Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 28 de abril de 2013

EL SEÑOR ES MI PASTOR


Salmo 23

Introducción:

El salmo 23 es el más conocido de la biblia. Muchas personas se lo saben de memoria, lo utilizan para orar a Dios, lo usan en momentos de angustia, cuando pasan por situaciones difíciles enfermedades, tristezas, escasez, etc.

El salmo 23 es una escritura preciosa hecha por David, posiblemente cuando era perseguido por el rey Saúl. En el salmo 23 David expresa su absoluta confianza en Dios, a pesar de lo que pudiera estar ocurriendo en su vida. En el David, describió su relación con Dios, como pastor, oveja.

Este salmo pero puede ayudar, a las ovejas de Dios, a fortalecer su fe y a mantenerse firme en toda su vida.

1.  funciones de un pastor de ovejas.

Un pastor básicamente se ocupa de cuidar las ovejas que están bajo su responsabilidad. Cuida de que estén en sitios donde tengan alimentos y agua, donde estén resguardados de la tormenta, evita que las ovejas queden expuestas a ser devoradas por lobos o animales depredadores. Si una oveja se pierde, dejan las otras ovejas y va y busca con afán a la oveja perdida. El pastor cuida el rebaño, porque las ovejas no tienen la capacidad de protegerse a sí mismas, ellas no visualizan el peligro, pero el pastor si lo sabe.

A los pastores de Israel Dios los reprende y describe la suerte de las ovejas sin pastor.  Ezequiel 34:2-6 

2.  ¿Quién es nuestro pastor?

Nosotros tenemos un pastor que dio su vida por nosotros: Jesucristo. Es llamado el gran pastor de las ovejas. Hebreos 13:20  

El mismo Jesús se describió como el buen pastor. Juan 10:11-15 

3.  El pastor tiene unas ovejas que oyen su voz y la obedecen.

De los gentiles, Jesús dice que tiene otras ovejas y ellas oirán su voz. Juan 10:16  Cuando Jesús dice que oirán su voz, se refiere a que las ovejas le obedecerán.

Las ovejas de Jesús son las personas que obedecen sus palabras. Juan 14:23-24  Juan 10:26-28

4.  Salmo 23


La mayoría de las biblias traducen Jehová es mi pastor como el señor es mi pastor. Y nosotros como ovejas obedientes, podemos usar este salmo entendiendo y aplicándolo a lo que Dios nos ofrece hoy en día.

a)  Nada me faltará.

Esta confianza que tenía David en Dios, también nosotros debemos tenerla. “que nada nos faltará” No estamos hablando de lujos o vanidades de la vida, sino de las cosas que necesitamos para vivir. 1Timoteo 6:6-10  Hebreos 13:5

b)  Salmo 23:2  En lugares de delicados pastos me hará descansar;  Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Un pastor lleva sus rebaños a lugares donde puede alimentarse y saciar su sed. Dios no nos desampara sino que de Él proviene todo lo bueno. Jesús nos provee de todas las cosas que necesitamos para nuestro sustento, inclusive nos da oportunidades de trabajar para que podamos cubrir nuestras necesidades. Santiago 1:17  no nos afanemos por nuestra vida Lucas 12:22-31 

c)   Salmo 23:3  Confortará mi alma;

Cuando estamos decaídos o nos sentimos desanimados, desmayados, sin fuerzas, con ganas de abandonar la fe, si confiamos en Él, nos da nuevas fuerzas, nos da ánimo para seguir adelante.  Cuando estamos tristes nos consuela. Cuando tenemos miedo nos da valor.   Efesios 6:10 Efesios 3:16-19

d)  Salmo 23:3…… Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Porque Dios así lo ha prometido, el guiara nuestras vidas por los caminos que Él sabe que son los que más nos conviene.

Aunque nosotros veamos que lo que está pasando en nuestra vida no es lo mejor, no es lo que nos gustaría, debemos entender que lo que nos aconteciendo es lo mejor en nuestras vidas, porque Dios nos está llevando  por sendas de Justicia.

e)  Salmo 23:4  Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;

David, perseguido por el ejercito de Saúl quien quería matarlo, el no temía mal alguno. Porque Dios estaba con él. Si nuestra vida está destrozada, si nos sentimos afligidos, si las cosas no nos salen bien y sentimos que en donde estamos actualmente, nuestra vida física y espiritual esta en peligro de muerte. Recordemos que nuestro pastor Jesús está con nosotros. Mateo 28:20 

f)    Salmo 23:4 …..Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

La vara era para darle golpes suaves a las ovejas para que avanzaran y el cayado era un bastón curvo que servía para sujetar o enganchar a la oveja por el cuello. Dios con su vara nos corrige y nos hace avanzar por el camino correcto y con el cayado nos frena para que no nos desviemos. A través de su palabra y su disciplina Dios nos mantiene sujetos a Él. Hebreos 4:12 

g)   Salmo 23:5  Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;

Muchas personas pueden querer nuestro mal e inclusive pueden intentar hacernos daño, inclusive el diablo puede querer dañarnos, pero Dios nos bendice y nos prospera delante de nuestros enemigos o adversarios  Hebreos 13:6  Romanos 8:31-37 

h)  Salmo 23:5…. Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Ungir es consagrar a Dios, Dios nos unge, nos consagra para Él. Estamos llenos del Espíritu santo.  2Corintios 1:21-22  Isaías 61:1 

i)    Salmo 23:6  Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,

Esta misma confianza debemos tenerlas nosotros, con seguridad el bien y la misericordia de Dios nos seguirán todos los días de nuestras vidas, porque somos hijos de Dios, somos sus escogidos. Efesios 2:4-8 

j)    Salmo 23:6….Y en la casa de Jehová moraré por largos días. 

En este mundo, en este cuerpo ya nosotros estamos viviendo en la casa de Dios. La iglesia es la casa de Dios y cuando nos vallamos de este mundo seguiremos viviendo en la casa de Dios. Viviremos eternamente con Él. 1 Timoteo 3:15  1 Tesalonicenses 4:16-17 

Conclusión:

No desmayemos, no nos desanimemos, no abandonemos la lucha espiritual, tenemos un pastor maravilloso que nos cuida, nos protege, nos bendice y nos llevará a ganar la vida eterna. Digamos con confianza.

Jesús es mi pastor, nada me faltará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada