Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 17 de marzo de 2013

El DON DEL ESPIRITU SANTO


Hechos 2:38

Introducción:

Dios en su infinita misericordia, nos ha dado grandes bendiciones. Nos bendice materialmente y físicamente. Pero también nos ha dado grandes bendiciones espirituales y promete darnos mayores bendiciones espirituales.

Cuando estudiamos su palabra, entendemos que somos sus hijos, que heredaremos grandes bendiciones espirituales en el cielo, sabemos que viviremos eternamente con Él, etc. También tenemos bendiciones espirituales en la tierra, nos ha dado una familia espiritual, el nos cuida, nos ha perdonado nuestros pecados pasados en el bautismo, nos ha librado del reino del príncipe de las tinieblas.

También hemos recibido un regalo maravilloso, poderoso, un don que está con nosotros en cada instante de nuestras vidas.

Nos ha dado su Espíritu Santo.  Hechos 2:38 

1.  Dios nos ha dado su Espíritu.

Esta promesa es para todo él que escucha el evangelio, cree, se arrepiente de sus pecados y se bautiza para perdón de los pecados, recibe el Espíritu santo. 1Juan 4:13 

Dios nos ha sellado como suyos  ha puesto su Espíritu en nosotros. La palabra arras, significa promesa, garantía. Dios nos ha dado como garantía de su promesa, su Espíritu. 2 Corintios 1:22  Efesios 1:13-14 

2.  El espíritu Santo no es una cosa, no es una energía, no es una fuerza viva.

Hay gran confusión  sobre que es el Espíritu Santo. Muchos creen que es una fuerza activa de Dios, otros que es una energía, otros, aliento de Dios. Pero, ¿Es el Espíritu una cosa? Veamos sus cualidades y características.

El Espíritu santo habla: el Espíritu de Dios habla sobre los asuntos de Dios, sobre su plan eterno, sobre su voluntad. 1Timoteo 4:Hechos 8:29  

El Espíritu santo piensa, razona, decide y actúa. Hechos15:28  Hechos 16:6-7 

El Espíritu santo da testimonio Romanos 8:16 

El Espíritu santo se entristece Efesios 4:30 

El Espíritu santo guía y enseña Juan 16:13  

Todas estas cualidades del Espíritu Santo nos enseñan que no es una cosa, o energía o una fuerza.

El Espíritu Santo es una persona espiritual. Una persona que piensa, razona, actúa, decide y tiene responsabilidades.  Forma parte de la deidad. Es Dios. Es eterno, omnisciente, omnipresente y omnipotente.

En hechos Pedro le dice Ananías que le mintió al Espíritu Santo y luego lo llama Dios. Hechos 5:3-4  

3.  El Espíritu Santo mora en nosotros, somos su templo.

Dios nos ha dado su Espíritu y la palabra nos enseña que mora en nosotros y que somos templo del Espíritu Santo. 1Corintios 3:16 

La iglesia es el templo de Dios, pero nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. 1Corintios 6:19 

4.  La actividad del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo en el nacimiento de la iglesia tuvo la responsabilidad de revelar toda la verdad a la iglesia, el nuevo pacto. Esa fue su responsabilidad por ello actuaba con poder, dando poder milagrosos a los apóstoles y algunos cristianos para confirmar que lo que ellos decían provenía de Dios.

Revelo toda la verdad a los apóstoles. Efesios 3:4-6  1Corintios 2:10  Romanos 15:18-20 

Intercede por nosotros y nos ayuda en nuestras debilidades y entendemos que tiene una mente Romanos 8:26-27 

Nos ayuda a entender que somos hijos de Dios. Romanos 8:14-16  El Espíritu Santo esta en nosotros ayudándonos en nuestras debilidades y obrando según la voluntad de Dios. 

5.  Podemos perder el Espíritu Santo.

Si andamos en pecado o andamos según la carne, viviendo para el mundo y para nuestros deleites y no según la voluntad de Dios, El Espíritu Santo no está con nosotros. Romanos 8:5-9 

6.  Como actúa y mora el Espíritu santo en Nosotros.

Muchos creen y piensan que Dios, Jesús y el Espíritu santo están a su servicio y no ellos al servicio de Dios. Esta es una enseñanza calvinista que tiene más de quinientos años y que la tiene todo la religión protestante, evangélica. Ellos creen que Dios está preocupado por darle una casa, un carro, o ropa bonita, o hacerlos rico, o para decirle que no salga de la casa, o que no abandonen su trabajo, o para decirle que perdonen a alguien, o se acerquen a alguien y le hablen, que el Espíritu de Dios está para ayudarlos a trabajar mejor o para cocinar más sabroso, para tener más fuerzas para hacer algo, o que le revela algo nuevo.

La palabra de Dios no enseña nada sobre esto.

El Espíritu Santo es parte de la deidad, y estamos para servirle no para que él nos sirva y complazca nuestros caprichos. El mora y actúa en nosotros a través de la palabra de Dios, no a través de revelaciones personales. El Espíritu santo no tiene que decirnos que no hagamos esto o aquello, que perdonemos, que seamos fieles, que amemos al prójimo, porque ya nos ha sido dicho a través de la palabra.

¿Cómo el Espíritu puede operar en alguien que no sabe la palabra de Dios. Para ser guiados por Dios, por Jesús y por el Espíritu debemos ser guiados por la palabra, porque a través de ella es que ellos moran en nosotros.

La palabra nos enseña que somos niños espirituales cuando comenzamos, la enseñanza de la palabra nos hace crecer espiritualmente y entre más aprendemos de ella y la aplicamos más nos acercamos a la madurez espiritual. Efesios 4:11-15 

Conclusión:

El Espíritu santo no es una cosa o energía o fuerza vital de Dios, Él forma parte de la deidad como una ser espiritual, que piensa, razona, decide, actúa, etc. Pero que lo hace respetando la voluntad de Dios que es su palabra.

El mora en nosotros y a través de la palabra de Dios el actúa en nosotros. Cuando nosotros vivimos conforme a la palabra de Dios somos guiados por el Espíritu Santo. 1Pedro 1:22-23  Hebreos 4:12  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada