Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 16 de diciembre de 2013

EL DIOS DEL CIELO LEVANTARÁ UN REINO QUE NO SERÁ JAMÁS DESTRUIDO

Daniel 2:44

Introducción:

A través de la historia reinos han surgido y se han hecho poderosos y así mismo como aparecieron se debilitan y desaparecen. Tenemos muchas historias de reinos que se convirtieron en imperios gigantescos y poderosos que dominaron gran parte de los pueblos de la tierra. La biblia hace mención del imperio de babilonia, del medo-persa, de una manera indirecta del griego y también del romano.

Desde tiempos antiguos Dios y sus profetas hablaron de un reino que no sería jamás destruido, no tendría fin. Este reino triunfaría sobre todos los reinos de la tierra. En este reino serían benditos todos los pueblos sobre la tierra. Daniel fue uno de los profetas usados por Dios para anunciar este reino eterno. A Daniel se le dio visiones de imágenes de hombres o de animales que representaban reinos, reinos que habrían de venir y también se anunciaban su fin. Pero de todos esos reinos y en medio de estas revelaciones se menciona brevemente de un reino eterno. Daniel 2:44  ¿Cuál es este reino?

  1.        ¿Qué es un reino?

El diccionario rae lo define de la siguiente manera: Territorio o Estado con sus habitantes sujetos a un rey.
Entonces un reino es un territorio dominado por un rey, esto incluye las personas que allí habitan. Cuando la biblia habla de un reino está hablando  de lo mismo, de un rey con su pueblo. Un pueblo puede llegar a tener muchos reyes, porque estos mueren y otros toman su posición.

  2.        Profecías sobre el reino, el rey  y las personas que pertenecen a este reino.

El reino eterno profetizado no va a tener el fin que han tenido los otros reinos de la tierra, Este reino no sería jamás destruido. Ni otro pueblo tomaría ese reinado, esto significa que no serían sometidos por otro pueblo. Este reino destruiría a los demás pueblos.

a)  El rey.

Este reinado no va ser como los otros que han tenido muchos reyes, este tendrá un solo rey. Si el reino es eterno entonces este rey debe ser eterno. Isaías 9:6-7 

Esta profecía recae sobre Jesucristo, quien es el rey. y es ratificado por la siguiente profecía también cumplida en Jesús. Zacarías 9:9 

Esta profecía se cumplió con la entrada triunfal en Jerusalén. Mateo 21:2-9

A Judá se le anuncio que vendría Siloh: portador de paz, en quien se reunirían todas las naciones. Génesis 49:10 

b)  El pueblo que pertenece al reino.

Este rey tiene un pueblo sobre quienes gobierna. Este pueblo fue profetizado de muchas maneras y en diferentes momentos. Por ejemplo a Abraham se le dijo que en él serían benditas todas las familias de la tierra. Génesis 12:1-3 

Este pueblo no vendría de una sola nación, sino que vendría de muchas naciones y se convertiría en un solo pueblo, este pueblo dejaría de ser un pueblo de guerra. Isaías 2:2-4 

Otra profecía sobre el pueblo. Isaías 55:4-5 

El rey pondría en el corazón de su pueblo sus leyes. Jeremías 31:31-33 

  3.        ¿Quiénes son el pueblo que pertenece al reinado de Jesús?

Muchos fallan en entender la palabra de Dios, todavía millones piensan que el pueblo de Dios es el Israel actual y en eso se equivocan. Dios hizo un pacto nuevo y lo hizo con un pueblo que antes no se llamaba su pueblo. Hebreos 12:22-24 

El nuevo pacto está establecido no para el Israel físico, sino para el Israel espiritual, el Israel que se somete a dicho pacto. Pablo le escribió a la iglesia que estaba en Colosas y los llamo santos y fieles. Colosenses 1:2 

A esta iglesia le dijo que ellos habían sido trasladados al reino de Jesucristo. Colosenses 1:13-14  Ellos fueron sacados del reino de las tinieblas y llevados al reino de Jesús.

La iglesia son los llamados a salir del mundo y del pecado y ser parte del reino de Dios. La iglesia es el reino de Jesús, la iglesia es el pueblo de Dios conformado por personas de diferentes naciones y pueblos. Hebreos 12:28 

En la iglesia se cumple la profecía que en Abraham serían benditas todas las familias de la tierra, porque de él vino Jesucristo. La iglesia es el pueblo en cuyos corazones se han escrito las leyes de Dios. Cuando Dios hizo pacto con David agrego una profecía que se cumpliría en Cristo y en su pueblo: la iglesia. 2 Samuel 7:16 

Esta casa, es la casa de Dios, la iglesia, que permanece para siempre, no tiene fin, no puede ser destruida. 1Pedro 2:5 

La casa de Dios, sobre la cual el reina, en los corazones de aquellos que aceptamos y obedecemos la voluntad de Dios. 1Timoteo 3:15
 
  4.        Este reino no será destruido.

Su rey es eterno, el pueblo no morirá y no vendrán otros, como en los reinos de la tierra, sino que es un pueblo que va a vivir eternamente, que ya está gozando de la vida eterna. La muerte, ni el hades, ni nada podrá acabar con el reino. Mateo 16:18  

Conclusión:


El reino profetizado por Daniel es la iglesia de Dios, la cual es gobernada por Jesucristo, nadie la puede destruir, permanecerá para siempre y nosotros somos parte de este reino eterno. La iglesia terminaría destruyendo a los demás pueblos desobedientes por su obediencia a Dios, no tendrán excusas, si se podía vencer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada