Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 30 de diciembre de 2012

SI EL SEÑOR QUIERE, VIVIREMOS Y HAREMOS ESTO O AQUELLO


Santiago 4:15

Introducción:


Está por terminar un año más el 2012 y dar inicio al 2013, para el 31 de diciembre las personas dan por terminado este año y el primero de enero comienza el nuevo. Durante el mes de diciembre muchos países celebran festividades como el espíritu de la navidad, la navidad, fin de año y año nuevo. Este mes lo celebran como la culminación de un año más, para muchos un año bueno, para otros un año malo y para otros le fue igual. Muchas personas hacen un balance de cómo les fue en el año: En la familia, en el amor, en el trabajo, con las finanzas, con la adquisición de bienes, casas, carros, etc., con la salud, viajes.


En función de los logros alcanzados o de los objetivos no logrados, se trazan objetivos, aspiraciones y metas para el año que está por comenzar. Y dentro de los planes establecen que van a comprar, a donde van a viajar, decisiones sobre su salud, quieren conseguir novio o novia, esposa o esposo, divorciarse, arreglar su casa, se hacen muchos planes, el deseo de todos es tener un buen año, lleno de logros.


En esta tónica mezclan la superstición y las falsas creencias como comer doce uvas, comprar ropa interior amarilla, correr por la calle el 31  a las doce con unas maletas vacías en la mano, recibir el año con un fajo de dinero en la mano. Muchos involucran a Dios como el ser que los va a complacer en sus deseos mundanos, pero nunca piensan, nunca planifican en obedecer a Dios como Él quiere.


Nosotros los cristianos, tenemos las normas que Dios nos ha dado para  vivir piadosamente en este mundo y para saber que podemos pedirle a Dios y que no. Muchos no toman en cuenta a Dios Santiago 4:13-16 


1.  El tiempo.

Por siglos todos los pueblos que han existidos se han regido por diferente calendarios. Los tiempos se han establecido como una medida que nos permite a los hombres tener referencia del tiempo que han trascurrido desde un momento cualquiera. Por ejemplo desde el nacimiento de Jesús sabemos que han pasado ya más de 2000 años, sabemos la edad que tenemos, la edad de nuestros familiares, etc. El mismo Dios en su palabra nos enseña que el estableció medida de tiempo, llamándolos días, años. En génesis 1: 1-31, 2:1-3 Dios diferencio un día de otro, En el cuarto día Dios nombra las estaciones, los días y los años. Dios es el creador del tiempo. Génesis 1:14-19 


2.  Planificar no es malo, pero debemos tener cuidado con lo que queremos.


El planificar nuestras vidas, lo que vamos a hacer con nuestro tiempo, trabajo, dinero, con la familia, con el matrimonio, en sí no es malo es bueno. Porque todos debemos ser prudentes con nuestras vidas. Cuando decidimos hacernos seguidores de Cristo, debimos entender y calcular el costo que nos representaba ser Cristianos, el cargar nuestra cruz y seguir a Cristo. Lucas 14:26-33  Proverbios 14:8 


Debemos tener cuidado con lo que queremos lograr con nuestras vidas, en que ponemos nuestro corazón y esfuerzo, con las metas que queremos lograr y hacia donde queremos llevar nuestras vidas. Hay metas que nos pueden parecer buenas,  queremos llevar nuestras vidas hacia otros rumbos, pero debemos tener mucho cuidado. Proverbios 16:25  Proverbios 21:2  Hay caminos que al hombre le parece buenos, pero no lo son.


3.  Planificar sometiéndose a la voluntad de Dios.


En Santiago nos enseña que debemos pensar primero en Dios cuando planificamos, dice: si Dios quiere viviremos y haremos esto y aquello. Proverbios 20:24  Nosotros debemos someternos a la voluntad de Dios y pedirle no solo lo que necesitamos sino poner nuestras vidas, salud, familia, matrimonio, trabajo, negocio, planes en manos de Dios, entendiendo que lo que nos acontezca y lo que Dios nos permita tener o lograr fue lo mejor para nosotros, aunque no fuera lo que esperábamos.


Cristo nos enseño a orar a todos, a los apóstoles y a nosotros. Y en la oración debemos pedir que se haga la voluntad de Dios. Mateo 6:10  Muchos se preocupan de lo material, del dinero,  de cosas vanidosas, de los viajes,  por las cosas del mundo y por tener todo lo que el mundo ofrece. Sabemos que estamos en el mundo y que necesitamos muchas cosas de él, casa, trabajo, ropa, etc., pero hay cosas que ya entran en la vanidad y superficialidad del mundo, que van más allá de nuestras necesidades básicas y por las cuales muchos cristianos se desviven y andan afanados. Filipenses 4:6  1 Juan 2:15-17 


De hecho ponen primero sus necesidades por encima de Dios y su voluntad. Cuando Jesús enseño a orar primero puso la alabanza a Dios, santificando su nombre, segundo puso el reino de Dios, la iglesia, luego que pidiéramos que se hiciera la voluntad de Dios y luego de todo esto, pedir por el pan nuestro de cada día. La misma oración del padre nuestro, nos ratifica lo que en toda la biblia se nos enseña, primero es Dios, segundo Dios, tercero Dios y luego nosotros.


Cuando planificamos, lo primero que debemos poner en nuestras metas debe ser como esforzamos más por nuestra salvación, como agradar a Dios en todo, como quitarnos lo que a Dios desagrada, como servir más y mejor en el reino de Dios, su iglesia, como esforzarnos en estudiar, entender y obedecer la palabra de Dios. Primero deberíamos poner el reino de Dios. Mateo 6:33  Si pones tu vida y tus anhelos en manos de Dios, sabiendo que hay cosas por las cuales no deberíamos afanarnos, Dios te va a bendecir. Proverbios 16:9  Proverbios 16:7 


Conclusión:


En este año que está por comenzar, pon de primero a Dios en tu vida, planifica que cosas de tu viejo hombre debes desechar y en que debes esforzarte por agradar a Dios. Pon en primer lugar lo que Dios tiene como prioridad su reino, la iglesia. Proverbios 3:6 


Luego pon tu vida en manos de Dios y todo lo que has planificado o que te gustaría lograr que sea de acuerdo a su voluntad y confía en Él, si no se dan como tú quisiste, gózate y alégrate por que Dios sabe que es lo que más te conviene y si lograste lo que querías igualmente alégrate.


Da gracias en todo lo bueno y lo malo, en lo que logras y en lo que no logras. Agradécele a Dios, está seguro que en cualquier circunstancia buena o mala, DIOS ESTA CONTIGO.  1 Tesalonicenses 5:18  Proverbios 3:19-25 


Cualquier sea tu situación pon a Dios de primero y confía en Él en todos los días de tu vida. Hebreos 13:5-6 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada