Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

martes, 8 de abril de 2014

MI DIOS, EN QUIEN CONFIARÉ II. Salmo 91

Parte II
Salmo 91:2
Introducción:
En salmo 91 Moisés expresa la total seguridad y confianza que tiene en Dios, en su misericordia y poder. Salmo 91:2  Moisés compara a Dios con un castillo fuerte que protege a quien en él esta. Representa a Dios como un ave, que protege a sus pichones. Estar bajo la sombra de Dios, significa descanso, protección. Un lugar donde escapar del sol inclemente, Dios es un refugio en este mundo complicado, es un refugio que trae descanso y paz de los problemas de la vida, de las dificultades. En esto confiaba Moisés y nosotros deberíamos confiar de igual manera.
El salmo dice que quien permanece bajo el refugio que Dios ofrece, vivirá bajo su protección.
1.  Resumen de los primeros 8 versículos
Confiar en Dios es el primer requisito indispensable para disfrutar de su protección, providencia y cuidado. La duda y el miedo son grandes enemigos de nuestra fe, nos alejan de Dios, porque precisamente demuestra que no confiamos en Dios.   Santiago 1:6-7 
Gran parte del salmo habla del cuidado que Dios tiene de nosotros, evitándonos sorpresas y males repentinos. Esto quiere decir que Dios está actuando en nuestra vida ayudándonos en nuestro trabajo, en el matrimonio, en la familia, en nuestra casa, cuando andamos en la calle, en todo lugar Dios esta cuidándonos.
Moisés describe que Dios libra de todas esas situaciones que representan sorpresa, muerte y destrucción y las representa como: Las trampas del cazador, la peste destructora, terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia, ni mortandad.
Ahora bien, independiente de lo que pueda acontecer en nuestras vidas, podemos tener seguridad de que Dios nos está cuidando y nos está librando de muchos males. La palabra  de Dios nos enseña en efesios 6, que el cristiano fiel tiene una armadura espiritual, que lo protege y lo ayuda a vencer específicamente en lo espiritual. Gran parte de la armadura es la misma palabra de Dios. Nuestros lomos deben estar ceñidos con la verdad, la palabra de Dios. Vestidos con la coraza de justicia que nos las enseña la palabra de Dios. Nuestro calzado es el evangelio que debemos predicar. Nuestro escudo es la fe que está fundamentada totalmente en Dios y en su palabra. El yelmo o casco, es la seguridad de que somos salvos si obedecemos la palabra de Dios. Y la espada que es la misma palabra. Toda nuestra armadura está hecha a base de la palabra de Dios. Y moisés dice en el versículo 4 del salmo 91, Escudo y adarga es su verdad, esto quiere decir que su palabra es nuestro escudo y defensa, lo cual concuerda con lo  que dice efesios. Podemos estar viendo grandes desastres a nuestro alrededor, pero cuando tenemos fe, esas situaciones no nos afectan. Dios determina cuando nos iremos de este mundo, mientras tanto, Él nos librará, veremos morir a muchos a nuestro alrededor, pero nosotros sabemos que nos llegará nuestro momento cuando Dios nos lleve. Somos sus hijos. 1 Pedro 5:7  Y algún día veremos la recompensa de aquellos que no respetaron a Dios y también veremos la nuestra. Veremos la justicia de Dios.
2.  Dios es nuestro ayudador.
Esta es una declaración formidable, de absoluta confianza en Dios. Hebreos 13:6  Muchos cristianos no podrían afirmar semejante declaración, porque el miedo y la duda no se los permite.
3.  Continuación salmo 91.
Moisés sigue relatando las bendiciones de aquellos que confían en Dios.
Versículo 9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,  Al Altísimo por tu habitación,
“Porque has puesto a Jehová” la versión DHH dice: “ya que has hecho del Señor tu refugio”, esta es la condición de quien recibe las bendiciones y promesas de Dios, ha confiado a Dios su vida.  El cristiano mora en el refugio que Dios da, plenamente confiado en él.
Versículo 10  No te sobrevendrá mal,  Ni plaga tocará tu morada.
La fidelidad del cristiano hará que Dios no permita le acontezca males que no pueda resolver por sí mismo. Hay dificultades que le acontecen a los cristianos, pero las vamos venciendo con la ayuda de Dios. Dios nos permite llevar una vida tranquila, feliz, armoniosa, confiada aún en las dificultades. Algunos cristianos tienen problemas en sus hogares pero básicamente esto acontece por sus propios errores y en muchos casos porque no aplicamos los consejos de Dios en nuestros hogares. ¿Podemos echarle la culpa a Dios por la vida desordenada que hemos llevado y las consecuencias que esta ha traído a nosotros? no. Más Dios nos ayuda a resolverlo cuando nos hacemos  parte de su familia. Y si aun hay situaciones difíciles en nuestra vida, confiemos en Dios, él poco a poco o rápidamente nos ayudará a resolver. El apóstol Pablo un gran ejemplo a seguir. 2 Corintios 12:9-
Cuando estamos débiles en las dificultades, eso nos lleva a hacernos fuerte espiritualmente.
Versículo 11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,  Que te guarden en todos tus caminos.
Que hermosa promesa, ratificada en el nuevo pacto. Dios envía sus ángeles para cuidarnos. De estos versículos todo el mundo cree que tiene un ángel guardián, pero no es así. Dios manda ángeles protectores, ayudadores para aquellos que se refugian en Él. Hebreos 1:13-14  Los ángeles  son espíritus servidores que están trabajando a favor de los que habrán de heredar la vida eterna. Los cristianos, los hijos de Dios. La palabra servicio significa ayuda. Dios envía los ángeles para ayudarnos. Ellos guardan todos nuestros caminos cuando andamos viviendo en santidad, agradando a Dios en todo.
Versículo 12 En las manos te llevarán,  Para que tu pie no tropiece en piedra.
Esta parte de la palabra de Dios fue usada por el diablo para tentar a Jesús. Esto nos enseña que aunque Dios nos guarda y nos ayuda hasta con sus ángeles, nosotros tampoco debemos tentar a Dios. Debemos ser prudentes.
Versículo 13 Sobre el león y el áspid pisarás;  Hollarás al cachorro del león y al dragón.
Moisés expresa que podría andar entre animales salvajes y no le pasaría nada. Básicamente lo que quiere decir es que Dios guarda del peligro, muchos hombres de Dios pasarán por situaciones difíciles y lograron salir airosos. Confiando en Dios, podremos sortear los peligros que se nos presenten.
Versículo 14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;  Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Aquí habla Dios directamente, diciendo por cuanto me aman yo los libraré, los pondré en alto por cuanto hemos entendido lo que él nos pide y respetamos su nombre y su voluntad. Sabemos que amar a Dios es guardar sus mandamientos.
Aunque el mundo nos ven insignificante, pero en el cielo somos muy estimados porque estamos en este mundo luchando una batalla espiritual, somos ejemplo hasta para los ángeles, toda la organización de Dios. Dios ayudándonos a obtener la victoria final. Donde el pecado y el diablo serán derrotados. En el día del juicio final estaremos en el podio de los ganadores,  al lado de Dios, de Jesús recibiendo  nuestra herencia eterna, el reconocimiento.
Versículo 15 Me invocará, y yo le responderé;  Con él estaré yo en la angustia;  Lo libraré y le glorificaré.
Sigue diciendo nuestro Dios, que él nos responderá cuando lo busquemos. Sabemos que Él escucha nuestras oraciones y nos responde según su voluntad. En los momentos angustiosos Dios está con nosotros, Él nunca nos desampara. Y dice que nos librará de lo que nos está perjudicando y nos glorificará. Otras versiones dice los llenaré de honores.
Conclusión:
Versículo 16 Lo saciaré de larga vida,  Y le mostraré mi salvación. 

Sólo nos queda por decir: Benditos sean nuestro Dios y nuestro salvador Jesucristo.  Amén.

1 comentario:

  1. FELICITACIONES MIS HERMANOS, DIOS LES BENDIGA PODEROSAMENTE POR TENER EL PRIVILEGIO DE ESCRIBIR PARA EDIFICACIÓN DE SUS HIJOS

    ResponderEliminar