Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

jueves, 17 de enero de 2013

PORQUE HACIENDO ESTAS COSAS, NO CAERÉIS JAMÁS


2 Pedro 1:10
 

Introducción:

 

Muchos creen que ser cristiano no es fácil, porque de alguna manera u otra, entienden el gran compromiso que tenemos con Dios, de vivir en santidad, lejos del pecado. Otros creen que ser cristianos es muy fácil, porque no han entendido la responsabilidad que conlleva cargar nuestra cruz y seguir a Cristo. Estos piensan que se puede ser cristiano sin mucho compromiso, son carnales, mundanos, amadores del mundo, del dinero, de las modas, etc. y piensan que con sólo asistir los domingos al culto ya van a ser salvos. No entienden que aunque se hagan llamar cristianos, están andando el camino ancho y espacio de la perdición.

 

Para  aquellos que quieren vivir su vida en santidad y agradando a Dios en todo, Dios les ha dejado su palabra para que puedan vivir como él quiere.

 

Hay cualidades que debemos desarrollar como hijos de Dios, que nos ayudaran a no caer jamás. 2 Pedro 1:10 

 

1.  Dios nos ha llamado y seleccionado.

 

La palabra vocación en este caso significa llamada y elección es la selección que Dios ha hecho de nosotros.  Dios nos ha llamado a través del evangelio, el cual obedecimos. 2 Tesalonicenses 2:13-14 

 

Dios ha tenido un propósito con cada uno de nosotros antes de la fundación del mundo, Dios todo lo sabe y él sabía quienes íbamos a obedecer al llamado de Dios, al evangelio de nuestro Señor Jesús. Pero la decisión de obedecer fue nuestra. Dios no hace acepción de personas y todos los seres humanos tienen la oportunidad de obedecer. 1Timoteo 2:4 

 

Tenemos que hacer firme, estable el llamado que Dios nos ha hecho y que hemos obedecido, es necesario desarrollar cualidades que son divinas. Con ellas creceremos espiritualmente, dejaremos ser niños de pecho y convertirnos en hombres y mujeres espiritualmente, maduros y fuertes. Pedro nos dice que haciendo estas cosas no caeremos jamás, estaremos firmes.

 

2.  No caer jamás.

 

La palabra de Dios nos enseña que eventual podríamos caer o pecar y Dios nos perdona, si nos arrepentimos. El mensaje constante de Dios, es no pequen, sean santos, sin la santidad nadie verá a Dios.  Lo que no podemos es vivir constantes en el pecado, como muchos que no se han arrepentido de la forma cómo viven. Debemos dejar de ser mundanos, carnales y convertirnos en espirituales. Efesios 4:17-24 

 

3.  ¿Qué debemos hacer?

 

2 Pedro 1:3-7  Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 4  por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; 5  vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6  al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7  a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8  Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 9  Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 10  Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

 

 

Poner diligencia, esforzarnos, hacer con prontitud. Todos tenemos una fe, que es la misma, si no estamos contaminados por falsas enseñanzas. Esta fe sabemos que las hemos obtenido por oír la palabra de Dios, por estudiarla. Pero la fe sola no basta, es necesario que a demás de nuestra fe, agreguemos otras cualidades:

 

a)  Con diligencia pongamos virtud.

 

Virtud es aquellas acciones que moralmente son consideradas como aceptables y buenos. Debemos empezar a practicar en nuestras vidas las cosas que Dios nos manda o que moralmente no son cuestionables. Filipenses 4:8-9 

 

Debemos vivir con una conducta irreprochable, sin mancha, hasta en nuestros pensamientos debemos ser virtuosos.

 

b)  Con diligencia obtengamos conocimiento.

 

No el conocimiento del mundo, el conocimiento que proviene de Dios, la sabiduría de Dios y no la del mundo. Debemos ser diligentes en el estudio de la palabra, en entenderla y aplicarla a nuestras vidas. Colosenses 1:9-10 

 

c)   Esforcémonos con diligencia en tener dominio propio.

 

El dominio propio tiene que ver con la templanza debe tener un cristiano. Dominio para controlar nuestros deseos y pasiones, Dominar nuestro carácter, nuestra falta de humildad, nuestra lengua, nuestro orgullo, nuestra tibieza espiritual, la pereza, el desanimo, etc. 1 Pedro 2:11 

 

d)  Desarrollemos y cultivemos la paciencia.

 

Muchas veces queremos que las cosas sucedan o las personas hagan o sean como nosotros queremos. Muchos somos impacientes y reaccionamos mal cuando las cosas no se nos dan. Pero la paciencia es una cualidad que debemos poseer muy arraigada en nosotros. Hebreos 10:35-36 

 

e)  Manifestemos la piedad

 

La piedad es una cualidad de aquellas personas que viven y muestran una vida santa, consagrada a Dios. Lo demuestran en el matrimonio, en su familia, en su trabajo, en la calle, en el colegio, en todos lados.

 

f)    Desarrollemos el afecto fraternal.

 

El amor fraternal, es un amor entre hermanos, un amor de cariño, de contacto que se desarrolla del convivir y compartir con nuestros hermanos. Por no cumplir el mandamiento de amar a nuestros hermanos, recibiremos condenación eterna.

 

g)   Amemos a nuestros hermanos y al prójimo.

 

Aún cuando en nuestros hermanos y en el prójimo existan cualidades o defectos que no me gustan, debo poner encima de todo eso el amor. Un amor de pensamiento, de decisión, no de sentimiento.

 

Conclusión:

 

Esforcémonos por desarrollar estas cualidades en nuestras vidas, para que así hagamos firme nuestro camino espiritual, para que de esta manera seamos personas espiritualmente maduras y tengamos la confianza de que estamos haciendo lo que Dios agrada. Y haciendo esto no nos apartaremos de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada