Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

martes, 4 de marzo de 2014

ORAR SIEMPRE Y NO DESMAYAR

Lucas 18:1

Introducción:

Jesucristo uso una parábola para enseñar a sus discípulos que debían orar en todo momento. En la parábola de la viuda Jesús les muestra la necesidad de orar constantemente sin caer en el desanimo, por el hecho de que no vieran soluciones inmediatas a sus problemas. La oración es la forma como nos comunicamos con Dios, le podemos hablar, expresarles lo que sentimos, nuestras inquietudes, nuestras necesidades, en la oración podemos glorificarlo, alabarle, reconocer su grandeza. Solo es necesario un momento, un lugar y el deseo de comunicarnos con Dios y de inmediato estamos hablando con él.

En la oración no escuchamos a Dios hablándonos, pero tenemos la certeza de que nos escucha, cuando nos dirigimos a Dios el inclina sus oídos y nos presta atención.

La oración fue de gran ayuda para grandes hombres de Dios e inclusive para el mismo Jesucristo. Lucas 18:1

Otras versiones bíblicas lo traducen “orar siempre sin desanimarse” Jesucristo hace referencia al desanimo, porque es un sentimiento que se apodera de los cristianos cuando no reciben repuestas inmediata a sus plegarias.

EL desanimo afecta nuestra fe, pueda hacer que esta disminuya e inclusive que la perdamos. El desanimo es muy peligroso para nuestra vida espiritual.

1.   La parábola.

En la parábola hay dos protagonistas una viuda y un juez injusto. El juez no respetaba a Dios ni les temía a los hombres. No había nada ni nadie que pudiera presionarlo para que hiciera las cosas. Este juez sencillamente hacía lo que mejor le parecía. Y la viuda que venía constantemente a solicitarle que le hiciera justicia. Tanto era la insistencia de la viuda que hizo que el juez cambiara de parecer, porque le molestaba continuamente solicitándole justicia. El juez que no respetaba a Dios ni le temía a hombre, fue obligado  cambiar de parecer por la constancia de la viuda en pedirle justicia. Lucas 18:2-5  El juez se vio obligado hacerle justicia a la viuda porque sus ruegos ya le perturbaban y no quería perder la paciencia.

2.   La enseñanza.

Jesucristo dice si el juez injusto se vio obligado a hacerle justicia a la viuda por sus continuos ruegos cuanto más rápido lo hará Dios con sus hijos. Lucas 18:6-8 

Esta enseñanza nos muestras varios puntos a ser tomados en cuenta por los cristianos.

a)   Somos los escogidos de Dios.

Esta descripción es un gran honor y bendición para nosotros. Los escogidos de Dios. Un grupo selecto de Dios, especiales para Dios. 2Tesalonicenses 2:13  La palabra escogidos también significa selectos, favoritos, elegidos, preciosos.

b)   Clamar día y noche.

No debemos ser perezosos en la oración. Debemos orar constantemente en todo tiempo y en todo lugar. El ser perezosos en la oración implica que no entendemos su importancia o no creemos que la oración sea muy efectiva. Colosenses  

Si queremos repuestas de Dios a nuestras oraciones seamos constantes, perseverantes en la oración. Si somos perezosos no esperemos muchas bendiciones de Dios.

c)    Dios le da repuestas a nuestras oraciones.

A veces no vemos el actuar de Dios en nuestras vidas y especialmente en los problemas. Pero si oramos a Dios con constancia, Dios ira respondiendo nuestras oraciones, ayudándonos a resolver nuestros problemas. 1 Pedro 5:7 

Entendamos que Dios responderá según su voluntad y no de acuerdo a como nosotros lo solicitemos. La repuesta de Dios puede ser diferente a los que pedimos en oración. Romanos 8:32 

d)   Pronto les hará justicia.

El tiempo que Dios tarda para responder nuestras oraciones, nos parece muy largos, muchas veces pareciera que no estuviera haciendo nada. Pero Dios está obrando y cuando menos lo esperemos se empezaran a corregir las cosas. Dios escucha nuestras oraciones y nos responde, intercede en nuestras vidas, nos ayuda en todo momento.

En el trabajo, en la casa, en la familia, en todo. Es muy interesante la palabra pronto, significa en breve, en un corto tiempo Dios hará justicia. El tiempo de Dios no es nuestro tiempo, para nosotros tener un problema por días o semanas o meses es agotador y agobiante. Nos parece que ese tiempo es muy largo, demasiado largo. Pero Dios nos responde con rapidez a veces en horas, a veces en semanas o en meses, pero nos responde pronto.

e)   El desamino nos puede hacer perder la fe.

¿Perderemos nuestra fe, porque no recibimos la respuesta con la prontitud que queremos o porque no recibimos lo que hemos pedido? Hebreos 12:2-4  ¿Hallará Jesús fe en ti? o ¿encontrara desanimo?

3.   Ejemplos bíblicos de hombres y mujeres que oraban y Dios les escuchaba y les ayudaba.

La palabra está llena de buenos ejemplos de hombres que oraban con constancia.

a.   Jesucristo.

A pesar de su condición divina, constantemente buscaba comunicarse con el Padre para recibir sabiduría y fortaleza. Lucas 22:41-46 

b.   Daniel

Daniel era un hombre que oraba regularmente, a pesar del cautiverio en babilonia. Durante el día buscaba el tiempo en su casa para comunicarse con Dios. Daniel 6:10

c.    Ana madre de Samuel

Ana era una mujer estéril que no podía tener hijos y eso aflija su alama sobre manera. Era una situación terrible en su vida. Sin embargo ella oro a Dios y Dios le respondió. 1 Samuel 1:4-20 
Conclusión:


Sigue orando a Dios, descarga tus angustias sobre él y él se acordará de ti y te bendecirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada