Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 17 de julio de 2013

PORQUE TODO EL QUE QUIERA SALVAR SU VIDA, LA PERDERÁ; Y TODO EL QUE PIERDA SU VIDA POR CAUSA DE MÍ, LA HALLARÁ

Mateo 16:25

Introducción:

La humanidad anda preocupada por su vida, por sus hijos, por familiares, por su trabajo, por la comida, por la casa, por la moda, por la comodidad, por su bien en este mundo. Ellos andan afanados por su vida y por los asuntos relacionados con su entorno. Desde el principio, cuando los humanos empezaron a llenar la tierra y apartarse de Dios, empezó la preocupación por sus vidas. Así fue siempre y así es ahora. En los tiempos de Noé sólo se salvo él y su familia, el resto de la humanidad que existía en aquel entonces murieron en el diluvio. 1Pedro 3:20  Sólo 8 personas fueron salvas y millones de personas fueron condenadas, porque andaban preocupados de sus asuntos y se habían olvidado de Dios. Mateo 24:38-39 

Esto sigue aconteciendo hoy en día, las personas siguen preocupadas por sus vidas, disfrutando de ellas y dedicándole mucho tiempo, por lo cual tienen muy poco tiempo para Dios. Y como en los días de Noé, así será en el día del regreso de Jesús, las personas tendrán puesta la atención en sus vidas y serán condenadas eternamente.

Muchos cristianos no están lejos de este problema, también andan enredados en los asuntos del mundo y de su vida. Tienen poco tiempo para Dios. Su afán, su atención está más en sus vidas que en Dios. Mateo 16:25 

1.  Él que quiera salvar su vida, la perderá.

Tenemos una promesa, él que quiere salvar su vida la perderá. Esta afirmación aplica para todos los seres humanos, pero Jesús se las dijo a sus discípulos después de que Pedro trato de convencerlo para que no cumpliera la voluntad de Dios. Lo regaño severamente, porque no ponía atención a las cosas de Dios, sino en la de los hombres y Pedro quería salvar la vida física de Jesús. Jesús lo llamo opositor, Satanás. Jesús dio un mandamiento para quien quiere ser cristiano, discípulo de Cristo. El que quiera ir en pos de mi, niéguese así mismo, tome su cruz y sígame. Mateo 16:22-24 

Muchos queremos ser seguidores de Cristo, pero no estamos dispuestos a negarnos a nosotros mismos. No estamos dispuestos a sacrificar nuestra vida, nuestros gustos, nuestra comodidad, nuestra familia, nuestro trabajo. No estamos dispuestos a tomar nuestra cruz, que significa sacrificar lo que amamos por causa de Dios. Olvidan que si no se niegan así mismo, no son dignos de ser cristianos, discípulos de Cristo. Lucas 14:26-27 

Muchos afirmaran que si están dispuestos a dar su vida por Cristo,….. Siempre y cuando no falte a mi trabajo, o me sienta mal, o tenga que cuidar a mi hija enferma o a mis nietos, o tenga que preparar mis alimentos o arreglar mi casa o perderme el programa de televisión que está muy bueno o no haya tiempo de lluvia.

Nos ponemos a  nosotros mismos, a nuestras familias, al trabajo, al negocio, a nuestra comodidad, nuestra salud, etc. por encima de Dios, de Jesús y por encima de aquello por lo cual Dios envío a su hijo y por lo cual Cristo sacrifico su vida, la iglesia. Lucas 14: 33   Dios no nos pide que regalemos todo lo que tenemos, Dios quiere que lo pongamos a Él por encima de todo lo que tenemos. Y eso significa poner su voluntad, sus mandamientos su reino, su iglesia por encima de nuestros gustos, de todo lo que poseemos.

Esaú fue un profano que vendió sus bendiciones por un planto de lentejas, así muchos venden su vida eterna por su vida en este mundo. Despreciar a Dios por nuestras vidas tiene graves consecuencias. Hebreos 12:25 

Muchos dicen que aman a Dios pero sus obras, sus acciones lo niegan. Por sus frutos serán juzgados. Mateo 7:16-20 

Este es un pecado grave, poner nuestra vida, nuestra familia o cosas por encima de Dios. 1Juan 2:16 

El resultado, queriendo salvar nuestra vida cómoda en este mundo, perderemos la vida eterna.

2.  Y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará

Este es el sacrificio de ser cristiano, poner a Dios por encima de nosotros mismos, de nuestra familia, de nuestras cosas. Andar pendiente del reino de Dios y no haciendo lo que hacen los mundanos desde el principio viviendo su vida sin importarle Dios y sus cosas. Comiendo, bebiendo, dándose en casamiento, sencillamente esto significa disfrutar de su vida sin importarle Dios. Si ponemos a Jesús primero, obtendremos la vida eterna. Debemos poner la atención en las cosas espirituales. 2 Corintios 4:18 

Muchos andan haciendo tesoros en este mundo, pero Dios nos dice que acumulemos tesoros en el cielo. Mateo 6:19 

Debemos vivir una vida santa y también debemos trabajar para el Señor. Donde más se falla es en  el trabajo que debemos hacer para el reino. No usamos nuestros talentos, ni nuestro tiempo para Dios, todo es para nosotros. 1Corintios 15:58 

Poner a Dios por encima de nuestras vidas, tiene grande bendiciones.  Romanos 2:7-8  Es necesario entender que debemos ser siervos útiles en el reino de nuestro Jesús, la iglesia que son nuestros hermanos y Dios anda buscando aquellos que más adelante se convertirán en hijos de Dios. Verdaderos adoradores en espíritu y en verdad. Jesús necesita de nosotros en su reino, somos su cuerpo, sus huesos, sus miembros, somos su iglesia y Jesús está batallando y ayudando a su iglesia a vencer. 1Corintios 12:27  1Corintios 12:25 

Conclusión:

Pongamos a Dios por encima de nuestras propias vidas, de nuestra familia, de nuestro trabajo, de nuestra comodidad, por encima de nuestra salud y Dios nos bendecirá y obtendremos la vida eterna.

Pongamos nuestra vida por encima de Dios y la disfrutaremos, pero sufriremos eternamente. Juan 5:28-29  

2 comentarios:

  1. Me encanto xq no entendía este pasaje. Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Me encanto xq no entendía este pasaje. Bendiciones

    ResponderEliminar