Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 14 de mayo de 2014

¿RESPONDE DIOS, NUESTRAS ORACIONES?

Lucas 18:7-8

Introducción:

La palabra de Dios está llena de historias de hombres y mujeres de Dios, que clamaron a Dios y Dios les respondió. Muchos recibieron repuesta rápida y a otros, transcurrió un largo tiempo para recibir repuesta.

Por ejemplo cuando el pueblo de Israel clamaba a Dios, a veces recibían repuestas rápidas y en otros casos pasaban años antes de recibir repuesta de Dios. Después de la muerte de Salomón, el pueblo de Israel que está conformado por las doce tribus, se dividió, 10 tribus se separaron de la tribu de Judá y Benjamín y se crearon 2 reinos, el reino de Judá que por siglos tuvo algunos reyes que hicieron lo correcto ante Dios y Dios los prospero, pero las otras 10 tribus llamado reinado de Israel,. desde que se apartaron siempre hicieron lo malo ante Dios. Esta división causo que estos dos reinados tuvieran épocas donde eran aliados y otras donde eran enemigos.

En una de esas situaciones fueron a guerra el pueblo de Israel y el pueblo de Judá, y el pueblo de Israel embosco al ejército de Judá, y estos se dieron cuenta de que iban a ser derrotados y clamaron a Dios. 2 Crónicas 13:13-18  En esta oportunidad recibieron repuesta inmediata de Dios, Dios desbarato al ejército enemigo.

En otros momentos, cuando el pueblo o una persona clamaba a Dios, no había repuesta inmediata. La solución que Dios les daba tardaba en llegar.

Por ejemplo el pueblo de Israel esclavizado en Egipto, que fueron sometidos a dura servidumbre clamaron a Dios, después de que Moisés huyo de Egipto. Éxodo 2:23-25  ¿Cuanto tardo Dios en responderles? no sabemos, pero desde el momento en que escapo Moisés hasta su regreso pasaron cuarenta años. Hechos 7:29-30  Por más de cuarenta años fueron duramente tratados hasta que Dios envío respuesta a sus oraciones. Moisés. Éxodo 3:7-10  En esta historia vemos que no hubo una respuesta inmediata.

¿Responde Dios a nuestras oraciones? ¿Solucionará nuestros problemas? ¿Tardará mucho para hacerlo? ¿Qué solución nos dará? Lucas 18:7-8 

  1.        ¿Responde Dios nuestras oraciones?

La respuesta es sí, la biblia nos enseña que Dios nos escucha y nos bendice o nos libra del mal. En los ejemplos que hemos visto, leímos la forma maravillosa como Dios responde, favoreciendo a su pueblo. Lucas dice que les hará justicia a sus escogidos, responderá haciendo lo necesario para ayudarnos.

Dios le envió un mensaje a los moradores de Jerusalén, que lo buscaran, que le clamaran y el respondería. Jeremías 33:1-3  Con nosotros sucede igual. Dios les estaba ofreciendo bendiciones si ellos le buscaban y le oraran. Jesús nos promete que todo lo que pidamos él lo hará, claro está todo aquello que no represente pecado, donde no haya avaricia y donde no esté el egoísmo y sobre todo donde prevalezca la voluntad de Dios. Juan 14:13-14  Siempre que oremos pongamos primero la voluntad de Dios por encima de nuestros deseos o necesidades. Lucas 11:9-10  Pidamos, clamemos, oremos a Dios y él nos responderá. ¿Cuándo?

  2.        El tiempo de Dios es perfecto para nosotros.

Cuando no recibimos repuestas inmediatas en nuestras vidas, nos desesperamos, nos desanimamos y muchos decaen. Dios puede responder nuestras oraciones rápidamente como en otras puede demorarse. Es decisión de Dios. La mayoría de las veces para ver la repuesta a nuestras peticiones es necesario que ocurran otras cosas para que se dé la que esperamos. Por ejemplo posiblemente cuando Moisés regreso, era el momento oportuno, ya el pueblo de Israel tenía el deseo de salir de Egipto, si Moisés lo hubiera intentado años antes, tal vez el pueblo no lo hubiese apoyado en salir de la esclavitud.

A veces pedimos cosas y no estamos preparados para recibirla o no están dadas las condiciones para aprovecharlas. Cuando llegamos a lograr cosas en nuestras vidas o solucionar problemas, antes de llegar a ese momento fue necesario que primero ocurrieran una serie de acontecimientos. 

A veces uno le pide a Dios un negocio y lucha por conseguirlo y al poco tiempo se va a la quiebra, porque no estaban dadas las condiciones para que tuviera éxito. Es como un edificio, para ver el edificio terminado es necesario que muchas cosas sean hechas antes.

Lucas 18 nos promete pronta respuesta, pero recordemos que lo que es pronto para Dios tal vez para nosotros no lo es. 2 Pedro 3:8 

Dios cumplirá su palabra para con nosotros, pero lo hará en el momento oportuno. Cuando confiamos en Dios y dejamos que él guíe nuestra vida, todo se nos va dando en su debido momento. Ezequiel 12:26-28 

Cuando nos llega la solución estemos seguros, que al venir de Dios, ese es el mejor momento para nosotros.

  3.        ¿Qué solución nos dará Dios?

La mejor, la que más nos conviene, la solución que necesitamos aunque no podamos apreciarlo con nuestros ojos.
Dios nos dará lo mejor, de acuerdo a su pensamiento, no necesariamente de acuerdo al nuestro. Isaías 55:8-11  Sus pensamientos, sus deseos, sus intenciones son mejores y superiores a los nuestros.

  4.        ¿Por qué algunas veces nuestras oraciones no son respondidas?

Muchas veces porque no anteponemos la voluntad de Dios sobre la nuestra, Puede ser nuestro carácter o las intenciones por las cuales pedimos. A los que son soberbios, altaneros Dios lo resiste aún en sus oraciones. 1 Pedro 5:5 

Muchas veces pedimos para nuestro propio deleite, pedimos para satisfacer nuestra carne. Santiago 4:3-4 

Conclusión:

Oremos a Dios, pidamos con fe, pongamos en primer lugar el reino de Dios y su voluntad y Dios responderá nuestras oraciones. Él nunca nos falla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada