Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 15 de septiembre de 2014

BIENAVENTURADOS LOS HIJOS DE DIOS

Introducción:

Como hemos estudiado en otras oportunidades la palabra makarios significa feliz. Y es una descripción que hace Dios y Jesucristo de aquellas personas que andan en los caminos del Señor, es para aquellos que se han bautizado y se han reconciliado con Dios formando parte de su familia.
Es una descripción que Dios hace de aquellos que viven estudiando, reteniendo y obedeciendo la palabra de Dios. Lucas 11:28 
Dios, los ve como felices, afortunados, por la bendición que él les da y dará. Muchos cristianos no logran percibir como Dios nos ve y lo que nos ofrece. Los problemas, dificultades y enfermedades los agobia y no entienden porque son felices, si más bien están tristes,  etc.

Es un asunto de fe. Aunque veamos nuestra vida no muy bien debemos creer en lo que Dios nos promete y ser felices en base a lo que disfrutaremos en el futuro y no en lo que disfrutamos hoy. Nuestra felicidad se base en nuestra esperanza, en nuestra confianza en la palabra de Dios. Isaías 30:18  Desde tiempos antiguos es bienaventurado, feliz aquel que confía en Dios.

  1.        No debemos poner toda la atención en nuestra vida actual.

El problema está en que ponemos la atención en nuestras dificultades y eso hace que quitemos la atención y la confianza en Dios. La humanidad entera busca a Dios para que le arregle la vida aquí en la tierra y nosotros buscamos a Dios queriendo ganar la vida eterna.

Son dos cosas diferentes. Unos buscan a Dios para que los sane, los bendiga, les dé bendiciones materiales, los guarde de toda mal, le arregle el matrimonio, o las hijos, etc. Nosotros buscamos a Dios porque queremos vivir eternamente con Él. Al hacerlo de esa manera y siendo fieles Dios nos arregla nuestros problema de acuerdo a su santa voluntad y no a la nuestra.

Muchos buscan a Dios no por la herencia eterna, sino por lo que pueda darles en la tierra, están como las personas que buscaban a Jesús por la comida. Juan 6:26-27 

Los hijos de Dios no deben ser como la mayoría que ponen su atención en su vida terrenal y pierden de vista la espiritual, buscan a Dios por las cosas que perecen. No debemos ser como el pueblo de Israel en los tiempos de David y Goliat, que se fijaban en el tamaño del enemigo y se acobardaban y no recordaban a quien representaban. David fue el único que ponía su confianza en Dios y veía al enemigo como alguien insignificante. 1 Samuel 17:24-26 

Si ponemos nuestra atención en Dios y en sus promesas entenderemos porque somos felices, afortunados, bendecidos.

  2.        Bienaventuranzas: bendiciones

Somos felices, dichosos, bendecidos por las promesas que Dios da y nos dará.

a. Porque hallaran el bien.

Nuestra vida finalmente hallará el bien, conseguirá la felicidad. Proverbios 16:20 
Las bendiciones que recibiremos son mejores que el oro y la plata. Proverbios 3:13-14 

b. El reino de los cielos es de ellos.

El reino de los cielos Dios lo ha destinado para aquellos que se someten a su palabra. Mateo 5:3 

Los pobres de espíritu son aquellos que no tienen un alto concepto de sí mismo, sino que se ven así mismo con humildad porque entienden que lo que son es gracias al sacrificio de Cristo y a la misericordia de Dios.

c. Recibirán consolación.

La palabra en si significa llamar cerca de si, esto significa que Dios nos acerca a Él y nos consolará, nos confortará nos animara. Ya lo hace hoy pero algún día lo percibiremos claramente. Mateo 5:4 
Los que lloran son aquellos que se lamentan. Pero no porque están enfermos, a les va mal en el trabajo. No. Son aquellos que se lamentan por su vida pasada, son aquellos que se lamentan por sus pecados, por cada vez que le fallan a Dios.

d. Recibirán la herencia de la tierra.

Muchos piensan que van a vivir eternamente en la tierra o que van a ser presidentes, reyes y gobernaran las naciones. Pero esto va en contra de lo que nos enseña la palabra. Mateo 5:5  esto significa que heredaran lo mejor de la tierra, la vida eterna. Lo mejor que puede heredar todo ser humano de su vida en la tierra es la vida eterna.

Los mansos son aquellos sumisos, obedientes y en este cado a Dios.

e. Serán saciados con la justicia de Dios.

Hambre y sed de justicia. Una gran necesidad de la justicia de Dios, Estas personas quieren aprender de Dios, de su palabra y se esfuerzan por poner en práctica lo que aprenden pero al mismo tiempo anhelan que se manifieste la voluntad de Dios en sí mismo y en todos los seres humanos.   Mateo 5:6 
La palabra dice que Dios anda buscando verdaderos adoradores, pero es verdad que estos verdaderos adoradores también andan buscando  a Dios. Cuando lo hallan y obedecen reciben la justicia de Dios.

Por ejemplo Cornelio tenía esa sed y hambre de justicia, así como la tuvimos y tenemos nosotros. Hechos 10:1-2   No era cristiano pero buscaba la justicia de Dios.  

f. Hallarán misericordia

Ya los cristianos están disfrutando de la misericordia de Dios, porque nuestros pecados han sido perdonados y nuestra vida pasada no ha sido tomada en cuenta. Mateo 5:7 

Pero como cristianos debemos practicar la misericordia para los necesitados, para los que nos ofenden, aprender a perdonar a los que nos lastiman y darles misericordia y pedir misericordia para ellos. Y en el juicio final recibiremos misericordia.

g. Verán a Dios.

Dios no tiene comunión con los pecadores, pero para los que luchemos hasta el fin nos darán la gran bendición de verlo  y vivir con Él. Mateo 5:8 

La promesa es para los de limpio corazón aquellos que no tienen el corazón cargado con resentimiento, rencor y falta de perdón. h. Serán llamados hijos de Dios.

El pacificador es aquel que lleva la buenas nuevas de paz a las personas, los que llevan el evangelio de salvación. Estos serán reconocidos como hijos de Dios. Mateo 5:9 

i. Su galardón será grande en los cielos.

Aquellos que son perseguidos por su fe, por predicar el evangelio, su galardón, sus bendiciones serán grandes en el cielo. Mateo 5:10-12 

j. La muerte segunda no tendrá potestad sobre ellos y están reinando junto con Cristo.

Son sacerdotes de Cristo y están reinando junto con él a través de su vida ejemplar y de su fe. Apocalipsis 20:6 

Los cristianos han tenido parte en la primera resurrección. Colosenses 2:12-13

Conclusión:


Con los nos enseña la palabra de Dios somos muy bendecidos, muy afortunados, somos bienaventurados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada