Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 3 de marzo de 2013

EL PECADO DE NADAB Y ABIÚ


Levítico 10:1-2
Introducción:

En la biblia tenemos el relato de dos hermanos, pertenecientes al pueblo de Israel, de la tribu de levi, hijos de Aarón. Ellos fueron sacerdotes que podían servir, ministrar o trabajar en el tabernáculo de Dios. Éxodo 28:1 

Lo interesante de la historia de estos sacerdotes, es que cometieron los mismos errores que por siglo han cometido muchos que quieren ser seguidores y adoradores de Dios. Le ofrecieron a Dios algo que Dios no les había pedido. Quisieron adorar y honrar a Jehová con lo que ellos decidieron que sería agradable.  Fuego extraño. Las consecuencias de su adoración: La ira de Dios y su muerte. Levítico 10:1-2

Lo que hicieron y les ocurrió a estos dos hombres sirve como ejemplo para aquellos que quieren sirve a Dios, pero no lo hacen como Dios le manda. En otras palabras: Amaban a Dios y quisieron adorarlo, no respetaron la voluntad de Dios, se presentaron ante Dios y fueron muertos. Ellos pueden servir de ejemplo para la iglesia.

1.  El amor a Dios es más que un simple sentimiento.

Nadab y Abiú, como sacerdotes, quisieron honrar, adorar a Dios, ofrecerle una ofrenda. Dios quería que su pueblo le quemara incienso y lo adoraran. Y los sacerdotes lo sabían. Éxodo 30:1-8    Éxodo 30:7-8 

Esto nos enseña que no basta con las buenas intenciones, que no basta con adorar o amar a Dios. Muchos podemos decir que amamos a Dios, que le adoramos, que estamos bien con Dios y lo último, que Dios se agrada de nuestra adoración. Pero este ejemplo nos enseña que Dios no se agrada de una adoración vana, inútil. Porque esto es lo que hicieron los hijos de Aarón, ofrecer una adoración inútil y peligrosa para sus vidas.

Lo mismo les aconteció a los judíos, Jesús les dijo que su adoración era vana, inútil, no servía para nada. Mateo 15:8-9  Lo que hacían para Dios era inútil.

Y también les dijo a sus discípulos que si su justicia no era mejor que la de los fariseos, no entrarían en el reino de los cielos. Y la advertencia también es para nosotros y para todos los que van a obedecer el evangelio.

Hoy hay una gran confusión religiosa. Lo curioso es que “tienen” la biblia como su fundamento, adoran a Dios, le honran cada quien a su manera. Tienen diferencias doctrinales de uno a los otros.

Esto nos dice que aunque la inmensa mayoría religiosa siguen la biblia, en varios puntos doctrinales no se ajustan a la voluntad de Dios. Ofrecen fuego extraño a Dios que Él no mando.

Jesús dijo que quien le ama, guardaría sus palabras y quien no le ama no las guardaría. Y lo mismo acontece con Dios quien le ama guarda su palabra. Nuestra adoración debe ser más que buenas intenciones, estas no bastan. Debemos obedecer toda la voluntad de Dios, que corresponde al pacto nuevo de Dios con los cristianos.

Esto lo aprendió Uza de una manera muy dura. 2 Samuel 6:6-7  ¿Qué hizo malo? trato de que el arca de Dios no cayera al piso.

2.  Para amar, adorar y honrar a Dios se debe de hacer de acuerdo a su palabra.

Nadab y Abiú conocían la voluntad de Dios con respeto a como quemar el incienso. Éxodo 30:9  Éxodo 30:34-38 

Ellos no podían pensar y decidir hacer las cosas diferentes a como Dios ordeno. Hoy en día muchos han cambiado la voluntad de Dios. No comprenden que a Dios no le agrada la adoración que Él no a mandado. No se sujetan a Dios.

No podemos agregarle lo que Dios no manda, ni quitarle lo que el manda.

Los fariseos cometieron ese pecado, agregar y quitar, hacer lo que les parecía bien y no hacer lo que no les agradaba. Mateo 15:3   Marcos  7:9 

¿Y Uza que hizo de malo, si más bien quiso ayudar?

No podía tocar el arca de pacto, bajo ninguna circunstancia. Eso lo podían hacer los levitas. Numeros 3:9-10  Deuteronomio 10:8-9 

Uza tuvo buenas intenciones pero desobedeció la voluntad de Dios. Hoy debemos cuidar las sanas enseñanzas de Dios a través de Jesús y los apóstoles. 2Tesalonicenses 2:15 

Debemos cuidarnos, porque hay un enorme ejército de “cristianos” enseñando el error, mezclado la verdad de la biblia con enseñanzas de hombres. Efesios 4:14-15  1Timoteo 4:16   

3.  Podemos creer que somos cristianos, pero para Dios no lo somos.

A diferencia de Nadab y Abiú y de Uza, nosotros no sabremos del castigo divino sino hasta el día del juicio final o de nuestra muerte física. Ese día sabremos que no estábamos bien con Dios, porque no le adoramos y le servimos conforme a su voluntad,

Hoy en día miles de millones de personas hay seguido la estratagema del error y están siguiendo a Cristo no conforme a la biblia solamente, sino lo están haciendo siguiendo enseñanzas de hombres, doctrinas de demonios. 1Timoteo 4:1  


Estos que tienen y practican doctrinas, enseñanzas no conforme a la voluntad de Dios, se van llevar una gran y terrible decepción. Mateo 7:21-23 

4.  Sufrirán la muerte segunda, eterna perdición.

Nadab y Abiú y Uza sufrieron una muerte física, pero los que desobedecen la voluntad de Dios bajo la gracia sufrirán condenación eterna, Apocalipsis 21:8 

Los incrédulos y los mentirosos, muchos no le creen a Dios, a su palabra y muchos enseñan la mentira. Sufrirán pena de eterna perdición. 2Tesalonicenses 1:6-9 

Conclusión:

Honrar, amar, adorar y servir a Dios no lo debemos hacer como mejor nos parezca, no debemos hacerlo como mejor me convenga, no debemos hacerlo como lo dice el pastor, la manera correcta de hacerlo es siguiendo los mandamientos, normas, reglas que Dios ha establecido.

Dios está buscando no cualquier adorador, esta buscado aquel que lo adore en espíritu y en verdad.

No nos pase como Nadab y Abiú que desagradaron a Dios y levantaron su ira.

Dios no acepta cualquier adoración.

2 comentarios:

  1. Nadab y Abiú, eran ordenados para levantar ofrenda a Dios ? o pensaron que como lo hacian otros ellos tambien lo podian hacer? gracias por su respuesta
    ERWIN LEE

    ResponderEliminar
  2. Exódo 28:1 Harás llegar delante de ti a Aarón tu hermano, y a sus hijos consigo, de entre los hijos de Israel, para que sean mis sacerdotes; a Aarón y a Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar hijos de Aarón.

    Aarón fue nombrado sacerdote junto con sus hijos El como sus hijos eran los que podían ofrecerle ofrendas a Dios, pero el problema de Nadab y Abiú fue que no cumplieron con las ordenanzas de Dios con respecto al incienso, y Dios los destruyo. Ellos tenían que ofrecer incienso a DIos tal y como Dios lo pidió sin agregarle o quitarle.

    ResponderEliminar