Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

martes, 11 de febrero de 2014

FIELMENTE TE CONDUCES CUANDO PRESTAS ALGÚN SERVICIO A LOS HERMANOS

3 Juan 5

Introducción:

Predicar el evangelio es una responsabilidad que debe tener todo cristiano. Enseñar la verdad a todas las personas a quienes podamos predicarles es nuestra responsabilidad.

Otra responsabilidad es enseñar y edificar a toda persona que se hace cristiano, con el objetivo de que madure espiritualmente, que crezca en el conocimiento y la obediencia a la voluntad de Dios.

Los evangelistas o predicadores tienen la responsabilidad de enseñar la palabra de Dios y de corregir lo deficiente. Pablo le recuerda a Tito para que había sido enviado a Creta. Tito 1:5 

Los evangelistas trabajan en la iglesia local pero también apoyan y ayudan a iglesias en otras localidades cuando estas así lo requieren. Hay iglesias que tienen problemas doctrinales y piden ayuda a evangelistas preparados que pueden ayudar a entender la palabra de Dios. 2Timoteo 4:1-2 

Otros evangelistas sencillamente tienen la disposición de visitar las iglesias con el fin de confirmar el ánimo de los hermanos. 1Tesalonicenses 3:2 

Los evangelistas tienen una gran responsabilidad ante Dios y los hermanos. Y muchos están esforzándose por cumplirla. Pero los cristianos tienen una gran responsabilidad ante los evangelistas y predicadores. De las cartas escrita por los apóstoles, hay una carta muy corta pero con muchas enseñanzas para aquellos que amamos a Dios.

En esta carta Juan le habla a un hermano amado por él, por los hermanos y por Dios. Un hermano hospedador, diligente en el servicio a los santos, alabado por Juan, por sus hermanos en la fe tanto conocidos como desconocidos. Gayo un cristiano ejemplar, quien ponía a los hermanos por encima de su vida, de su casa, de su comodidad, de su economía.

Un cristiano que no cesaba de ayudar a los hermanos y especialmente a los desconocidos. Un cristiano fiel. Si tenemos un corazón humilde y no soberbio el buen ejemplo de Gayo, retorcería nuestra conciencia por que muchos no nos parecemos en nada a él.

Gayo entendía lo que muchos de nosotros no han entendido y que tal vez algunos nunca entenderán: Los hermanos que vienen de otras localidades, de otros países vienen de parte de Dios, aunque nos cueste entenderlo por alguna razón u otra, Dios está permitiendo que un evangelista nos visite y con ello vienen bendiciones espirituales de Dios, que muchos despreciamos. Gayo ha sido reconocido como un hermano ejemplar. Romanos 16:23 

¿Que sabía gayo que nosotros no sabemos o no nos interesar recordar?

1.    Conducirnos con fidelidad ante Dios.

Gayo actuaba correctamente, fielmente a Dios sin conocer a los hermanos que les visitaban. No le importaba, lo que quería era servirles, ayudarlos. Lo hacía no por vana gloria, no lo hacía por intereses mezquino.
NVI 3 Juan 5 Querido hermano, te comportas fielmente en todo lo que haces por los hermanos, aunque no los conozcas.

2.  Debemos servir en el reino de Dios.

Todos somos siervos de Dios y debemos servirnos unos a otros. Siervos útiles que pongamos a disposición de Dios, de la iglesia y de los hermanos nuestros talentos. Lo hacemos por amor. Gálatas 5:13.

3.  Especialmente a los que vienen de afuera.

A los desconocidos o a los que vienen de afuera debemos ayudarlos, hospedarlos, hacerlos sentir que los amamos aún sin saber quiénes son, que apreciamos el servicio que ellos vienen a prestarnos a nosotros.

DHH 3Juan 5 Querido hermano, te estás portando fielmente en el servicio que prestas a los demás hermanos, especialmente a los que llegan de otros lugares.

4.  Los evangelistas que nos visitan lo hacen por el amor que ellos le tienen a Dios.

A veces los seres humanos vemos la apariencia física de las personas que apenas estamos empezar a conocer y tendemos a menos preciarlos, o a veces no hablan con la fluidez que nos gustaría, pero saben que: vienen de parte Dios.

El evangelista entiende lo que Dios necesitaba de él y se esfuerza por cumplirla, no se preocupa si a donde llega lo atienden, lo hospedan y lo escuchan.  3 Juan 7 

Ellos no lo hacen porque los hermanos de tal país son muy buenos y atentos, no, ellos no saben cómo somos y muchas veces consiguen desamor y  dejadez. Pero no les importa aún así nos aman y aman a Dios.

5.  Es un mandamiento ser hospitalarios con estas personas para que podamos cooperar con la predicación de la verdad.

Cuando ayudamos, cooperamos, servimos y apoyamos a los evangelistas que vienen de otra parte estamos ayudando en los planes de Dios, de que la verdad sea predicada y de que seamos edificados, enseñados por estos hermanos. 3 Juan 1:8 

Acoger, ser hospitalario es recibir a esta persona. El significado de hospitalidad es amor al extranjero. ¿Amamos al hermano desconocido? ¿Estás dispuestos hacerlos sentir como en su casa?  o estamos dispuestos a recibirlos pero que no molesten mucho o sencillamente no me interesa estoy ocupado con mi vida. Hebreos 13:2 
6.  Ellos dan testimonio ante la iglesia del amor que se le ha demostrado y de nuestra fidelidad a Dios.

Debe ser fácil para un evangelista cuando regresa a su país hablar de la hospitalidad y el amor de los hermanos en los países que visitaron. “Me atendieron muy bien, me trataron excelentemente, estaban ansiosos por escuchar lo que les quería enseñar, son unos hermanos maravillosos. Y debe ser bien difícil dar testimonio de iglesias tibias que no le mostraron la mínima hospitalidad. Me imagino a los hermanos preguntándole: ¿cómo te fue, que tal los hermanos? 3 Juan 6 

¿Qué testimonio podrán ellos dar de nuestro amor?

BLS 3 Juan 6 Ellos le han contado a toda la iglesia cuánto los amas. Por favor, ayúdalos en todo lo que necesiten para continuar su viaje. Hazlo de tal modo que resulte agradable a Dios.

Conclusión:

Hermano o hermana 

¿Te pareces a Gayo? 

¿Eres hospitalario?

¿Amas a tu hermano que viene a predicarte la palabra?


¿Amas a Dios, tus obras lo demuestran? 1Tesalonicenses 5:12-13  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada