Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 1 de enero de 2014

SI NO TENEMOS AMOR NADA SOMOS


1 Corintio 13:2

Introducción:

Hemos estudiado el amor desde el punto de vista de los mandamientos que Dios nos ha establecido: Tales como preocuparse, servirse, sobrellevar las cargas, asociarnos entre nosotros, velar por los asuntos de los demás, animar, edificarnos, etc. Estos son mandamientos que debemos cumplir como discípulos de Cristo.

Pero el amor tiene cualidades que se manifiestan en las personas que lo tienen. El que tiene amor lo manifiesta en sus pensamientos, en sus sentimientos, en sus actitudes y en sus acciones.

Podemos ayudar a nuestros hermanos con dinero y no tener amor. Podemos visitar a los enfermos y no tener amor. Podemos ser obedientes a ciertos mandamientos y no tener amor. Podemos dar nuestra vida por el prójimo y no tenemos amor.  Es necesario que todo esto exista el amor. Si no tenemos amor nada somos. 1 Corintios 13:1-3 

Estamos hablando de aquellos que hacen por su prójimo, por su hermano, pero lo hace sin amor. El amor es un fruto del Espíritu Santo. Gálatas 5:22

Aquellos que no hacen nada por su prójimo ni por su hermano, sencillamente están desobedeciendo a Dios y  no tienen amor ni interna ni externamente.

1.  No está bien hacer las cosas sin amor.

Leímos en corintios que podemos hacer grande cosas por los demás y no sirve de nada. En aquel entonces podían hablar en lenguas pero como un metal que da sonido pero no se escucha nada melodioso. No llegaba a Dios ni a nadie. Se podía tener una gran sabiduría pero si no se tenía amor de nada servía. Se podía entregar todo, sus posesiones materiales, dinero, casa y de nada servía, inclusive se podía entregar la vida por otros y si no se tenía amor, de nada sirve. Sin amor nada somos. Es necesario que en todo lo que hagamos este el amor presente. 1 Corintios 16:14 

2.  El amor es una cualidad y un mandamiento muy serio.

Por la falta de amor muchos no gozaran de la vida eterna, es un pecado que es difícil detectar, pero que existe y Dios conociendo esto nos enseña y nos pide en toda su palabra que amemos. Él lo pide porque Él es amor y entiende lo importante que es.

El amor es necesario para alcanzar la sabiduría en la palabra de Dios, podemos aprender toda la biblia, podemos tener una fe firme, podemos tener un conocimiento profundo de la palabra de Dios, y no se tiene amor de nada sirve, no hay sabiduría. Cuando se habla del crecimiento espiritual de los miembros de la iglesia se hace referencia al amor. Efesios 4:14-16 

Para crecer espiritualmente es necesario haber desarrollado el amor. Sin amor no lo lograríamos. El amor es necesario para alcanzar madurez espiritual. Colosenses 2:1-3  si no hay amor realmente no hay unidad. Dios espera que nosotros aprendamos amarnos y en base a esto crezcamos espiritualmente.

Después de Dios y de Cristo, el amor debe ser el vínculo que nos mantenga unidos, fuertemente unidos.  Colosenses 3:14


Cuando hay amor, no se tapa el pecado, no se deja pasar el pecado, se condena el pecado con firmeza,  pero el amor permite que se supere el pecado, y al que cometió la falta se le da la oportunidad de arrepentirse y de corregir el error, pero cuando no hay amor se condena no solo al pecado, sino al pecador y se le hunde más en vez de ayudarlo a salir adelante. 1 Pedro 4:8  Cuando hay amor se busca restaurar, ayudar y no condenar.

3.  Cualidades del cristiano que tiene amor en su corazón.

La carta de corintios nos sigue enseñando sobre este tema, el cristiano que tiene amor: 1 Corintios 13:4-7 

Es sufrido

El cristiano con amor aguanta, soporta, sufre el agravio, soporta lo bueno y lo malo que hay en otros hermanos. Tiene un ánimo que aguanta, no es como aquellos que todo le desagrada, todo lo critican, nada les parece bien. 

Es benigno 

No sólo aguanta, sino que actúa con benevolencia hacia su prójimo, muestra su espíritu manso,  es amable, es bondadoso, inclusive en su apreciación de sus hermanos. 

No es envidioso, no es celoso.

 Quien tiene amor no permite que sentimientos negativos llene su corazón. 

No es Jactancioso.

El jactancioso es una persona que alardea de lo que es, de lo que sabe, de lo que tiene. En el pueblo de Dios un jactancioso o fanfarrón es aquel que siempre habla de sí mismo poniéndose en alto.

No se envanece.

Esta palabra tiene el significado de una persona que se infla como se infla los sapos, se cree superior por cualquier cosa, porque sabe más, porque habla mejor, porque hace más, porque es más fiel, etc. Su orgullo se infla, se hincha. Tal vez no lo dice abiertamente pero si se cree superior.

No hace nada indebido.

Un cristiano con amor considerará hacer algo que no esté bien, inclusive puede ser que no sea pecaminoso, pero que es inapropiado, o que no tiene decoro hacerlo hacia un hermano. Es algo que puede hacer tropezar a otro.

No busca lo suyo.

Siempre busca el bienestar de su hermano y no el suyo propio. Primero esta su hermano y después esta él mismo. Se preocupa por el bien del otro antes que del suyo.

No se irrita.

No se enoja, no se molesta con facilidad. Hay personas que se irritan con mucha facilidad,  pierden la paciencia con facilidad.

No guarda rencor.

La palabra en si significa no recuerda ni guarda lo malo en su corazón, no atesora pensamiento negativos. No tiene contaminado su corazón.

No se alegra ni aprueba lo malo, lo injusto, pero aprueba y alegre en lo correcto.

Algunos se alegran cuando otros sufren por cualquier causa o aprueban la maldad de otras personas. El cristiano señalara lo malo y no lo aprobará. Y lo que es de buen nombre, lo que es moralmente correcto lo aprobará.

Todo lo sufre.

En todo es paciente, tiene un carácter manso que no se descompone con facilidad.

Todo lo cree.

Una gran falla de muchos cristianos es la desconfianza, la malicia. No creen en la santidad de sus hermanos, no creen lo que dicen sus hermanos, piensan que no dicen la verdad, todo no lo creen. Hasta no tener pruebas firmes de que alguien anda en pecado, no debemos desconfiar del hermano, ni debemos pensar que esta en pecado.  Debemos confiar en nuestros hermanos.

Todo lo espera.

No desconfía de su hermano, no piensa que su hermano le va hacer algo malo, sino sencillamente confía, deja todo en manos de Dios.

 Todo lo soporta.

El cristiano con amor todo lo soporta, tiene entereza ante todas las situaciones, aguanta, entiende, ayuda, ama.


4.  El amor es muy importante.

Pablo termina su enseñanza sobre el amor diciendo que el amor es mayor que la fe y la esperanza. La fe y esperanza son vitales para nuestra salvación pero el amor también. 1 Corintios 13:13 

Por el amor seremos juzgados, por amor sabrán si somos discípulos de Cristo o no, por amor estaremos unidos, por amor alcanzaremos sabiduría, con amor honraremos y agradaremos a Dios. 1Juan 4:8 

Conclusión:


El amor y su manifestación hacia nuestros hermanos es necesario para poder vivir eternamente. 1Juan 4:16  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada