, de decidir, etc.
Esos talentos los tenemos todos.
Hay talentos que tienen relación con los bienes de Jesús, su reino, su iglesia. Enseñar, predicar, servir, animar, exhortar, orar, cantar, etc.
Los talentos son de Dios y para Dios. No son sólo para nuestro uso egoísta.

d. Los repartió de acuerdo a la capacidad de cada siervo.

Cada uno de sus siervos tenemos diferentes habilidades o talentos. Algunos tenemos capacidad de oratoria, otros de servicio, de enseñanza, de misericordia, de exhortación, etc. Pero también podemos caminar, hablar, movernos.

e. Algunos siervos trabajaron otros no.

Esos talentos o habilidades debemos usarlas no sólo para nuestro beneficio, sino primeramente para el servicio a nuestro señor.
Estos nos enseñan que debemos trabajar para el reino, para la iglesia, para los intereses de Jesús.
Hemos estudiado que Jesús quiere discípulos, quiere seguidores, y esos no vienen sólo, es muy raro, la mayoría hay que salir a pescarlos, a predicarles a evangelizarlos. Mateo 28:19

También quiere que esos discípulos sean edificados que crezcan espiritualmente, que maduren, que nos apoyemos unos a otros, que nos sirvamos unos a otros. Efesios 4:10-16 Romanos 12:6-10

Es necesario que todos, todos trabajemos, la responsabilidad no es de una sola persona.
En esta parábola observamos que algunos usaron sus talentos y multiplicaron lo que su señor les había dado. Todos nosotros deberíamos anotarnos, unirnos a este grupo.
Pero también hubo uno que no trabajo, sino que enterró el talento, no hizo uso del talento que su señor le había dado. No quiso trabajar. El pensó que estaba bien lo que estaba siendo.
Tal vez pensó: soy su siervo, y sigo fiel a él y bueno. al final le devolveré lo que me dio, no voy a trabajar, no es necesario.

f. El Señor de los siervos regreso.

De igual forma algún día Cristo regresará, para cumplir lo que Dios a determinado. Y todo ojo lo verá. Todo el mundo tiene que ver que Jesús volvió, que lo que Dios prometió se ha cumplido y que Jesús realmente es el hijo de Dios, rechazado por el mundo. Apocalipsis 1:7

g. Arreglo cuentas con sus siervos.

El señor llego y les pidió cuentas a sus siervos. Los dos primeros multiplicaron lo que se le había dado, y su señor se alegro y los llamo: “buen siervo y fiel”
Pero al que no multiplico lo que se le había dado le llamo: “Siervo malo y negligente” otras versiones “Siervo malo y perezoso”.
La negligencia y la pereza son gran parte de las causas por la cual muchos siervos no trabajan para Jesús.
Pero también otro factor: los afanes de la vida, el engaño de las riquezas, las codicia de otras cosas entran en sus vidas y hacen que su vida no produzca frutos. Mateo 13:22 Lucas 8:14

h. A cada siervo dio la recompensa que merecía.

A los buenos y fieles, que dieron frutos para su señor, que multiplicaron sus talentos, les dijo. “sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.”
El gozo del señor: es el disfrutar de la vida eterna. Mateo 25:31-34

Al siervo malo, negligente y flojo le dijo: “Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes” Mateo 25:41

Conclusión:

En la espera del juicio final no sólo debemos estar preparados sino que también tenemos el deber de trabajar, de multiplicar con los talentos o habilidades que Dios nos ha permitido tener.
No pensemos que haciendo lo mínimo posible o no haciendo nada o enterrando el talento, seremos alabados por nuestro señor.
Querido hermano o hermana con que siervo se identifica usted, de acuerdo con sus obras, al uso de sus talentos: Con el siervo bueno y fiel o con el siervo malo, negligente, perezoso e inútil. Mateo 25:45-46

Hermano y hermana, pongamos nuestros talentos, habilidades, nuestro cuerpo, nuestro tiempo al servicio de Dios.

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada