Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 1 de enero de 2014

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

1 Tesalonicenses 4:1

Introducción:

Estamos terminando un año. Gracias a nuestro Dios, un año más de vida. En esta época las personas comienzan a evaluar las cosas que no lograron conseguir durante el año y se establecen objetivos o propósitos o metas a lograr en el año que está por comenzar. De acuerdo a sus necesidades, se establecen metas para mejorar sus vidas. Todas son enfocadas a conquistar o lograr mejores finanzas, mejor empleo, conseguir esposa o esposo, poder hacer viajes hacia el interior o exterior del país, comprar casa o apartamento, bajar de peso, buscar mejor salud, comprar los muebles que no pudo comparar, etc.

El problema de todo esto es que no toman en cuenta a Dios y si lo llegan a tomar en cuenta no es para obedecerle y agradarle sino para que Dios le cumpla sus deseos.

Como hijos de Dios debemos planificar nuestras vidas, pero no como lo hace el mundo, este un momento para evaluar nuestra vida espiritual y determinar lo que hicimos mal, lo que no hicimos y decidir hacer lo que a Dios le agrada, mejorando cada vez más nuestro obediencia y santidad. Pablo exhorto a los hermanos a actuar de acuerdo a lo que convenía y seguir agradando a Dios cada vez más. 1Tesalonicenses 4:1

Entre los planes del próximo año, pongamos en primer lugar agradar a Dios viviendo de acuerdo a su voluntad.

  1.        Propongámonos cambiar para agradar a Dios.

Querer cambiar lo que Dios le desagrada es una excelente meta para este año. Efesios 4:22-24  Si hemos sido codiciosos, chismosos, murmuradores, perezosos para las cosas de Dios, con una fe débil, algunas veces incrédulos, rencorosos, hemos sido jueces, apáticos, iracundos, groseros, amadores de sí mismos, sin misericordia, vanagloriosos, impetuosos, amadores de los deleites y de nuestras vidas carnales, que de Dios   etc. es hora de decidir cambiar. De abandonar esas acciones que ofenden y desagradan a Dios.

Establezcamos como meta cambiar lo que aún tenemos del viejo hombre y agrademos a Dios en esto.

  2.        Propongámonos dedicar más tiempo a predicar el evangelio.

Si hemos sido perezosos, apáticos para predicar el evangelio a nuestros vecinos, a las personas desconocidas en la calle, a nuestros compañeros de trabajo o de estudio, es hora de agradar a Dios, estableciendo como meta dedicar más tiempo a anunciar el evangelio. Dios se agrada que lo hagamos. 1Pedro 2:9 

Dios nos ha escogido  como pueblo no solo con el objetivo de bendecirnos, el desea un pueblo celosos de buenas obras, un pueblo con el deseo de hablar constantemente de aquel que murió  por él. Tito 2:14 

Si amamos a Cristo y valoramos lo que hizo por nosotros, hablamos más de él. Romanos 10:14-15 

Planifiquemos para el próximo año dedicar más tiempo a predicar el evangelio. Agrademos a Dios en esto.

    3.            Propongámonos orar constantemente y por más tiempo.

La oración es el medio mediante nosotros nos comunicamos con Dios. En la oración alabamos a Dios, le agradecemos, reconocemos su grandeza, le pedimos por nuestra vida, le pedimos ayuda, le pedimos que nos bendiga, que bendiga a nuestras familias, que bendiga nuestro hogar, nuestra casa, nuestro trabajo, negocio, en ella le pedimos fortaleza espiritual, le rogamos que nos ayude a soportar las pruebas y que también nos ayude  a salir de ellas. 1Tesalonicenses 5:17  Dios nos pide, desea, quiere que estemos en comunicación constantemente.

Como podemos decir que amamos a Dios y no tenemos tiempo suficiente para orar. Muchos oran muy poco tiempo durante el día, se acuerdan de Dios cuando van en el metro, cuando ya a han salido de su casa. Pero no tienen tiempo, no se planifican para dedicarle tiempo a Dios para comunicarse con Él.

La oración es un mandamiento y debemos ser constantes, organizados con ella. Colosenses  4:2 

Es necesario ser agradecidos para con Dios y decidir cambiar este actitud y dedicar mas tiempo a la oración. Agrademos a Dios con la oración.

    4.            Propongámonos a estudiar más la biblia.

Romanos 10:17 Cristiano que no le dedica tiempo a la lectura y a la meditación de la palabra no crecerá espiritualmente rápido. Nosotros cuando nos bautizamos conocemos muy poco de la palabra, pero a medida que avanzamos con los años y estudio de la biblia, vamos creciendo espiritualmente, maduramos espiritualmente y cada vez agradamos más a Dios.

Andamos por fe, pero si no se sabe nada su fe es poca, muy débil y no sabe como agradar a Dios. La palabra de Dios nos puede ayudar para agradar cada vez más a Dios. 2 Timoteo 3:16-17 

Dios desea un pueblo con conocimiento y que se esfuerce por crecer en el conocimiento de su palabra. Colosenses 1:10 

Decidamos a partir de este año dedicarle más tiempo al estudio de la biblia.

    5.            Propongámonos a amar a nuestros hermanos.

La falta de amor dentro del  pueblo de Dios es un problema grave. Por lo general es uno de los pecados que a muchos le cuesta corregir y en algunos casos no quieren corregir. La apatía y el desamor hacia los hijos de Dios, es una enfermedad espiritual que a muchos hermanos y a muchas iglesias, los está llevando hacia la perdición eterna.

Los mandamientos más importantes de toda la biblia están sujetos al amor, el amor a Dios y el amor al prójimo y mayormente a la familia de la fe. Como su familia, Dios quiere que nos amemos, Jesucristo quiere que nos amemos como él lo hecho con nosotros. Juan 13:34  1Juan 3:16 

Podemos conocer toda la biblia, podemos vivir en santidad, podemos obedecer a Dios en muchos mandamientos, pero si no amamos a nuestros hermanos, estamos mal ante Dios. El amor es más que palabras, son hechos, son acciones. 1Juan 3:18 

Por otro lado, podemos hacer muchas cosas para Dios y para los hermanos pero si no tenemos amor, nada somos. 1 Corintios 13:1-3  El amor es un asunto muy serio, porque por una razón u otra podemos estar haciéndolo mal, porque amamos de palabra y no de hechos o porque hacemos y obramos sin amor.

Pongámonos por meta agradar a Dios amando verdaderamente a nuestros hermanos.

  6.        Propongámonos servir más a Dios en todo.

La parábola de los talentos nos da una seria advertencia a todos los siervos de Cristo, a todos nos han dado talentos. Cristo espera que multipliquemos esos talentos. Muchos creen que los talentos que deben multiplicar son los de este mundo como hacer negocios, cocinar, estudiar, trabajar, acumular cosas, no. Cuando Cristo regrese nos va a pedir cuentas por lo que nos dio. No podremos decirle aquí tiene una casa y un carro, un título universitario,  una cuenta bancaria llena de dinero, etc. Cristo nos va pedir cuentas por lo que hicimos en su reino, como trabajamos para ayudar en su reino y que beneficios le trajo a Cristo lo que hicimos. Mateo 25:14-19 

Debemos proponernos a trabajar más en el reino de Dios, descubrir nuestros talentos y ponerlos en uso, porque eso agrada a Dios. Mateo 25:28-30  Cristo no quiere siervos inútiles, sino aquellos que se esfuerzan por agradarle en todo momento. 1 Corintios 15:58 

Conclusión:

Está terminando este año, muchos están planificando su vida material para el próximo año.
Nosotros los hijos de Dios planifiquemos mejorar nuestra vida espiritual y agradar más a Dios, tomemos en cuentas estos puntos y mejoremos.


Recordemos siempre pedirle a Dios que nos ayude a lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada