Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

sábado, 23 de mayo de 2015

ANDAD EN EL ESPÍRITU, Y NO SATISFAGÁIS LOS DESEOS DE LA CARNE.

Gálatas 5:16

Introducción:

Siempre se dice que nuestro mayor enemigo es el diablo y efectivamente es un enemigo poderoso, pero no es nuestro mayor enemigo. Nuestro mayor enemigo es la carnalidad que aún persiste en nosotros, esa carnalidad unidad a la actividad del diablo por apartarnos de Dios, nos lleva al pecado que es lo que nos separa de Dios.
La carnalidad tiene que ver con los deseos de la carne y la satisfacción que nosotros le damos a nuestra carne. La definición que los diccionarios le dan es: Vicio y deleite de la carne.  Los deseos de la carne no sólo tienen que ver con intimidad, sino con todo aquellos que satisface nuestra carne.

Como cristianos tenemos que esforzarnos por ser espirituales y no carnales, esto implica esfuerzo, lucha y negación. No es una tarea fácil, es muy difícil. Pero debemos lograrlo si queremos salvarnos. Es una batalla interna, es una guerra entre lo que debemos ser y lo que realmente somos. La carne se opone al espíritu y el espíritu se opone a la carne. Gálatas 5:16-17 

Cada uno de nosotros debemos evaluarnos y saber si estamos ganando la batalla o la estamos perdiendo.

1.  La carne y el espíritu.

La biblia cuando habla de la carne se refiere a todos los deseos, pasiones, actitudes y comportamientos que manifiesta nuestra humanidad, lo que hemos sido, lo que hemos aprendido desde que nacimos. Lo que muchos llaman la naturaleza humana, refiriéndose a que somos de esa manera por naturaleza. Nuestros deseos carnales y las obras que realizamos de acuerdo a esos deseos es lo que nos separa de Dios.

Los pensamientos y las obras que hacemos muestran los espirituales o carnales que somos. Los deseos carnales no provienen de Dios, lo hemos recibido del mundo, de nuestro entorno, gran parte de nuestros padres, familiares, etc. Estos deseos se oponen a Dios y nos hacen ser carnales y no espirituales. 1 Juan 2:15-17  

La voluntad de Dios es que nos quitemos de nosotros los deseos carnales y que nos opongamos a hacer las obras de esos deseos. Dios espera de sus hijos que vayan siendo cada vez más espirituales y menos carnales. De allí que hay cristianos espirituales pero también hay cristianos que son muy carnales, tanto que no lo pueden disimular. Romanos 8:5-8 

Entonces los cristianos que les cuesta abandonar su carnalidad no están muy bien con Dios. La carnalidad nos lleva a pecar o estar bajo pecado y esto pasa porque mientras sigamos practicando obras que Dios prohíbe pues estamos mal, no podemos agradar a Dios. Dios nos ha dado su Espíritu, pero si somos carnales viviendo según la carne, entonces no tenemos el Espíritu de Dios. Romanos 8:9 

Cuando nos bautizamos, establecimos con Dios el compromiso de obedecer a su palabra, parte de la obediencia tiene que ver con cambiar, dejar los deseos de la carne. Aspirar a ser como Dios quiere que seamos. 1 Pedro 3:21  Éramos desobedientes pero ya no podemos seguir siendo desobedientes. Para ello murió Cristo para salvarnos, para redimirnos, pero es necesario que cambiemos. Efesios 2:1-3  

Los que son de Cristo se niegan a sí mismos y tratan de agradar a Dios en su manera de vivir.

2.  Obras de carne.

Cuando se piensa en las obras de la carne viene a la memoria fornicación, borracheras, homicidios y si son obras de la carne pero no son las únicas. Todo lo que se opone a la palabra  de Dios, pertenece a las obras de la carne. Gálatas 5:19-20  Los que practican estas cosas no heredaran el reino de Dios.

Adulterio es tener intimidad con una persona que es cónyuge de otra persona.
Fornicación es tener intimidad con alguien que no es su cónyuge.
Inmundicia  toda indecencia, suciedad de mente, de pensamientos, de deseos, de conducta, de palabras. 
Lascivia Libertinaje, ausencia de restricción, conducta desenfrenada, dando a rienda suelta a los impulsos y pasiones carnales.
Idolatría prostitución de la adoración, adorar a imágenes, objetos, hombres, ángeles, etc. Dándoles a ellos más honrar y honor que a Dios.
Hechicerías la palabra usada en griego es de donde se origina farmacia (pharmakeia) tiene que ver originalmente con el uso de sustancias o drogas para sanar a las personas pero luego se convirtió en prácticas para protegerlos de los demonios.
Enemistades, pleitos o contiendas. Tiene que ver con riñas, peleas, disputas, rompimiento de la comunión entre hermanos, rivalidades.
Celos tiene que ver con malicia, desconfianza.
Iras explosiones rabia, cólera, furia esto falta de paciencia, falta de dominio propio.
Disensión, tiene que ver con divisiones, desunión.
Herejías, Según Diccionario. Error en materia de fe.  Según la biblia, desunión, disensión, herejía, secta. La herejía tiene ver con división por errores doctrinales, el hereje es aquel que niega algún punto de lo que enseña la palabra de Dios. Envidias, significa pena o molestia por el bien ajeno. Homicidio, es asesinar.
Borrachera, embriaguez, exceso de bebida fuerte. Algunos se embriagan con un trago.
Orgías desenfreno, parranda. Los que practicas tales cosas serán condenados eternamente. Y hay muchos pecados o obras de la carne mencionados en diferentes partes de la biblia, que no debemos practicar, tales como codicia, avaricia, doble animo, insensatez, palabras deshonestas, necedades, malicia, egoísmo, blasfemia, engaño, mentira, rebeldía y muchas más.
    3.            Debemos ser espirituales.

Como discípulos de Cristo debemos cambiar, no podemos, no debemos seguir siendo los mismos carnales que éramos cuando nos bautizamos, la palabra de Dios debe haber hecho mella en nosotros, a no ser que tengamos un corazón duro, un corazón de piedra.   Efesios 4:17-18 
Nuestro deber es despojarnos del viejo hombre lleno de vicios, de pecados, de un corazón duro. Efesios 4:22-23   

Conclusión:


Andemos en el espíritu y no le demos satisfacción a la carne. Gálatas 5:24-25  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada