Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

lunes, 15 de septiembre de 2014

SED SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO

1 Pedro 3:16

Introducción:

Dios es descrito en la biblia por sus cualidades y por sus obras. Esto nos permite saber quién es y qué podemos esperar de Él. Es descrito como Todopoderoso, el creador, el eterno, etc. Nombres que nos describe su grandeza. Pero también es llamado santo.  Esta palabra santo es muy usada en la biblia con relación a Dios, pero también es usada con relación a los Ángeles de Dios y con relación a los hijos de Dios, los cristianos. Este nombre nos es dado por Dios, y no es que nosotros nos lo hemos ganado. Eso esperaba del pueblo de Israel en el pasado. Levíticos 11:45 

Santo es un titulo que depende de la manera como vivimos, conforme a los mandamientos de Dios. El espera que su pueblo actual, la iglesia, también sea santo. 1 Pedro 1:16 

1.  El uso y significado de la palabra santo.

Con relación a Dios.

En el antiguo pacto se usa la palabra cadósh que significa sagrado, puro. Dios es sagrado, puro, santo. Isaías 57:15  El diccionario rae dice de sagrado que es Digno de veneración y respeto. Dios es digno de ser adorado. En el nuevo pacto el significado de Santo con relación a Dios es básicamente el mismo.

Con relación a las cosas 

En el antiguo pacto se usaba la palabra santo con relación a cosas. Por ejemplo al templo, a un lugar, a una ciudad, con relación a un día, el sábado era santo, con relación al aceite, etc. Todo lo que era dedicado a Dios era santo. Éxodo 35:2 

El significado de la palabra santo en estos casos, es apartado, consagrado. Todas estas cosas, el día de reposo, etc., eran apartados para Dios, eran consagrados, dedicadas a Dios, por lo tanto eran de Dios y no de los hombres.

En el nuevo pacto ya no se usa para cosas físicas, sino en relación a asuntos espirituales como la iglesia y a personas.

Con relación a las personas 

La palabra santo fue aplicada al pueblo de Israel y hoy es aplicada a los cristianos. Su significado es apartado, separado, consagrado a Dios. Tiene que ver más que un titulo con la condición de vida, el ser santo, lo define la manera como vivimos para Dios. El cristiano su vida y su cuerpo es consagrado a Dios.

2.  ¿Qué es ser santo?

Una persona santa es aquella que guía su vida en la palabra de Dios y vive apartado, separado del pecado, de la mala manera de vivir del mundo, deja atrás su vida pasada dedicada al pecado. 1 Pedro 1:13-14 

El santo se consagra a Dios y ahora le dedica su vida, viviendo según las normas de Dios y no las del mundo. Nos esforzamos por aprender la voluntad de Dios y entender lo que Él quiere de nosotros. Y como hijos obedientes tratamos de no satisfacer la carne y los deseos mundanos sino que nos esforzamos por ser sobrios, con una vida que agrade a Dios. 1 Pedro 1:15 

Somos santos por la forma en que vivimos, por nuestra obediencia a Dios. Cuando creemos y nos bautizamos empezamos a ser santos, pero esa condición se mantendrá si somos obedientes a Dios y sólo en esa condición. En ese momento nos consagramos a Dios y ya nuestro cuerpo no nos pertenece a nosotros sino a Dios, debemos usarlo para Dios, no para el pecado. 1 Corintios 6:19-20 

La fidelidad a Dios nos hace santo, la infidelidad a Dios nos hace no ser santos. Toda nuestra vida cristiana debemos vivirla siendo fieles a la voluntad de Dios. Esto es lo que es santidad, vivir apartado, consagrados, dedicados a Dios. Hebreos 12:14 

Una cualidad importante de Dios es que no tiene comunión con el pecado, en Él no hay pecado y no tolera el pecado, por eso es sagrado, santo y el espera de nosotros lo mismo. Romanos 6:11-13 

El pecado es nuestro gran enemigo y si pecamos contra Dios y no nos arrepentimos ni queremos cambiar no somos santos. Nuestra mente, cuerpo, sentimientos, todo debe estar al servicio de Dios, consagrados para Él. El gran mandamiento: Lucas 10:27 

Cuando hacemos esto somos santos. El santo le teme a Dios, le respeta obedeciendo su palabra. Cuando se nos dice que vivimos con temor, es respeto a la voluntad de Dios. 1 Pedro 1:17 

El ser santos es una decisión de cada uno de nosotros, podemos decidir obedecer a Dios y cambiar nuestra vana manera de vivir o podemos decidir seguir siendo los mismos pero creyéndonos santos cuando en realidad no lo somos. Si tu vida no está dedica a Dios, apartada para Dios no eres santo, porque tu dios son tus deseos, tu vida, tu trabajo, tu familia, etc. Tu vida esta dedica a estas cosas pero no a Dios. Colosenses 3:9-12  Cada uno decidimos si nos vestimos, vivimos como santos y amados o como rebeldes y desobedientes.

Conclusión:

Si hemos consagrado nuestras vidas a Dios, si vivimos para Él, obedeciendo su palabra entonces somos santos como lo es nuestro Padre amado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada