Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 30 de julio de 2012

Y SABEMOS QUE A LOS QUE AMAN A DIOS, TODAS LAS COSAS LES AYUDAN A BIEN




Romanos 8:28
Introducción:

En nuestras vidas acontecen muchas situaciones, hechos que en algunos casos son buenos, agradables y en otros son tristes, desagradables o preocupantes. Ahora bien, ¿es posible que todas estas situaciones o circunstancias en nuestra vida nos ayuden a bien? La palabra de Dios, nos dice que sí, que todas las cosas no ayudan a bien. Romanos 8:28 

Las personas que disfrutan de esta promesa son aquellas que cumplen las condiciones que Dios establece, esta promesa no es para todos.
1.  Los que conforme a su propósito son llamados.


Habla de personas que han sido llamadas según el propósito, la voluntad de Dios. Dios ha tenido el propósito de tener un pueblo santo, que le adore y le sirva, en el pasado formo al pueblo de Israel. De Abraham un anciano, que no tenía esperanza de tener hijos y con una esposa estéril, Dios actuó, obro para que de su descendencia se formara un enorme pueblo, su pueblo. La biblia describe Abraham como casi muerto, por la edad. Romanos 4:16-22  Hebreos 11:12 

Abraham fue llamado por Dios, con un propósito. Dios le pidió que hiciera muchas cosas: que abandonará su tierra y se fuera a tierra extranjera, le ordeno sacrificar a su hijo y otras cosas, pero todo lo que Dios le pidió y le dio a Abraham, cumplió con su propósito: un pueblo santo. Hebreos 11:8 

Hoy Dios nos llama por medio del evangelio, cuando escuchamos el evangelio Dios, nos está haciendo el llamado de seguir a Cristo. 2 Tesalonicenses 2:13-14 

Dios tiene un hermoso propósito para cada unos de nosotros, para su iglesia. Para los que han obedecido el evangelio de nuestro señor Jesús. La gloria de nuestro Señor Jesús. Vida eterna junto a él. Hemos sido reconciliados con Dios. También nos hemos convertido en su pueblo. 1 Pedro 2:9-10.

2.  Los que aman a Dios.

Se ha hablado mucho de lo que significa amar a Dios, y la biblia nos enseña que realmente amar Dios significa guardar sus mandamientos, no respetamos la voluntad de Dios, sencillamente no lo amamos. Jesús enseño lo mismo dijo: que aquel que lo amaba guardaba su palabra, obedecía. 1 Juan 5:3  Todas las cosas ayudan a bien a los que aman a Dios, según la biblia, obedeciendo sus mandamientos.

3.    Todas las cosas les ayudan a bien.

La biblia tiene hermosas promesas para aquellos que han sido llamados por el evangelio y obedecido a Dios. Todo lo que acontece en su vida, bueno o malo le ayuda para su bien. Cuando estamos en la cima, que todo nos sale bien, es muy fácil creer en esto. Pero cuando estamos en el hoyo, pasando por tribulaciones o problemas la fe es vapuleada, es zarandeada y tenemos que aferrarnos a Dios o sucumbir ante los problemas.

Muchos somos como los primeros cristianos que a pesar de todo seguimos adelante pero otros antes los problemas se apartan o se desaniman. En las pruebas somos fortalecidos. 1 Pedro 1:6-9  

Pero otros cuando les va bien en el mundo, se van alejando de Dios y al final se van tras el mundo y otros continúan en el camino pero sumidos en el mundo y en los interés del mundo.

Si perseveramos hasta el fin ganaremos la vida eterna, es necesaria la constancia, la resistencia, una fe firme, fundada en la palabra. No podemos desmayar. El apóstol Pablo un hermano que sufrió muchas tribulaciones y un gran ejemplo a seguir, no sucumbió a los problemas sino que los vio como leves y momentáneos y hay que ver cuanto sufrió. 2 Corintios 4:16-18 

Por Todos los problemas que padecemos sea enfermedades, escasez, problemas tenemos que verlas como leves tribulaciones que su duración no va a ser mucho. ¿Porque son leves o insignificantes y momentáneas? No son eternas, puede ser que dure horas, días, años o toda nuestra vida terrenal pero no podrá durar toda la eternidad que vamos a vivir.

Por ello estas tribulaciones deben provocar un excelente y eterno peso de gloria.

Soy pobre económicamente pero con muchas riquezas espirituales eternas.

Estoy enfermo físicamente, pero posee una gran salud espiritual eterna.

Estoy atribulado por mi familia, amigos pues tengo muchos familiares y amigos espirituales. Jesús, los apóstoles, ángeles, mis hermanos, etc.

Me siento insignificante en esta sociedad, para el creador del mundo soy más importante que todos los reyes y gobernantes del mundo entero.

Y podríamos hacer una lista enorme, pero debemos saber, entender y creer que todas las cosas nos ayudan a bien.

Algunas veces las tribulaciones nos vienen por nuestras terquedad y dureza de corazón, entonces Dios nos disciplina y aún en esta situación se nos dice que nos desmayemos. Hebreos 12:5-6  Dios nos disciplina porque nos ama.

Conclusión:

Todo lo que acontece en nuestra vida nos ayuda a bien si permanecemos firmes y no desmayamos. Dios esta ayudándonos, cuidándonos en nuestra vida terrenal pero su mayor deseo o propósito es que vivamos eternamente con Él. Hebreos 13:6  Romanos 8:31-32 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada