Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 16 de diciembre de 2012

SOMOS UN CUERPO EN CRISTO, Y TODOS MIEMBROS LOS UNOS DE LOS OTROS


Romanos 12:5


Introducción:

 
La palabra nos describe, como miembros unos de los otros, y miembros del cuerpo de Cristo, la iglesia. Como miembros de la iglesia tenemos responsabilidades. Somos un conjunto de miembros donde cada uno tenemos condiciones como miembros. Esto se define como membrecía. Romanos 12:5 
 

1.  La iglesia.

 
La iglesia la describe Dios, en su palabra, como el cuerpo de Cristo, pueblo santo, casa de Dios, un templo santo. La iglesia es el pueblo de Dios. Efesios 5:23  1Pedro 2:9  1Timoteo 3:15  La iglesia no es un edificio, no es un local. La iglesia es el grupo de personas que han sido llamadas mediante el evangelio, y que al obedecer y bautizarse, han salido del mundo, de las tinieblas y han sido agregados al reino de Dios, al cuerpo de Cristo.
 

2.  Los miembros.
 

Cada uno de los miembros, ayudan en mantener esta casa espiritual, edificio espiritual, templo espiritual, cada uno somos un ladrillo espiritual de la casa de Dios. ¿Todos los miembros son importantes? Todos son importantes, todos son necesarios.

 
Para que este edificio espiritual este solido, es necesario que su sujeten a la voluntad de Dios
 

En cada localidad los miembros determinan a qué hora se reúnen, en qué orden van hacer el culto de adoración, en qué lugar se van a reunir, como van a manejar las ofrendas y quiénes son los miembros que lo componen. Aunque Dios es quien agrega a la iglesia, quien  ha ser salvo y él conoce quien se salvará, nosotros evaluamos a la luz de la palabra quien son nuestros hermanos y son aquellos que han obedecido y  obedecen la palabra de Dios. Que obedecieron el evangelio  y se bautizaron conforme a la palabra de Dios y guarda todas las cosas que Dios manda.
 

Los miembros son los responsables de cuidar la sana doctrina, de cuidarse unos a otros espiritualmente, Como grupo debemos cuidar que se haga la voluntad de Dios y que todos tengamos la misma fe. 1 Corintios 1:10 
 

La actividad de cada miembro es necesaria, y todos debemos girar entorno a Dios y su voluntad y no ha hombres. Por ello dice la palabra que Dios puso a los miembros como él quiso. 1Corintios 12:18 

Todos son importantes, todos somos importantes y necesarios. 1Corintios 12:14-27 

Ser miembro del cuerpo de Cristo conlleva muchas responsabilidades. No sólo de usar sus talentos para la iglesia. Sino también el de ser responsables con todas las actividades que se hacen en la iglesia. Edificación, evangelización, benevolencia, adoración, exhortación, comunión, etc. Ser responsable con todo esto es manifestar el amor a Dios y a nuestros hermanos. Romanos 12:4-18 
 

Debemos manifestar primero amor a Dios y a su palabra y al mismo tiempo le manifestamos el amor a nuestros hermanos: Sirviendo, enseñando, presidiendo, haciendo misericordia, reprendiendo cuando es necesario, manifestar amor fraternal, debemos honrarnos unos a otros, prefiriéndonos unos a otros, ayudando a los santos en sus necesidades, practicando la hospitalidad, asociándonos con los humildes, gozándonos con los que están felices y condoliéndonos de aquellos que sufren.
 

En muchas partes nos mandan a que nos preocupemos unos con los otros, que no asociemos, que nos animemos, que nos sirvamos, que nos amonestemos, a llevar la carga de los otros, a soportarse unos a los otros. 1 Corintios 12:22-27, Gálatas 5:13, Hebreos 10:24,25, 1 Tesalonicenses. 4:18; 5:11  Romanos 15:14  Gálatas 6:1-5  Colosenses 3:13 Todas son responsabilidades que debemos manifestar como miembros del cuerpo de Cristo y en esto también manifestamos nuestros talentos.
 

La edificación, La enseñanza es necesaria porque todos crezcamos espiritualmente y eso lo da el conocimiento y luego el practicar lo que aprendemos. Efesios 4:7-16  Todos debemos dejar de ser niños espirituales fluctuantes, que creemos y no creemos, obedecemos y no obedecemos y convertirnos en hombres y mujeres espirituales firmes, sólidos en la fe.  Hebreos 6:1-3 
 

¿Pero esto implica que es necesario que pasen 10, 20, 30 años para empezar a cambiar? No, desde que nos bautizamos debemos iniciar los cambios que Dios requiere.
 

No debo ser un cristiano que soy miembro de la iglesia de mi localidad cuando me conviene y cuando no, no lo soy. Esto pasa, porque no se ha entendido que somos responsables unos de otros y que tenemos que cumplir con la iglesia. Cada uno de nosotros como miembro debemos entender que somos necesarios y tenemos responsabilidades con nuestros hermanos. Hebreos 10:24-25  La costumbre de faltar a las reuniones es un pecado y como miembro estamos fallando en nuestras responsabilidades de considerarnos, estimularnos y exhortarnos al amor y hacer lo que a Dios agrada. Muchos cristianos piensan que no hay problema con faltar a la reunión, ni participan en nada en la iglesia, se ausentan y se congregan en otras iglesias, están dispuestos a ayudar en otro lado, pero en la iglesia donde se congregan no ayudan. Se molestan y se apartan, ya no vuelven a la iglesia, no avisan, nada dicen. ¿Serán realmente miembros de la iglesia? No están actuando como tales.
 

Como miembros de la  iglesia en la zona donde nos congregamos, tenemos responsabilidades con nuestros hermanos. Ausentarse, faltar por cualquier causa, no ayudar en nada, irse a otra iglesia y no avisar, o congregarse en otra localidad y evitar nuestras responsabilidades, es una falta de respeto para con sus hermanos y un pecado para con Dios. La membrecía debemos respetarla, cumpliendo con nuestra parte. Como cristianos debemos ser ordenados, cumplidores de nuestra palabra, dispuestos a toda buena obra.
 

Conclusión:
 

Dios puso a cada miembro dentro de la iglesia como él quiso, cada uno cumple una función dentro de la iglesia, la cual necesitan los otros miembros, no cumplir con ellas, por negligencia o por faltar es pecado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada