Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 8 de marzo de 2015

EL PODER DE LA ORACIÓN

Introducción:
Los hijos de Dios tienen una gran bendición, que debemos aprovechar lo más que podamos.  Los cristianos tienen la libertad de dirigirse a su rey y hablar directamente con él, tiene la libertad de dirigirse al rey de reyes y señor de señores, al mismo Dios altísimo, creador de todo lo que existe y quien mantiene todas las cosas funcionando por el poder de su palabra. Tenemos comunicación con el Creador, el Todopoderoso, quien nos da espíritu, aire, vida, alimento y todas las cosas buenas que podemos disfrutar de su creación.

Esta comunicación o acceso lo logramos sólo a través de la oración. La oración es la herramienta que Dios nos ha dado para hablar con Él, expresarles nuestras necesidades, nuestras dificultades, para expresarle nuestro amor, nuestro agradecimiento.

La oración es una línea directa a Dios y no necesitamos pedir citas, ni andar corriendo detrás de algún carro, o parados llevando sol o agua para ser recibidos por el asistente de algún gobernante. Nada de eso. Buscamos un momento para hablar con Dios y ya estamos hablando con Él. Santiago 5:16 

Dios está esperando que nos comuniquemos con él, Y cuando la persona cumple los atributos que Dios le pide para ser justa y hace la oración según las instrucciones que Jesús dio, la oración es oída por Dios.

1.  DIOS ESPERA DE SUS HIJOS, QUE OREN

La oración es un mandamiento, que nos trae grandes bendiciones

1Tesalonicenses 5:17  Orar constantemente, en todo momento, en todo lugar.

Colosenses  4:2  La oración es conversar con Dios, expresándoles nuestra gratitud y nuestras inquietudes.

No quiere vanas repeticiones, el quiere que hablemos con Él. Mateo 6:7  

2.  Dios responde las oraciones.

Dios responde las oraciones, pero de acuerdo a sus santa voluntad. El determina lo que es mejor para nosotros. 1Pedro 3:12 

En la palabra de Dios leemos de muchas personas que mediante la oración, lograron que Dios los escuchara y les diera una solución, una respuesta a sus peticiones.  Estos ejemplos nos ayudan a entender el poder de la oración y nos anima a hacerlo con más constancia.

A.   Elías ora y vuelve a llover.

Dios llevo sobre Israel una larga sequía por su idolatría y desobediencia, uso a Elías para llevar a cabo su voluntad. Mediante la oración de Elías vino la sequía y por su oración Dios mando la lluvia. Santiago 5:17-18 

B.  Sansón ora a Dios por una última oportunidad.

Por su desobediencia, Sansón había sido apresado y le habían sacado los ojos y lo utilizaban como animal de molino. Después de todas las bendiciones que Dios le había dado, el mismo llego a esta situación por su desobediencia, y el último momento de su vida oro a Dios para que le permitiera vengar sus dos ojos y Dios le dio la fuerza. Jueces 16:27-30 

C.  Josué logro que Dios detuviera el sol.

Los israelitas tuvieron una gran batalla y Josué le pidió a Dios una ayuda. Josué 10:12-14

D.  Ezequías logro 15 años más de vida, mediante la oración.

El rey Ezequías enfermo y Dios le mando a decir que moriría, pero él le oro con fervor y Dios le escucho y lo bendijo. 2 Reyes 20:1-7
  
E.   La iglesia ora por Pedro.

Cuando la iglesia se propone orar por alguien o por alguna situación en particular, Dios oye la oración. Como siempre la respuesta puede venir de inmediato como puede tardarse, eso es voluntad de Dios. Hechos 12:3-5 

Pedro estaba pasando por una situación difícil, fue puesto en la cárcel y la iglesia estaba orando sin cesar por Él. Y Dios respondió sus oraciones. Hechos 12:6-11 

F.   Pablo y Silas fueron liberados por la oración.

Ellos fueron azotados y encarcelados por predicar el evangelio, pero estando en la cárcel no perdieron el ánimo, oraban y cantaban y Dios le dio una salida poderosa. Hechos 16:23-34  Sus oraciones fueron escuchadas por Dios y les respondió. Durante toda la historia, Dios ha respondido las oraciones de sus hijos, de su pueblo, etc.

3.  Dios espera que nos acerquemos a Él,

Dios quiere que lo busquemos, que le pidamos, que oremos por su protección, provisión, sabiduría, por todo. Hebreos 4:14-15 

Acerquémonos mediante Jesús y Dios oirá nuestras oraciones. Juan 14:6 

Conclusión:


Oremos con constancia, con fervor y con fe, que Dios está dispuesto a escucharnos y a darnos una salida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada