Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 19 de noviembre de 2012

PERO MIRARE AQUEL QUE TIEMBLA A MI PALABRA


Isaías 66:2 

 
Introducción:
 

Hace poco hable sobre la fe de los demonios, que creen en Dios, en Jesús y tiemblan. Ellos conocen y entienden lo que Dios es capaz de hacer con ellos. ¿Pero con sólo creer en Dios y Jesús, se salvarán? No. Mateo 8:28-29  Judas 1:6  Los ángeles caídos y los demonios, saben de lo que Dios es capaz, de su inmenso poder y que cumplirá su promesa, su palabra y ellos serán condenados y atormentados eternamente, por su desobediencia.


Muchos tienen la fe de los demonios, ellos también creen en Dios y en Jesús. Piensan y creen que con sólo tener fe se salvarán y aprendimos la semana pasada que la fe sola, no basta, no es suficiente. La fe sin la obediencia, sin las obras no sirve para nada. Lo dice Dios. Santiago 2:26  Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
 

Estas personas a diferencia de los demonios, no tiemblan cuando piensan en Dios, no le temen a Dios, no les importa lo que la biblia enseña, y si les importa, no se preocupan por obedecerla por completo, sólo lo que les interesa.
 

Dios nos dice a todos los seres humanos, cristianos o no cristianos: Isaías 66:2  Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que…. que tiembla a mi palabra.



1.  La palabra de Dios.

 
Dios que creo todas las cosas con un orden perfecto, no dejo al hombre para que lo adorase, le sirviese y creyera como mejor le pareciera. La manera como Dios quiere que le honremos, que vivamos, lo dejo escrito en su palabra, con el fin de que nosotros, los seres humanos, pudiéramos llevar nuestras vidas como Él quiere.
 

Su palabra dice que Dios no es Dios de confusión y eso es lo que impera en el mundo religioso de estos tiempos, desorden, confusión, cada religión cree y obedece a Dios como a ellos les parece. Eso no proviene de Dios, sino del diablo. Ya eso es pecado, no entender lo que Dios ha escrito en su palabra. Se nos manda a ser entendidos en la voluntad de Dios. Efesios 5:17  1Corintios 1:10 
 

Otros piensan que la mayoría de las cosas que se escribieron en la biblia tenía vigencia para aquel tiempo, pero para la modernidad que hoy tenemos, para los tiempos que vivimos ya no funciona. Otros si creen en la palabra pero buscan la manera de ajustar la voluntad de Dios a sus necesidades, por lo cual, siendo personas que sirven a Dios, lo hacen siguiendo enseñanzas de hombres que no tienen aprobación bíblica. 2 Timoteo  3:15-17 
 

La labor, el trabajo de Espíritu Santo con los apóstoles era revelarles toda la verdad, su responsabilidad era darles a conocer todo el consejo de Dios. Juan 14:26  Juan 16:13  Lo prometió Jesús, y el Espíritu de Dios lo hizo, debemos tener la fe, la certeza, la convicción de que ellos cumplieron su palabra y su responsabilidad. Y además nos la dejaron escrita, con un propósito.
 

Para que vivamos conforme a ella, para que podamos salvarnos, para que podamos vivir con las reglas que Dios no manda. La fe viene por oír la palabra de Dios, pero cuando uno escucha y acepta enseñanzas de demonios, de hombres, que no son conforme a la biblia, su fe es contaminada, tiene fe, pero no conforme al conocimiento correcto.
 

Apartarse de la fe es muy fácil, creer en Dios y desobedecerlo es muy fácil. 2Juan 9  ¿Pero cuál es la doctrina de Cristo? Doctrina es enseñanza. El enseño muchas cosas durante su vida en la tierra y comisiono al Espíritu santo para terminar de revelar la verdad a los apóstoles. Jesús murió y estableció un nuevo pacto, en su sangre, un pacto con mejores promesas, superior al antiguo pacto. Las promesas, las bendiciones, los mandamientos, son superiores a las del antiguo pacto. En gálatas, Dios nos enseña que aquellos que aún se someten al pacto dado en el monte Sinaí no heredaran con los del nuevo pacto Gálatas 4:21-31  El primer pacto fue para Israel y sólo para ellos. Éxodo 34:27  Todo lo que fue establecido bajo el antiguo pacto, al pueblo de Israel, fue abolido ya no tiene validez. Hoy tenemos un nuevo pacto, sellado no con la sangre de animales, sino con la de Jesús. Hebreos 9-14  Colosenses 2:13-14 
 

Hoy muchos obedecen parte del nuevo pacto y parte del antiguo. Ya no se sacrifica animales, ya no se circuncidan, no se guarda el sábado, ya no apedrean al pecador, ya no adoran en una sinagoga, ya no hacen ofrendas de animales, de pan, etc. pero no les interesa abandonar del antiguo pacto lo que les representa ganancias: el diezmo, el pedir ofrendas para cualquier cosa, el sacerdocio levítico, donde el levita tenía que ser mantenido por el pueblo. Han establecido una religión cristiana, con una mezcla del nuevo y del antiguo pacto, buscando beneficios y haciendo creer a sus seguidores que el ser discípulos de Cristo, es con el objetivo de obtener los beneficios físicos, económicos, amorosos, etc., que  dicen que Jesús les dará. 2 Pedro 2:1-3 
 

2.  Temblar ante la palabra.

 

Temblar ante la palabra de Dios, no significa que cuando uno ve la biblia, empieza a temblar de miedo, de temor. Temblar a la palabra, es temer y respetar la palabra de Dios, comprender, entender que al no respetar la voluntad de Dios, lo que nos viene es condenación eterna. Por no respetar las enseñas de Jesús, seremos juzgados severamente. Juan 8:47  Juan14:23 
 

Cuando no obedecemos  la palabra de Dios, estamos irrespetando y desechando a Dios, se nos advierte sobre eso: Hebreos 12:25 

 
Conclusión:

 
Estamos bajo un nuevo pacto, el cual fue confirmado con la muerte de Jesús, ese pacto es dado para los que hoy se hacen llamar Cristianos, pero no todo el que se dice ser cristiano, lo es, porque cree en Cristo, pero no guarda su palabra. Cristo nos enseño que nuestros hermanos no son aquellos que creen en Jesús, son aquellos que escuchan y guardan la voluntad de Dios. La obedecen. Lucas 8:21 
 

Temamos a Dios, respetándolo a Él y a su palabra, temblemos  Santiago 1:22 
 

Esto le pasará aquellos que no obedecen a la palabra. Mateo 7:21-23 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada