Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 17 de febrero de 2013

BUENAS Y MALAS INFLUENCIAS DENTRO DE LA IGLESIA


Filipenses 3:17

Introducción:

En la biblia se nos enseña que nuestra vana manera de vivir la recibimos de nuestros padres. 1Pedro 1:18  Lo que hemos sido, lo habíamos aprendido de nuestros padres y del mundo. Esto nos enseña que las personas son una gran influencia en cada ser humano. Cada uno de nosotros hemos sido moldeados por la sociedad,  la cultura, la familia, los amigos, las modas.

Por lo general, con quien más nos relacionamos son aquellas personas que se parecen más a lo que uno es. Hay un dicho popular que dice: dime con quién andas y te diré quién eres. La biblia dice lo mismo, pero en otras palabras. Amos 3:3  ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?

Si somos desordenados, andamos con desordenados, me gusta el dinero ando con los que le gusta el dinero,  me gusta la grosería ando con groseros, soy serio ando con serios, soy espiritual ando con espirituales, soy contumaz ando con contumaces.

Como Dios sabe que somos dados a imitar a otros y por lo general no imitamos  lo bueno sino lo malo, nos da mandamientos con relación a quien debemos imitar, que ejemplos debemos seguir.

Pablo dice que seamos imitadores de él. 1Corintios 11:1  Y no sólo lo imitemos a él sino también a aquellos hermanos que se conducen como él. Filipenses 3:17 

1.                Debemos ser espirituales y no carnales o mundanos.

Debemos revisarnos a nosotros mismos y evaluar si estamos en la fe correcta, si somos dados a lo terrenal, a lo mundano, porque eso va a determinar  con quienes más nos relacionamos y quienes van influenciar en nosotros, positivamente o negativamente, acercándome a Dios y a la obediencia a Él o alejándome y haciéndome caer en pecado.

Cuando Pablo se dirigió a la Iglesia de los corintios, les dijo de qué lado estaban. Eran carnales. 1Corintios 3:1-3 

Como hijos de Dios, debemos hacer morir todo lo terrenal que en nosotros aún existe. Pero es ahora, es pronto, no para dentro de 10 o 20 años. Colosenses 3:5-9 

2.                Mirar, fijarse.

Cuando Pablo dice mirad, que os fijes, etc. lo que está diciendo es que identifiquen, apunten, observen, evalúen a quienes actúan de acuerdo a la palabra y quiénes no. La palabra en si significa: Poner atención a, fijarse bien en, cuidarse de, interesarse por

3.                Debemos identificar las buenas influencias.

Nuestra responsabilidad es fijarnos en aquellos que pueden ayudarnos a crecer espiritual, que son buen ejemplo dentro de la iglesia.
a)                Aquellos que ayudan, trabajan y sirven a los santos.

Dentro de la iglesia debemos identificar a aquellos hermanos que ayudan y sirven a los santos. La palabra de Dios dice que nos sujetemos a estas personas. 1Corintios 16:15-16  Filipenses 4:2-3  Tenemos maravillosos ejemplos en la biblia, pero en las iglesias de hoy, también tenemos buenos ejemplos.

b)                Aquellos que les presiden en el señor.

Nos manda a reconocer, identificar, darnos cuenta, fijarnos en aquellos que trabajan y les presiden, que se ocupan de ustedes, que los cuidan, los dirigen, etc. Y una vez que lo identificamos, tenerlos en mucha estima y amor, porque ellos velan por cada uno de nosotros, ellos se preocupan por nuestra salud espiritual y nos amonestan, nos animan, etc. 1Tesalonicenses 5:12-13  Aquellos que nos instruyen en la palabra deben respetarlos, apoyarlos y ayudarlos en su labor. Gálatas 6:6 

4.                Debemos identificar las malas influencias. 

A estos hermanos no debemos imitarlos y no debemos permitir que nos influencien con su mal ejemplo y su vida pecaminosa 

a)                Hermanos que solo piensan en lo terrenal. 

Después de que Pablo dice que lo imitemos y nos fijemos en los que se conducen como él, habla precisamente de los ejemplos que no deberíamos seguir. Filipenses 3:18-19  Estos hermanos sólo piensan en lo terrenal y su dios es el vientre, el satisfacer sus deseos mundanos. Pablo los identifica como enemigos de la cruz, porque ellos no sirven a Dios, sino a sus propios deseos.

b)                Hermanos que andan desordenadamente 

Muchos hermanos llevan una vida muy desordenada, no respetando la palabra de Dios y no siendo ejemplos para la hermandad. Desordenadamente se refiere a que andan irregularmente en cuanto a lo moral, a lo correcto. 2 Tesalonicenses 3:6  Pablo habla más delante de hermanos que no querían trabajar y andaban metiéndose en lo ajeno. La orden de Dios apártense de los que andan desordenadamente.

c)                Hermanos que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina. 

La iglesia ha sufrido a través de los siglos de esta clase de hermanos, que les gusta causar divisiones, separar. Esto no es cualquier pecado, es un pecado grave, porque no sólo estos hermanos se pierden sino que arrastran a muchos hermanos tras de sí, los cuales también se pierden.  Se oponen a muchas cosas que la palabra enseña y Dios manda. Romanos 16:17 

Estos hermanos son aquellos que están ahí, parecen fieles pero les gusta la división , son problemáticos y siempre suavizan los mandamientos de Dios, no lo niegan de frente, pero siempre están malinterpretando la voluntad de Dios.

La orden de Dios, cuando identificamos ha estos hermanos: Apartarse. La biblia los identifica como lobos rapaces. Que parecen ovejitas, parecen dóciles, muy buenos, muy serviciales, muy amorosos pero al final sacan los dientes y se comen al rebaño. Hechos 20:28-30  Tito 3:10  Romanos 16:18  Engañan igual que al Diablo, engaña a los corazones ingenuos, débiles en la fe. 1Timoteo 6:3-5 

d)                Hermanos que no quieren obedecer a Dios. 

Estos son hermanos rebeldes que creen en lo que la palabra dice, pero se pasan toda su vida y no quieren obedecer a Dios.

Se bautizaron siendo mundanos y terrenales y pasaron los años y siguen siendo los mismos. No quieren obedecer a Dios: en el trabajo, en el matrimonio, en el hogar, en la iglesia, en llevar una vida de santidad. 2Tesaolinicenses 3:14-15  Nuevamente la orden, no se junten con ellos, amonéstenlo pero no se junte con ellos.

La biblia nos enseña y nos advierte, inclusive reconoce a falsos hermanos, de los cuales debemos cuidarnos. 

Conclusión:

En la iglesia de Dios, como en el mundo hay buenas y malas influencias.

Las buenas influencias nos ayudarán a crecer espiritualmente, por ello debemos verlos como ejemplo.

Las malas influencias nos llevaran a apartarnos de Dios y finalmente a perder la salvación. Miremos, observemos, fijémonos, identifiquemos las buenas y malas influencias.

Apartémonos de las malas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada