Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 15 de julio de 2012

ANDAD EN EL ESPIRITU Y NO SATISFAGAIS LOS DESEOS DE LA CARNE.

Gálatas 5:16
Introducción:

El ser cristianos no es una tarea sencilla, si realmente obedecemos a Dios tal y como Él nos lo manda. La obediencia a Dios no es parcial o a medias, el requiere una obediencia total. Muchas veces hay diferencia entre lo que creemos de nosotros mismos  y lo que manifestamos. Muchos decimos o pensamos que andamos según el Espíritu, pero nuestra manera de actuar y lo que hacemos enseñan que no es así, que en realidad andamos conforme a la carne. Gálatas 5:16 

1.  Obediencia a Dios.

El obedecer a Dios es cumplir sus mandatos dados en la biblia. Dios nos dejo su voluntad escrita, y para poder estar bien con Él, sencillamente debemos obedecer, no hay otra posibilidad, aquellos de nosotros que creemos que la obediencia a Dios puede ser parcial, esto es, obedecemos lo que me parece y lo que no me parece no lo obedezco, pues no están actuando correctamente. Efesios 5:17  Filipenses 2:12.

2.  No satisfacer los deseos de la carne.

El texto nos enseña que en nosotros esta la capacidad de andar en el espíritu o darle rienda suelta a los deseos de nuestra carne. Queremos saber cómo estamos, veamos nuestras obras. La palabra de Dios nos enseña que por sus frutos los conoceréis. No por lo que dicen. Lucas 6:43-45  Mateo 7:20 

Las obras de la carne son todas pecado, todas. Gálatas 5:19-21  Colosenses 3:5-9  Homicidios. 1 Juan 3:14-15  el chisme, la murmuración, etc. Practicamos una o varias de estas obras andamos satisfaciendo los deseos de la carne.

3.  Andar en el espíritu.

Andamos obedeciendo a Dios, cumpliendo su voluntad, andamos en el Espíritu. El pacto que tenemos hoy los cristianos fue revelado por Jesús y por el Espíritu Santo. En ambos casos se les revelo a los apóstoles y ellos los escribieron.

Andar en el espíritu no es estar en meditación filosófica o interna, haciendo yoga, cantando mantras, etc. Andar en el espíritu es vivir estudiando la palabra, meditando en ella y viviendo conforme a ella.

Se supone que cada uno de nosotros hemos crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Debe ser así. Gálatas 5:22-24 

Andar, vivir en santa y piadosa manera de vivir. Pedro nos dice que si todo lo que hay en el mundo y en la carne se va a acabar como no vamos a vivir como a Dios le agrada. 2Pedro 3:11 

Que frutos debemos manifestar para saber que andamos conforme al Espíritu: 

Amor.

Amor agapao o ágape, amar conforme a Dios, obedeciéndole, amar con el intelecto. Si así lo hacemos amaremos a todos a nuestros hermanos, a nuestras familias, a nuestros enemigos, a los desconocidos.

Gozo

Alegría de ánimo, a pesar de todo, de los problemas, enfermedades, escasez, temor,  problemas, etc. siempre andamos gozosos, alegres, poniendo nuestra mirada en las cosas de Dios y no en las del mundo. 1Pedro 1:6-8 

Paz.

La palabra paz, no se refiere a la paz interna, que la manifestamos si siempre andamos gozosos. La paz aquí tiene que ver con relaciones personales, Según diccionario Vine: (a) Relaciones armónicas entre personas Hebreos 12:14 

Paciencia.

Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse Cualidad clara, evidente en un cristiano. Si un cristiano demuestra falta de paciencia, su obra es de la carne y es evidente ante quienes lo perciben. La paciencia requiere dominio de sí mismo, porque es muy fácil perderla. Colosenses 3:12-13  

Benignidad.

Una persona benigna, bondadosa, piadoso, temperamento dulce, genio agradable. Efesios 4:32 

Bondad.

Natural inclinación a hacer el bien. La bondad es generosidad, disposición de dar y ayudar a otro más allá de lo que merece.

Fe.

Fe no se refiere a nuestra creencia, sino a la fidelidad a Dios. Ser fiel a Dios en todo. Y también se refiere a que debemos manifestar ser confiables para otros.

Mansedumbre.

Mansedumbre es humildad, con amabilidad, gentileza, afabilidad con la firmeza necesaria para corregir el error. Cristo, Moisés fueron muy mansos pero cuando fue necesario ser fuertes y firmes lo eran. Cristo fue duro con los fariseos, corrigiendo el error.

Templanza o dominio propio.

Muchos cristianos padecen de falta de dominio propio, incurriendo en pecado, no pueden dominar sus deseos carnales y terminan cayendo en las obras de la carne.

Conclusión:

Todas estas cualidades debemos esforzarnos por cultivarlas en nosotros, desarrollarlas. Entendiendo que si andamos con ellas en nuestras vidas, pues andamos en el Espíritu, pero si satisfacemos los deseos de la carne y hacemos las obras malas, pues andamos conforme a la carne y apartados de Dios.

Muchos piensan y dicen que Dios los va cambiar, pero mientras eso ocurre ellos siguen satisfaciendo los deseo de la carne. Pero no, nosotros debemos cambiar. 2Pedro 1:5  Romanos 8:4-6 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada