Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 19 de junio de 2013

PECADOS DESAPERCIBIDOS, SILENCIOSOS Y PELIGROSOS

Introducción:

Todos los cristianos conocemos lo que es el pecado. Hemos leído mucho en la biblia sobre él y también hemos escuchado muchos sermones y estudio. Nuestra fe no es sólo creer en  Dios, en Jesús, en el cielo, en la vida eterna, en las promesas de Dios, etc. nuestra fe también debe estar fundamentada en entender que el pecado es algo que Dios detesta, aborrece, y que por culpa de nuestros pecados Dios tuvo que sacrificar a su hijo, Cristo fue humillado, vejado, torturado y asesinado por nuestros pecados.

Esto implica que el pecado no es un tema que podamos ignorar. Debemos entender que es  y apartarnos de el. Si queremos estar bien con Dios. Debemos examinarnos, probarnos a ver si estamos realmente en la fe, porque de lo contrario estaríamos reprobados. 2 Corintios 13:5    Este versículo nos enseña que debemos evaluarnos si tenemos el conocimiento correcto de Dios, y evaluar si estamos reprobados o en pecado, porque, lo peor, Cristo no está en nosotros. Palabra dura, pero esa es la condición de Dios, si estamos en pecado no lo tenemos a Él, ni a Jesús. Hebreos 12:14  

Hay pecados muy conocidos por todos, que sabemos que no debemos practicarlos y que cuando lo hacemos sabemos que estamos mal con Dios: Fornicación, adulterio, hurto, asesinar, lascivia, homosexualidad, odio, soberbia, orgullo, chisme, idolatría, amor al dinero y a las riquezas, etc. y hay mucho más. Pero hay pecados que pasan desapercibidos, pecados silenciosos, invisibles y muy peligrosos porque por ellos estamos sin Dios y sin Cristo.

1.  El pecado.

El pecado es sencillamente no obedecer la voluntad de Dios, expresada en la biblia. 1Juan 3:4 

2.  Quien practica el pecado no es de Dios.

Aunque la palabra nos dice que no debemos decir que no tenemos pecado, no quiere decir, que si lo podemos tener. No, cuando Juan escribió esta palabra de Dios, primeramente había dicho: esto os escribo para que no pequen. 1Juan 2:1 

Quien practica el pecado no es de Dios. 1Juan 3:8 

Eventualmente podemos caer y pecar, pero no debe ser una práctica constante, porque ya lo estaríamos haciendo deliberadamente. Tenemos el conocimiento, pero no nos importa lo que Dios diga. Hebreos 10:26-27 

3.  Pecados desapercibidos, silenciosos y peligrosos.

Estos pecados son en extremos peligrosos para nuestra relación con Dios y para obtener la vida eterna. La razón es que no sabemos que lo tenemos, o nos hacemos los desentendidos, pero debemos tener cuidado porque son mandamientos de Dios.

a)  Tener una fe trastornada.

Trastornada, significa volteada, que no se cree lo que dice la palabra de Dios sino lo que dicen los hombres, o lo que queremos creer de acuerdo a nuestra conveniencia.

Pablo al dirigirse a Timoteo lo anima a usar bien la palabra de Dios, porque ya había algunos que no estaban enseñando la verdad y estaban trastornando la fe de otros. 2 Timoteo 2:15-18 

Desde la fundación de la iglesia la desviación de la verdad, la apostasía, surgió de muchos hermanos, ancianos, evangelistas, etc. Esta apostasía ha rendido sus frutos, hoy existen miles de religiones y todas “cristianas”, usan la biblia, pero siguen enseñanzas de hombres, de demonios, del diablo. 1Timoteo 4:1 

Y la razón por lo que esto pasa, es que nadie quiere que le habla del pecado, de la santidad, de no amar al mundo, ni las cosas que él hay, ellos quieren oír que Dios los va a sanar, a prosperar, a dar casa, carro, marido, mujer, etc. 2Timoteo 4:1-4

El problema del pecado de la apostasía es que pensamos que estamos bien con Dios, pero en realidad no lo estamos.

Dios no se agrada de que le creamos a los hombres y no a Él.  Debemos cuidar que es lo que creemos de Dios, y lo correcto guardarlo. 2Tesalonicenses 2:15 

b)  La tibieza espiritual.

Es uno de los pecados más difícil de reconocer. El cristiano no está apartado, no está frio, pero su vida cristiana no agrada a Dios, parece y no parece cristiano, parece y no parece fiel, no le interesa los asuntos de la iglesia, no les interesa sus hermanos, no le interesa los perdidos, sólo se conforma con ir los domingos, ese es su propósito, y cree que está bien. Apocalipsis 3:15-19  A la iglesia de Laodicea la reprende duramente y le dice que la vomitar de su boca. Y ese es el peligro de los tibios, que van a ser rechazados por Jesús. Mateo 7:21 
El tibio hace muy poco por Cristo, pero se vanagloria de lo que es.

El tibio espiritual es aquel que no usa el talento que Dios le ha dado para multiplicar para el reino de Dios. Si no que lo entierra. Mateo 25:18 

Su señor lo llamo malo. Mateo 25:24-27   La palabra encierra el significado perverso, pestilente, siervo perverso porque sabía que debía trabajar para su señor y no lo hizo. Muchos son como este siervo, no ayudan, no trabajan ni quieren hacerlo. no quieren ayudar al dueño de la iglesia, Jesús.  

Su señor lo llamo negligente. La palabra también significa indolente, perezoso, molesto. La palabra indolente, que no le duele, no le duele lo que a Jesús le duele, no ama lo que Jesús ama.

Su señor lo llamo inútil y ordeno castigarlo y lo envió al lugar de tormento. Mateo 25:28-30 

Muchos varones con talentos para evangelizar, predicar, enseñar no quieren hacerlo, prefieren su trabajo, su familia, su codidad.

El cristiano tibio, es uno que tiene una fe como la describe Santiago: muerta. Santiago 2:26.

c)   Raíz de amargura, pleitos y contiendas entre los hermanos.

En las iglesias de Dios, este es un problema grave y constante. Rencores, rencillas y pleitos entre hermanos. Aunque se predica mucho sobre este punto, los hermanos caen en estas situación, les pasa lo que dice Santiago son oidores olvidadizos o sencillamente no le temen a Dios ni les importa lo que Él quiere. Este es un pecado que afecta a muchos hermanos, que tienen su corazón lleno de veneno hacia sus hermanos. Hebreos 12:15 

El veneno se manifiesta de la manera en que hablamos de un hermano o de varios, expresamos rencor, molestia, desprecio y debemos tener cuidado, porque esto nos mantiene separados de Dios. 1Juan 3:15  1Juan 4:20   

A muchos les gusta decir que Dios es amoroso y misericordioso pero no les gusta y olvidan que  Dios es severo y nos disciplina con dureza cuando es necesario. Todos los siervos de Dios en la biblia que le desobedecieron fueron disciplinados duramente por Dios.  Hebreos 12:28-29 

d)  La falta de amor hacia nuestros hermanos y por lo tanto hacia la iglesia, hacia Cristo y hacia a Dios.

La iglesia de Cristo y los hermanos son lo mismo, si no amamos a nuestros hermanos no amamos a la iglesia y no amamos a Cristo, ni a Dios. El amor se manifiesta por nuestras obras, es igual que la fe, si no lo desmostáramos por las obras, nuestro amor es inútil. 1Juan 3:18    

Jesús nos dice que los demás sabrán que somos sus discípulos por el amor que nos manifestemos.

Filipenses 2:5-8  Nosotros deberíamos amarnos de la misma manera, poniendo primero a nuestros hermanos que a nosotros mismos. 1Juan 3:16 

Pero algunos no queremos amar a nuestros hermanos, no nos preocupamos por ellos, no tenemos tiempo para nadie, solo para sí mismo, “estoy muy ocupado no puedo”. ¡Pero Dios sabe que los amo!. Quien no sabe eres tú, que realmente no los ama.

Conclusión:


Estos pecados están carcomiendo a las iglesias de Cristo y está poniendo en peligro la salvación de los hermanos que practican estos pecados, que pasan desapercibidos y silenciosos. Muchos no los notan, pero ahí están.

2 comentarios:

  1. Dios los bendiga hermanos, excelente estudio, saludos desde la iglesia de Cristo en Santa rosa de cabal,Colombia, El Señor bendiga su iglesia en todo lugar. Visiten nuestra web, para que nos conozcan mejor. http://elevangelioolvidado.jimdo.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios le bendiga estimado hermano.
      Gracias por su comentario.
      Dios le de mucha sabiduría
      saludos
      Mario Arellano

      Eliminar