Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 11 de julio de 2012

EL AMOR A DIOS Y LA APOSTASÍA

Juan 14:24

Introducción:

En el mundo hay alrededor de dos mil millones de personas que dicen ser seguidores de Cristo. Todos argumentan que aman a Dios, pero cuando vemos sus prácticas y enseñanzas, notamos que muchas van en contra de la voluntad de Dios. Dentro de la iglesia del señor, también muchas de esas doctrinas han cambiado las normas que Dios estableció. La mayoría de estas enseñanzas vienen desde los primeros siglos de la iglesia.

En el tiempo de los apóstoles y después de su partida la iglesia de Dios fue bombardea por falsas enseñanzas. Dios en su palabra nos advierte sobre la apostasía, dice que de los mismos cristianos, surgirán herejías, falsas enseñanzas. El amor a Dios y la apostasía no concuerdan, no podemos apostatar y a su vez pensar que estamos bien con Dios.

1.  El amor a Dios.

Siempre escuchamos: “yo amo a Dios”, pero sus obras y sus creencias no van de acuerdo a lo que Dios manda. Juan 14:21  Juan 14:23-24 

Jesús estableció claramente la diferencia entre amarlo a Él y no amarlo: Quien guarda su palabra lo ama, quien no la guarda no lo ama. 1Juan 5:3  Inclusive llama mentiroso aquel que dice que lo conoce y no guarda sus mandamientos. 1Juan 2:4 

Muchas personas pueden decir que aman a Dios, pero si no obedecen la voluntad de Dios, sencillamente la biblia nos muestra que no aman a Dios. A Muchos nos le conviene lo que Dios manda. Otros, siguen a hombres, otros no son diligentes en el estudio de la biblia, etc.  La apostasía y el amor a Dios no van juntos, según Dios.

2.  La apostasía.

La apostasía es el abandono, la deserción, el apartarse de la verdad. La apostasía o las falsas enseñanzas o doctrinas, sólo buscan apartar a los cristianos de la verdad y muchos que quieren seguir a Dios terminan en grupos religiosos que enseñan falsas doctrinas. La apostasía nos muestra caminos, que no son los señalados por Dios, caminos de perdición más no de salvación.

3.  Como entra la apostasía en la iglesia.

Muchas falsas enseñanzas son aceptadas por hermanos que luego las propagan dentro de la iglesia. Pablo les dice a los ancianos de una iglesia: Hechos 20:28-30…Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Pedro advierte lo mismo: 2Pedro 2:1-3  

¿Porque tienen éxito estos falsos maestros y sus enseñanzas? Porque los mismos cristianos necesitan satisfacer sus concupiscencias o malos deseos y cuando existen hermanos que con sus enseñanzas llenan sus necesidades mundanas, pues son aceptados con facilidad. 2Timoteo 4:3-4 

Soy dado amar al mundo y lo que hay en el mundo, cualquier maestro aparecerá que  satisfaga mis necesidades. No acepto la sujeción de la mujer, siempre habrá alguien que apoye lo que quiero oír.

Existen iglesias de Cristo que han nombrado ancianas para gobernar la iglesia, otras tienen a las mujeres ayudando y dirigiendo la cena, otras ya tienen instrumentos musicales, otras tienen grandes organizaciones dirigiendo las iglesias, ponen y quitan ancianos, evangelistas, determinan que se enseña,

Muchas veces pensamos que hay cosas que son insignificantes, pero fíjense que enseñar como voluntad de Dios, que hay alimentos que no se pueden comer fue y es considerado una apostasía. 1Timoteo 4:1-3

4.  ¿Podemos creer lo que nos parezca y vivir de acuerdo a ello?

No, no podemos abrazar enseñanzas y practicarlas, sino están aprobadas por Dios, no tenemos esa opción. 2 tesalonicenses  2:15  2Juan 1:9 

5.  ¿Qué hacer con aquellos que se apartan de la verdad?

Debemos apartarnos de los apostatas, ese es el mandato. Romanos 16:17 

Aquellos que no persisten en la enseñanza de Cristo, aún no deberíamos recibirlos en nuestras casas. 2Juan 1:10-11 

Apartarnos de aquellos que no persisten en la sana doctrina. 1Timoteo 6:3-5 

6.  Un ejemplo: los fariseos.

Los fariseos son ejemplo perfecto de las consecuencias de enseñar lo que no se ajusta a la voluntad de Dios. A pesar de los religiosos que parecían, Cristo los juzgo duramente, tanto que los llamo sepulcros blanqueados y los acuso de que ni entraban ni dejaban entrar. Mateo 23:13 

¿Cómo apostataron los fariseos?

Le dieron mayor importancia a sus reglas, que a los mandamientos de Dios. Por tanto hacían nulos los mandatos de Dios. Marcos  7:9 

El pueblo Judío estableció su propio sistema para justificarse. Se horrorizaban de pecados pequeños pero los grandes los dejaban pasar. Romanos 10:1-3  Mateo 15:8-9 

Cumplían lo que más le interesaba de la ley, lo que nos le convenía pues no le daban importancia.

Para cumplir un mandamiento hacían otro nulo.

Hoy entre nosotros pasa lo mismo. Nos justificamos cuando no cumplimos un mandamiento porque cumplimos con otro. Mateo 15:5-6  5 

Conclusión:

Aceptar, creer, propagar y vivir conforme a falsas enseñanzas es condenado por Dios, es pecado, va contra la voluntad de Dios. Cuidemos nuestra fe, limpiemos nuestro entendimiento de toda falsa enseñanza.

Permanezcamos firmes en la doctrina que la biblia nos da, no sigamos hombres ni enseñanzas de demonios.  

Mario Arellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada