Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 26 de agosto de 2012

JESUCRISTO ES EL SEÑOR


FILIPENSES 2:5-11
Introducción:

¿Jesucristo es el Señor de que, de quienes? Hoy vemos en los locales de algunas religiones letreros gigantescos con este título, en los carros, en todos lados.

Pero en realidad ¿Es Jesús Señor de estas religiones, es Jesús Señor de la iglesia de Cristo?,    

¿Es Jesús Señor de tu vida?

1. Historia 

La palabra Señor en los tiempos de Jesús y de los primeros cristianos, era usada para el emperador. En aquellos días que un cristiano se atreviera a confesar que tenía un Señor además del emperador, era exponerse a la muerte, a ser comido por los leones, a ser crucificados, a que le asesinaran a la familia completa, a perder todo.

Hoy hay muchos señores, cualquiera es señor. Hoy cualquiera confiesa que Jesús es su Señor.

La palabra Señor escrita en la biblia, significa el dueño, el amo, el jefe, aquel que manda, etc.

2. ¿Es Jesús señor de qué? 

Si Jesús es Señor, el dueño, el amo, el jefe, la cabeza de:

a. Señor de la iglesia. Efesios 1:17-23 

Jesús es el dueño de la iglesia, la cabeza, la autoridad. Jesús gobierna su iglesia, a través de la palabra. La iglesia acepta la voluntad de su dueño. Cuando una iglesia no se somete a los mandatos de su cabeza, pues ya no le pertenece, ya tienen otro amo.

Hoy hay muchas iglesias, pero la mayoría tienen más de un amo, aceptan parte de la voluntad de Jesús pero también siguen la voluntad de hombres o del diablo.

Como le dijo Jesús a los fariseos vosotros sois de vuestro padre: el diablo. Así son las iglesias que se someten a falsas doctrinas, a enseñanzas de demonios.

La iglesia de Cristo debe obedecer a Jesús en todo lo que tenemos en la biblia y debe rechazar todo aquello que no tiene ningún apoyo bíblico.

Romanos 12:4-5  Cuando no nos sometemos a la cabeza, Cristo, los miembros andan divididos, cada quien anda en lo que quiere. ¿Por qué hay tantos problemas en las iglesias de Dios? Porque sus miembros no quieren someterse a la cabeza, al fundamento en el cual debe reposar la iglesia, Cristo Efesios 2:19-22  La palabra coordinado significa unido estrechamente, organizar compactamente. 1Corintios 1:10 

b. Señor de cada cristiano.

Millones de personas dicen que Jesús es su Señor, pero con los hechos lo niegan, dicen que lo aman, que son sus seguidores pero la realidad es que no se sujetan a la voluntad del Señor. No aceptan los mandatos de Dios, sólo los que les convienen. Siguen mandatos o enseñanzas de hombres. Para muchos su Señor es la moda, el dinero, la familia, su comodidad, el mundo, el baile, la bebida, el sexo, su cuerpo, la vanagloria de la vida, etc.

En la iglesia de Dios, los  cristianos tienen a Jesús como su Señor, pero también le rinden honor a lo que el mundo le rinde. Romanos 10:9  

Muchos decimos que Jesucristo es nuestro Señor, pero con los hechos lo negamos, con la boca lo confesamos pero con la manera como vivimos el cristianismo, negamos que realmente Jesús es nuestro único Señor. Tito 1:16 

Nuestra vida entera la tenemos dedicada al mundo: Familia, trabajo, negocio, diversión, comodidad, etc. Todas estas cosas son importantes pero no son más importantes que Jesús y los asuntos de su reino.

Reflexionemos cada uno de nosotros: ¿le dedico a Dios y al reino de Jesús gran de parte de mi vida, mí tiempo a quien se lo dedico más al mundo y a mí mismo que a Dios?

Es muy fácil determinarlo: en que estamos más preocupados, en que andamos más afanados, en agradar a nuestro Señor y servirle o en agradarnos a nosotros mismos.

¿Quién se preocupa por la iglesia de Cristo, que él gano con su propia sangre?

Por cada uno de sus miembros. Por amarlos, serviles y honrarles. Por la comunión. Por conocerles y ayudarlos. Preocupándose, sirviéndose, animándose, etc. unos a otros.

Por alcanzar al perdido y ayudar un poco con el crecimiento del reino. La evangelización.

Por evitar las falsas doctrinas.

Por combatir el pecado no sólo personal, sino en la iglesia.

Por ser todos del mismo sentir y del mismo pensamiento.

Por la edificación de los miembros.

Por todo lo que una iglesia requiere para poder funcionar correctamente.

En lo personal, ¿Cristo es tu Señor?

En como hablas, en como tratas a los demás, en tu trato a tu familia, en la forma como tratas a tu esposo o tu esposa, en tu trabajo, con tus empleados, con tus jefes, con tus vecinos, en cómo te vistes, con el dinero, en tu casa, con tu tiempo. En general, ¿en tu manera de vivir demuestras que Cristo es tu señor?

Podríamos decirle a Dios, a nuestros hermanos y al mundo: Gálatas 2:20 ya no vivo yo, sino Cristo en mi. Y mucho más importante, mis obras demuestran que ya no vivo para mi yo egoísta, vanaglorioso, materialista sino que realmente vivo Cristo en mí.

¿Es Jesús tu Señor?  ¿Estás seguro? ¿A quién les da tu vida, tu tiempo, tus fuerzas, tu energías para ti mismo y para satisfacer tus deseos o se lo das a Cristo?

¿Es Jesús tu Señor? ¿A quién amas más a ti mismo y tu entorno o a Cristo? ¿Amas a la iglesia? ¿Amas a tus hermanos? ¿Amas a Dios? ¿Tus obras los demuestran? Marcos 12:30  Romanos 8:5-9 

Conclusión:

Estimado hermano, hermana. ¿Realmente es Cristo tu Señor? 

Debemos ser utensilios para uso honroso como servidores de Cristo, mostrando en nuestra vida y en la iglesia que Jesucristo es nuestro Señor. 2 Timoteo 2:19-21 

1 comentario:

  1. Usted se equivoca en su apreciación. El título de señor es mucho más que eso. Él tiene autoridad sobre toda ciatura, incluída la raza humana. La Palabra dice claramente que nadie puede llamar Señor a Jesús si no es por el Espíritu Santo. Él es el que tiene las llaves de la vida y de la muerte. De forma que se cumplió su dominio salvando a 11 de sus dscípulos y escogiendo a uno para perdición.

    ResponderEliminar