Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

domingo, 8 de marzo de 2015

PERO CUANDO VENGA EL HIJO DEL HOMBRE, ¿HALLARÁ FE EN LA TIERRA?

Lucas 18:8

Introducción:

En las enseñanzas de Jesús sobre la oración, narró la parábola de la viuda y el juez con el objetivo de mostrarles a sus discípulos la necesidad de orar siempre y no desmayar, esto es no desanimarse. Lucas 18:1 
Pero ya terminando la parábola, hace una pregunta: Lucas 18:8  Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Haciendo referencia al tiempo de su regreso, de su segunda venida, se pregunto: ¿Hallará fe en la tierra?

1.  Ahora está más cerca el regreso de Jesucristo.

Hoy estamos más cerca del regreso de Jesús de cuando creímos. Él prometió que vendría pronto. Apocalipsis 22:12 

2.  Estamos viviendo tiempos peligrosos

Los tiempos peligrosos que estamos viviendo no es por la persecución que podamos sufrir por causa de nuestra fe, porque hoy tenemos libertad de culto. Los tiempos peligrosos se deben al tipo de hombres y mujeres que hoy existen. Desde Caín ha habido hombres malos sobre la tierra, pero en estos tiempos la maldad se ha multiplicado sobre manera, el ser humano de nuestros tiempos llenan las características descritas en la carta a Timoteo. 2 Timoteo 3:1-5 

Ahora bien los cristianos sabemos que esto ocurrirá porque lo dice la biblia, pero lo que muchas veces no entendemos es que muchos de nosotros poseíamos algunos de estos defectos y aún los seguimos teniendo.

Muchos nos amamos más a nosotros mismos que al prójimo e inclusive  que a nuestros hermanos. El egoísmo es un grave pecado, todo es para sí mismo.

Ser avaro, es más que solo ser tacaño, la palabra avaro, significa amador del dinero. 1 Timoteo 6:10 

El avaro no heredará la vida eterna. Efesios 5:5 

El soberbio es otro que tendrá problemas con Dios. En si significa aparentar estar por encima de los demás. El calumniador es aquel que levanta calumnia en contra de otra persona, es un acusador es una de las características principales del diablo y de esta palabra proviene el nombre diablo.

3.  Los cristianos nos hemos adormecidos en el mundo.

Hoy no nos persiguen por nuestra fe, pero el mundo nos atrae, el mundo trata de quitarnos todo el tiempo, preocupándonos y afanándonos por sobrevivir en esta vida vertiginosa. Somos absorbidos por el mundo, de tal manera, que tenemos muy poco tiempo para Dios, tenemos poco tiempo para orar, para estudiar la biblia, para amar a nuestros hermanos, para predicar el evangelio, etc.

Casi no tenemos tiempo y eso es muy peligroso para nuestra salvación. Nuestra prioridad en la vida es la familia, la salud, el trabajo, el negocio, los hijos, la diversión, el descanso y descuidamos los intereses de Dios. Descuidamos las obras que Dios destino de antemano para que sus hijos la hicieran. Efesios 2:10  

La biblia nos advierte de que velemos debidamente y no durmamos, esto significa que estemos despiertos espiritualmente y no nos dejemos absorber por el mundo y sus cosas y no caigamos en el pecado. Los que estamos adormecidos en nuestra vida diaria y hemos descuidado nuestra salvación es hora de despertar, es tiempo de voltear nuestra atención a Dios y agradarle en todo. Romanos 13:11-14   

4.  ¿Hallará Jesús, fe en nosotros?

Muchas diremos sí, yo creo en Jesús y en todo lo que dice la biblia. Si tengo fe. Recordemos que Jesús no quiere una fe muerta, inútil. Una fe muerta es aquella que no tiene obras. Si yo tengo toda la fe del mundo, si me conozco la biblia del principio al fin y no tengo las obras que Dios quiere que haga, mi fe no sirve. La fe que Jesús espera encontrar en nosotros es una que sea manifestada por las obras no por las palabras. Santiago hace una pregunta ¿podrá la fe salvarle? Santiago 2:14 

La fe sola no salva, este es el gran error doctrinal del mundo pensar que por solo creer se salvarán. Santiago da un ejemplo, podemos desearle el bien a un hermano, podemos orar por él, pero teniendo los recursos para ayudarlo y no lo hacemos, nuestra fe no sirve. Santiago 2:17-19 

La fe que tenemos debemos mostrarlas a través de las obras. No solo con las palabras sino con hechos. Por eso Jesús enseño que el árbol se conoce por sus frutos, el buen árbol da frutos buenos y el mal árbol da frutos malos. La fe que espera encontrar Jesús en nosotros es una fe viva, llena de buenas obras, no muerta. Santiago 2:26 
 
Conclusión:

Cuando Jesús vuelva espera hallar en nosotros: una fe llena de obras, una vida de oración, de crecimiento espiritual, de amor a los hermanos, al reino de Dios, de apartarnos del pecado, de no amar al mundo más que a Dios, de anhelar estar en el cielo, de poner nuestra vida en segundo lugar por debajo de la voluntad de Dios, de buscar con ganas aquellos que formarán parte del reino de Dios lo cual requiere predicar el evangelio a toda criatura. 

¿Nuestra fe cumple los requisitos de Dios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada