Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 5 de agosto de 2013

JESÚS ES DIOS

Parte I
EL MESÍAS ESPERADO

Introducción:
Desde los inicios de la humanidad Dios fue revelando a través de inspiración divina a profetas, que vendría el mesías, el ungido de Dios. Estas revelaciones fueron dadas a su pueblo Israel, para que supieran y esperaran a su rey, que los libertaría de la opresión. Ellos esperaron un rey fuerte que luchara contra sus enemigos y los llevará a su antigua gloria. Por siglos esperaron al mesías y lo más lamentable de todo, lo siguen esperando.

Cuando el mesías vino a la tierra, no fue reconocido como tal. Sino que, lo rechazaron. ¿Cómo un hombre hijo de un carpintero, y con una apariencia  común, podía ser el mesías? Como pasa con todos los seres humanos, la envidia y el dejarse llevar por la apariencia, les hizo no reconocer al Cristo. El pueblo de Israel, rechazo a su libertador, y fue desechado por Dios.

¿Sería que el pueblo de Israel no tuvo suficiente claridad en las profecías dadas por Dios, sería que Dios no dio suficiente poder al Cristo y las señales que se hicieron no fueron muchas?
El Mesías, el Cristo, el ungido de Dios, el hijo de Dios y el Dios mismo fue, es y será Jesucristo.
Iniciaremos varios estudios sobre la deidad de Cristo.

1.  Profecías sobre el Cristo.

La palabra hebrea Mesías, significaba ungido, persona consagrada. La palabra griega Cristo significa lo mismo, ungido.

Dios dio mucha información sobre el Mesías mucho antes de su venida. El dio la información necesaria para que su pueblo lo pudiera reconocer cuando apareciera. Al profeta Isaías, Dios le reveló mucho sobre el Mesías, el profeta que más habla sobre el Cristo. En esas profecías le daba cualidades divinas. Isaías 9:6-7 

En estos dos versículos se da una descripción amplia y detallada sobre el mesías. 

A. Anuncia su nacimiento, enseñando que sería un hombre.

B. Habla de su reinado eterno, enseñando que sería rey y no por algunos años, lo dilatado de su imperio sería desde ahora y para siempre. Trayendo paz sobre su pueblo

C. Admirable. Maravilloso, sorprendente. Todo lo que hizo demostró esta cualidad.

D. Consejero. Enseñar con sabiduría, aconsejar. Enseño la voluntad de Dios, con una sabiduría que ningún hombre ha tenido. 

E. Dios fuerte.  Una descripción clara y definitiva, Dios.

F. Padre eterno. Una cualidad que el mismo Jesús atribuyo a su Padre Dios.

G. Príncipe de paz. El trajo la buenas nuevas de salvación y trajo la paz espiritual a la vida de los hombres. El profeta Daniel le fue revelado como el Mesías príncipe. Daniel 9:25  En esta profecía se reveló, se enseño y se estableció la deidad del Mesías.

H. Nacería de una virgen y sería llamado Dios con nosotros. Al mismo Isaías, Dios le revelo que un niño nacería de una virgen y que se le llamaría Emanuel, Dios con nosotros. Isaías 7:14 

I. Se describió como rey y salvador. Dios revelo que sería de una condición humilde, lo llamo salvador. Sería el salvador de su pueblo. Zacarías 9:9  Hay más profecías pero la iremos analizando en otros estudios. Lo que debe quedar claro es que Dios enseño mucho antes de que viniera el Cristo sus cualidades divinas.

2.  El mesías con el pueblo de Israel

Aún con estas descripciones que Dios dio sobre el mesías, el rey justo que vendría, el pueblo de Israel lo rechazo. Jesús dio muchas señales de quién era, sus obras hablaban de su deidad  y Dios estuvo con él demostrando que era su enviado, su ungido, el mesías esperado. A los doce años Jesús daba muestras de su sabiduría tanto que los doctos de la ley se sorprendían de sus palabras. Lucas 2:46-49  

Las señales, prodigios y milagros junto con la sabiduría que manifestaba, eran demostración inequívoca de que él era quien decía ser y que Dios estaba con él. Esto no lo entendieron ni lo aceptaron los judíos. Jesús decía por qué y para que hacía estos milagros. Para confirmar que era enviado por Dios, lo que significaba que era ungido por Dios, para hacer lo que se le había mandado. Juan 5:36  

Dios estaba con él, siendo Jesús su mensajero. Juan 10:37-38  

Por lo tanto, todo lo que decía y enseñaba era la voluntad de Dios para su pueblo. Pero también demostraba que era diferente a otros profetas porque los milagros que Jesús hizo no fueron hechos por profetas antiguos. Por ejemplo Elías resucito a un niño, pero no lo hizo con el poder con que lo hizo Jesús, el niño estaba recién muerto y Elías tuvo que hacer algunas cosas antes de que la vida volviera al niño, pero Jesús con dar la orden las personas eran resucitadas. Elías también múltiplo la harina y el aceite de la viuda de Sarepta, pero no como lo hizo Jesús que fue capaz de alimentar a miles de personas. Las señales y milagros de Jesús fueron portentosos, maravillosos, admirables, únicos. Juan 14:10-11    

La mayoría de los judíos no lo entendieron, porque su corazón era duro. Jesús anduvo haciendo grandes milagros. Pero los judíos lo rechazaban. Ellos no aceptaban que Jesús se hiciera igual a Dios, no aceptaban que se hiciera llamar como hijo de Dios.

A.   Jesús tenía el poder de resucitar. El milagro de Lázaro.

Cuando resucito a lázaro, hizo una maravilla, dar vida a un muerto que ya estaba en descomposición, ante esta hazaña los principales del pueblo en vez de reconocer quien era, planificaron como asesinarlo. Juan 11:53.

B.  Jesús sanaba pero también perdonaba pecados.



Ellos tropezaron porque Jesús le perdonaba los pecados a quienes creían en él, y para ellos sólo Dios perdonaba pecados. Esto les llevaba a pensar que Jesús era un blasfemo en vez de reconocer su deidad. Marcos 2:4-12 
Ellos no entendieron las escrituras que el mesías haría estas maravillas. Que la libertad que Dios prometía era libertad a los cautivos del pecado. Isaías 61:3 

C.  Jesús se hacía hijo de Dios, por lo tanto igual a Dios.

Otra razón por las cuales tropezaron era que no aceptaban a Jesús como a hijo de Dios. Para ellos eran un hombre más, tal vez un profeta, pero no el mesías, el hijo de Dios. Juan 9:35-39 

Antes de asesinarlo le preguntaron si era el hijo de Dios, porque querían no confirmar que era el hijo de Dios, sino querían tener argumentos para asesinarlo. Marcos 14:60-64 

Conclusión:

Dios le revelo a los judíos la deidad del mesías antes de que el viniera, le dio descripciones, cualidades que pudieran permitirles reconocerlo cuando apareciera, pero ellos no quisieron aceptarlo. Juan 5:18   


Dios como Dios de orden, les dio información suficiente a los judíos para que reconocieran al Cristo, al hijo de Dios. Jesús es Dios, y las escrituras lo evidencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada