Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

PELEA LA BUENA BATALLA DE LA FE, ECHA MANO DE LA VIDA ETERNA

1 Timoteo 6:12

Introducción:

Los cristianos disfrutamos de la paz que Dios nos da, aún cuando sabemos que estamos en medio de una guerra espiritual. La paz que tenemos nos es dada por la fe en nuestro señor Jesucristo, quien nos está guiando en esta tremenda batalla y que sabemos que su fin será nuestra victoria, sobre el mal, sobre el pecado, sobre este mundo y sobre el diablo. En toda guerra o batalla los soldados necesitan los utensilios necesarios para poder atacar y defenderse, obteniendo la victoria. En la guerra espiritual que los cristianos estamos batallando, una de las cosas importantísima e imprescindible es la fe.  El apóstol Pablo le pide a Timoteo que pelee la buena batalla de la fe, que se aferrara, que conquistara la vida eterna. 1Timoteo 6:12 

Los cristianos debemos saber que es la fe según Dios y examinarnos y saber si poseemos esa fe, de lo contrario ya la batalla estaría perdida.

1.    La importancia de la fe.

La fe es importante en nuestra vida cristiana porque ella es la que nos ayuda a permanecer unidos a Dios y saber si le estamos obedeciendo o no. Por la fe, muchos hombres y mujeres de Dios lograron grandes hazañas como lo relata el capítulo 11 del libro a los hebreos.  En el mundo religioso se cree que la fe es solo creer en Jesucristo. Y que sólo con eso se será salvo. Pero creer esto es no respetar lo que dice todo el consejo de Dios en su palabra.
Una parte importante de nuestra fe es creer en Jesucristo, pero hay otras cosas que debemos creer y entender y allí es donde comienza el desorden religioso. Hoy millones de personas creen que son de Cristo porque creen en él y porque lo aceptaron en su corazón, algunos dice que no se han hecho cristianos pero que ya fueron llamados. El mayor problema del mundo religioso es la ignorancia, de no conocer todo el consejo de Dios y la rebeldía de no aceptar lo que la palabra de Dios enseña con sencillez.

Una fe equivocada no nos une a Dios, nos mantiene separados de Él, aunque creamos que

Dios está con nosotros. Hebreos 11:6

La fe nos ayudará a obtener la vida eterna. 1Pedro 1:9

Somos justificados ante Dios por la fe. Romanos 5:1

Por la fe habita Cristo en nuestros corazones. Efesios 3:17

Con una fe errada no le echaremos mano a la vida eterna, no somos justificados ante Dios ni habita Cristo en nuestros corazones. En esta batalla espiritual la fe es nuestro escudo y coraza.

2.    Tipos de fe.

De alguna manera u otra todas las personas tienen fe. Pero no la fe que Dios quiere de ellos. Algunos tienen fe en sus pastores, en las imágenes, en los hombres vivos o muertos, tienen fe en sí mismo, en sus habilidades, en sus propias fuerzas, tiene fe en los astros, en  los profetas modernos, en los gobiernos, en su religión, etc. Pero ningunas de estas es la que Dios espera de sus hijos. En el mundo religioso la gran mayoría cree en Jesucristo y en ello coincide todas, pero difieren en gran parte de lo que  dice la biblia. Muchos tienen una fe subjetiva, una fe mezcla de la palabra de Dios con sus propias emociones o sentimientos y enseñanzas de hombres. 1 Timoteo 4:1  
Esta fe está fundada en la doctrinas de demonios, enseñados por hombres. Hombres que creen en Cristo pero apostatan, se desvían de la fe. Pocos tienen una fe objetiva, clara, pensada, entendida. Esta fe está desarrollada en la palabra de Dios y sólo en la palabra de Dios.

3.    La fe.

La palabra de Dios, es lo único que nos puede enseñar que es la fe. Romanos 10:17

Muchos pueden decir “mi fe está fundada en la palabra de Dios” pero cuando lo que cree y defiende no es aprobado por la palabra de Dios, esa fe no está bien. La fe objetiva es aquella que está fundada solo en la palabra, y que con estudio y cuidado logra comprender lo que Dios nos dice a través de la biblia. Muchas personas por falta de estudiar con más cuidado la palabra no saben que su fe es una mezcla de la palabra de Dios con enseñanzas de hombres.

La fe no sólo es creer en Jesús, la fe está fundamentada en creer en Jesús, en entender que Dios quiere que hagamos y como quiere que seamos, en saber que Dios promete y que no promete, etc. El libro de hebreos define muy bien lo que es la fe. Hebreos 11:1  

¿Qué es la fe?

Certeza: Seguridad. Conocimiento seguro y claro de algo. Firme claridad mental de algo que se sabe. Certeza, conocimiento claro y seguro de lo que se espera. ¿Qué espera un cristiano? Fiel cumplimiento a todas las promesas en la biblia y especialmente al nuevo pacto en la sangre de Cristo. Estas promesas abarcan las promesas positivas, recompensas, como la vida eterna como también las negativas como el castigo eterno, entre otras. Para saber que esperar de Dios, debemos buscarlo en la biblia. En la palabra de Dios debemos fundar nuestra fe no en los hombres. 2 Timoteo 3:15 

Las escrituras son las únicas que nos pueden hacer sabios para obtener la vida eterna, no los hombres.
Convicción: Es estar convencidos con firmeza de que lo que no se ve, existe. Dios existe, Jesús existe, el cielo existe, el infierno existe, la vida eterna existe, etc. Debemos tener el total convencimiento de que lo que nos describe la biblia es real, aunque no lo podamos ver, ni tocar. Creemos todo lo que dice la palabra de Dios, no le ponemos peros, no le ponemos objeciones solo aceptamos lo que allí dice.

Conclusión:


Nuestra salvación depende de tener una fe sana, real, fundamentada en la palabra de Dios. Por ello desechemos de nuestra fe lo que no es verdad y fortalezcámosla con la verdad de Dios, su palabra. Demos una buena pelea en esta batalla espiritual.  Colosenses 1:21-23  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada