Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

sábado, 10 de enero de 2015

ASÍ QUE, HERMANOS MÍOS AMADOS, ESTAD FIRMES Y CONSTANTES

1 corintios 15:58

Introducción:

En el pueblo de Dios cuan valiosos son los hermanos fieles, firmes y constantes. Hermanos que a pesar de las dificultades, de los problemas, luchan, se esfuerzan, persisten, ellos obtendrán la corona de la vida, la vida eterna.
Hermanos que tienen dificultades como muchos, pero que aman a Dios a pesar de todo y están dispuestos a llevar sus vidas firmes en el camino de la fe. Cristianos valiosos para Dios y que deben ser valiosos para nosotros, porque se mantienen firmes en el camino angosto que Cristo nos abrió. Estos son los verdaderos adoradores que Dios anda buscando. Hermanos fieles, firmes y constantes. 1 Corintios 15:58   

1.  Amados por Dios y por sus hermanos.

Dios quiere que todos los seres humanos se salven, pero depende de la obediencia a su palabra. La palabra nos revela que solo unos pocos se salvaran. Tanto amo Dios que sacrifico a su hijo por aquellos que han de vivir con Él por la eternidad. Todo lo hizo por nosotros, todo lo que Dios ha hecho, su creación, sus acciones ha sido por el pueblo que ha de vivir con Él, porque no son de todos la fe. 1Juan 4:10 

Aún antes de crear todas las cosas nos amo. 2 Tesalonicenses 2:13 

Dios ama a sus hijos y siempre está pendiente de ellos. La gran batalla espiritual  que se libra desde hace mucho tiempo, es para sacarnos de la oscuridad, del pecado y darnos vida eterna.

Los hermanos firmes y constantes son la buena tierra donde la semilla del evangelio ha dado fruto, cada uno de acuerdo a su crecimiento, pero dan frutos. Marcos 4:20 

Ustedes son los que oyeron la palabra y la recibieron y esa palabra hecho raíces en ustedes y se desarrollo un hermoso árbol que da fruto para Dios. Ustedes son hermosos arboles para Dios. Hermanos fieles son amados por sus hermanos, son tenidos en alta estima por su firmeza, por su constancia, son pilares de la iglesia, porque siempre se puede contar con ellos.

2.    Estén firmes y constantes. Perseverar hasta el fin.

Una de las cosas que debemos tener siempre claro es que Dios envío a su hijo y permitió que muriera en la cruz, para ganar un pueblo santo. Un pueblo obediente, respetuoso de su voluntad, un pueblo dispuesto a negarse a sí mismos por causa de Dios. Esta oportunidad es ofrecida a todos los seres humanos, pero sólo lo disfrutarán aquellos que se mantengan firmes hasta el fin. Aquellos que luchen contra el pecado y se mantengan firmes hasta que todo termine. Mateo 24:13 
Solo los que luchen hasta el fin, los que se mantengan firmes, aquellos que venzan a este mundo y el pecado heredaran todas las cosas que Dios tiene destinadas para sus hijos. Apocalipsis 21:7 

Estar firmes significa literalmente estar de pie, levantados en la fe. Estar de pie y no caído en el pecado. Constantes en la santidad, constantes en la fe, constantes en la obediencia, constantes con la asistencia, constantes en todo.

A Dios no le agrada la duda, la inconstancia, la falta de firmeza. Por momentos están bien con Dios, firmes y por momentos están desanimados, apartados, llenos de dudas. Santiago 1:5-8 

Creer que se puede estar bien con Dios y no ser constantes en la adoración es auto engañarse, no ser constantes en el camino de la fe y creer que se está bien con Dios es no conocer a Dios. 2 Pedro 2:20-21 
Hay grades bendiciones para los que son firmes y constantes, pero una condenación eterna para aquellos que no perseveran, no luchan, no se esfuerzan. Cuando pecamos voluntariamente y nos apartamos de Dios y de su iglesia, despreciamos el sacrificio de Cristo y nos exponen a la ira de Dios. Hebreos 10:26-31 

Dios quiere y nos ayuda a que logremos obtener la vida eterna.

Pero si somos inconstantes y nos apartamos de Dios, como nos puede ayudar, más bien quedamos a merced del diablo.

3.  Creciendo en la obra del Señor.

Entendiendo lo que Dios nos ofrece, debemos agradarle haciendo las obras que Dios espera que hagamos en su iglesia. Son obras que Dios destino desde antes de la fundación del mundo. Tito 2:14  Efesios 2:10 

4.  Nuestro trabajo no es en vano.

El trabajo que hacemos para con Dios no es inútil, tiene grandes recompensas espirituales y también físicas en este mundo.  Dios espera que usemos nuestros talentos para trabajar en su reino, Cuando predicamos el evangelio, cuando ayudamos a un hermano en necesidad, cuando amamos a nuestros hermanos y lo ayudamos en lo que podamos, Dios se agrada enormemente.  Los firmes y constantes son grato olor para Dios, son agradables para ÉL. 2 Corintios 2:15-16 

Conclusión:
Amados hermanos sigan firmes, adelante, no desmayen en su caminar cristiano, nada en este mundo vale la pena para perder la vida eterna. Dios los ama por su firmeza, por su obediencia y los hará vivir con él por la eternidad.

Ustedes son benditos y amados por el Señor. Sigan firmes. Hebreos 10:23-25  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada