Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

sábado, 23 de mayo de 2015

HÁGASE TODO DECENTEMENTE Y CON ORDEN II

Introducción:

Millones de personas en todo el mundo en este día se reúnen para “adorar” a Dios, con lo que ellos han establecido como adoración. En muchas religiones se canta a Dios con instrumentos musicales, se recogen ofrendas, diezmo, se hacen danza, obras teatrales, oraciones, etc. También los cristianos, cada domingo nos reunimos para adorar a Dios, le rendimos alabanzas, honor y honra. Lo que toda persona que quiere servir a Dios y adorarle, debe preguntarse es ¿cómo quiere Dios que le adoren? ¿Se complace Dios con cualquier adoración que los hombres le den? ¿Cuándo lo adoramos según su voluntad podemos hacerlo sin orden? Pablo corrigió a la iglesia en Corintos por su desorden, desorden al tomar la cena, desorden en el culto de adoración, etc. Y específicamente cuando la iglesia se reúne, les manda: 1 Corintios 14:40
  
1.  Dios de orden.

Cuando observamos la creación de Dios, lo primero que vemos es la belleza, la grandeza pero también el orden en toda la creación. Todo lo que Dios creó lleva un orden maravilloso, la tierra girando sobre sí misma y alrededor del sol, las estaciones, la lluvia, la sequía, como se reproduce las plantas, los animales,  todo lo que Dios creó funciona ordenadamente. Esto  nos enseña que Dios es totalmente ordenado, y lo que aprendemos de la biblia es que no le gusta el desorden ni en la iglesia, ni en la vida del cristiano. 1Corintios 14:33  La palabra confusión significa algarabía, desorden, trastorno, etc. y la palabra paz significa tranquilidad.

2.  Dios no se complace con cualquier adoración.

Muchas personas han querido adorar a Dios a su manera y no como Dios lo pide. Esta adoración no es aceptada por Dios. En la biblia vemos algunos ejemplos de personas que no les fue bien por rendir una adoración a Dios que Él no había pedido. Por ejemplo los hijos de Aarón, Nadab y Abiú que quisieron cambiar las instrucciones de Dios para adorarle con relación al incienso. Levítico 10:1-2 Ellos hicieron algo que Dios nunca les mando y murieron por ello.

Lo mismo dijo Jesucristo de los Judíos. Mateo 15:8-9  La adoración de de este pueblo era vana, inútil, porque habían establecido sus propios mandamientos, no los de Dios.

¿Cómo quiere Dios que le adoren?
El nuevo pacto nos enseña lo que Dios espera como adoración de su pueblo. La adoración a Dios no sólo tiene que ver con el culto del día domingo, tiene que ver con la manera como vivimos.

3.  Una vida ordenada y obediente a Dios.

Dios quiere obediencia y orden en la vida de su pueblo, el cristiano debe llevar una vida ejemplar y ordenada en el matrimonio, en la familia, en el trabajo, en los negocios, en la vecindad, en la manera de vestirse, en todo. Romanos 12:1  

4.  La iglesia debe reunirse el primer día de la semana.

Los cristianos se han reunido el día domingo desde hace casi 2000 años para rendirle adoración a Dios. El día domingo es conocido como el día del señor. Los cristianos del primer siglo se reunían el día domingo y así lo hacemos nosotros. Hechos 20:7 
Cuando no asistimos no cumplimos con la adoración establecido por Dios y pecamos. Hebreos 10:24-25    

5.  Las actividades que se realizan el día domingo debe ser dirigidas por varones.

Las cristianas no están autorizadas por Dios para dirigir, enseñar o hablar durante el culto de adoración. 1 Corintios 14:34  1Timoteo 2:11-14 

6.  La oración.
Dios quiere que oremos sin cesar y que oremos en todo tiempo en todo lugar y en el culto es muy importante la oración. Efesios 6:18  1 Timoteo 2:8 
La oración debe hacerse según la norma de Dios, uno sólo ora en voz alta y los demás siguen la oración con su mente y dicen amén al final de esta. NO deben orar varios en voz alta al mismo tiempo ni cada uno hacer oraciones por diferentes cosas. 1 Corintios 14:27-31  1 Corintios 14:15-16 

7.  La ofrenda.

El nuevo pacto no da mandamientos para recoger diezmos, Las instrucciones para los cristianos  es que den y recojan las ofrendas el día domingo, no hay autorización para recogerlas cualquier otro día. 1 Corintios 16:1-2    Debemos traer nuestra ofrenda ya preparada. Sacar cualquier cosa cuando se ofrenda, improvisadamente, ya es un pecado.

8.  Himnos y alabanzas.

La mayoría de las religiones utilizan instrumentos musicales para adorar y convierten el culto de adoración en un  espectáculo musical. Nada de eso es aprobado por Dios. Dios quiere que le cantemos con el mejor instrumento creado por Él mismo, nuestra voz. Los instrumentos eran usados en el antiguo pacto, pero en el nuevo pacto no hay autorización para el uso de instrumentos. Efesios 5:19

9.  La predicación o sermón.

Una de las razones por la cual nos reunimos es para ser edificados, para ser enseñados en la palabra, para tener conocimiento de la voluntad de Dios y crecer espiritualmente. 1 Corintios 14:26  Efesios 4:10-16 

10.              La cena del Señor.

En hechos leemos que la razón por la que se reunían los discípulos del primer siglo, era para el partimiento del pan, esto es el memorial. Hechos 20:7  Que evento tan importante, recordar el fundamento de nuestra fe, la muerte, sepultura y resurrección de Cristo. Lo más importante que ha acontecido en toda la historia. No sólo por mandamiento, sino por amor recordamos el sacrificio que hizo Jesús por nosotros.

11.              Todo debemos hacerlo decentemente y con orden.

La palabra decentemente significa con decoro, con dignidad y orden arreglo, armonía. Cuando estamos en el culto debemos evitar todo aquello que traiga tumulto, algarabía, desorden. No aplaudimos, no usamos instrumentos musicales, todos nos mantenemos sentados, las hermanas no hablan, los niños son educados y controlados para no formen desorden en la reunión, los varones se preparan para cumplir lo que Dios quiere, cuando uno habla todos los demás callan, por eso enseñamos la palabra y no damos testimonios personales, no comemos durante el culto, etc. Todo lo que se hace en el culto debe ser planificado, ordenado, armonioso y digno. Debemos considerarnos unos a otros, sabiendo que lo que uno hace incorrecto puede hacer tropezar a otro hermano.

Conclusión:


Cuando nos reunimos, debemos entender que debemos ir preparados para darle a Dios una adoración aceptable y para evitar provocar desorden por nuestras propias acciones. Debemos darle lo mejor a Dios y a nuestros hermanos. Mayor desorden hacemos cuando no asistimos y lo hacemos regularmente, no le damos a Dios ninguna adoración y cometemos todos los pecados por no hacer lo que Dios nos pide el día domingo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada