Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

martes, 11 de febrero de 2014

COMO VENCER LAS DIFICULTADES.

El ejemplo de Gedeón

Introducción:

Es indudable que las dificultades o adversidades o problemas llegan a nosotros en  diferentes momentos de nuestras vidas y en cada una de ellas llega de diferentes maneras.

Los cristianos pasamos por dificultades que nos causan angustias, tristeza, miedo, desanimo, afán, llanto, dolor, rabia, etc. Algunas dificultades pueden durar solo minutos como otras duran años. Enfermedades, escasez, problemas familiares, accidentes, enemistades, pérdida, robo, etc. están en la vida de todas las personas.

Por lo general la gran mayoría de las personas se sobreponen a las dificultades y siguen adelante con su vida otras son vencidas por las dificultades y caen en la droga, el alcohol, el abandono o el suicidio.

Para nosotros los cristianos, las dificultades, pueden ayudarnos a salir fortalecidos en la fe o pueden hacernos debilitarnos en la fe e inclusive abandonar el camino de la salvación. Las dificultadas nos pueden llevar a madurar espiritualmente y se fortalecidos en la fe o nos pueden llevar a abandonar la fe y perder la vida eterna. Las pruebas nos pueden ayudar a fortalecernos en la fe y convertirnos en hombres y mujeres de Dios de gran utilidad en el reino de Dios o pueden hacernos abandonar a Dios y a su palabra.

La biblia tiene mucho que decirnos, que aconsejarnos, que enseñarnos cuando estamos pasando por dificultades. Hoy estudiaremos la vida de Gedeón, un hombre disminuido y sometido bajo el miedo a sus enemigos pero que llego a convertirse a un héroe de la fe. Hebreos 11:32-34 

  1.        El pecado trae consecuencias sobre nuestras vidas.

A pesar de las enseñanzas que la biblia tiene para nosotros sobre la voluntad de Dios, que sus hijos no pequen, sin embargo muchos cristianos son duros de corazón y no abandonan el pecado u otros aun sabiendo que están desobedeciendo a Dios hacen cosas que a Dios le desagrada. La biblia nos enseña que Dios nos disciplina, nos corrige y muchas veces lo hace de una manera severa. Nunca olvidemos que muchas dificultades o problemas que tenemos,  nosotros mismos nos lo buscamos.

El pueblo de Israel no fue diferente, pecaron, abandonaron a Dios y Dios los entrego en manos de sus enemigos. Jueces 6:1-6 

Sus enemigos iban a sus sembradíos, a su ganado, sus cosechas y se la robaban, se la comían y los empobrecían sobre manera, no podían prosperar. Era tan grave la situación que no les dejaba nada que comer. Gedeón vivió en esta época donde Dios entrego a Israel bajo el yugo de sus enemigos. Jueces 6:7-10 

  2.        Ante las dificultades. muchos se acobardan, se desaniman.

Los israelitas pasaron durante 7 años una dura prueba, dificultades graves y a causa de esto se escondían en las cuevas, o hacían cuevas donde esconderse, escondían lo que cosechaban, estaban asustados, acobardados. Y Gedeón no era diferente. Jueces 6:11  El lagar era un sitio donde se pisaba la uva para extraer el jugo o la aceituna para extraer el aceite, y Gedeón para tratar de engañar a sus enemigos, sacudía el trigo en el lagar

  3.        Las dificultades impiden que muchos vean a Dios actuando en sus vidas. 

Cuando se está en una situación difícil, la angustia, el miedo, el desanimo o la rabia no permite observar la mano de Dios actuando en nuestras vidas. Muchos piensan que Dios los abandono. Pero nunca olvidemos que Dios permite las pruebas en nuestras vidas y él nunca nos abandona a no ser que nosotros nos apartemos de él.

Gedeón pensaba que Dios les había abandonado, pero no era cierto, Dios los estaba disciplinando, corrigiendo. Jueces 6:11-13 

La duda es una mala enemiga, Dios se le presenta a este hombre a través de un ángel y Gedeón le recrimina y no le cree. Muchos cristianos actúan igual que Gedeón, se les dice que Dios está con ellos, que Dios los va ayudar a salir de esa situación y no creen y reniegan de lo que dice Dios en su palabra.

  4.        Las dificultades hunden a muchos en la derrota  y otros se levantan contra ellas.

Dios le dice voy a liberarlos de sus enemigos, de este problema, de este yugo pero te voy a usar a ti. Muchos reaccionan como Gedeón: pero no tengo nada, soy pobre, no se hablar, no puedo soportar la angustia, mírame como yo me veo: incapaz de resolver mi problema, y no me mires como a un hijo de Dios, quien me ayudará a vencer. Jueces 6:14-15 

Y el ángel tuvo que repetírselo. Ve yo estoy contigo. Jueces 6:16 

Gedeón veía su  situación, sus debilidades y pensaba que no podía hacer lo que Dios le estaba pidiendo y estaba perdiendo de vista que Dios era quien le iba a dar la victoria. Nosotros vamos a vencer las dificultades porque Dios nos va a dar la victoria. Pero a pesar de que le creyó al ángel, aún en su corazón seguía la duda. Jueces 6:17-21 

Muchos quieren señales de Dios, le piden que les dé una señal para poder seguir adelante. Pero La noticia es que nosotros andamos por fe, no por vista. Aunque no veamos ni moverse una hoja, debemos creer que Dios está con nosotros. Muchos quieren probar a Dios con un vellón. Son tan duros como Gedeón, quieren señales. Jueces 6:36-40   

  5.        Debemos confiar en Dios.

Dios está con sus hijos, la biblia nos enseña que Dios nos aguarda y nos ayuda en todo momento de nuestra vida, entonces cuando vienen las dificultades debemos aguantar, soportar, no dejando de confiar a Dios. Aunque estemos en dificultades nuestra fe debe fortalecerse, crecer y mantenernos firmes y vendrá la solución. Gedeón a pesar de sus dudas confió en Dios.

  6.        Actuemos para resolver el problema.

Aunque Dios está con nosotros, nosotros debemos hacer nuestra parte, debemos obrar, actuar para resolver el problema.
Si estamos en escasez salimos a buscar empleo o nos ponemos a vender algo. Si estamos enfermos vamos al médico, nos hacemos nuestro tratamiento. Si tenemos dificultades familiares, o personales buscamos la manera de resolverlo. Dios estaba con Gedeón pero tenía que hacer lo que se le mandaba. Dios le ordeno que sacrificara un toro y derribará el altar del ídolo que tenía el pueblo. Se iba a echar a toda esa gente de enemigo y de hecho fue así lo querían matar. Pero Dios estaba con él. Jueces 6:25-32

Y después Dios  derrota a todos sus enemigos de una manera espectacular, maravillosa, poderosa. No necesito a todo el pueblo sino sólo a trescientos hombres. Jueces 7:1-25
 
Conclusión:

Confiemos en Dios, tengamos la certeza de que está con nosotros y el nos ayudará a resolver el problema, la dificultad. Porque Dios está con nosotros.

Si Dios con nosotros quien contra nosotros. ¿Un problema? no


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada