Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 1 de mayo de 2011

DIOS CUIDA DE USTEDES

1 Pedro 5:7
Introducción:

La vida del cristiano no es nada fácil. No solo tenemos que luchar contra el pecado y tratar de vivir en santidad en este mundo corrupto, sino que como cualquier persona, sufrimos de enfermedades, problemas familiares, problemas económicos, problemas laborales, de angustias y ansiedades, etc. Tenemos los mismos problemas que cualquier persona sea cristiano o no. Dios no está para satisfacer nuestros deseos pero tampoco está de brazos cruzados sin intervenir en la vida de su pueblo. A pesar de las circunstancias en que vivamos, Dios cuida de ustedes. 1 Pedro 5:7

1. Dios gobierna sobre su pueblo.

Después de su resurrección, Jesús subió al cielo y fue hecho nuestro rey.
La palabra lo describe como “rey de reyes y señor de señores”. Nuestro rey es un rey justo y que ama a su pueblo. En muchas partes la biblia nos habla del reino de Jesús, al cual pertenecemos. Colosenses 1:13

2. Dios cuida de sus hijos.

Aunque Dios no está para cumplir nuestros deseos, la palabra nos muestra que Dios cuida de su pueblo. Dios se interesa por nosotros, le importamos, somos su pueblo. 1 Pedro 2:9-10 Fuimos rescatados por Dios, mediante la sangre del cordero, la preciosa sangre de Cristo. 1 Pedro 1:18-19 Por ello le importamos a Dios por que esta por medio la sangre de Cristo y porque hemos obedecido al llamado del evangelio.

La historia bíblica muestra que Dios siempre cuido de sus hijos, de su pueblo. Cuido de Noé, de Abrahán, de Isaac, de Jacob, del pueblo de Israel, etc. A pesar de las adversidades Dios nos está cuidando, está pendiente de nosotros y nos manda que no nos afanemos. Lucas 12:22-31 Hebreos 13:5 Dios no nos desampara ni nos deja.

Gran parte de los problemas que se nos presentan son generados por nosotros mismos, las enfermedades mala alimentación, excesos cometidos en nuestra juventud, las mismas leyes naturales causan sufrimientos, los terremotos, los tornados, las sequías, etc. Dios está en todas partes y todo lo sabe, Él conoce nuestra situación y Él permite que acontezcan cosas en nuestras vidas, mucha causadas por nosotros mismos. Las tribulaciones apartan a muchas personas de la fe pero a otros nos fortalecen espiritualmente, nos ayuda a madurar espiritualmente.

La persecución de los primeros cristianos redundo en que se predicara el evangelio más allá de Jerusalén. Pablo dice que sus prisiones ayudaron a la predicación del evangelio. ¿Por qué deberíamos estar preocupados o afanados, por nuestras situaciones? Romanos 8:32
Debemos creer, tener la certeza de que Dios está actuando en nuestras vidas. Dios es poderoso para socorrernos, para bendecirnos. Tal vez nunca sabremos de toda las veces que Dios ha intervenido en nuestras vidas y nos ha ayudado. Y en muchas otras reconocemos la mano de Dios actuando. Dios está actuando en tu vida. Hebreos 13:6

El salmo 23 fue escrito por David, pero aún hoy en día tiene aplicación para nosotros: Jesús es nuestro pastor, Nos hace descansar, reposar en su reino donde provee de lo necesario para sus ovejas, alimento, abrigo, etc., tanto físico como espiritual. Su palabra y la fe en Él nos guía y nos lleva por el camino de la salvación. Aunque nuestra vida este llenas de problemas y las cosas a nuestra alrededor no estén bien, estamos tranquilos y confiados en Él, de que todo saldrá bien. Cuando pensamos en Dios y lo que ha hecho por nosotros, nos da animo y ganas de seguir adelante. A pesar de las circunstancias, estamos felices, estamos en paz, estamos gozosos porque Dios está con nosotros. Termina el salmo: “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.”

3. Debemos buscar a Dios en oración.

Ahora bien, debemos buscar con diligencia a Dios. La oración es el único medio que tenemos para dejar nuestras ansiedades ante Dios, la oración nos permite hablar con nuestro padre Dios. Muchos son flojos para orar, y poco se comunican con Dios. Pero debemos entender que Dios escucha nuestras oraciones y que debemos buscarlo, porque de Él dependemos. Tal vez se ora muy poco, mayormente por falta de fe en Dios y su poder. Hebreos 4:16 1Tesalonicenses 5:17 Filipenses 4:6

Conclusión:

Si Dios es con nosotros quien contra nosotros, Dios está en tu vida, Búscalo en oración, con mucha insistencia, y pon tus cargas sobre Él, porque el cuida de ti.

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada