Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 18 de septiembre de 2011

VIVOS ENTRE LOS MUERTOS

INTRODUCCIÓN:

Este título me trae a la mente aquellas películas de terror, donde el mundo se llenaba de muchos seres muertos pero que podían moverse, comer y vivir. Durante muchos años se han desarrollado películas de este tipo. En la trama de estas películas hay un poco de seres humanos vivos que tienen que sobrevivir entre este mundo de zombis que querien convertirlos en seres iguales a ellos.
Esta trama ficticia o mentirosa se asemeja mucho a la descripción que la biblia hace de las personas en este mundo.
Personas muertas que viven en este mundo y personas vivas que también viven en este mundo.
Pero ¿cómo es posible que puedan existir personas vivas que están muertas? La biblia cuenta la historia de alguien a quien Jesús le pidió que le siguiera, esta persona le pidió que primero le dejará enterrar a su padre, Jesús le dijo: “Deja que los muertos entierren a sus muertos”. Lucas 9:59-60
¿Pero cómo un muerto puede enterrar a otro? ¿Quiénes son esos muertos? ¿De qué lado estamos nosotros de los muertos o de los vivos?

1. LOS MUERTOS.

Los muertos a que Jesús se refería, son aquellos que tienen cierta condición, que no tiene que ver con condición física, sino espiritual. Una persona viva físicamente puede estar muerta espiritualmente para Dios.
Esto también se aplica a Iglesias. Existen iglesias que dicen seguir a Cristo pero espiritualmente están muertas para Dios. La iglesia ubicada en Sardis es un buen ejemplo, parecía una iglesia con vida espiritual pero Jesús la veía como muerta. Apocalipsis 3:1

Existen millones de personas muertas espiritualmente y muchas iglesias con las mismas condición.

¿Qué define una persona como muerta espiritualmente? Sigamos leyendo apocalipsis:

Apocalipsis 3:2-3 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. 3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

En estos versículos tenemos varias palabras que definen porque esta iglesia estaba muerta: Sus obras no eran perfectas, ni aceptables para Dios. Debían recordar lo que había recibido y oído.
Guardarlo y arrepentirse (obedecerlo y arrepentirse) Estas condiciones están en todas las personas que no han obedecido a Dios, pero también puede existir entre las personas que ya son cristianos.

1. a. Las obras

El mundo está lleno de obras que no son perfectas para Dios: Estas obras no son más que pecados que se comenten contra Dios y contra su voluntad.

Desobediencia, apostasía, falsas doctrinas, falta de amor, idolatría, avaricia, soberbia, hechicería, adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, borracheras, enemistades, pleitos, divisiones, celos, envidias, homicidios, chismear, murmuración, codicia, doble animo, egoísmo, palabra deshonesta, trampa, homosexualismo, lesbianismo, malicia, perversidad, mentira, engaño etc.

Todas obras de las tinieblas, obras de la carne, obras del mundo. El mundo está lleno de esto y mucho más y en la familia de Dios también hay algunas cosas de estas. Por eso Cristo le llama la atención a Sardis. Gálatas 5:16-21
Nuestra fe es definida por nuestras obras, lo que somos lo define nuestras obras. Gálatas 5:22-23

1. b. Recordar lo recibido y escuchado, obedecerlo y arrepentirse.

La biblia describe clara y detalladamente las obras de las personas que están muertas para Dios. Lo primero es desobediencia, no obedecen a Dios, no les importa la voluntad de Dios. A muchos no les interesa lo que Dios espera de ellos, desprecian el sacrificio que Cristo hizo por ellos.

Por otra parte muchos que se llaman cristianos reciben enseñanzas de hombres pero no reciben lo que Dios manda, ni lo obedecen, ni se arrepienten de su mal proceder.

Hay muchos lobos rapaces que hacen mercadería de las personas que no escrudiñan la palabra de Dios, Falsos profetas y falsos maestros 2 Pedro 2:1-3 Lamentablemente millones de personas escuchan a estos hombres pero no a Dios.

2. TÚ QUE DUERMES LEVÁNTATE DE LOS MUERTOS

A todos aquellos que no han obedecido a Dios o no lo han hecho de la manera correcta, o aquellos que algunas vez le obedecieron pero se apartaron o aún persisten, pero llevan una vida de pecado, Dios les dice: tú que estás muerto espiritualmente, sal de esa condición y vive. Efesios 5:14
Cristo alumbrará su vida. Cuando no se obedece se puede andar muerto aunque se considere que se está bien con Dios. Efesios 5:1-13
Se debe hacer morir ese hombre terrenal, mundano, dado al pecado y revestirse de un nuevo hombre vivo. Colosenses 3:5-10

Tú que duermes obedece y Cristo te dará vida y en abundancia. Obedece decide seguir a Cristo, no a hombres, debes dar los primeros pasos de obediencia: Creer, arrepentirse, confesar y bautizarse. Colosenses 2:11-13
CONCLUSIÓN:

Todos recibamos la exhortación que nos hace Dios a través de su palabra:

Presentémonos como vivos entre los muertos. Romanos 6:11-13

¿En qué condición estás tú: muerto o vivo?

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada