Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

sábado, 7 de marzo de 2015

BIENAVENTURADOS LOS QUE SUFREN

Santiago 5:11

Introducción:

Todas las personas han experimentado, de una manera u otra, el sufrimiento, el dolor, las dificultades. Los cristianos no somos diferentes.

Muchos buscaron a Cristo pensando en que los llenaría de bendiciones materiales y otros buscando que los librara de una enfermedad o los ayudará con un problema familiar. Siendo cristianos y entendiendo lo que Dios nos ofrece, nos damos cuenta que la vida cristiana no es tan fácil. Sufrimos como muchas personas que no tienen a Dios.

En esos momentos nos embarga la duda, el desanimo o el cuestionamiento hacia Dios. ¿Por qué me pasa esto? ¿Dónde estás Dios? La biblia nos enseña que son bienaventurados los que sufren, sabemos que bienaventurados significa felices, bendecidos. Santiago 5:11 

¿Por qué son felices los cristianos que sufren? 

1.  ¿Por qué sufrimos?

Hay muchas causas por las cuales las personas sufren, pero el centro de esas causas es el pecado. Cuando Dios creó a Adán y Eva quería que vivieran en un paraíso, pero por causa de su pecado ellos trajeron el castigo divino sobre ellos, dolor, sufrimiento, etc. Génesis 3:16-18 

Dios les castigo por su desobediencia y por esta causa entro la muerte al mundo y también el dolor, el enfermedades, etc. Romanos 5:12 

El pecado es la raíz de todos los males de la humanidad de todos los tiempos. Las  causas por las cuales sufrimos son varias.

a)  Leyes naturales en la creación de Dios.

Dios creó la tierra con leyes naturales que actúan sobre ella. Estas leyes actúan sobre nuestras vidas y pueden llegar a lastimarnos. Terremotos, inundaciones, ley de gravedad, etc.

b)  El libre albedrío de los hombres:

Los hombres tienen la capacidad de tomar sus propias decisiones y muchos toman malas decisiones, llevan una vida desordenada y no les importa lastimarse ellos y lastimar a otros. La imprudencia, la falta de respeto por el ser humano hace que muchas personas dañen a otras personas.

c)   La actividad del diablo.
Al diablo le agrada causarle sufrimiento a las personas, por ejemplo hemos leído lo que él le causo a Job, ruina, les mato a sus hijos, le provoco una enfermedad, etc. El diablo es homicida, le gusta causar daño. Lucas 13:11-16 

d)  La disciplina de Dios.

Como ha hijos Dios nos disciplina y la manera como lo hace depende de su decisión. Muchos creen que por ser hijos de Dios no van a sufrir. Pero muchas veces somos tercos y no respetamos la voluntad de Dios en cuanto a la manera que Él quiere que vivamos, que seamos; andamos más afanados por el mundo y por nuestra vida que por cumplir la voluntad de Dios.  Hebreos 12:5-8  Dios ha disciplinado en la antigüedad a hombres como Nabucodonosor, hizo que perdiera el razonamiento y fue echado entre las bestias. A pueblos enteros Dios determino castigo por su maldad e idolatría. Egipto, filistea, Moab, Babilonia, Nínive, etc.

2.  ¿Por qué que somos bienaventurados cuando sufrimos?

No todo cristiano entiende esto.  En este caso la palabra sufrir también significa permanecer, perseverar, aguantar, resistir, etc.

La bendición, la felicidad no está en el sufrimiento, sino en el resultado final producto de resistir, aguantar y perseverar en el camino del Señor a pesar de todo.

En este pasaje hace referencia a Job, que sufrió grandes calamidades, pero aguanto, persevero su confianza en Dios y Dios lo bendijo sobre manera. Cuando perseveramos firmes en la fe a pesar de la enfermedad, escasez, de los problemas familiares, etc. la bendiciones de Dios  sobre nuestra vida son maravillosas.  Bendiciones que tienen que ver con nuestra vida espiritual más que con la terrenal. Aunque Dios siempre nos ayuda con nuestra vida en este mundo las mayores bendiciones están en lo espiritual y en la vida venidera en el cielo. Cuando perseveramos a pesar de que estemos viendo nuestra vida gris, triste, debemos tener la seguridad de que Dios nos ama y que Él nos está ayudando a salir adelante. 1 Pedro 1:3-7  Y el fin último de nuestra firmeza es la vida eterna, la corona de vida. Job fue lleno de bendiciones materiales, nosotros seremos llenos de grandes bendiciones espirituales, celestiales.

El objetivo es perseverar, resistir y somos y seremos bienaventurados, supremamente bendecidos.  Disfrutaremos la vida eterna, con grandes bendiciones, tales como que nos darán a comer del árbol de la vida, Cristo confesará nuestro nombre delante del Todopoderoso, seremos columnas espirituales en el templo de Dios y nos sentaremos al lado del rey. Apocalipsis  2:7  Apocalipsis 3:5  Apocalipsis 3:12  Apocalipsis 3:21 

Para recibir estas bendiciones y muchas otras es necesario resistir, soportar los sufrimientos, los problemas y perseverar en nuestra fe. Dios valora y aprecia nuestra fidelidad y constancia, cuando no nos dejamos vencer por los sufrimientos. Dios se da cuenta de nuestro esfuerzo por no dejarnos desanimar, vencer, etc.

Por eso son felices lo que soportan, resisten y vencen porque Dios los tiene en alta estima, porque a pesar de nuestras debilidades luchamos por nuestra fe. Cuando somos fieles y perseveramos Dios nos va ayudando poco a poco a vencer los problemas, sean enfermedades, escasez, problemas familiares, etc. Cuando somos derrotados por los problemas y dejamos que nuestra fe, fidelidad y constancia sea vencida, nos apartamos de Dios y quedamos desprotegidos.

Conclusión:

Cuando sufrimos y somos firmes en el camino del Señor, somos bienaventurados, dichosos, porque Dios nos dará la victoria y nuestro final será sublime, maravilloso, grandioso, nada en este mundo se compara a lo que Dios tiene destinado para sus hijos que perseveren hasta el fin.

1 comentario: